Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Sasami-san@Ganbaranai 1: El mundo de chocolate de Hansel y Gretel

Image

Los hikikomori son aquellos individuos que optaron por el aislamiento de la sociedad y el abandono casi completo de las relaciones sociales y personales. Ha llegado a considerarse, por la medicina mental, como un síndrome que puede curarse con tratamiento. En anime, sin embargo, esta condición psicológica es abordada, con frecuencia, de forma menos drámatica, sino ligera y cómica. Dependiendo de cada relato, se muestra una relativa tolerancia hacia estos individuos: desde el dueño de muñecas de Rozen Maiden hasta la rubia hacker de Robotic;Notes. También pueden observarse distintos grados de aislamiento, de comportamiento y circulo social. El estudio Shaft ya tuvo su antecedente con hikikomori en una de sus series de humor más famosas, Sayonara Zetsubou Sensei (obra a la cual debo mi identidad virtual). Sin embargo, la participación de Kiri Komori era reducida porque no era una alumna muy activa y la historia contaba con un elenco bastante variado. La visión que brindará su nueva protagonista, Sasami Tsukuyomi, se presume más amplia y también más diversa y misteriosa por la forma como obtiene todos sus puntos de vista y cómo su casa se transforma en un universo limitado del cual no puede salir, como si fuera un pececito encerrado en un acuario mientras el mundo exterior vive sus periodos de calma desértica, una tranquilidad que se romperá por fenómenos que escapan a la comprensión.

El único contacto personal e íntimo al que accede Sasami-san proviene de su hermano mayor, aunque, más que un pariente, parece casi un lacayo dispuesto a cumplirle cada mimo, cada capricho, declarándole constantemente su amor y motivándola a probar nuevas experiencias. Él mismo es un enigma: su rostro no es visible, al punto de que su maleta se confunda con su cabeza como si fuera parte inseparable de ella. En el mundo de los eroge y doujin se recurre con frecuencia a los protagonistas sin rostro, el faceless man: la razón de esta ausencia facial es permitir que parte del público se auto-inserte en la historia. Un personaje carente de un fisionomía es más fácil de moldear con la apariencia del propio espectador. El hermano de Sasami, Kamiomi, llamado Paparin por una de sus conocidas, tiene rasgos similares: parte de su cabeza es mostrada pero nunca su rostro e incluso en el baño la esconde con un balde. Otro aspecto común es su faceta más sexualizada debido al contacto físico constante con su hermana ( la baña, la viste, le cepilla los dientes y le da de comer), lo que, junto con varias de sus frases, permite deducir que se trata de un siscon. A esta característica debemos agregar su magnetismo en llamar la atención de chicas atractivas. No obstante, tiene otros rasgos que lo distinguen de un personaje de visual novel: es un adulto con trabajo fijo, por ello, tiene una voz de hombre maduro a diferencia del típico protagonista adolescente.

Image

Sasami es una hikikomori NEET radical: aunque tenga la habilidad para vestirse, cocinar y hasta cuidarse sola, en presencia de su hermano se muestra muy perezosa y mimada. Los días son para pasar el tiempo en internet y las noches para ver anime. La razón de su aislamiento es un misterio por ahora, aunque una de los motivos ya fue sugerido en sus dos intentos de salir de su casa para ir al colegio -impulsada por un intenso complejo de hermano-: solo ver el sol le causa mareos que distorsionan su vista deteniéndola por completo. Es frágil cuando sale al exterior, puede ser por una debilidad física natural o por una fuerte agorafobia (fobia de estar en lugares abiertos, por tanto, las personas que la padecen tienden a encerrarse). Su único medio para acompañar a su hermano es su sistema de vigilancia. Este es otro enigma, porque Sasami puede observar qué sucede en la ciudad desde todos los enfoques posibles, llegando a lugares donde normalmente serían improbable colocar una cámara. Respecto de las tomas de la calle, se podría suponer que solamente se infiltra al sistema público de vigilancia, pero si consideramos las tomas en el colegio y en otros espacios más privados llegamos a una conclusión más surreal (asumiendo que el show posee un elemento de surrealismo). Esta vigilancia, desconocida por Paparin, le trae agradables sorpresas, como que su hermana sepa todo sobre él, su rutina y la comida que traerá. Es inevitable no calificar a Sasami como una stalker virtual. Los sentimientos de siscon son recíprocos, aún cuando se manifiesten de forma distinta: mientras Paparin los expresa alegremente, Sasami los muestra de una manera caprichosa y con ligero tsunderismo. El propio mundo donde vive parece jugar a su favor: una ciudad aparentemente vacía donde solo existen los invididuos que Sasami pueda ver. Entre estas pocas personas, están tres hermanas cuyas imágenes contradicen mucho sus supuestas edades. Sin embargo, fijándonos más en sus comportamientos, el orden adquiere más sentido (y sumándolos, causan un espanto sensorial). La primera es la chica Geroro, Tama-chan: según las descripciones proporcionadas por la propia Sasami en la novela original, pese a que Tama tenga un cuerpo desarrollado y sea la más alta entre las hermanas, ella solo tiene 9 años de edad. Lleva una mochila de preescolar y le gusta jugar con las ranas, lo que confirmaría su edad, pese a su contradictoria apariencia. El mundo de Sasami se torna más extraño a medida que avanza el primer capítulo. La siguiente hermana es Tsurugi, quien es la mayor aunque tenga los rasgos mas infantiles, al punto que Sasami la insulte llamándola “Vieja loli”. Con estas dos primeras personas, Paparin demuestra emplear su sentido común, acorde con su función de maestro. Con la tercera hermana, Kagami, cuya aparencia y edad guardan mayor coherencia al tratarse de la hermana del medio (un punto donde invertir los polos de edad no funcionaría), Paparin exhibe toda su obsesión hacia su hermana como si fuera el único tema que le interesa en su tiempo libre, fuera de su función como profesor. Aparte de bailar el “Hare Hare Yukai”, se revela inesperadamente distraído cuando se olvida del día de San Valentín e ignora el hecho de que, si Tama confundió el supuesto bento con una confesión amorosa, se debía al chocolate que le regaló Sasami. El amor de Paparin es delirante: se imagina en una situación pícara con su hermana, pero desconoce que Sasami reaccionó al comienzo con gestos gruñones para luego sentirse aliviada al darse cuenta que sus sentimientos no fueron menospreciados a propósito, sino por ingenuidad.

Image

ImageLos chocolates para San Valentín siempre serán un tema primordial para cualquier adolescente en anime. Sasami se diferencia del resto de chicas, ya que ella no preparó un chocolate casero, sino que lo encomienda online. Irónicamente, si Sasami compra chocolates por internet significa que utiliza el dinero que Paparin le ofrece, por tanto, son regalos adquiridos con el propio sueldo de su hermano, una especie de sarcasmo escondido. El tema del chocolate transciende lo normal al extremo de que todos los resultados de búsqueda en internet que encuentra la muchacha terminan relacionándose de alguna forma ridícula con los chocolates, como si la existencia del mundo girara alrededor de San Valentín (hay, incluso, una referencia a Koi to Senkyou to Chocolate). De repente, los chocolates se salen de control cubriéndolo todo, creando un espacio vacío donde el dulce adquiere vida propia y emprende sus ataques instintivos como si resucitara la noche de Walpurgis. Las tres hermanas revelan su identidad de guerreras sobrehumanas, chicas mágicas y roboticas. No nombran los hechos con un término preciso, sino manteniendo las referencias difusas y desubicadas, relativas al chocolate. Tampoco parecen pelear contra alguien especifico (aunque aparece un dragón), sino que simplemente ejecutan un espectáculo acompañado con música de saxo. Tenían el objetivo de llegar a casa de Sasami donde Kagami revela otro poder, aparte de sacar armas de su pecho: una habilidad que restablece la normalidad del mundo, como si, una vez derrotado el dragón achocolatado, tuviera la capacidad de traer la realidad de vuelta. Entonces, podemos suponer que este evento no es mero bizarre random sin otro trasfondo aparte de causar asombro, sino que, detrás de estos acontecimientos, subyacen una serie de motivos. Otro aspecto característico de Shaft es su extraña concepción del fanservice. Empezando por el armamento que brota del busto de Kagami y terminando con Sasami convertida en escultura de chocolate. Cualquier sea la razón de este fenómeno, Paparin parece inmune, ya que llega a casa sin percatarse de lo sucedido y que su hogar estaba cubierto de chocolate como la casa de la bruja en el cuento de Hansel y Gretel. Los sentimientos incestuosos serán recíprocos, pero no permisivos. Sasami patea a su hermano por saltarle encima, ya que, como las heroínas de una comedia romántica, reacciona con violencia ante el acercamiento del chico que le gusta. Mientras más intensos son sus sentimientos, más violencia ejercen, a modo de disfraz. Su agresividad se extiende contra las hermanas con una fuerte actitud territorial y los poderes de las Yagami no dan talla contra una mocosa enojada esgrimiendo un bate de béisbol. Estamos en frente a otra exquisita creación dentro del universo visual de Shaft.

4 comentarios

  1. esta mas rara que Mawara pengui ????

    23 enero 2013 en 16:16

    • Mucho más rara, porque el primer episodio es una acumulación de circunstancias sin explicación pero que ocurren en pantalla como si fueran asuntos cotidianos. En Mawaru Penguindrum, los personajes expresan su sorpresa cuando ocurre algo extraño. Aquí el mundo se convierte en un enorme chocolate y las hermanas combaten como si fuera su costumbre. El hermano se encuentra a Sasami transformada en una escultura y en lugar de asombrarse, quiere echársele encima. Es alucinante y quizá el adjetivo surreal sí tenga sentido porque todo parece un sueño.

      23 enero 2013 en 17:35

  2. Galamoth

    Este Anime es como una combinación de Haruhi con FLCL con atmósfera de Bakemonogatari.

    25 enero 2013 en 18:35

    • Rodnap

      me convencio antes de leer la reseña… igual toca leerla

      7 febrero 2013 en 18:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s