Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Selección Serious Moe Business (Segunda Convocatoria)

Sudando (frío) la camiseta

Prefacio. Sobre Iniesta y Supercampeones

Luego de admirar la sofisticada cátedra de fútbol espectáculo que dictara España al ganar su segunda Eurocopa consecutiva, recordé la estampa emblemática de Andrés Iniesta enfrentando el asedio simultáneo de cinco marcadores. Esa hazaña real maravillosa, digna del playstation, fue comparada con proezas igual de alucinantes, pero ficticias, dignas del mítico capitán Tsubasa, ese niño genio que revolucionaba el deporte desde una kilométrica cancha de campeonato colegial. La analogía, fruto de felices coincidencias, contiene una pizca de justicia poética. El Oliver que conocimos por televisión durante nuestra infancia y alimentó las ilusiones futboleras de millones de hispanoamericanos era admirable no porque destrozara redes inverosímiles o sorteara con facilidad las versiones más absurdas de catenaccio (“la jaula del pájaro”), sino porque, pese a enfrentarse a rivales cargados de angustias, envidias o pesimismo, seguía siendo un idealista, un soñador, un quijote, tan loco y sincero como Iniesta, ese manchego rodeado de molinos de viento croatas o italianos, a quienes, con alucinante elegancia, logra superar. Los chavales que crecieron coleccionando los cromos del álbum de Oliver y Benji saltaron al campo de juego y convirtieron en realidad un episodio del sensacional “soccer” de ficción que prodigaban los amigos del balón. De manera indirecta, el anime (la ficción) se cobraba la revancha contra los incrédulos, los desilusionados, los sensatos. Tsubasa inyectó en nuestro inconsciente la fantasía del deporte ballet, del fútbol humanizado, dramatizado, angustioso como pieza de teatro. Iniesta tuvo la habilidad de transplantar al gramado, sin restarle su pureza, esos sueños infantiles alimentados con desvaídos dibujos animados.

Football is a simple game; 22 men chase a ball for 90 minutes and at the end, the Germans win.

Fútbol moe

Me apasiona hablar de fútbol casi tanto como escribir sobre anime. Admito mi vena futbolera más rabiosa y cavernaria, aunque dure apenas noventa minutos cada sábado o domingo. Me gusta masticar la polémica, gritarle al árbitro vía satélite o celebrar las derrotas del clásico rival. Imposible negarlo: soy hincha. De pequeños, todos intentábamos imitar el “tiro mellizo” de los hermanos Korioto o atajar un penal al estilo Richard Textex. Sin embargo, pese al fanatismo, cuando me hice adulto y cambiaron mis gustos como espectador de anime, ninguna serie shounen de temática futbolística logró capturar mi interés ni encendió mis instintos de tribuna popular; pero las analogías con forma de arco y pelota continúan pululando mi mente. Esas metáforas resurgen cuando exploro galerías de imágenes como Danbooru y encuentro fanarts que parodian (u homenajean) escenas polémicas de la Eurocopa 2012 (los acallados gritos de Balotelli, el agónico esfuerzo de John Terry para birlarle la clasificación a Ucrania), pero protagonizadas por adorables heroínas de THE iDOLM@STER o Strike Witches. También hallaremos a personajes de estirpe moestática como Yui-senpai, las puella magi, Ruiko Saten o Azuka Langley vistiendo las sedas de grandes equipos europeos. Para los fanáticos al fútbol y adictos al moe-ness, estas postales sirven de consuelo porque no existe todavía una comedia, slice-of-life o historia de aprendizaje que moefique al balompié, como ocurriera con deportes también populares, pero menos multitudinarios y globales (béisbol, básquet, kendo, tennis). No obstante, la imaginación creativa del dibujante aficionado llena ese vacío. El género de ficción deportiva suele estructurarse en torno de tópicos heredados del relato de artes marciales. Predomina la épica individual, las grandes estrellas, cuyos duelos de honor opacan el desempeño colectivo y deciden, además de copas o títulos, verdades absolutas, prestigios, cuestiones existenciales. También abundan las piruetas absurdas, los malabares sinuosos, los zambombazos colosales: apelando al prodigio, el milagro, la maravilla, se pretendía embellecer el juego, pero el abuso de situaciones fabulosas suele derivar en exageraciones. Estas habilidades que transgreden las leyes físicas y fisiológicas buscan elevar al futbolista al nivel del superhéroe mítico. Aunque suene estrafalario, esas exacerbaciones vistosas le otorgan al fútbol de anime su talante más característico, su aire inconfundible de fantasía e inverosimilitud. Estas series se dirigen a determinado sector de la audiencia que aguarda reforzar un discurso, de preferencia, masculino, que relega lo femenino a roles subsidiarios, casi periféricos. El reciente éxito del seleccionado de mujeres de Japón podría incentivar el atractivo del soccer y reivindicar el girl power en territorio antes restringido exclusivamente para caballeros.

En marzo de 2010, eufórico por la proximidad del Mundial de Sudáfrica, este blogger se enfundó el buzo de director técnico y convocó a una constelación de energéticas muchachas para conformar una selección de bishoujo. Su breve diagnóstico en aquel post continúa vigente: el anime deportivo mantiene una deuda pendiente con el floreciente fútbol femenino. Han transcurrido varias temporadas desde el primer experimento. Aunque presentamos un once titular de lujo, el tiempo exige renovación, cederle la posta a generaciones más frescas y vigorosas. El entrenador desempolvó su vieja pizarra y planteó su habitual sistema de juego 3-5-2, con volantes laterales (aleras) flotando en ambas bandas y proyectándose al ataque. El peso del funcionamiento recae sobre la única mediocampista defensiva, pues el equilibrio del equilibrio dependerá de su capacidad para marcar el ritmo en la zona medular, su paciencia y resistencia para transitar sobre el gramado y su imprescindible liderazgo para imponerle un orden al resto de líneas. En labores de zaga, se requieren jugadoras dispuestas al sacrificio y capaces de mantener la calma en climas de alta tensión. En particular, heroínas fuertes, aguerridas pero poco impetuosas. El DT afrontó la disyuntiva de incluir a Habara, a exigencia de periodistas y dirigentes que exigían métodos más bruscos para asegurar la retaguardia. Contra la presión del barrista más desaforado, el seleccionador permaneció fiel a sus principios con intención de limitar los recursos violentos de ciertas macheteras o picapiedras, cuyo riesgo de expulsión es inconveniente cuando se invierte tanto en ofensiva. También se descartó la propuesta de jugar con “falsos nueves”: el referente de área es indispensable para jalar marca y presionar a la defensa rival. Este combinado no juega al tiki-taka ni busca cerrarse al fondo: es explosivo como una tsundere y ecuánime como una meganekko. Únicamente dos filtros restringen la selección. En principio, el debut del personaje: solo podrán intervenir chicas que hayan figurado en series estrenadas luego de marzo de 2010. Además, las candidatas deberán exhibir cualidades atléticas destacadas (fortaleza, velocidad, agilidad, plasticidad) como parte esencial de su personalidad.

Sin otro preámbulo… Estas son las convocadas:

Araragi (1), Kyouno (2), Konoe (3), Noihara (4)

Al arco, se cuadrará la valerosa y gimnástica Karen Araragi (Nisemonogatari), la “falsa” defensora de la justicia, cuyos movimientos acrobáticos, mezcla de break dance y karate, le permitirán desplazarse con rapidez y elasticidad bajo los palos, además de ayudarla a estirarse y volar para alcanzar los remates esquinados. Utiliza su descaro y espontaneidad para distraer al atacante cuando los enfrente en lances directos y requiera achicarles el ángulo de remate luciendo sus estrambóticos meneos. La época del portero excéntrico con funciones de líbero parece haberse extinguido, pero Karen se atreverá a resucitar el célebre escorpión. Su suplente es Ikaros (Sora no Otoshimono forte), guardameta de perfil más sobrio, pero obediente y eficaz al cumplir las órdenes, además de esmerarse con ahínco en tareas de protección. La muralla defensiva estará conformada por tres luchadoras con perfiles mesurados y vocación de servicio. El liderazgo al centro estaría a cargo de Madoka Kyouno (Rinne no Lagrange), quien impondría el patrón de marcación gracias a su entusiasmo para colaborar, su vocación de servicio, su audacia e ingenio para concertar y convertir en aliadas a personas con temperamentos opuestos. La acompañan Subaru Konoe (Mayo Chiki!) y Himari Noihara (Omamori Himari), devotas guerreras, acostumbradas a acatar los mandatos del jefe y cumplir con ahínco sus responsabilidades. Una defensa conformada por obreras en overol que coordinen como maquinaria de relojería: el espíritu del Jersey Club -que retorna este verano con harto maru!- puede acoplarse bien al juramento del mayordomo y el fervor de una protectora. Entre las suplentes disponibles encontramos a Hibiki Tachibana (Senki Zesshou Symphogear), con formación en artes marciales y arduas semanas de entrenamiento que habilitaron su organismo para soportar la confrontación directa y responder con vivacidad al embiste del enemigo. Su cándido altruismo le concede vigor y osadía, aunque su torpeza y falta de perspicacia la ponen en desventaja. Hirano Hasegawa (Tantei Opera Milky Holmes) también puede cooperar en funciones de marcaje: la integrante del infame Genius-4 se consagra al doujo, es competente, veloz, capaz de frenar de golpe seco las locas incursiones del rival, pero su peso ligero la inhibe de partidos con intenso trajín.

Pendragon (6), Muramasa (5), Urabe (11)

Saber Arturia Pendragon, además de repetir su titularato de 2010 (gracias a Fate/Zero), asumirá la banda de capitana en ausencia de Suzumiya. La virtuosa Rey de Caballeros aporta pundonor, coraje, valentía, pero también mucha nobleza y señorío, convirtiéndose en columna vertebral del equipo merced a su férreo sentido del deber. La dueña de Excálibur es insustituible porque ofrece confianza, le obsesiona el triunfo y aspira constantemente a superarse. Aunque sirve de ejemplo y guía, el técnico deberá aprender a controlar sus impulsos mesiánicos y ponerle tope a sus ambiciones, formalismos y exceso de rígida disciplina céltica. Colaborarán con Saber, surcando las bandas y disparándose al ataque, dos chicas de apariencia serena, pero carácter detonante: Mikoto Urabe (Nazo no Kanojo X) y Konoha Muramasa (C³ Cube×Cursed×Curious). La novia misteriosa luce apática y parsimoniosa, pero cuando se propone destacar en alguna disciplina, sea deportiva, artística o esperpéntica, inventa las recetas más espléndidas y fastuosas. La belleza del cabello despeinado es ágil de piernas y mente, destaca en reflejos, precisión, fuerza de choque y poder disuasivo; por tanto, es oportuna en ofensiva y presta en defensa. Menos espartana, la chica de trenzas ofrece seguridad y sensatez. Aunque la posición de puntera derecha encaje mejor con hiperactivas del tipo genki girl, esta selección privilegia la estabilidad emotiva en puestos claves. La muchacha de lentes es solvente, inteligente y veloz para causar daño. Como espada, tiene experiencia en labores destructivas, pero su carácter romántico y amable la proveen de cierto cariz maternal, proclive a defender. Al banco, con posibilidades de recambio durante el segundo tiempo, contamos con Erika Sendou (FORTUNE ARTERIAL), la rubia Vicepresidenta vampiresa, cuya fogosidad y audacia permitirían modificar el planteamiento estratégico, proponiendo otro compás, más dinámico, espontáneo, risueño. Su discurso optimista resulta útil en escenarios de desventaja, cuando la oncena necesita una inyección de moral. También aguarda su turno de ingreso la rauda y flexible Merry Nightmare (Yumekui Merry), cuya nutrida galería de patadas complementa su plasticidad y celeridad para movilizarse por distintos rincones, siempre en actitud de batalla. Aunque sus aptitudes la describen como luchadora de puño limpio, su imprevisibles giros la confirman como atacante de polendas.

Tomoe (8), Kurokami (10), Misaka (9), Kousaka (7)


El último cuarto de cancha lo ocupará un conjunto de individualidades brillantes, en cuyas virtudes creativas o propensión a embestir y arremeter sin piedad se confían las oportunidades de anotar. En consecuencia, se distinguen dos destrezas distintas: la imaginación o genio cerebral para hilvanar jugadas corresponde al perfil de volante ofensiva, mientras los impulsos agresivos convienen al papel de delantera. Para organizar el ataque, no necesitas reciedumbre muscular ni alarde de potencia, sino visión global de campo, una inteligencia privilegiada, fineza en el trato del esférico, desplazamientos elegantes y gestos técnicos llenos de garbo y exquisitez. Una heroína primorosa y refinada como Mami Tomoe (Puella Magi Madoka Magica) calza perfecta con tamaña descripción. La actual campeona de Saimoe -cuya fase preliminar comienza este lunes 9- posee la madurez para dictar mediante sus pases la cadencia del ataque. Además, su faceta de mahou shoujo le proporcionó destrezas para ubicarse en el terreno de combate y librarse de aprietos sin perder la cordura. La rubia es generosa y mesurada, virtudes oportunas para marcar la pauta ante compañeras tan autoritarias, a quienes no tendrá problemas en surtir de pases al callejón o habilitaciones precisas. Medaka Kurokami (Medaka Box) cumple los roles que Haruhi solía desempeñar. En lugar de asignarle un espacio fijo (porque sería imposible controlarla), el entrenador le permitirá fluctuar entre los últimos metros, creando peligro y desequilibrando desde el borde del área rival, exasperando al contrincante gracias a sus malditas cualidades inhumanas. La presencia de Medaka contagia vibras positivas y eleva los ánimos del equipo con ensoñaciones épicas, aunque también incita al defensa contrario a cometerle faltas. Como explicaba líneas arriba, la delantera estará conformada por muchachas fogosas y vehementes, en suma, tsundere. Mikoto Misaka (Toaru Kagaku no Railgun) ocupará la plaza de nueve, incursionando como cuña hacia la portería y atenta a cazar las pelotas para concretar su actividad favorita: liquidar. Atacar implica generar ruido, inquietud, bulla, escándalo: la electrizante Biribiri sabe elevar los decibeles y provocar turbulencias. Su especialidad es ocasionar desastres, hacer destrozos, ingresar cual centella y sentenciar como un rayo. La goleadora por excelencia goza de enorme popularidad y, aunque le avergüence, la fanaticada corea su apellido, a sugerencia de Kuroko. Acerca del puesto de delantera por fuera, todavía mantengo mis dudas. Al principio, me decantaba por Sen Yarizui (Ben-to), pero la idea de combinar dos tanques en ataque continúa sin convencerme y opté por Kirino Kousaka (OreImo), confiando en su impetuosidad, su juventud, su preparación atlética y afán por alcanzar la perfección y triunfar en cualquier tarea que realice. Es problemática y engreída, le llueven los contratos por modelaje y publicidad, pierde tiempo preocupándose en demasía por cuidar su aspecto y, según los chismes, utiliza un peinado distinto en cada partido, pero, obviando los asuntos cosméticos, la imouto más odiosa del anime, consigue transformar su egocentrismo y vanagloria en pundonor: cuando las circunstancias exigen su colaboración, Kiririn-shi se destapa.

Ayuda al director técnico a completar su convocatoria: si pudieras efectuar algún cambio, ¿a qué heroína de los últimos años incorporarías al equipo? ¿De qué equipo eres hincha en tu país? ¿Qué recuerdo tienes de Capitán Tsubasa? Espero sus respuestas.

6 comentarios

  1. Leo

    Al igual q tu me encanta mucho el fútbol, el q es bien jugado, el q piensa mas en la estética y no solo en el resultado, el del gran Barcelona y por ende el de España.

    Me parece q están muy bien las convocadas solo cambiaría a Himari por Kuroi Mato (BRS) porq habria q pasarla 3 veces al igual q Puyol y me pareció muy ingenioso q pongas a Medaka-chan de 10 (el bakemono del equipo) .

    Como siempre un gusto leer tus artículos Seriusman.

    8 julio 2012 en 00:21

  2. me gusto mucho la primera imagen aunque me gustaria mas si viese alguna con el del Manchester United

    8 julio 2012 en 17:29

  3. Diego

    Para mí Suercampeones es un animé que marcó mi infancia. Guardo gratos recuerdos en que cada sábado a las 8 de la mañana iba a la casa de un amigo para verlo y no me perdía ni un capítulo. En cuanto a las convocadas para la selección de fútbol femenino, propongo a la tigresa Taiga y a Minori de Toradora.

    10 julio 2012 en 10:35

  4. lnn

    Un típico 4-3-1-2 bianchista, como corresponde a un hincha de Boca.

    Al arco, Ika Musume. La pareja de centrales con Seraphim y la finlandesa Sako. Marcando punta y proyectándose al ataque por sorpresa, Lemon Yamano por un lateral, y Saki Mizukoshi por el otro. Delante de ellas y tirando los hilos de la telaraña, Fuyumi Irisu. A su lado aporta sacrificio Momoka Oginome y juego duro Yozora Mikazuki. El enganche de este equipo es Homura Akemi. En la ofensiva, la ligerita Yuuko Aioi y Kanade Amou como centrodelantera.

    Ringo Oginome e Hibiki Tachibana están en el banco, por las dudas. Seleccionadas con el inestimable aporte de la mánager Minami Kawashima: no serán las más atléticas, ni las más lindas ni las que juegan mejor. Pero son las que más ganas tienen de ganar, y de eso se trata el fútbol y está bien representado en Supercampeones. Están los naturalmente dotados (Oliver), pero están también los que más se esfuerzan y que están más dispuestos a darlo todo por la victoria (Steve Hyuga).

    El recuerdo más curioso que tengo de los Supercampeones es una frase del capitán Atom: le puse Oliver a mi hijo para que pudiera volar. Confieso que me tuvo perplejo durante bastante tiempo ¿qué tendrá que ver “Oliver”con volar?

    10 julio 2012 en 18:52

  5. danyami

    Voy a fingir q he visto este post…….
    Serious, para cuando el Saimoe, q ya empezó??

    18 julio 2012 en 22:40

  6. Gabriel Schneider

    Aun en mi pais transmiten los Super campeones, aunque mis favoritos son los patrocinados por adidas, en cuanto a la hinchada soy del Real Madrid y ahora en cuestion al equipo moe Porteria esta bn, aunque me gustaria que incorporaras en linea de medio campo a Yuki Nagato (Haruhi suzumiya) y a Mizore (rosario to vampire) ellas son frias y calculadoras excelentes genios para crear jugadas de ataque y defensa segun la situacion y de delantera me gustaria Erza Scarlet (Fairy Tail). es fuerte

    19 agosto 2012 en 16:48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s