Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Puella Magi Madoka Magica 3: Preview lied, Mami died

Unlimited Gun Works

Lamento mucho mi reciente impuntualidad con las reseñas de Index y Kore wa Zombi, que intentaré subsanar cuanto antes, pero aunque suene a matraca, después de mucho martirio, este miércoles entrego impresa mi tesis y -como adivinarán- estos próximos tres días serán barbáricos. Hubiese comenzado por ponerme al día con otras series, pero Madoka exigía un post urgente, como en las buenas épocas de So.Ra.No.Wo.To o Angel Beats! para sembrar árboles epilépticos y multiplicar las teorías especulativas, pero también para desentrañar las estrategias de deconstrucción del género que aplica SHAFT desafiando o reescribiendo las convenciones y límites del mahou shoujo. Todos los reflectores se ciernen sobre el guionista Gen Urobuchi, quien no vacila en abrazar la controversia y arriesgarse a matar, decapitada y devorada por una bruja, al personaje más fascinante y polémico de estos tres primeros episodios. La temprana muerte de Mami Tomoe destruye el estereotipo de la magical girl invencible, que salva su vida por milímetros y derrota al monster of the week por efecto providencial de la Justicia. Desde luego, la muerte era una presencia ominosa en varios de los mejores antecedentes del género y cuando una chica mágica se enfrenta al villano de turno, arriesga su integridad, pero suele manipularse esa posibilidad para generar suspenso durante un combate aún cuando los formulismos impidan que alguien muera librando a la heroína al último segundo. La mayoría de casos, aunque reciba una paliza al inicio, la adolescente se levanta, continúa peleando y consigue imponerse porque su fuerza de voluntad incrementa sus energías. Se exhibe el dolor o la angustia, pero se silencia la muerte. De tanto evitarla, el espectador de mahou shoujo llega a creerla imposible. Sin embargo, en Puella Magi Madoka Magica, lo funesto adquiere una dimensión visible, trágica, injusta, hasta cierto punto sádica por cómo se ultima al primer personaje sexy, moe y badass de la década. Recordemos:

Repito: no experimentaba una mezcla de emociones semejante desde el sétimo capítulo de So.Ra.No.Wo.To o el décimo de Angel Beats! Ahora entramos al campo de terror absoluto del speculah: si tomando como referencia solamente los episodios anteriores, la especulación desmandada podía considerarse un exceso sin fundamento, ahora hay carta blanca para elucubrar porque la serie ha traspasado la barrera de lo impredecible. Comienzo recapitulando algunas hipótesis cuyas premisas pueden revisarse con mayor calma en Puella Magi Wiki (en efecto, ni siquiera llegamos a un tercio de temporada y abrieron una wiki en inglés, donde además se provee una traducción de las runas germánicas y las citas del Fausto de Goethe que aparecen en pantalla): en primer lugar, postulo la necesidad de descartar por completo que Mami sea malvada, tuviera malas intenciones con Madoka y Sayaka o actuase en complicidad con alguna fuerza maligna (Kyuubey, según la mayoría de sospechas). Ahora resulta poco convincente porque cuando el espectador accede al fuero interno, a los pensamientos y temores de cualquier personaje, accede también al máximo pico de conocimiento sobre su personalidad. Las acciones y palabras no bastan para definir a alguien, pues tal persona podría mentir, enmascararse y actuar de manera hipócrita, encubierta. Sin embargo, el monólogo interior de cualquier personaje es, por convención narrativa, 100% confiable, y según los estatutos de la ficción, cuando existe una incoherencia entre los pensamientos y los actos, los primeros tienen preponderancia sin discusión. Ocurre en paralelo otro fenómeno: cuando se revelan los recovecos de sus mentes, los personajes son humanizados, se sinceran, desnudan sus miedos, sus esperanzas, sus grandezas y pequeñeces. Una figura impenetrable siempre parecerá hierática, ceremonial, quizá misteriosa pero lejana. Mami se manifiesta como una chica insegura, que actúa con serenidad para esconder sus pánico a la soledad. A diferencia de Sayaka o Madoka, su pacto con Kyuubey ocurre durante una urgencia de vida o muerte. Mami desea sobrevivir, aunque ello implique atarse cual grillete la responsabilidad de combatir a las brujas. No: me niego a creer esa abstrusa teoría que la demoniza guiándose por su afilada rivalidad con Homura. Mami era una luchadora honesta y resulta chocante la clase de muerte que le depararon. En segundo lugar, sí consideraría prudente discutir sobre la naturaleza e intencionalidad de Kyuubey. En teoría, otro dispositivo narrativo propio del género (la mascota mágica parlante), un esquematismo que Kämpfer ya había parodiado, pero sin subvertir su funcionalidad. Deconstruir es distinto de ridiculizar, aunque en ocasiones ambos procesos coincidan. En concreto, aquello que define a estos adorables seres es justamente su condición de coadyuvantes, de aliados, de consejeros de la protagonista.

Varios indicios sindican a Kyuubey como sujeto de poca confianza, aunque ciertas actitudes o bien aligerarían su culpabilidad o contradirían estas suspicacias. La inmutabilidad de su rostro es aterradora. Siempre está sonriendo y mantiene la mirada fija. En ocasiones se realizan close-ups bastante enmarcados sobre su cara como si enfatizaran este carácter perverso cerniéndose desde las sombras sobre las inocentes chicas. Además, desconcierta su insistencia en enlistar a Sayaka y Madoka en su nómina de magical girls. Quienes extienden sus investigaciones hacia Goethe, recuerdan que Mefistófeles se acerca a Fausto asumiendo la forma de un inofensivo perrito. Después de la muerte de Mami, Kyuubey no manifiesta pesar ni desesperación e incluso urge de nuevo a Madoka y Sayaka que pidan un deseo. Tampoco expresa ningún sentimiento durante la última escena cuando las chicas lloran la partida de su compañera y mentora. Sin embargo, dudo que Kyuubey sea el Big Boss, ni siquiera creo que tenga poder de decisión. Prefiero imaginarlo como una suerte de marioneta, de sirviente artificial enviado por el verdadero villano. Carente de un alma real, ello justificaría que fuese monotemático (acerca de contratar más puellae magae) y fuese incapaz de manifestar otras emociones que aquellas programadas por default. Habrá quienes añadan a las acusaciones que Kyuubey no cumple su función de orientador, de asistente y solo parezca interesado en negociar los deseos. Sin embargo, este episodio decide quedarse con Sayaka mientras Madoka sale a buscar a Mami y aquellas sugerencias reiteradas por transformarlas en chicas mágicas serían un intento de ponerlas a salvo pues luchando como humanas corrientes no tendrían la mínima probabilidad de salvarse. En cualquier caso, la mera inserción de la ambigüedad en un género caracterizado por distinguir tajantemente el bien del mal acrecienta la curiosidad del público.

Dejando de lado las especulaciones o insistiendo con ellas: ¿qué rayos le ocurre a Junko, la madre de Madoka? ¿Acaso no se percata del triste espectáculo (por no mencionar el lamentable ejemplo) que brinda delante de su hija? Y agradezcamos que el menor no presenció la escena. No será la primera ni última chica que vea borracha a su madre, pero algo empezó a olerme raro cuando Madoka dice “¿Otra vez?” Del testimonio de la señora se desprende que estuvo bebiendo en casa de un compañero de trabajo (el calvo a quien dice odiar), un comportamiento desagradable para cualquier esposo. Que Aoki Ume diseñase los personajes genera también una suerte de conflicto (nada grave, sino bastante gracioso) para los fans de Hidamari Sketch. Me imagino a Junko como una Sae de treinta y pico años casada con un hombre hacendoso y hogareño que sustituyera su romance Class S con Hiro (¿la profesora Kazuko?) y por motivos inexplicables tuvo una hija idéntica a Yunocchi, aunque también valdría equipararla con Nazuna. Sayaka sería una versión más tomboyesca de Nori. A Mami le correspondería ser Miyako, pues ambas son rubias y comparten la misma seiyuu, pero aquí se agotan las coincidencias.

La disponibilidad del deseo de Madoka y la posibilidad de resucitar a Mami copan la discusión alrededor del futuro de las nuevas chicas mágicas, quienes recién se iniciarían como heroínas en el cuarto episodio. Quizá Sayaka sacrifique su oportunidad de sanar a Kamijou para traer de vuelta a Mami, a quien admira con incluso mayor entusiasmo que Madoka, pero entonces, si el estado de salud del muchacho es irreversible, este acto bienintencionado podría generarle una crisis emocional. Queda por responder si la Grief Seed del hospital fue originada por la depresión que sentía el joven violinista al verse postrado y privado de su afición. La otra opción es emplear el deseo libre de Madoka, pero entonces ocurriría lo mismo: algo malo podría sucederle a su familia, Junko podría ser absorbida por el stress de su trabajo y recibir un beso de bruja, y entonces resultaría imposible dar marcha atrás, retroceder en el tiempo y preservar su deseo. El ofrecimiento de Kyuubey es una pata de mono: en apariencia, una dicha caída del Cielo; después de concedido, una maldición. No vuelve rico ni poderoso ni atractivo a nadie: en cambio, está condicionada por la muerte. Mami lo emplea en estado de shock cuando pudo haber muerto como sus padres, Sayaka pretende utilizarlo para curar a un enfermo y tras la partida de Mami, todas las especulaciones giran en torno al arrepentimiento, al temor de elegir incorrectamente. Antes Mami había advertido a Sayaka la diferencia entre querer cumplir el deseo de otro y querer ser la persona que cumpla ese deseo. Es probable que aludiera al carácter escurridizo e insatisfactorio de estos “sueños” fácilmente hechos realidad, pues nunca se usan para ganar algo, sino para evitar perderlo. Con el perdón de los fans: pareciera que Shinbo y Urobuchi se burlasen del idealismo sentimental de otras mahou shoujo, como si usaran a Kobato para trapear el piso.

Puella Magi Madoka Magica es una serie moe, qué duda cabe: apela a ciertos arquetipos de personalidad (la onee-san con aire de oujo, la every-woman de clase media sin talentos, su mejor amiga tomboy, la profesora eterna adolescente, la tall-dark-and-bishoujo), todo empaquetado en el estilo de Ume-sensei, la autora de un clásico del moe-ness como Hidamari Sketch. Sin embargo, es también una serie oscura y extraña, que se resiste a amoldarse a los convencionalismos a pesar de jugar con sus reglas (hay transformaciones, poderes y objetos mágicos, rivalidades, etc.) Precipitar la acción condicionándola a un evento traumático solo acarreará una seguidilla de consecuencias conflictivas y, espero, ello intensifique el ritmo del relato generando más emociones. La actitud de Homura en la escena final, en lugar de convencer a Sayaka y Madoka de olvidarse del affaire puella magi y asumir que todo fue una pesadilla, las empuja, por venganza o porque creerán heredar la responsabilidad de Mami, a convertise en heroínas. Espero con ansias las escenas de acción de nuestra pelirrosada protagonista: no quiero imaginarme siquiera sus habilidades con una Soul Gem que, aseguran, será inconmensurablemente poderosa.

7 comentarios

  1. Juan Mario

    Las referencias fausticas en el segundo capitulo, es decir los murales con pasajes de Fausto, que para ser exactos son los que se dan poco antes que Fausto cierre su trato con Mefistofeles, unido a la falta de respuesta emocional, aparente insensibilidad ante la muerte de Mami, el posible oportunismo de Kyubey, como la negociacion que hizo com Mami, y sobre todo el principal paralelismo con la obra de Goethe, es decir la posibilidad de obtener un deseo a cambio de un enorme sacrificio, me hacen sospechar mucho de el, claro que dudo que las cosas sean tan simples y tal vez Kyubey en el fondo no es el monstruo que yo y muchos estamos sospechando? O tal vez si lo son, a veces el mejor engaño es el que se muestra obviamente…

    23 enero 2011 en 16:35

  2. cataliz

    No esperaba que sucediera eso, mucho menos con el Ed muy tetrico 😦

    24 enero 2011 en 07:20

  3. ¡Muy buen análisis! Hay algo muy siniestro en esa expresión estática, fría, esa sonrisa hueca de Kyuubey. No me gusta para nada. Podrán introducirle ambigüedad y todo lo que quieran pero, como dice el viejo dicho, “aquí hay gato encerrado”. Terrible, horrible final para la pobre Mami. Da una clara pauta de que en la serie podrían seguir pasando cosas muy inesperadas. Esto le da muchos puntos a favor.

    A propósito, los mundos de las brujas… Esos laberintos realmente tienen una estética muy a lo Yume Nikki (no sé si lo conocen, es un juego gratuito bastante oscuro, que podría traducirse literalmente como “Diario de los sueños”) y en esta serie la palabra “yume” se menciona mucho. Ni hablar del personaje principal, Madoka. Mado es ventana en japonés. El personaje principal de Yume Nikki se llama Madotsuki. Da para pensar. Eso y la estética de algunos de los bichos, una mezcla de Takashi Murakami, Max Ernst y las peores pesadillas que me gustó muchísimo.

    Bastante tétrico uno de los cuadros iniciales antes de que aparezca la bruja, donde se ve la caricatura de varios cuerpos crucificados y decapitados. ¡Ominoso!

    24 enero 2011 en 23:53

  4. Kenough

    No! No! No!, como pudieron hacerle esto a una de las joyas del elenco y encima de forma horrosa!. Encima ella estaba tan contenta con sus nuevas amigas, el ver su cuerpo retorciendose cuando ese monstruo le arrancaba la cabeza es horrible. Su hermoso rostro fue arrebatado y su precioso cuerpo fue devorado como si fuese carne cualquiera. Tristisimo final para la hermosa y excentrica Mami, que en paz descanse.
    Espero que una muerte macabra como esta no le ocurra a Homura

    25 enero 2011 en 01:35

  5. mijogo

    Estaba pensando en las repercusiones que tendra la muerte de Mami en Madoka, Madoka veia a Mami como un ejemplo, ella solo queria ser magical girl , para acompañarla pero todo eso se vino abajo, Madoka no tendria ningun motivo para seguir a excepto que pida lo que sugieres, pero no tendra la misma disposicion de antes, no veo que Madoka tenga las caracteristicas para esas batallas, como por mencionar a alguien Nanoha, tambien nos queda esta cruenta escena , esto me hace recordar otro anime para respaldar este analisis, Gurren Lagan, En ese anime el protagonista pierde la columna que mantenia su valor, con una muerte insospechada, el protagonista se sumio en un velo personal por esta perdida, despues de bastante tiempo , encuentra su propio valor para luchar por si mismo , Madoka encontrara esta fuerza.

    26 enero 2011 en 16:17

  6. Tomoya

    Fue un excelente episodio. Combinó muchísimas cosas!
    Lo de Mami resultó muy anunciado, incluso antes de que la mataran. A veces se utiliza mucho el hecho de subsanar algunas heridas sentimentales de la “víctima”, para que aparente ser incluso poco predecible. Pero lo fue.
    Lo que sí no me pareció predecible, fue el cómo… los de SHAFT se pasaron esta vez y si bien no mostraron nada directo, igual fue a sangre fría. Algo que nunca se vio en un Mahou Shoujo.

    Volver volverá, ahora el tema es el cómo…
    Hay muchas suposiciones que pueden ser coherentes como se va manejando la cosa. Por un lado, el deseo de Madoka y la “vía fácil”, por otro lado, puede ser probable que vuelva de forma no muy amigable que digamos.

    Vamos a ver cómo se desarrolla. Hasta el momento ha logrando deslumbrar en aspectos técnicos la serie, compensando muchos elementos muy usados en animes de la misma índole.

    Una muy linda serie, de las mejores que han salido en esta temporada, tranquilo.

    Saludos, jaa nee!

    26 enero 2011 en 17:05

  7. selhael

    Pensar que será la ultima vez que escuchare aquél « Tiro Finale » deja mi corazón constricto, ya no mas “Mami´s style” …supongo que si, sera duro y aplicará en la decisión de las niñas. Lo de Homura traspaso la sensatez? su mensaje luego de ultimar al enemigo común caló no a modo de esperanza si no de revancha el abanico crece no se desborda por el lado de lo antes expuesto …sin dudas a continuar con el siguiente capitulo.

    A propósito de la mascota mágica parlante, es tan mágica como insensible (puesto que se darán cuenta como no gestualiza al hablar) esta inexpresionalidad será una cararteristica que el autor utiliza como herramienta para dejar entrever algo, quizás mucho… A mi parecer sigue siendo aun temprano (por falta de pruebas fidedignas) para decir que es un demonio finiquitador de héroes (o para algunos una especie de mefistofeles..).

    6 abril 2011 en 15:16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s