Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Yahari Ore No Seishun Love Comedy Wa Machigatteiru 11-12 – El poder está en tus manos

Capturas de pantalla11

Es difícil hallar las palabras exactas para explicar la variedad de sensaciones que estas dos entregas han producido en los espectadores de Oregairu. En solo 50 minutos de animación, se han aclarado las perspectivas de los dos principales protagonistas, honrando la serie con un “final” adecuado, fino y moderado. Posiblemente esperábamos algo más apoteósico, pero como suele suceder, la producción nos frena el entusiasmo y nos manda a leer la light novel si queremos conocer más de las aventuras (o desventuras) de Hikki y su mancha; aún así, para no decepcionar, nos dieron lo que necesitábamos ver. No creo ser el único que se había puesto a soñar con la perspectiva de tener por fin un God Knows parte II; en cambio, asistimos a la vejación voluntaria del mejor antihéroe del año, y al disimulado triunfo de la amistad sobre la misantropía. La serie cierra (virtualmente) con un homenaje al compañerismo, al espíritu de camaradería y la humana necesidad de afecto. Sin haberse dado cuenta, Yukino, Yui y Hachiman han llegado a formar un sólido grupo de amigos dispuestos a apoyarse en las buenas y en las malas. Se entienden, piensan igual, se complementan, se aprecian mutuamente. Aunque no pase a la historia, Yahari Ore no Seishun Love Comedy Wa Machigatteiru ha sido la serie que mejor ha expuesto circunstancias cotidianas intensas como el sacrificio personal, la incomprensión, el orgullo, el altruismo, la humillación, el aprecio, y sobre todo, la ternura.

Capturas de pantalla12

Resulta sencillo elaborar una reseña de estos dos capítulos cronológicamente (la visita a casa de Yukino, la mordaz exposición de Hachiman ante el comité organizador, la inauguración del Festival, etc), cosas que todos hemos visto y valorado; pero se perderían en un mar de palabras los aspectos más resaltantes o rescatables de la historia presentada. La narración fue fluida, pero camufladamente insertó dos tramas que hicieron sobresaliente la entrega. La primera tiene que ver con el espíritu de abnegación. En inglés el término “abnegación” (self-sacrifice) alude claramente a la disposición a sacrificarse por el bienestar de otros. Ser abnegado no es una característica muy fácil de hallar en los amigos de este nuevo milenio, en el que se da tanta importancia al yo. La gran mayoría de personas son egoístas por naturaleza, y raramente están dispuestas a dar de sí para beneficiar a los demás. Hachiman siempre ha dado la imagen de un ególatra dominado por el resentimiento, carente de interés por otros, descortés y desconsiderado. Sin embargo, a lo largo de la serie se nos ha revelado la verdadera naturaleza del ermitaño protagonista como un luchador de la justicia, un defensor de los incomprendidos, un amigo dispuesto a dejarse la piel por los que aprecia. Hikki va más allá de las palabras y los razonamientos socráticos al punto de dar al clavo en todas las ocasiones sobre cómo ayudar a los incomprendidos con actos incomprensibles, valga la redundancia. De todos sus actos, los más impactantes los ha hecho por Yukino, al degradarse a sí mismo para cuidar y salvar a su compañera de club. Primero, Hikki hace una estupenda teorización de cómo se abusa de los demás en aras de la “cooperación”, desenmascarando a Sagamin rochosamente. Él es el único capaz de hacerlo ya que ha perdido la vergüenza, y además, lo hace con el propósito de ayudar a Yukinoshita. ‘Así se cambia el mundo, así se hace Hikki’. De esa forma, Hikigaya acepta su papel del malo de la clase, sin importarle las consecuencias a las que ya está acostumbrado, pero acostumbrado de verdad. Ya no le preocupa ser mal visto, ser marginado o que los demás hablen pestes de él; tristemente ya lo ha superado. Queda claro que ha aceptado su posición y su reputación, haciendo uso de ella para sacar el mayor provecho de la situación, ya sea a su favor o el de otros. Los parlamentos que usó en anteriores ocasiones no fueron simples excusas, eran verdaderamente elaborados roles para obtener ventaja de todo y de todos sin que se dieran cuenta. Ya no se trata de rehuir al roce interpersonal, sino que es estar un paso adelante que el resto haciendo aquello que los demás no quieren hacer pero que es necesario hacerlo; increíble aunque parezca, hacer el rol del chivo expiatorio por voluntad propia. Haciendo el trabajo sucio por otros, Hachiman halla su propio lugar en la deprimente esfera social estudiantil que le ha tocado vivir.

Capturas de pantalla13

Aunque fue una gozadera presenciar el desempeño de nuestro héroe y comprender la razón de su extraña forma de lograr sus objetivos, no es posible regocijarse con su humillación pública. El incidente en la azotea fue dramático y cruel, porque terminó por sepultar socialmente a Hachiman  por completo. Tanto tiempo anticipando el God Knows II, y cuando éste llega no es posible disfrutarlo. No pasó de ser un insert song más; no tuvo vida, se deslustró al punto de perder su objetivo visual. Y es que después de ver a Hikki de esa manera, no hay razón para sonreír, aun si fuera su voluntad. Lo que dijo sobre Sagami  era toda la verdad. Es cierto, no hay y no habrá un God Knows II; Haruhi y las ENOZ fueron únicas; y ni Beck ni las Houkago Tea Time ni nadie podrá igualarlas. Aun así, el placer audiovisual de un concierto de música ligera queda de lado con lo abrumador que es meditar en la derrota de Hikki. Pero, ¿cómo se siente EN REALIDAD el sabor de la derrota y la humillación por ser quien eres? ¿Cómo se siente hacer el papel del malvado por propia elección, y acabar siendo maltratado? El final del festival es tanto lóbrego como decepcionante en un escenario lleno del desprecio y repudio hacia la persona que más contribuyó al éxito del mismo. End of party, sad dancefloor. Quisiéramos decir que se nota que a Hikigaya le llena de contento el haber actuado de la forma correcta, pero no se percibe ninguna muestra de felicidad en su rostro. Más bien, la compasión de aquellos que entendieron el objetivo, pero no justifican el acto, es fría y falta de empatía. Únicamente la profe Shizuko es capaz de darle a Hachiman un poco de calor humano, comprendiendo que todo se trató de abnegación, de un genuino deseo de ayudar a sus seres queridos desinteresadamente.

Capturas de pantalla14

Curiosamente, Shizuko pone en evidencia la segunda trama oculta de estos episodios, y se trata de la necesidad de calor humano. Es conocida la diferencia entre latinos y nipones en cuanto al trato social; que es abierto y cálido entre los primeros, y reservado y formal entre los segundos. A un latino no le extrañan los abrazos, las caricias, el contacto físico como forma de lenguaje. Fuera de la ficción animada, los japoneses son muy reservados en sus expresiones afectivas amicales, y rara vez se les ve expresando su aprecio por otros con gestos amables, como tomarse de la mano o darle una caricia a otra persona. No hablamos de relaciones románticas, porque en estas de seguro sí se dan este tipo de muestras de cariño; sino del trato entre amigos. Esta serie nos ha expuesto a protagonistas solitarios que, poco a poco, han aprendido a coexistir con otros diferentes a ellos, retratando las relaciones sociales de forma literal, sin idealismos irreales; y por esta razón llama la atención la forma en la que el aprecio es expresado. De forma rudimentaria, Yukino hace uno de los gestos más simples y lindos que puede haber, extendiendo las manos hacia otra persona en señal de cariño, expresando su naciente afecto y deseo de confiar en Yui; y ésta le corresponde con ponerle la mano a su alcance, esto es, devolver el gesto haciendo la mitad del recorrido. El interés demostrado por sus compañeros de club logra imperceptiblemente ablandar a la fría Yukinoshita, al grado de hacerla sonreír. Gradualmente, su actitud cambia; y verla reírse a ocultas y luego despedirse de Hikki en un acto de cortesía y deferencia es como para tirarse del tercer piso de la emoción. Una sola caricia puede expresar miles de sentimientos, y tiene el poder como para derrumbar murallas inmensas de odio y recelo. Esa caricia es algo, es bastante, es todo.

Capturas de pantalla15

Posteriormente, la actitud de Shizuko hacia Hachiman al final del festival es muestra de mucho cariño y empatía. Es obvio que esa caricia no demuestra interés romántico, sino sincera compasión. Por fin, alguien que discierne mas allá de las apariencias y no solo se centra en la superficie, va hasta el fondo y encuentra, entiende, lo que él necesita: genuino afecto. En el fondo, el odioso y sarcástico muchacho siempre ha sido noble, desprendido, más interesado en los demás que en si mismo. Ha usado su debilidad como su virtud, ha transformado su carencia en su mejor atributo, ha usado su condena como su privilegio… y nadie supo apreciarlo, hasta ahora. Ese afecto, ese gesto, ese extender las manos y tocarlo, es más que solo un  reflejo. En la cultura japonesa, no es una costumbre que haya contacto físico entre hombres y mujeres con asiduidad; y, en anime, estos contactos se presentan de manera que el espectador nipón los vea y se asombre, lo que no sucede con el latino. Sin embargo, Shizuka es capaz de traspasar esa barrera para demostrar su ternura hacia el chico, que sabe que está sufriendo, y de alguna manera hacerle sentir apreciado. Sus palabras complementan el cuadro haciéndole entender al muchacho que no está tan solo como cree; hay otros que sufren cuando él sufre. Todavía puede hallar a personas que valgan la pena, todavía el mundo sigue siendo un lugar agradable para vivir.

Capturas de pantalla16

Afortunadamente, la profesora no es la única que lo nota. El gran cambio en el trato de Yukino es notorio a la primera, y es conmovedor escucharla darle la bienvenida al club con cordialidad y una sonrisa. Al final, reunirse en un lugar solitario, lejos de la socialización y el jolgorio, no resulta una cosa tan mala. Solo reafirma la sensación de individualidad, la ausencia de la soledad, el aislamiento voluntario, el orgullo de ser diferente. No puede ser tan terrible mientras tengas de compañera a Yukino Yukinoshita, y más aún, si te has ganado su respeto. No serán ‘amigos’ pero se conocen bien; se burlan el uno del otro, pero reconocen que ‘las grandes mentes piensan igual’. No importa estar solo, no importa ser incomprendido, no importa ser marginado: si tienes solo una persona que de veras te entiende, todo estará bien. Y si son dos, mucho mejor.

4 comentarios

  1. entonces quieren decir con esto que no va haber una 2da temporada? para mi y para todos los que vieron este excelente anime hace faltauna continuacion ya que el final es inconcluso y como todo buen anime el final es fundamental y mas con estos generos,historias y personajes. solo quiero saber si hay alguna esperanza o algo ya que me gustaria y no solo a mi ver una 2da tempora y un buen final de esta gran historia,solo piensen en nosotros.

    2 julio 2013 en 03:12

    • Robertoaac

      Por lo pronto se sabe que saldrá una OVA y un Spin off, eso si, teniendo en consideración que es una Novela Ligera habrá que esperar a que haya más material y que se animen a hacerle una merecida segunda temporada.

      Por cierto, según he leído en algunas reseñas de las Novelas, en el anime se saltaron varias cosillas, entre ellas una cita improvisada entre Hachiman y la sexy profesora, quién sabe y quizás eso venga en la OVA.

      2 julio 2013 en 11:08

  2. eduardo

    Señores y señoras, chicos y chicas , permitanme anunciarles que este 2015 si va haber una segunda temporada de Oregairu , tambien quiero expresar mis agradecimientos a la persona( s) que hicieron el post, estuvo muy bien analizado , el punto de vista usado me impacto, ya que desvelaron una verdad que oculta la serie.
    Espero que continúen que sus post ( espero que post sea el termino correcto y no me este confundiendo con Blog, jeje ).

    29 enero 2015 en 18:27

    • eduardo

      Me olvidaba saludos desde Peru

      29 enero 2015 en 18:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s