Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ben-to

Ben-to 9: La gran Kaichou

La fuerza más poderosa derrumba los mayores argumentos

El romance entre una fujoshi y una fangirl del yuri debería ser tan improbable como el cruce entre perros y gatos. Ambos grupos de aficionados comprenden y disfrutan las historias de romance entre personas del mismo género, pero unos rechazan lo que sus contrarios aprecian. Sin embargo, del mismo modo, ambos fandoms pueden unirse para enfrentar a un rival en común, obteniendo beneficios de esta alianza. La relación entre la fuyoshi Hana Oshiroi y la seitokaichou Ume Shiraume es, por un lado, ambigua. No dudamos de los sentimientos de Ume hacia la airhead, pero sí de la meganekko hacia la Dark Bishoujo, más aún cuando la chica de lentes se muestra abrumada por el contacto físico y no parece captar su verdadero significado, algo paradójico, pues una muchacha cuya mentalidad está plagada de dobles sentidos tendría que captar de inmediato esos sentimientos. (más…)


Ben-to 4: La prima del Lobo

Come. Canta. Ama

La Belleza del Lago debe ser la carta maestra de la serie, capaz de conquistar hombres, mujeres y bentos, para que su presentación venga acompañada de su propio opening donde se confirma su semejanza física con cierta idol rubia de la serie Idolm@ster, en particular, cuando hace alarde de su calidad vocal. En realidad, podía decirse que Ayame Shaga sería la idol Miki Hoshii transportada a alguna otra dimensión donde trocaría su fama en las plateas por su celebridad como loba de supermercado, y como buen animal salvaje, la chica desea pelear para invadir y conquistar el territorio ajeno emostrando su hegemonía como especie superior. (más…)


Ben-to 3: Lobos y perros de caza

¿Racismo in my Ben-to?

A pesar de que sean sus antecesores, algunos lobos fueron capturados por perros que, al convivir con seres humanos, habrían adquirido ventajas físicas y sociales para cazar en grupo de manera más efectiva. Parecería una pelea desigual: los lobos sabrían cómo defenderse al interior de sus jaurías, pero tratándose de un lobo solitario está demasiado libre a su suerte. De todas formas, cuando le falte la fuerza del equipo, compensará esa carencia con su ferocidad y mayores ímpetus de pelea. En los supermercados de Ben-to hay muchos animales luchando por el mismo alimento valiéndose de los recursos que disponen, algunos de formas más ingeniosas que otros, pero la elección de sus métodos dependerá del sabor de la victoria que desean disfrutar. (más…)


Ben-to 2: Lobos y jabalís

La comida siempre sabe mejor acompañados

Una filosofía difundida entre los atletas que se dedican a deportes de pelea es comportarse como leones dentro del ring, pero como corderos fuera del cuadrilátero. Ese espíritu de lucha necesita un espacio para canalizarse ante personas aptas para enfrentarse a estos desafíos, pues los luchadores profesionales también desean llevar vidas pacíficas y cómodas, porque vivir como un buscapleitos es elegir una existencia corta y fatigosa, en particular si no cuentan con el descanso y el debido entrenamiento requerido para que el cuerpo sobrelleve esas exigencias. Incluso para la lucha no profesional es común establecer reglas, que dictaminan cómo se pelea limpiamente, por motivos de honor o porque los participantes desean volver sanos a casa. Los peleadores de Ben-to tendrán razones parecidas para alejarse de la pelea callejera desenfrenada: hay un código de conducta que les permite regresar a competir al día siguiente y, en caso incurran en indisciplina, no podrán retornar. (más…)


Ben-To 1: Pelea alimenticia

Son tantos fetiches en esta captura...

Los alimentos motivan las luchas más frecuentes y cruentas de la naturaleza. Las especies compiten por limitados recursos en una competencia que deriva en resultados fatales: elegir entre el hambre o la satisfacción sabiendo que otros pelearán por la misma presa y la supuesta víctima tampoco les permitirá convertirse en su futuro almuerzo. Los seres humanos participaban de esa batalla por la supervivencia, pero pudieron sustraerse de ella, primeramente, gracias al desarrollo de la agricultura y la ganadería, que desplazaron a la caza como medio para conseguir alimento. Ben-to retorna a las raíces de la cadena alimenticia: varias personas se involucran en una disputa por saciar su necesidad más básica, aunque estas urgencias son apenas la punta del iceberg, pues siendo estos nutrientes tan fáciles de encontrar y adquirir en cualquier ciudad, sus habitantes no necesitarían enfrascarse en un combate si no tuvieran otra razón.

(más…)