Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Nazo no Kanojo X

Nazo no Kanojo X 10: La rival

La saliva del primer amor

La madurez emocional implica cierta cuota de renuncia, de imponer límites al impulso egoísta que estimula satisfacer los apetitos inmediatos. La mayoría de muchachos de preparatoria apenas alcanza a comprender la necesidad (mejor dicho, la conveniencia) moral de fijarse frenos, de rehuir al errático ímpetu animal disfrazado de tentaciones que claman por complacerse. Una mente todavía frágil, abrumada por la incertidumbre, la curiosidad, la duda, carece de suficiente fuerza de voluntad para oponerse al excitante torbellino de sensaciones, todas sugestivas y suculentas. Crecer implica aprender a valorar los compromisos y desechar los arrebatos pasajeros, pero un adolescente común todavía sostiene una batalla con sus inseguridades. Cuando la incitación a “pecar” viene acompañada de gratos recuerdos, la encrucijada se complica el doble, pues no existe huella más imborrable de nuestra pubertad que el primer enamoramiento. El dedo ensalivado de Hayakawa, ofreciéndose cual suntuoso manjar, representa, bajo el manto transparente y viscoso del fetiche, una provocación a revivir las ilusiones de tiempos nada lejanos, una invitación a consumar ese anhelo secreto que Tsubaki jamás logró complacer. Sin embargo, aceptar esa regresión significa ceder ante el fantasma del pasado, involucionar, traicionar al presente. Hayakawa introduce una nostalgia problemática, los contrastes del tiempo, la mutabilidad, las posibilidades perdidas, las suposiciones nunca comprobadas, el olvido, la fragilidad del sentimiento, todos factores asociados a la temporalidad.

(más…)


Nazo no Kanojo X 58: Los principios de Arquímedes

Una combinación poco recomendable

Después de experimentar varios meses con el modelo de arcos y oponentes, a modo de descanso, Riichi Ueshiba retomó la usual estructura episódica de Nazo No Kanojo X, consistente en narrar, en historias cortas, sencillas y cotidianas, la exploración, la curiosidad, el descubrimiento del placer y los sentimientos que experimentan sus protagonistas por medio de su extraño y envidiable vínculo somático. Aunque las críticas al esquema de cliffhangers (que cabría atribuirse a la excesiva duración del arco de Momoka) son comprensibles para un manga que se propone cómico antes que melodramático, el balance final es positivo pues mediante un giro enriquecedor, transfirió la responsabilidad narrativa al punto de vista de Mikoto Urabe, develando al público un amplio registro de actitudes y emociones, que humanizaron a la entonces inaccesible e intachable novia misteriosa. Enfrentarla a una contrincante no mermó su genialidad: la potenció al convertirla en heroína romántica sin perder su gesto cool de draconiana antisocial. La aparición, hace unos meses, de una tercera rival, vuelve a introducir la angustia y el desencuentro en nuestra peculiar pareja, y podría alcanzar un pico de tensión, si acaso lo fomentan la casualidad y los malentendidos… (más…)


Nazo no Kanojo X 54: Married with apron (El mejor antipirético)

Cuidado con la fibra que toques

Si acaso intentaba ganarse a pulso el galardón a mejor novia del manga, después de este capítulo, Mikoto Urabe debería hacerse acreedora inmediata del premio por demostrar su puntilloso conocimiento de las fantasías y fetiches masculinos y aplicarlos con rectitud para fines benévolos como prevenir un resfrío. La misteriosa chica X convirtió su saliva en un Panadol gracias al milagroso poder de un naked apron con calidad de waifu. Este nuevo capítulo retoma el estilo de viñetas episódicas donde los jóvenes enamorados exploran los límites de su sensualidad y descubren nuevos medios para comunicar su complicidad, un esquema que Ueshiba maneja con pericia, aunque ahora la inflexible Urabe delate los efectos de su incómoda experiencia con Momoka y permita escapársele un lado más blando, femenino y pudoroso. (más…)


Nazo no Kanojo X 53: El sabor misterioso del resfriado femenino

Babear de amor nunca fue tan hermoso

A 14:46 del viernes, hora de Japón, ha ocurrido un terremoto de 8.9 grados en el Océano Pacífico a 130 kilómetros de Sendai, al norte de la isla de Honshuu, que provocó, además, un tsunami de olas de hasta diez metros. Este movimiento sísmico, el sexto más intenso registrado en la historia, ha costado la vida de alrededor de 1000 personas (hasta el último reporte) y cuantiosos daños materiales. Desde este blog dedicado a una expresión de la cultura japonesa, manifestamos nuestra solidaridad con el pueblo nipón y le expresamos nuestros mejores deseos para recuperarse de esta catástrofe.

Hacía meses que no reseñaba los capítulos de Nazo no Kanojo X, pero nunca le perdí la pista como lector a nuestra adorable novia misteriosa Mikoto Urabe. (más…)


Nazo no Kanojo X 48: Ganó por puntos

Catfights. El Big Bang del Eterno Femenino

El arco de Momoka cierra con una victoria no tan demoledora de Mikoto, que también extrajo una lección del intercambio de roles y abandonó su habitual comportamiento oscuro y enigmático, para expresar sus sentimientos, perder la calma y exhibir su humanidad. Molestarse y reaccionar con una explosión de violencia es un mecanismo usual para liberar las pulsiones negativas derivadas del rechazo a una Realidad percibida como insatisfactoria. La desesperación exterioriza el temor a nuestra propia debilidad dejada al descubierto y Momoka simboliza, para Mikoto, la conjunción de sus flaquezas e inseguridades, aquello que creíamos imposible para la Novia Misteriosa.

(más…)


Nazo no Kanojo X 47: Contigo en la distancia

No hay bella melodía en que no surjas tú...

El arco de Momoka se acerca al desenlace luego de alcanzar su cúspide climática durante esa suerte de anagnórisis inconsciente que opera sobre el organismo de Tsubaki-kun cuando Urabe (trepada al escenario para suplantar a Imai Momoka) le dirige su habitual dedo índice como invitándole desde lejos su dosis diaria de babas. Este evento de sublimidad poética y sentimental que nadie sino Tsubaki podría comprender, repara de nuevo sobre la mecánica del romance somático que propone Nazo no Kanojo. Cual perro pavloviano, el nada misterioso novio reacciona al estímulo no salivando, sino sangrando, quizá porque su reciente abstinencia provoque esa explosión torrentosa de deseo.

(más…)