Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ore no Kanojo to Osananajimi ga Shuraba Sugiru 3-4: La amiga de la infancia y la falsa novia

Comenzó la guerra… pero aun faltan otros bandos

Chiwa está decidida a probar todas las alternativas posibles para alcanzar la ansiada popularidad, incluso prueba salir con un chico popular, pero las cosas se salen de control, poniendo en vilo a Eita, trastocando el modo de pensar de Masuzu y confirmándole a Chiwa ciertos presentimientos. Sin embargo, esta travesura derivó en un juego bastante peligroso, que terminó con paliza para el protagonista. Por fortuna, los acontecimientos dieron un vuelco favorable a la amiga de infancia, aunque, si perseveraba en ese plan, las consecuencias le pasarían la cuenta en algún momento e incluso corría el riesgo de verse como una táctica sucia.

La amiga de la infancia es aquella chica que, con el paso del tiempo, ha terminado integrándose en la rutina del protagonista, permaneciendo a su lado hasta el extremo de transformarse en parte de su familia. Su amistad es un vínculo consolidado. Han preservado un estado de conveniencia, acostumbrándose a sus personalidades. No creo que planeen llevar esa relación lejos de ese punto de no retorno que alcanzaron hace mucho tiempo debido a su amistad. Al percatarse de ello, Chiwa piensa de verdad en la posibilidad de concebir un nuevo de tipo de relación, pero esos deseos la arrastran al borde del stress. La impotencia de comprobar que otra chica le roba a Eita conduce a Harusaki hasta la depresión. La discusión inicia cuando Chiwa corrobora que su vínculo con Ei-kun se había estancado en un punto muerto: si no fuera su amiga de la infancia, podrían haber tenido una relación más dinámica y no desperdiciaría en vano los sentimientos que abriga por el muchacho. Sin embargo, por encima de las dificultades, comparten un nexo. Eita se esfuerza en los estudios porque quiere devolverle a Chiwa la habilidad que perdió en ese desdichado accidente. Esa preocupación demuestra cuán importantes es Harusaki para nuestro héroe. Además, sale a la palestra la pregunta que le formula Masuzu: ¿por qué siguen siendo amigos?, porque, con el transcurrir de los años, muchas personas pasan por nuestras vidas, pero pocas permanecen junto a nosotros por largo tiempo. Quizá debamos contar entre ellas a los miembros de nuestras familias, porque se establece una unión duradera gracias al vínculo de sangre, pero es complicado encontrar una persona de fuera, del exterior, que mantenga ese vínculo pues existen muchos factores que provocan la separación. En cambio, la razón que une a Eita y Chiwa es poco descabellada: como son vecinos, la cercanía los ayudó a convivir mejor que al resto. No solo compartían un espacio, sino dos: la escuela y la casa, y estos terrenos, además, no han sido separados. También son capaces de entrar en la convivencia familiar del otro. Existen otra clase de amigas de infancia, mejor facultadas para alcanzar el éxito en las relaciones amorosas, pero a condición de haberse alejado durante mucho tiempo del protagonista y jugar la carta de la nostalgia: el paso del tiempo puede afectar la percepción del chico.

Masuzu estaba llevando a cabo su plan. Su objetivo es erradicar el amor y quiere lograrlo destruyendo las esperanzas amorosas de los demás, convenciéndolos de que el amor es inservible y desechable. Para realizar su experimento, utilizó a Chiwa como sujeto de pruebas: Natsukawa era consciente de qué peligros podían suscitarse y cuáles serían las consecuencias de sus actos. Por eso, se acercó a la plaza donde tendría lugar la cita entre la amiga de la infancia de Eita y Sakagami-senpai. Se produjo el resultado que ella previó. Con cierta satisfacción, contemplaba el rostro sombrío de Chiwa que iba alejándose de ese detestable grupo que se ensañaba insultándola. Sin embargo, la verdadera tristeza de Chiwa se explicaba por el desencuentro que tuvo con Eita la noche anterior. Masuzu no contaba en sus cálculos con su falso novio, ya que estaba demasiado imbuida en ese papel y creía ciegamente en la imagen que tenía del chuunibyou. Pero Eita, primeramente, no quiere ver sufrir a Chiwa y, en segundo lugar, no se ha olvidado por completo del amor. Aunque Masuzu sigue mostrando un desprecio visceral al concepto de “amor” que ha venido creándose dentro de su cabeza, la chica más linda del colegio tiene miedo de quedarse sola. Este temor le impulsa a buscar a Eita para que la acompañe y a provocarlo para que no la abandone. Sin embargo, el incidente ha causado que cuestione sus sentimientos: el valeroso acto de Eita por Chiwa habría ocasionado un cambio de actitud y quizás ahora pretende competir en serio contra la pequeña. Inclusive, le molestaba que su novio supiera tantas cosas acerca de su vecina. Ella también quiere compartir algo especial que los una, que no pertenezca a nadie más y necesita evitar que Eita muestre afecto por la “otra” chica: esos motivos justifican que le diera un beso. Poco a poco, Masuzu va revelando sus verdaderas intenciones, pero siempre vuelve a ocultarlas bajo una capa de humor, además de evidenciar su fanatismo por JoJo.

El triangulo amoroso ha sido la dinámica principal de OreShura. En este esquema se enfrentan dos heroínas por la atención del personaje masculino. Comúnmente, este enfrentamiento es directo, ya que ambas chicas quieren mostrarle a la otra quién es más aventajada. Mientras que Masuzu utiliza como coartada su noviazgo con Eita, Chiwa puede aducir su larga amistad. Sus objetivos son claros: ser más importante que la otra. Por eso, Masuzu siente, en ocasiones, que va perdiendo la batalla, por ejemplo, cuando descubre el cariño que siente Eita por su amiga de la infancia. Entonces, contraataca con sus exuberantes atributos femeninos. Del lado contrario, Chiwa se quebró al pensar que iba en desventaja, pero al parecer el panorama está cambiando, pues el triángulo amoroso se transformará en un harem. En principio, se le tornará difícil a cualquier chica nueva entrar en este enredo, ya que tanto Chiwa como Masuzu han avanzado un trecho largo en esta carrera. Por otro lado, habría que tomar en consideración los eventos, pues también se presentan situaciones que ponen a prueba los sentimientos de los personajes involucrados. El beso de Masuzu o la intervención de Chiwa para salvar a Eita de la pelea desigual en que terminó enfrascándose: estos acontecimientos van marcando su relación y, para progresar, deben ocurrir más en cantidad, pero también en calidad. Por ejemplo, una cita puede calificarse como un evento, pero los hechos que ocurran en ella pueden significar un éxito absoluto o un completo fracaso. En consecuencia, la estrategia más conveniente para una chica cuando se desarrolla un escenario de harem es convencer al sujeto que ella es la mejor opción. Pelear con las demás candidatas no aportará nada productivo, a diferencia del combate en el triángulo amoroso.

Una respuesta

  1. ele-ene-ene

    Me parece que efectivamente fue una táctica sucia. Chiwa ha perdido la inocencia en cuanto se decidió a jugar el juego de Masuzu y tener su propio falso novio. A su favor hay que decir que tiene conciencia y, sabiendo que lo que hacía estaba mal, eligió cuidadosamente a su objetivo. No está claro que la chihuahua realmente conociera las dos caras del basquetbolista, pero las fechorías del galán contra las niñas a quienes citaba muy bien pudieron llegar a sus atentos oídos. De cualquier manera, un sujeto popular y acostumbrado al halago del sexo opuesto es alguien ideal para una parodia romántica, usar para este fin al tipo opuesto de chico hubiera sido cruel. Creo que Chiwa se sintió más aliviada que insultada por el comportamiento de su cita, y como los insultos fueron debidamente vengados tuvo la necesidad de disculparse por su propia falsedad.

    No tengo los conocimientos necesarios para formular una “teoría del harén”, pero tal vez pueda aportar algunas ideas. Alguien ya ha establecido que el número dos es imposible. Es decir, hay cero, hay uno, o hay más de uno, y el límite es de orden práctico o de conveniencia. Por ejemplo, no hay una religión “biteísta”, ni siquiera existe la palabra. O es monoteísta, o es politeísta. Obviamente, a veces dos candidatas ya son bastantes para manejar en un relato. Pero en cuanto la relación de pareja deja de ser exclusiva, la puerta está abierta para que se incorporen más elementos. Como para los japoneses (por lo menos en el anime) una relación de amistad o incluso parentesco cercano no anula la posibilidad de de relación romántica, se multiplican las posibilidades de nuevas ingresantes. Además, para este tipo particular de harén donde hay una novia formal, a la oficial le conviene diluir la competencia, que en vez de “otra”, haya “otras”, mejor todavía si puede tenerlas bajo su control y vigilancia, y triunfar sobre la división. En cuanto a las tácticas a usar, la alternativa de presentarse como “la mejor opción” (como si se tratara de una campaña electoral) no siempre es la más indicada, porque un líder de harén tiende a considerar las necesidades de los demás sobre sus propias conveniencias. Por ejemplo, puede elegir a una porque es la que más lo necesita a él, y descartar a otra más adecuada pero autosuficiente. O una decisión del tipo salomónico, optar por la que se aleja para no causar sufrimiento y premiar el autosacrificio. La estrategia de Masuzu parece ser mostrarse como una igual a Eita, a quien pretende conocer muy bien y a su vez a quien deja ver su propia vulnerabilidad: ambos supuestamente son “anti amor”, y por eso deben permanecer juntos, alejados de las personas normales “pro amor” con las que no se entienden. Supongo que Masuzu espera que para cuando Eita reconsidere su orientación “anti amor”, el tenue lazo establecido en su falso romance se haya solidificado.

    9 febrero 2013 en 11:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s