Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Saimoe 2013. Repechaje – Jornada 11: Perros y gatos

Azu-wan

Después de tres años de la coronación de Azu-nyan I, otra Azusa recupera el boleto válido para permanecer en la ruta al título de campeona. La rubia de Henneko ganó su bloque de eliminatorias, deslumbró durante el torneo principal y disputó la final de grupo ante la subcampeona de 2011, Kyouko Sakura: no logró ratificar sus credenciales porque el nivel de PMMM se encuentra por encima del resto de facciones, pero ganó una plaza preferencial en el sorteo del repechaje y le bastó con aguardar a su contrincante, Chiho Sasaki, otra heroína secundaria en busca de protagonismo. Aunque, al principio, el duelo se mostró reñido, desde la tarde, la balanza se inclinó a favor de la candidata de Hentai Ouji. Durante el arranque, ocurrió un hecho infrecuente en esta etapa de repechaje: Chiho-chan ganó la primera hora, un indicio de triunfo seguro. La última superviviente de Hataraku Maou-sama! partía con ventaja, incluso en términos estadísticos. Sin embargo, la diferencia entre ambas oponentes era demasiado corta para sostenerse durante veintidós horas. Azusa ejecutó un veloz y mortífero contragolpe. Chiho desaceleró, su ímpetu se agotó en pocos minutos y, cuando promediaba la madrugada, los últimos noctámbulos japoneses le permitieron forzar el empate. La compañera del rey demonio intentó reaccionar y, por breves momentos, recobró el control del duelo, pero apenas rompió el alba, los electores matutinos, al mejor estilo de MsAT, sentenciaron el triunfo de Azusa. Ese momento fatídico cambió el rumbo de un duelo hasta entonces parejo. Chiho no lograría recobrarse del tremendo golpe que asestó su contrincante, un mazazo tan predecible como sorpresivo, aunque suene contradictorio: se esperaba que, tarde o temprano, alguna concursante se adelantara y declarase clausurado el match. Este Saimoe degradado admite poco debate: las triunfadoras arrollan, las perdedoras dan lástima, no existen puntos intermedios. Si bien aguardábamos un escenario similar, ese volteretazo alrededor de 07:00 JST cogió de improviso incluso a los partidarios de Henneko. Pocos sucesos memorables en este certamen se escribieron al amanecer.

Varias horas de puntuación en cero dañaron a Chiho: la irregularidad es un pecado mortal en certámenes con baja participación, donde cada voto separa la clasificación de la eliminación. Ambas series, adaptaciones de sendas light novels, destacaron durante su estreno a comienzos de 2013: dos visiones distintas del concepto de comedia romántica, entrelazada con diferentes elementos fantásticos. Esta clase de historias solían quedar relegadas del radar de Saimoe: no lograban captar mucha masa electoral y, salvo los caso de Toradora! o Zero no Tsukaima (impulsadas, en realidad, por el fandom de Kugimiya), no pasaban de segunda ronda. Tanto Chiho como Azusa merecían alcanzar el top-16: en cualquier caso, las light novels han cobrado gran importancia en la configuración y evolución del concepto del moe. Solo requerían de tiempo para demostrarlo ganando espacios en los principales certámenes de diversas regiones del globo. De las ocho campeonas de grupo del torneo principal, cinco provienen de adaptaciones de light novel. De las ocho clasificadas de repesca, se sumaran otras dos ya definidas (y, probablemente, una tercera). La mitad de candidatas del top-16 pertenecerían a este formato. Los anime-only poseen cinco cupos (que podrían ampliarse a seis), mientras las adaptaciones de manga solo disponen de dos representantes. Las fuentes del anime han sufrido un cambio radical durante los últimos diez años. Además, ninguna de las pretendientes al trono con opciones de disputar los octavos de final procede de las canteras del videojuego, ni siquiera los eroge o visual novels (aunque esta desaparición mostró sus primeros síntomas en la edad dorada, pues, a partir de 2009, ninguna campeona de grupo salió del galge). -Saki- y K-ON! mantuvieron al manga en un paraíso artificial, una ficción estadística: cuando cayeron las chicas del mahjong, se rompió ese frágil cascarón. El manga ha dejado de aportar significativamente al concepto de moe. Sus únicas representantes provienen de Yuru Yuri. Para colmo, ambas concursantes sobrevivieron a la dura prueba del repechaje: Kyouko vapuleando a -Saki- y Akari, acaparando los reflectores y aplastando a una errática y desaparecida Akiko, que trepó demasiado alto. Debo confesarles que realicé esta larga y tediosa digresión hablando sobre las light novel o alabando a Chiho y Azusa Azuki porque cada triunfo de Akkari~n debe festejarse de forma minimalista, casi sin presencia. Aunque en la segunda temporada, la pelirroja “apareció” con mayor frecuencia e incluso le dedicaron un episodio entero, además de concederle el lugar de protagonista en la escena de “despedida” luego de la obra teatral, el tópico de la invisibilidad continúa asociado a su nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s