Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Higashi no Eden Paradise Lost: No missile, no glory

Paradise Lost

El entorno de WordPress me resulta algo extraño, pero se supone que, si no empiezo por intentar acostumbrarme, nunca terminaré de hacerlo. Mi nombre debe permanecer en el misterio, aunque no hay duda que con un par de clics —a lo mucho tres—, darán con mi identidad real; sin embargo, voy a escribir en SMB bajo el nickname “Drache”, el cual ni tiene que ver con dragones —los resultados que arroja google/images son curiosos, sí—, ni se lee como se escribe —de hecho, yo no tengo idea de cómo se pronuncia—. Entonces, antes de tipear el primer punto aparte de la entrada, me gustaría ordenar un poco mis ideas. O quizá no. Llámenme Drache, que a partir de hoy seré un colaborador más de SMB. Y sean felices.

Dejando de lado lo problemático que es esto de las presentaciones —si les dijera que me ha tomado más de una semana el pensar en cómo hacerlo—, que al final ni salen como uno las planea —de hecho, estoy escribiendo espontáneamente justo ahora—, ni resultan tan melodramáticas como dentro de mi propia cabeza —lalala, falta la musiquita interior—, me centraré en el tema que hoy me ha llevado a picarle a la opción “Add New Post” del weblog. ¿Han visto ya la segunda película de Higashi no Eden? Porque yo sí.

La historia del juego con los móviles cargados de dinero se transmitió durante la temporada Spring 2009. Empezó con una Saki que conocía a un Akira desnudo y sin memoria, y a quien terminaría siguiendo en busca de su pasaporte, el cual había olvidado en el bolsillo del abrigo que le regaló al desmemoriado para que pueda ocultar así partes que normalmente uno oculta con unos pantalones. Desde ese punto, el universo en el que se desarrollaría la trama empieza a cobrar forma. Un ataque con misiles en contra de Japón sin alguna víctima humana denominado “El Lunes Descuidado”; además, un celular cargado con ya no recuerdo cuántos millones de yenes —10000 millones— conectado a una operadora cuya voz llegué a adorar llamada Juiz; un juego con el fin de mejorar un país; una serie de interrogantes relacionados con el pasado de Takizawa; muchísimos NEET —muchos, rly—; conspiraciones; y más misiles. Aparte de un opening bastante genial, Falling Down de Oasis, cuya animación amé.

De hecho, no han sido dos, sino tres películas las que ha tenido Higashi no Eden. La primera —Air Communication—, o número cero, fue un resumen de la serie, bastante útil si se tiene en cuenta que pasaron algunos meses entre el fin de la animación y la secuela The King of Eden. Tanto los primeros once capítulos del anime, que terminan con un bonito despliegue de misiles; como la primera continuación, que acaba con más misiles —con la diferencia de que esta vez el objetivo es Juiz—; dejan muchísimas preguntas al final. Es como si ambas partes de la historia dejaran claro que no acaba ahí, que necesariamente tiene que haber algo más. Personalmente, yo esperaba que la película número uno me despejara algunas dudas que tenía sobre la identidad de los selecaos —cosa que hizo a medias—, y que me dejara claro, si bien no el final, al menos hacia dónde se dirigía todo. Yo terminé igual de perdido, sin saber en qué apoyarme para predecir un probable end de manera más o menos consistente.

Tras quedarme sin ideas debido al primer filme, lo único que restaba en mi cerebro eran incertidumbres. Pasado cierto tiempo, decidí no hacer más conjeturas y tan sólo esperar a que Production I.G. me diera lo que esperaba, Higashi no Eden Paradise Lost.

El relato empieza con una escena onírica o surrealista situada en el avión que en esos momentos transportaba a Saki y a Takizawa-kun, esto es, justo donde acabó la peli anterior, luego del ataque con misiles a uno de los camiones-juiz. Mientras que los selecao sobrevivientes continúan haciendo sus movimientos sin una meta sugerente —como siempre—, Akira tiene que solucionar todo el lío que supone haberse declarado rey, hijo ilegítimo del primer ministro y, de yapa, terrorista relacionado con “El Lunes Descuidado”. Para conseguir esto, la pareja se separa, mientras que The King se apoya en un NEET para huir de una inmediata intervención —los esperaban al bajar del avión—; la chica sale en busca de la madre de su compañero. Acompañada de Osugi, conocen a la madre de Takizawa, quien de alguna manera reconoce que lo es, aunque dejando claro que no se quedaría a buscarle. La asociación Higashi no Eden también está en crisis, perseguidos, desterrados de su base inicial por su conexión con los ataques contra Japón, deciden hacer uso de un sistema de telefonía IP, Air Ship, para mantenerse en contacto sin ser monitoreados.

Akira llega hasta donde se encuentran los juiz-tráilers. Justo en ese momento, el selecao uno decide poner en movimiento el suyo a través de una petición, mientras que Takizawa carga con el propio siguiéndole la pista. Todo esto, para mantenerse a salvo de algún otro posible ataque con misiles —tendencias que provocan traumas, definitivamente—. Haruo Pantsu siguen siendo perseguidos, pero logran huir haciendo uso de un túnel convenientemente situado debajo de ellos. La explicación de esto también aclara el por qué fueron tan prontamente sentenciados como personas malintencionadas, debiéndose entonces a que las instalaciones que solían usar también fueron, en el pasado, utilizadas por una entidad revolucionaria. A continuación, Akira, aprovechando que el conductor del camión-uno estaba en descanso y que recientemente había sido alcanzado por Hirasawa, Micchon —Miiittaaan— y Onee, les pide ayuda para trasladar ambos tráilers hacia su siguiente destino: la casa de la esposa del primer ministro.

Todavía no me explico cómo rayos hicieron para entrar con dos vehículos tan increíblemente grandes a un lugar que se supone debería ser bastante seguro, pero ésa es la magia de la película. Akira entra en contacto con la señora de la casa, quien contaba con toda esa actitud de dama respetable, política y de mente bastante parametrada en función a sus principios. Tras una conversación-regaño que incluye un sobre con la prueba de ADN, el cual no se abriría hasta el final, son interrumpidos por la llegada de Mononobe. Hay que señalar que debido al pasado de la madre de Takizawa con el primer ministro —una foto de él con ella embarazada cuando eran bastante más jóvenes se muestra en la visita de Saki— todo parecía indicar que, de hecho, el selecao nueve sí era en realidad hijo del mandatario. La conversación entre ambos participantes del juego de Mr. Outside —quien en esos momentos se encontraba junto a Hirasawa—, expone los objetivos de Mononobe-san, objetivos que Akira llega a comprender y, de hecho, a admitir que el título de primer ministro le sentaría mejor a su adversario que a él mismo. Sin embargo —porque siempre hay un pero—, los ideales de Daijou tienen una grave falla: omitir los sueños de las personas como individuos, algo bastante común en mentes del tipo ejecutivo, pero que llega a ser suficiente motivo como para que el camino hacia el final de la animación empiece.

Una penúltima petición es hecha a Juiz: hacer uso del sistema Air Ship para realizar una transmisión a nivel nacional. En ella, Akira se declara culpable de los eventos terroristas, rechaza la idea de ser hijo del primer ministro y, tras disculparse por ello, amenaza con llevarse consigo a más de 20000 jóvenes tal y como hizo la primera vez —visto en la serie—; para evitar esto, exhorta a los un poco más que adultos —cincuentones les llama él— a que se deshagan de sus bienes actuales, todo esto para así formar un lugar mejor, un país mejor, un paraíso —esto, con sus palabras—. Para terminar, solicita realizar una transferencia con valor de un yen para cada persona conectada a la transmisión. Sucedido este hecho, Mr. Outside declara finalizado el juego señalando a todos los selecaos sobrevivientes como ganadores y, dándoles como premio, sólo tras hacerles una llamada, el inolvidable tono de borrado de memoria, siendo Akira el único a quien no le afecta. A continuación, Takizawa se reune con Mittan y los demás, abre el sobre con los resultados del DNA profiling, el cual arroja un negativo; es cuando, después de agradecer a los miembros de Higashi no Eden por su apoyo, se despide de Saki, quien, insatisfecha con la despedida verbal, le roba un beso obligándole a prometer que se volverán a ver. La historia termina con Mononobe teniendo un encuentro con el selecao número diez que termina con la muerte de ambos; y, luego, con una conclusión de Saki con voz en off en la que detalla la situación de los NEET en el centro comercial que dejó Akira, así como también lo que fue de la petición a los viejos de cincuenta. Saki menciona que hasta ese momento, es decir en el presente, no se sabía nada de Takizawa-kun.

Luego del ending hay una escena más. Akira se encuentra con Outside en el taxi en el que se conocieron —porque tiene que ser el mismo, ¿verdad?— y luego de pegarle con su zapato en la cabeza por haberle hecho todo lo que le hizo pasar, le dice que tiene un montón de preguntas que hacerle. Y, en serio, cómo funcionaba el sistema Juiz, cómo desarrolló el sistema de móviles, cómo estaba todo resuelto para que las órdenes se pudiesen cumplir tan eficiente y eficazmente. Para cerrar la película, Saki manifiesta la siguiente frase: “Ésta fue la historia de los únicos once días que Takizawa-kun y yo pasamos juntos”.

Higashi no Eden siempre estuvo un paso adelante de mi capacidad para predecir un final. Esto se debe, o bien a que la serie en sí es bastante original teniendo a su naturaleza impredecible como prueba, o a que simplemente me la pasé esperando algún desenlace asombroso que nunca terminó por suceder. Siento que el corazón de la historia daba para más, puedo plantear cincuenta universos what if con las mismas bases. Sin embargo, a pesar de que ese suceso increíble nunca se llegó a concretar, tengo que agradecer a Production I.G. por haberme dado una serie que, si bien no colocaría en mi top5, ha cumplido con entretenerme y facilitarme la cuota justa de intriga y suspenso cada vez que un selecao realizaba un movimiento incomprensible. Conspiraciones, Juiz y despliegue de misiles FTW.

5 comentarios

  1. Debo decir que esta peli me dio mejor impresion que las de Haruhi, y esta peli me sabe a una caminata que va de alegre a melancolica en un dia fria, o sea, me tiene un tono muy sentimental.

    2 octubre 2010 en 00:17

  2. Dodo

    Esta serie y sus peliculas me parecieron de una incrible originalidad en el argumento y una muy buena calidad en la animación, sin duda fueron muy interesantes y con un estilo de suspenso muy cinematografico, sin embargo al quedar tantas dudas al final me quede con la impresión de que es bastante compleja (mas alla del mensaje social) como para que se pudiera entender por completo.

    2 octubre 2010 en 04:56

  3. Kixfi

    Concuerdo con lo anterior, para mi gusto excelente serie, pero quizá poco comprensible por su profundidad social, política y humana. Aún así se lleva las palmas sin duda alguna. Ahora bien dejando a un lado mi parte objetiva, le doy paso a lo sentimental y debo decir que en verdad me dolió al alma que al final los protagonistas no se volvieran a ver. ¿Eso quiere decir que el amor Akira x Saki ahí quedó, en esa triste y vaga promesa de volverse a ver? Realmente esperaba más respuestas por parte de, pues todo realmente, y algo claro respecto a esos dos. Se que han pasado ya dos años, pero aún guardo la esperanza de una OVA o algo.

    16 septiembre 2012 en 22:20

  4. BUUUU yo quiero un final digno para esa pareja.., vaya trolleo me han dado los creadores D8

    15 agosto 2013 en 18:44

  5. matos

    Pues 5 años y no sacan nada, simplemente quedo ahi. Que triste, esperarse otro final para los dos. Pero buen anime la verdad!

    17 julio 2015 en 20:28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s