Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ano Natsu De Matteru 11-12 (FINAL): Waiting For A Girl Like You

I want to know what love is

So long, i’ve been looking too hard, i’ve been waiting too long
sometimes i don’t know what i will find, i only know it’s a matter of
time
when you love someone, when you love someone
it feels so right, so warm and true, i need to know if you feel it too
maybe i’m wrong, won’t you tell me if i’m coming on too strong
this heart of mine has been hurt before, this time i wanna be sure

Enamorarse es de locos. El amor pone en peligro la integridad física y emocional, trastoca los sentidos, separa las amistades, nubla la razón y hace que perdamos el juicio. Por amor somos capaces de perpetrar las más grandes temeridades,  arriesgar la vida sin pensarlo, y transgredir las leyes que rigen la conducta. Todo, con tal de permanecer un minuto más con aquella persona a la que amas. El amor es ciego, no solo porque te enamores de quien menos piensas, sino que además estando enamorado no ves nada más aparte de su bello rostro. Cuando menos lo imaginas, estás escuchando la misma canción una y otra vez, estás mirando al vacío como un demente, estás pronunciando su nombre, estas derramando negras lágrimas. ¿Cómo se siente separarse del ser amado? ¿Cómo se siente luchar tenazmente por retenerla y no poder hacerlo? ¿Cuánto tiempo puedes conservar vivo ese amor? ¿Es posible amar a alguien a pesar de estar separados? Yo también quiero saber lo que es el verdadero amor.

Los últimos episodios de Ano Natsu De Matteru merecían reseñas individuales; la intensidad con la que se entregó el desenlace de esta obra fue apoteósica, ya que se juntó acción, drama, ciencia ficción y mucho romance de forma coherente y conmovedora. Siendo legales, ciertos aspectos quedaron envueltos en misterio; pero eso no desmereció el argumento principal centrado en la lucha de Ichika y Kaito por permanecer unidos ante la amenaza fantasma de la Federación Galáctica, que de amores no entiende. Antes de seguir con nuestra apología al amor eterno, es adecuado señalar aquellas falencias que pudieron desviar la atención hacia detalles superfluos, pero que a la larga no oscurecieron la bella exposición que hicieron los genios detrás de Onegai Teacher y Toradora! en el tema que mejor dominan: los desafíos de caer en el amor.

La aparición de Emika Takatsuki era de esperarse. En algún momento tenía que manifestarse un pariente o compatriota espacial de Ichika para desarrollar la trama sobre la preocupación de la pelirroja sobre su origen y la inviabilidad de la relación con su muchacho megane. Y al adentrarnos en el tema, vemos que la preocupación de la onee-san es sincera y real.  Así que las consecuencias del encuentro cercano del tercer tipo también deben ser reales. Pero hay cosas que no quedan claras. ¿Por qué en las Pléyades existen apellidos y nombres japoneses? ¿Y por qué hablan japonés? En realidad, hasta el concepto de “Federación” es ambiguo, ya que se plantea la existencia de inteligencia superior a la humana, la que supuestamente ha logrado establecer un orden espacial al que el hombre todavía no ha tenido ni el menor acercamiento, pero la que a la vez no funciona de manera “superior”, siendo muy similar a la terrestre (con el sistema de prohibiciones y juicios), restringiendo el contacto con seres de menor “rango”, lo que a la larga provoca la natural rebelión interna de aquellos que no se conforman con lo establecido. Una supuesta cultura avanzada que termina siendo tan racional como la nuestra, con conceptos idénticos con respecto a las familias y el amor. Dado que es preferible juzgar esta serie individualmente, lo apropiado es no establecer relaciones con su predecesora Onegai Teacher, ya que el plot es muy distinto y además le quitaría la emoción de descubrir todo a través de los ojos de los protagonistas, ignorantes del aludido pasado en el que se insinúa un nexo con la serie mencionada. Felizmente, esos cabos sueltos no se vuelven determinantes, ya que más que preguntarnos quién estableció el japonés como idioma oficial de la Federación o de quién es la voz escuchada en la laguna, la duda hasta el final fue si Takatsuki y Kirishima quedarían juntos.

Lo primero en lo que se piensa cuando se cierne una amenaza sobre nosotros es en la negación de los hechos. Un “no puede ser” o “no quiero” es lo natural en estos casos. Tanto Ichika como Kaito están conscientes de las implicancias de las palabras de Emika: una relación entre un ser humano y una alienígena no está permitida; por lo que Takatsuki deberá regresar a su hogar dejando a Kirishima atrás. Siendo Emika razonable y educada al explicar su posición se torna imposible rebatirla apelando al amor que ha florecido entre ambos jóvenes. Por su lado, Kaito intenta hacer lo que sea para convencer a Emika de llevarlo consigo, pero es inútil. A su vez, Ichika sufre porque no quiere irse, pero está resignada a no poder evitar el poder de la Federación que reclama su presencia en tierras “pleyanas”. Esta resignación contradictoria es la que saca de quicio a Kanna, la que sí tiene las cosas claras aunque no se trate de su situación. Tanigawa se vale de la retórica para confrontar a Takatsuki preguntándole “¿No hay nada que puedas hacer?” La interrogante no pide una respuesta razonable, guiada por la mente, sino una arrebatada, guiada por el corazón. Es por eso que Kanna reacciona con rabia al percibir la negatividad de Ichika, la que interpreta como burla de su sacrificio. Es fácil criticar la debilidad de una persona cuando se enfrenta a grandes retos porque no somos los que están siendo presionados; pero vemos en Kanna una vez más ese interés en el bienestar de sus amigos, ya que sabe por experiencia propia que separarse del ser amado es lo más doloroso que puede haber, y aceptar la derrota solo conducirá a arrepentimientos inútiles. ¿Cómo es posible pensar en la felicidad de otra persona sin envidiarla para uno mismo? Tanigawa no está siendo irrazonable al espetarle a Ichika su negativismo y falta de valor; sino que quiere provocar en ella la real manifestación del deseo que la motive a buscar alguna solución a su dilema sentimental. ¿Acaso la persona a la que ama no lo vale?

Una solución que a cualquiera se le ocurriría rápidamente sería huir, escapar de la justicia y sus incomprensibles reglas. Pero por más arrebatada o sentimental que sea una huida, no siempre termina siendo la mejor opción. Las historias de escapes amorosos suelen acabar en mayores separaciones y castigos, que a la larga condicionan para mal el futuro de una relación. Ambos jóvenes están conscientes de las consecuencias de sus actos y del daño que pueden ocasionarse uno al otro de actuar por impulso. Esta condición les hace difícil afrontar sus últimas horas juntos. Es fácil concluir que lo lógico es luchar por lo que consideras correcto, aun si todo el universo se pone en contra; pero afrontar las consecuencias es lo difícil. Y es allí donde el apoyo incondicional de los amigos se vuelve esencial. Si no fuera por la intromisión de Tetsuro, Mio, Kanna y Lemon, la pareja de enamorados no habría dado el paso decisivo de buscar soluciones. Dentro de sí, todos ellos asumieron la responsabilidad de sus actos, y arriesgaron su propia integridad en aras de ayudar a sus amigos. Hallarle una explicación a la participación de toda la patota en la huida de los tortolitos no es complicado, ya que todo joven desea tener la aventura de su vida, romper las reglas y luchar contra el orden establecido al menos una vez en su vida. Siendo esta una comedia, los trágicos sucesos casi nos dejan en shock al ver que realmente se está amenazando su vida con el escape.

El parecido con Toradora! no es tan evidente esta ocasión, pero sí se percibe cierta relación en la tónica del preludio al final, tratándose de añadir trepidante dramatismo previamente a la conclusión. Al igual que Kitamura, Minorin y Ami, todos los muchachos de esta serie demuestran hasta el final un tipo de amor distinto al romántico (é-ros) o al familiar (fi-lí-a); esto es, un amor ágape, la decisión de amar después de un juicio y asentimiento deliberado sobre la base de principios, el deber y la moral. Tomando en cuenta sólo los sucesos del final del episodio 11, se preparó el terreno para una conclusión emocionante. En palabras de Lemon, había que ‘dejarle el epílogo a Dios’.

You’re so good, when we make love it’s understood
It’s more than a touch or a word can say
Only in dreams could it be this way
When you love someone, yeah, really love someone

Now I know it’s right, from the moment I wake up till deep in the night
There’s nowhere on earth that I’d rather be than holding you tenderly

Pese a la inclusión de elementos de acción (como la presencia de los Transformers y los Men In Black), el epílogo que Dios quiso para esta serie estuvo centrado por completo en el romance. El momento en el que los enamorados quedaron solos y libres del acoso durante el viaje en tren fue una excelente forma de esperanzar al espectador con un final feliz, para hacer más intenso el desenlace real. Se invitó al público a meditar por un instante en las peripecias que conlleva enamorarse comparadas a la satisfacción de ser correspondido y sentirse amado. Aunque no fue su plan desde el principio, las decisiones que Ichika y Kaito tomaron (viajar por el espacio en búsqueda del lugar de sus sueños y filmar una película casera) desembocaron en el más intenso amorío presenciado en el anime, al menos en lo que va del año. El aficionado ha tenido la oportunidad de presenciar historias de amor de todo tipo, pero me arriesgo a aseverar que no ha habido otra tan tierna como la presenciada en esta ocasión. La conversación que sostiene la pareja es el epítome del romanticismo, hablando de sus serias intenciones, de las cosas que harían juntos, de cómo se desarrolló el amor entre ambos, del deseo de que ese hermoso verano no termine nunca. Es un amor idealizado pero a la vez realista, ya que están conscientes de que habrá dificultades en el largo camino juntos. El sincero deseo de no arrepentirse de nada los mueve no solo a desafiar la autoridad, sino a expresar sin reparos su puro amor, no solo con palabras, sino también con acciones. El abrazo de Ichika suplicando que la ame por siempre es conmovedor. A quien no le gustaría que su novia lo abrace tiernamente y le susurre palabras tan maravillosas como esas. Entender el objetivo de Kaito al preferir la filmación a cualquier otro pasatiempo subjetivamente nos da la idea del punto al que se nos quiere llevar, el cual es conservar, atesorar, los mejores momentos de nuestras vidas y convertirlos en bellos recuerdos imborrables, recuerdos que a su vez dejen rastro, un legado, un vestigio para la posteridad de algo que fue único en su tiempo, algo que merece recordarse: cada una de las vivencias del mejor verano de sus vidas.

El hecho de que todos sus esfuerzos no produzcan ni un ápice de resultados positivos termina siendo frustrante, pero pone de relieve la real intensidad del amor que ambos muchachos se profesan. El no encontrar los rastros esperados de contacto alienígeno previo es desalentador, pero no por eso Kaito pierde las fuerzas para seguir luchando por su amada, a pesar de la superioridad física y numérica de los atacantes. El hecho de que no se trate del egoísmo de Ichika que fuerza a todos a correr peligro, sino que voluntariamente todos y en especial Kaito desean que ella se quede le demuestran a la pelirroja que no hay nada de qué arrepentirse. Pese a las desgracias, enamorarse nunca tendrá nada de incorrecto si se trata de un amor sincero motivado por principios más que por pasión. Se confirman las palabras de Kirishima en el tren al decir que “mientras haya el sentimiento de amor, podremos superar cualquier cosa”. Cuando se consuma la separación, el llanto desconsolado de Ichika llega a conmover grandemente, contagiándonos de la total desesperación y desilusión de haber luchado hasta el límite y no haber conseguido nada; pero se deja una sensación de esperanza en su despedida, prometiéndole a su amado que lo esperará, y que su amor por él será eterno.

¿Qué queda después de que los seres queridos se han ido? La respuesta a esta pregunta se entrega como colofón de la serie mostrándonos que la vida ha cambiado indefectiblemente para el grupo de amigos después de la partida de su senpai; y poder ver el fruto de su trabajo veraniego pone en cierta duda la utilidad de los recuerdos para llenar el vacío que deja la ausente. Al contemplar la dichosa película, hasta para nosotros son inevitables las remembranzas de cada suceso vivido y presenciado. Cada fotograma está lleno de memorias, alegres y tristes, que han dejado una huella indeleble en cada corazón, y rememorar esos instantes es lacrimógeno para todos. Sentir la ausencia de alguien amado puede sumir en la más profunda depresión o convertirse en la razón por la cual vivir, teniendo como meta volver a encontrar a la persona perdida. El dicho de Kaito de que “la gente no muere, sigue viviendo en nuestros corazones” es algo que anteriormente he repetido muchas veces en son de broma; pero es verdad que mientras los recuerdos sigan en nuestra mente, esas personas que están lejos siempre estarán con nosotros. La esperanza es lo último que muere, y mientras haya esperanza se puede creer, y seguir creyendo, en el amor verdadero, en el amor que nos hizo creer una mujer del espacio.

Ano Natsu De Matteru fue de menos a más, con una propuesta sencilla pero solida, deslindándose de su predecesora notablemente por no recurrir al atractivo visual más que al emocional, llenando nuestras pantallas de mucho romance en una historia concisa y divertida. Una de las bases del éxito de esta serie fue la correcta elaboración de la personalidad de los protagonistas sobre una trama natural y fluida, al punto de que resulta sencillo identificarse con algunas de las experiencias vividas por ellos. Una vez más el anime nos invita a creer en que el amor existe, que es más que solo el contacto físico o la libidinosa exhibición del atractivo corporal, que es posible amar eternamente, que vale la pena esperar. Hasta el momento en que el verdadero amor llegue, esperaré en ese verano.

8 comentarios

  1. esta serie la recordare como una de los mejores exponentes del romanticismo, iniciando con lo que se podia describir como cliche, terminando como una obra original con algunos toques extras😄 pero si, muy buena serie de inicio a fin, ahora a esperar la version BD que de seguro traera un ova😄

    3 abril 2012 en 22:31

  2. ele-ene-ene

    Pueden asombrar los parecidos de los pleyadanos de la Federación Galáctica y los terrícolas, pero más asombrosas son las diferencias. Ichika y Emika guardan en su ADN un recuerdo de su antepasado que visitó la Tierra, o sea que su antepasado les heredó un carácter adquirido. Entre los terrícolas eso es imposible, la variabilidad de nuestros caracteres se produce al azar, y son seleccionados por el medio. Era obvio que las relaciones entre lamarckianos y darwinianos resultaran complicadas.

    Ano Natsu se relaciona un poco oblicuamente con la historia japonesa del Ogro Rojo que quería hacerse amigo de los niños de una aldea, y de su amigo el Ogro Azul, quien lo quería tanto que, para que los niños le perdieran el miedo al Ogro Rojo, fingió un ataque a la aldea para que su amigo apareciera ante los niños como un héroe salvador. Como resultado el Ogro Rojo consiguió la amistad de los niños, pero el Ogro azul se tuvo que marchar solo. Kanna quiere ser el Ogro Azul de Kaito, Tetsuro quiere ser el Ogro Azul de Kanna y Mío quiere ser el Ogro Azul de Tetsuro. Finalmente Mio, Tetsuro, Kanna y Lemon consiguieron ser los Ogros Azules de Kaito e Ichika, y aunque aparentemente se consiguió el objetivo de levantar la prohibición de la Federación Galáctica, el balance de la serie deja un resabio de tristeza por lo que pasaron Kanna, Tetsuro y Mío, como en el cuento de los ogros.

    4 abril 2012 en 17:24

  3. rolo2k

    Excelente reseña Bajammmin y un final realmente honroso y dramático, aunque agridulce, para una serie que en un principio no prometía mayor cosa, dadas sus similitudes con anteriores trabajos, pero que al final nos atrapó debido a su sencillez y a la calidez que nos transmitió y nos sorprendió, por encima del ornamento sci fi y sus referencias a transformers, MIB y Súper 8. En verdad ha sido un gusto haber seguido esta serie.

    Me pareció muy adecuada tu alusión a las canciones “Waiting for a girl like you” y “I want to know what love is” de Foreigner, dos temas ochenteros que encierran quizá muy acertadamente la escencia de la relación entre Ichika y Kaito, enmarcada de manera conmovedora en la escena de su breve viaje en tren, en la que ambos se comprometen a amarse por siempre.

    Si bien muchos fans creyeron escuchar la voz de Mizuho Kazami en la escena del lago, a estas alturas sería difícil y francamente irrelevante querer encontrar nexos entre Ano Natsu y Onegai Teacher, pese a que esta serie es intemporal en algunos aspectos (me gustaron algunos detalles retro como la escena en la que Tetsuro hace el papel de Ultraman); la esencia de todo gira en torno a las palabras de Kaito, que inician y cierran la historia, que desde un principio se planteó como una remembranza: “…Las personas continúan viviendo en nuestros recuerdos…”, lo cual explica, como lo ya lo mencionas, la razón de Kirishima por capturar todos los sucesos con su cámara, algo que comprendió perfectamente Lemon y es por ello que finalmente les obsequia la película antes de irse.

    Pese a que los últimos capítulos se centran principalmente en la conclusión de la cruzada de los dos enamorados por seguir juntos por encima de todo, con los resultados que ya conocemos, más los esfuerzos de Lemon y los MIB por superar las restricciones de la federación galáctica (con la ayuda de rinon el teletubbie) coincido con LLN que la historia quedó en deuda con Kanna, Tetsuro y Mio (los tres ogros azules a que hace alusión, muy buena por cierto), quienes más que personajes de soporte, terminaron siendo igualmente principales; sobre todo considerando que muchos quedamos pendientes del desarrollo de la relación Mio-Tetsuro.

    Tal como cierra Lemon al decir que “el epílogo le corresponde a Dios”, la última escena resulta prometedora y en verdad motivadora a todos aquellos que buscan el amor verdadero, sin importar las dificultades, los riesgos o las amarguras que esto conlleve, nos transmite la certeza de que aún en estos tiempos tan convulsionados y relativizados, aún podemos esperar y creen con todo nuestro corazón que el verdadero amor es eterno.

    5 abril 2012 en 08:33

  4. Acabo de terminar Ano Narsu y debo decir que el final no pude disfrutarlo como debería por su parecido a Toradora! y a Clannad… francamente, no pude tomarmelo enserio cuando salieron MIB y demás.

    Por otro lado, me agradó grandemente que la relación de Tesuro y Mio opacará la de Ichika y kaito en varios momentos.

    De todas las series que conozco de este grupo diría que Ano Natsu esta por debajo de Toradora! y Ano Hana, pero encima e To Aru, menos Railgun.

    Las coincidencias en algunos puntos con el reencuentro de Riuji y Taiga le quitó muchos puntos.

    5 abril 2012 en 15:38

  5. Orinson Hurtado

    No puedo hacer un analisis tan sesudo como muchos de ustedes lo hacen, pero en palabras sencillas me gusta mucho la idea de luchar por “tu amor verdadero” contra todo impedimento para éste y el tener guardadas tus más grandes recuerdosen tu corazón (en éste caso con la ayuda de una Super-8) es algo genial. Me gusto mucho y no me importa si se parece o no a Toradora, Onegai Teacher, etc. tiene lo suyo propio.

    11 abril 2012 en 12:10

  6. enrique

    Jaja una análisis así de extenso,es como hacer uno de akane-iro o mayoi neko,este anime fue bueno pero bastante simple,cliché hasta en el diseñador de los personajes,onegai teacher le da 2 vueltas a este.

    26 abril 2012 en 17:11

    • Gracias por tu comentario. Debo decirte que no he visto Akane-iro Ni Somaru Saka ni Mayoi Neko Overrun, dado que no coinciden con mis preferencias. Tienes razón al decir que Ano Natsu fue bastante cliché, cosa que por un lado los fans de Onegai esperaban con ansias; pero por otro lado me pareció formidable que elaboraran una trama sólida al grado de salirse de esos clichés, aunque sea por momentos. No dejó el enamoramiento a la obligación, sino a la naturalidad; reveló la intensidad de sufrir un amor no correspondido; y mostró la lealtad entre verdaderos amigos. Personalmente, me encantó.

      27 abril 2012 en 11:56

  7. kuyabro20

    termine de ver Ano Natsu De Materru hace al menos 4 dias y saque mis propias conclusiones pero al revisar las reseñas y leer los comentarios observe que cosas que pase por alto y que repasando los capitulos pude constatar y valor de nuevas formas la serie, gracias por hacer reseñas y a todos por unos comentarios que ayudan a ampliar el punto de vista.
    Esta serie es de las pocas que puedo decir que se agrega entre mis favoritas del genero romantico por cierto es bastante “casual” por asi decirlo el cameo que se hace a otras series, como Toradora!, H.O.T.D, Onegai Teacher entre otras

    26 abril 2012 en 22:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s