Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Girl Friends

Girl Friends 32: Tu oficio no me gusta, matatiru tirulá

Akko no pudo encontrar mejores consejeras

Descubrir su vocación puede causarle a Akko su primera disputa de pareja con Mari. Pasado el susto, los celos, la indecisión, ahora los estudios superiores se ciernen cual amenaza sobre su relación. La ilusión de asistir juntas a la Universidad se desvanece mientras Akko comienza a percibir una incómoda oposición por parte de Mari. El desencuentro comunicativo, ese tópico del melodrama yuri, vuelve a complicar la trama con su original combinación de angustia y comicidad abriendo paso a -¿quizás?- el último arco del manga.

(más…)


Girl Friends 31 + link (en español): Dos bokes

Bingo, Akko

Link de descarga para saciar su sed de humor yuri: Capítulo 31.

(más…)


Girl Friends 30 -en español-: Puede haber amor sin celos, pero no sin temores.

Es seguro que son celos...

Link para la descarga directa: Capítulo 30

Nada mejor que celos lésbicos para encender de nuevo la intriga de este simpático romance entre amigas, que después de un episodio narrado desde la perspectiva preferencial de Mari, ahora redistribuye su focalización de acuerdo a quien experimenta las sensaciones extremas. Al comienzo, la responsabilidad narrativa recae, de nuevo, sobre la conciencia enternecida de Mari que continúa derritiéndose cual marshmellow por la dulce Navidad que compartió con Akko y sigue reflexionando, ahora más sosegada, acerca de su nueva condición de pareja. No obstante, su inocencia puede jugarle malas pasadas y durante su reencuentro con Mayu-chan, casi desliza información demasiado confidencial y los nervios pudieron traicionarla olvidando que ahora se encuentra, aunque furtivamente, en una posición marginal respecto de la sociedad y aunque no proclame su opción sexual, tampoco ignora que tarde o temprano deberá cruzar la línea y develar el secreto. Aunque Girl Friends es divertidísima gracias a su ligereza y la facilidad con que propenden sus personajes al humor, se plantea o sugiere una situación grave: en Mari no quepan dudas acerca de sentirse enamorada y se permite jugar temerariamente a sincerarse a medias con Mayu-chan aunque oculte su verdadera sexualidad. Aunque después de consumir tanto yuri expreso o sugerido en mangas y animé, lleguemos a creer por equivocación que Japón es un país open-minded, donde el lesbianismo es un asunto cotidiano y matutino que no genera escándalos, la verdad es desoladoramente opuesta y quizá esta tradicional represión vigente en la sociedad nipona hacia todo tipo de sexualidad alternativa contribuya al atractivo del yuri. Muchos impugnarán esta afirmación mencionando las clásicas amistades románticas que muchas mujeres japonesas comparten durante su adolescencia, en particular, sus años escolares, un sentimiento de mutua admiración y dependencia emotiva caracterizada por la sublimación del deseo, la idealización y cierta dosis de platonismo for dummies. Esta clase de relaciones privilegian la pureza y suelen, por convención, acabar cuando las implicadas llegan a la adultez, en edad casadera. El caso de Akko y Mari es distinto: pasaron de mejores amigas a “girlfriends” en el sentido estricto. Además, ambas habitan en una sociedad diferente, de consumo, en contacto con una multiplicidad de estímulos visuales e informativos que han ayudado a liberar el campo de la sexualidad femenina (recordemos que Akko casi tuvo una experiencia heterosexual en el pasado) y juzgando sus propias palabras, el compromiso pretende trascender el campo limitado de la emotividad (entiéndase, la preocupación de Akko por “aquel momento” y esas “ciertas cosas”). La intervención de Mayu-chan torna pertinente la frase cervantina que escogí como título para esta reseña: después de Navidad, la relación de nuestras protagonistas pintaba demasiado lovey-dovey y obviaba sus posibles fragilidades. Akko no siente celos, pues esto implicaría un sentimiento desbordado de posesividad y miedo al desplazamiento. En realidad, existe un temor respecto de aquello que confiere excepcionalidad a su relación. La única diferencia entre ella y Mayu-chan son los besos, pero este tipo de contacto pierde sentido cuando Sugi-san y Tamamin demuestran que cualquiera puede besarse siendo solo amigas. La respuesta a la inquietud de Akko no reside en apartar a Mari de Mayu-chan (que sería la reacción de una celosa), sino en decidirse a franquear con su novia la última frontera, “ciertas cosas” que algunos llaman la “prueba de amor”.

(más…)


Girl Friends 29 (en español)

Diet Warriors

En efecto, Serious Moe Business tiene el agrado de presentar este “experimento”: una versión en español del episodio 29 de Girl Friends, el exitoso manga yuri de Milk Morinaga que solemos bloggear. Lo hago para contribuir a la difusión de este título y para mejorar mi manejo de herramientas de edición. Por favor, consideren los siguientes puntos antes de comentar:
1. No soy traductor: no leo japonés y las pocas palabras que conozco se las debo al anime, los restaurantes y un curso de Cultura Oriental de mis épocas de pregrado. Por tanto, en lugar de “traducción”, prefiero usar el término “versión”.
2. He utilizado como base la traducción de Ris para Makimaki Scanlations. Sin embargo, tampoco soy tan ingenuo como para realizar un cómodo traslado palabra por palabra como suelen algunos fansubbers. Mi regla de trabajo primordial fue reproducir el sentido, es decir, las expresiones equivalentes en su orden natural y obedeciendo la gramática del español.
3. Cualquier sugerencia de corrección es bienvenida, pero la continuidad del proyecto dependerá de la aceptación del público.
4. Este material es libre de distribuirse por internet sin necesidad de contar con permiso expreso de Serious Moe Business (aunque mi ego les agradecería si lo hicieran). Pueden citar el link cuando y donde lo deseen (foros, otros blogs, redes sociales, sitios de lectura de manga tipo mangafox, etc) siempre que cumplan las siguientes condiciones: a). gratuidad; y b). mencionar a la autora, al traductor original y al versionista en español. Estos puntos son válidos para las próximas entregas, en caso las haya.
5. AkkoxMari rulez.

Link de descarga:
Girl Friends 29


Girl Friends 29: All the things she said

Running through my head, running through my head

Después de una larga e inusual espera, Makiamaki Scanlations lanzó una versión preliminar de su traducción del capítulo 29 de Girl Friends. Su principal impedimento para presentar una edición definitiva es la carencia de RAWs de calidad superior. Solo la generosidad de un forero permitió acceder a unos scans de baja definición, hechos en casa con todos los defectos achacables a un completo neófito. Gracias a este aporte, los acérrimos fanáticos del yuri gozamos del ansiado y postergado bes0 entre Mari y Akko al regreso del viaje escolar, la escena “faltante” que reclamábamos desde noviembre y usted podrá disfrutar a continuación, al interior de este post… (Este blog no se responsabiliza si acaba revolcándose como Akko en la imagen de arriba)

If I'm asking for help it's only because being with you has opened my eyes

(más…)


Girl Friends 28: Sugi x Tamamin

Satoko Sugimiya (alias Sugi-san): playgirl fashion

En noviembre, Girl Friends alcanzó su pico climático cuando Mari aceptó la confesión amorosa de Akko y su atrevida propuesta de iniciar una relación sentimental largamente esperada por los lectores de Milk Morinaga. Sin embargo, habiendo satisfecho la gran expectativa argumental, la autora se enfrentaba al desafío de plantear una nueva trama, un conflicto distinto pues el primero (la unión emocional de las amantes) ya había sido resuelto. Caracterizado por su correcto manejo de la perspectiva narrativa, podríamos preguntarnos quién cargaría ahora con la responsabilidad psicológica. Yo planteé otra opción: que Morinaga postergase todas estas expectativas hasta la edición de enero y cubriese diciembre con un capítulo de relleno a modo de merecido descanso después de trece episodios incansables de angustias, sobresaltos y ambigüedades que soportamos junto a Akko hasta que Mari renunciara a su pudor. Un filler clásico, desarrollando a algún personaje secundario vendría excelente para relajar el ritmo del relato y darle tiempo a la mangaka para planificar el nuevo hilo argumental. Y así ocurrió. No obstante, para quienes conocemos Girl Friends de pies a cabeza (y conocemos a su fanaticada que suele debatir en la página web de Maki Maki Scanlations), un capítulo dedicado a la sensual y aparentemente materialista y hedonista Sugi era suficiente para complacernos. Sumémosle la temática del chikan (acosador en los trenes), un primer amor desmitificado y una sugestiva alusión yuri (dedicada a los shippers de Sugi x Tamamin), batámoslo, échenle sal y pimienta y servicio completo para los fans sin renunciar a las premisas básicas de Girl Friends: romance, humor y moda. Comic High!, la revista donde se publica mensualmente este serial, se define como un magazine de manga femenino para chicos y chicas (“Girlish comics for boys and girls”). ¿Bastará si menciono nombres como Fujioshi Rumi, Kodomo no Jikan, Umi Monogatari o Hitohira para darles una referencia? Autores como Morinaga están atrayendo a los lectores masculinos a un género de oujo-samas y onee-samas como el yuri. Créanme: algo extraño ocurre si estoy enviciado por un manga donde se habla de mascarilla, perfumes, laciados y Sugi-san tiene cinco novios, todos conscientes de la existencia de los otros cuatro. ¡Gloria al matriarcado poligámico!

(más…)