Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Fate/Zero II 7: Una reliquia: El santo Grial (Irisviel von Einzbern) (Segunda Parte)

“Mami… Tuve un sueño aterrador. En el sueño, Ilya se convirtió en una copa… Siete cosas muy, muy grandes fueron puestas dentro de Ilya. Ilya casi se rompe, ella estaba asustada, pero no podía huir… luego oí la voz de Justeaze, y encima de mi cabeza apareció un gran agujero negro… después, el mundo comenzó a arder. Kiritsugu miró al mundo, y lloró.”
Urobuchi Gen, Fate/Zero, Vol. IV, Acto XVI, Novena parte.


Irisviel von Einzbern, un homúnculo nacido en la milenaria casa de los magos aristocráticos alemanes más famosos de todos, la familia que es la causa de que se celebre esta Guerra por el Grial. Ella ama Kiritsugu: “Lo que él le enseñó no era como un homúnculo vivía. Más bien, fue como usar lágrimas, risa, goce e ira para cantar sobre la vida – el significado del término ‘vivir’” (Fate/Zero, Vol. III, Acto VII, Primera parte). “Shape ist Leben” (La Forma es vida/La forma concibe vida): si hasta el momento la magia había sido una reflexión y un camino hacia la muerte, a partir de ella, sería una reflexión y un camino hacia la vida. Porque ella salvaría a su esposo de su horrible destino, cumpliría el sueño de los Einzbern y conseguiría que su hija tuviera la felicidad que le iba a ser arrebatada. Este era el deseo que albergaba para su familia:

Después de haber obtenido el Santo Grial y haber cumplido su deseo de salvar al mundo… la máquina (Kiritsugu) que había cumplido con su deber, volvería a ser humano de nuevo (Fate Zero, Vol. IV, Acto XIII, Segunda parte)

Una cara como de una  muñeca, muy hermosa y bien hecha. Sus pupilas rojas eran como rubíes. Ella era el retrato exacto de la ‘Dama del Invierno’, Justeaze Lizrich von Einzbern que había fallecido hace mucho tiempo. Esta homúnculo no era un Maestro, pero a pesar de eso participaba en la Guerra del Santo Grial… (Fate/Zero,Vol. II, Acto VII, Segunda parte).

Una mujer nacida en el frío y descorazonado epicentro de un clan de alquimistas y forjadores de tesoros. Los grandes sacerdotes que han buscado la verdad desde el comienzo. Irisviel, madre de Ilya, esposa de Kiritsugu, la “copa del cielo”, la portadora de la tercera magia, un éxito que ha reproducido en su forma exterior a la gran hada de los bosques del norte. La heroína trágica de la historia: su sacrificio está predestinado, su vida está decidida, su deseo está determinado, la blancura de su pelo y piel se destruirán, quemándose en la hoguera y la pila del altar. Ahora que las manecillas del reloj han empezado a andar, no existe vuelta atrás. La chica que busca la felicidad, no puede sino ofrecerse a sí misma para salvar a su esposo y a su hija de un destino infernal. Yamato Nadeshiko, la mujer se para firme mientras sufre por su esposo y su país, ese es el arquetipo que conforma la personalidad, bastante humana de una máquina…

Historia de la sangre (continuación):

“Tu vida no era un sueño. Contiene hechos que realmente sucedieron. Una paz creada al enterrar todos esos recuerdos en la oscuridad del pasado, no es más que una mentira pecadora. Creo que un mundo verdaderamente pacífico no debe simplemente olvidar esos dolores del pasado. En su lugar, debemos recordar solemnemente esos previos dolores y sacrificios para que no vayamos por el mismo camino triste y podamos continuar en la creación de un nuevo mundo pacífico.”
Urobuchi Gen, Fate/Zero, Vol. IV, Acto XIII, Cuarta parte.

“Las personas lo llaman la copa omnipotente, pero sólo está llena de sangre, oscuridad y maldiciones… Tu deseo será cumplido. Está bien, pero ¿cómo ese deseo será cumplido? … [El] Santo Grial es un poderoso vórtice. No puede hacer cálculos precisos o corregir inconsistencias. Es puro poder, nada más. Es como una gran arma. Si el dueño desea grandes riquezas, matará a todos a su alrededor y le traerá felicidad a su dueño… es un objeto defectuoso que realizará cualquier deseo a través del método llamado destrucción… Este mundo está basado en el intercambio equivalente. Desear por algo especial significa que otra cosa debe ser consumida para que sea posible. Los deseos no se harán realidad si te preocupas por la armonía”
Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, día quince, escenario Fate, Lo que no puede ser negado.

“Déjanos colgar un hilo aquí… un fino hilo vinculado a la esperanza llamado el Santo Grial. Aquellos que ya están colgando de este hilo y recibiendo sus bendiciones, aquellos que añoran la salvación al reunirse, aquellos que se rehusaron al conocimiento y lo cortaron. Todos sus objetivos son diferentes, pero actualmente mucha gente esta peleando por el favor de ese hilo…  Originalmente esto es lo que son las reliquias: espejos que revelan la verdadera naturaleza humana. El karma en sí mismo. Hubo una leyenda de alguien que colgó un hilo de araña en el infierno para salvar a una persona, pero los muertos se reunieron en masa y al final nadie se salvó. Y ahora… ¿En qué se convertirán ellos?”
Crazy Clover Club, Type Moon Complex X, doujin, capítulo 5.

Para ser capaz de enamorarme de ti… casarme contigo… tener un esposo, tener una hija. En los pocos años que pasaron rápido… me diste todo lo que quería… ya no tengo ningún arrepentimiento. Todo, toda la felicidad en este mundo, ya la he [obtenido]… (Fate Zero,Vol. IV, Acto XIII, Segunda parte),

eso era lo que pensaba Irisviel: la madre cariñosa que pasaba su tiempo con el pequeño homúnculo al que había dado a luz y a quien le había dicho cada noche que ella moriría

Sí. Mamá se lo dijo a Ilya. Que ellas estarían separadas por siempre… Mamá me dijo que incluso si no podemos vernos nunca más, ella siempre estará a mi lado. No tengo porque estar triste, ella me lo ha estado diciendo antes de ir a dormir. Así que Ilya siempre estará con mamá (Fate Zero,Vol. I, Acto II, Segunda parte).

La esposa fiel que es al mismo tiempo el punto de apoyo de su marido y su última muerta para culminar con su carrera frenética en busca de la paz:

Yo te protegeré. Saber también te protegerá. Y… Maiya también estará junto a ti (Fate/Zero, Vol. II, Acto VI, Primera parte).

La amiga incuestionable que buscaba la salvación del caballero Arturia. Ella era una mujer fuerte y madura, aunque de vez en cuando hacía bromas con bastante travesura:

De pronto, tengo una idea. Deberíamos ir al mercado negro mundial y comprar algo como el último tanque o bombardero; si tú te subes y lo conduces, ¿no terminarías este Toque del Cielo en un solo movimiento?  (Fate/Zero,Vol. III, Acto VII, Cuarta parte),

le dijo a Saber con un poco de recelo. Pero esa no era más que una máscara para ocultar su tristeza. La madre que compartía el dolor de una máquina que había perdido a su hijo hace mucho tiempo,

Irisviel: Hisau Maiya – tú eres la única quien no me compadecería. Tú definitivamente estarías de acuerdo conmigo… eso es lo que creo.

Maiya: Incluso si tuviera que renunciar a esta vida mía – Irisviel, te protegería hasta el final. Por lo tanto, por Emiya Kiritsugu, por favor muera. Por el cumplimiento del sueño de ese hombre (Fate/Zero,Vol. III, Acto XII, Segunda parte).

¿Por qué tenía que sufrir tanto Irisviel? Justeaze, un homúnculo creado por los Einzbern, había sacrificado su vida y su cuerpo para forjar el Santo Grial, darle comienzo a la Guerra y permitir a sus compañeros alcanzar Akasha, para que pudieran cambiar el mundo con ese deseo; doscientos años después, su “copia”, Irisviel, sacrificaría su existencia para permitirle a su marido liberarse de los sentimientos de dolor y culpa que experimentaba, para ponerle fin al experimento de los Einzbern, para darle clausura a este combate y al sueño delirante de su familia.

La oscuridad estaba rodeada de la ambición acumulada por miles de años… De las tres familias del inicio, la familia Einzbern fueron los que más tiempo pasaron dedicados en búsqueda del Grial. Encerrándose a sí mismos en las profundas y congeladas montañas… Pero su búsqueda estaba llena de problemas y humillaciones, al igual que de sufrimiento y oposición. Buscar bajo estas condiciones no otorgó ningún resultado. Finalmente, desesperados ante el camino de buscar a solas el Grial, ellos aceptaron de poca gana un pacto con las familias Tōsaka y Matō doscientos años atrás. En los siguientes rituales del Toque del Cielo que prosiguieron, jamás triunfaron debido a que las habilidades de sus Maestros se quedaban cortas – la solución final fue contratar a un mago del exterior apto en la lucha… Atravesando los salones… se encontraba [dibujada] la ‘Sagrada Dama del Invierno’, Justeaze Lizrich, perteneciente a la familia Einzbern, y dos magos esperándola a su derecha e izquierda. Todos ellos extendían sus manos hacía el Grial que se encontraba en el cielo. Era fácil deducir, en base de la composición y el balance de esta pintura que tanto desdeñaba la familia Einzbern, a los Tōsaka y Matō de hace doscientos años atrás, y cuán grande fue su humillación al tener que depender de su ayuda. Esta pintura comunicaba todos esos sentimientos… La máquina de los deseos, ‘el cáliz omnipotente’ es solo una entidad espiritual y no posee una forma física, así que para permitir que la forma de este ‘Santo Grial’ descienda, debe ser preparado un ‘Recipiente del Santo Grial’. Por esta razón, la guerra de los siete Sirvientes que rodea al Santo Grial podía ser llamada un ritual de invocación espiritual… Ahora que lo pensaba, al espíritu de los Einzbern probablemente solo le quedaba la rigidez dirigida hacia este ‘logro’. La materialización del espíritu de un milagro. Mil años buscando este milagro perdido… En esta larga y ardua jornada, ellos ya habían perdido desde hace mucho sus objetivos y su propósito. Solo para probar que su travesía de mil años no fue un desperdicio, solo para confirmar que, ‘en verdad existe’, la familia Einzbern luchará poniendo su vida en riesgo para obtener el Grial. Pero, para ellos, no hay uso que dar al Grial una vez que haya sido invocado. Este sentido del propósito ha desparecido hace mucho tiempo del alcance de sus consideraciones (Fate/Zero, Vol. I, Acto I, Segunda parte).

Cuando Fuyuki sostuvo el Toque del Cielo, Jubstacheit, el jefe de la familia Einzbern, sintió que era un movimiento inapropiado establecer un puesto de avanzada directamente sometido a la familia archirrival Tōsaka. Por eso, usó todo el poder financiero de su clan y compró todo el campo que cubría las tierras más cercanas a Fuyuki como el cuartel de la familia Einzbern. Eso ocurrió cerca del comienzo del tercer Toque del Cielo, que también coincidió con los tensos y peligrosos tiempos justo antes del establecimiento de la Segunda Guerra Mundial. Este extenso bosque primitivo está cubierto con un campo, completamente aislado del mundo exterior, y la familia Einzbern transfirió todo en su castillo original hasta este bosque. A partir de este acto, se puede ver el inmenso poder financiero y la extraordinaria persistencia en la persecución del Santo Grial… Comparado a los Einzbern, todas las negociaciones que han hecho los Tōsaka para comprar la tierra en Fuyuki, y las dificultades que habían pasado en encubrirlo, parecían un juego de niños (Fate/Zero, Vol. II, Acto VI, Primera parte).

Irisviel von Einzbern es una prisionera de esta locura, de esta rueda de Ixión que no ha cesado de girar, repitiendo su propio destino, un homúnculo más entre innumerables fracasos.

Ella originalmente era una mujer con poca felicidad. Nadie habría pensado en darle el sentimiento llamado felicidad… no era una creación de los dioses, fue construida por la mano del hombre… Irisviel nunca había tenido ningún deseo. Creada como una marioneta, criada como una marioneta, tal vez desde un principio ella nunca entendió el significado de la felicidad… La chica que podría haber sido solo una marioneta encontró el amor y se convirtió en una mujer, y descubrió una fuerza inamovible como madre. Eso debería de tener la apariencia de una ‘felicidad’ que nadie podría invadir. ‘Iri…Yo seré, algún día, la causa de tu muerte.’ [Dijo Kiritsugu apunto de llorar, mientras se postraba de rodillas]… ‘Lo comprendo. Por supuesto. Ese es el deseo más profundo de los Einzbern. Es para eso que fui creada.’ Ese era el futuro que ya había sido decidido. Después de que ocho años hubieran pasado, el hombre llevaría a su esposa a su lugar de muerte. Como una de las victimas para salvar al mundo, Irisviel se había convertido en el sacrificio para su ideal. Ese era un asunto que había sido discutido entre ellos en varias ocasiones, uno en el que habían llegado a un acuerdo… ‘Conozco tus ideales, y me he encariñado con tus plegarias; es por eso que estoy aquí ahora. Tú me guiaste. Tú me diste una vida que no estaba destinada para una marioneta’… Esa fue la forma que tomó el amor de la mujer llamada Irisviel… ‘Nunca lo olvides. ¿Acaso no era tu sueño? Un mundo donde nadie tuviera que llorar de esta manera. Ocho años más… Y tu batalla se habrá terminado. Nosotros llevaremos a cabo ese ideal. Estoy segura de que el Grial te salvara’ (Fate/Zero, Vol. I, Prólogo, Ocho años atrás).

Y el hombre gastó cada segundo de su vida con la mujer, aun sabiendo lo que le haría al final… Pasó tiempo con ella y le enseñó muchas cosas. La mujer esperó con ansías el día en que abandonaría ese castillo perdido en la nada y podría ver con sus propios ojos el mundo exterior. Kiritsugu la llenó de regalos y le permitió ser feliz antes de entregarse por él, por su sueño, por su hija:

Entre todos los juguetes que Kiritsugu trajo al castillo Einsbern, este es mi favorito [un automóvil]. No hacía otro cosa más que dar vueltas por las tierras del castillo, y hoy es la primera vez en la que conduzco en un lugar tan amplio. ¡Es maravilloso! (Fate/Zero, Vol. II, Acto V, Primera parte).

[Yo soy] el guardián del recipiente – mi deber es manejar y transportar el ‘recipiente’ preparado para el descenso del Santo Grial. En realidad, eso no es totalmente exacto. Durante el anterior Toque del Cielo, no sólo el Abuelo Acht perdió a su Servant, el precioso ‘recipiente’ del Grial también fue roto durante la guerra. En el tercer Toque del Cielo, ya que el ‘recipiente’ fue dañado antes de que el vencedor fuese decidido, la guerra no tenía sentido. Fue cuando el Abuelo empezó a reflexionar y decidió cubrir al ‘recipiente’, esta vez dentro de una figura humanoide que tiene una conciencia y puede auto-gestionarse…Y eso soy – yo. Al ‘recipiente’ se le concedió el instinto de vivir. Con el fin de esquivar todo tipo de peligros por sí mismo, el Abuelo puso el ‘recipiente’ dentro de mí (Fate/Zero, Vol. III, Acto VII, Segunda parte).

Su fecha de “caducidad” ya estaba decidida, encontraría su tiempo límite en el momento en que la guerra entrará en su fase final y los Espíritus Heroicos comenzarán a morir. En ese momento, ella tomaría sus almas y degeneraría hasta ser un simple objeto sin pensamientos, una cáscara vacía…

Ilya usando el “Vestido del Cielo”

Para ser honesta, no entiendo mucho el ideal de Kiritsugu… Al final, probablemente sólo pretendí entenderlo. Tal vez fue para mantenerme junto a la persona que amo… Pretendí que tenía el mismo ideal que él. Si doy mi vida por un ideal que ambos compartimos – en comparación con una mujer que simplemente se sacrifica por su esposo, ¿no me convertiría en una carga menor para Kiritsugu?… Probablemente sí tenga… un deseo. Deseo que Kiritsugu y Saber obtengan la victoria. Yo, para ellos, deseo que posean el Santo Grial… Lo que espero es el fin de la guerra para siempre. Es lo mismo que busca Kiritsugu, para cambiar la estructura de este mundo y terminar toda lucha. Está batalla por el Santo Grial en la ciudad de Fuyuki no sería la excepción…

Está es ya la cuarta vez, y quiero que esto sea el último Toque del Cielo. En términos de homúnculos sacrificados como recipientes del Grial,  espero ser la última… Era el plan de la cabeza de la familia… Para el “protector del Grial” después de mí, pensaba usar un homúnculo con mecanismos aún más complejos. No sólo implantaron el secreto del Santo Grial en el embrión, si no también añadió Circuitos Mágicos a su exterior e hicieron su cuerpo físico capaz de convertirse en un recipiente del ‘Grial’ por sí mismo… La cabeza de la familia ya había predicho la posibilidad de ‘la quinta ronda’ antes de que el ‘Cuarto’ Toque del Cielo comenzará y me permitió dar a luz a Ilya. Si Kiritsugu y yo fallamos, esa niña (Ilya) se convertirá en el espécimen experimental de ‘el Vestido del Cielo’… Cuando la sostuve y la alimenté… Yo también estaba muy consciente de que ella no sería capaz de escapar del destino de convertirse en un ‘recipiente’ al final. ¿Puedes entender los sentimientos de una madre que siente desesperación sin fin cuando mira a su hija amada?… Sin embargo, ese es el destino llevado por los homúnculos de los Einzbern. Ya sea esa niña o mi nieta, este dolor es probado una y otra vez en cada ocasión que nace una de nosotras. Este destino se repetirá cada vez que el Santo Grial de Fuyuki descienda. Por lo tanto, espero que este dolor pueda terminar aquí, conmigo, usando mi cuerpo para acabar con el deseo obstinado de los Einzbern. Si mi deseo puede cumplirse, entonces mi hija será liberada de este trágico destino. Esa niña probablemente sería capaz de vivir toda su vida como un ser humano y no tener nada que ver con el Santo Grial (Fate/Zero,Vol. IV, Acto XIII, Cuarta parte).

Cuando se estaba gestando el lento proceso de su muerte, Kiritsugu recordó lo que una vez había dicho:

Lo siento, hay muchas, muchas promesas sin cumplir. Dije que te sacaría de ese eterno castillo invernal para ir a ver las flores florecer afuera, para mirar el mar que brillaba con la luz sobre las olas. Una vez te prometí que un día te llevaría conmigo a mirar todas esas cosas. (Fate/Zero,Vol. IV, Acto XIII, Segunda parte).

Y sin embargo…

no importa lo que sea el Santo Grial. No puedo desear regenerar la muerte o cambiar el pasado… Cada vez que dije que un milagro es imposible, las lágrimas comenzaban a caer sin detenerse. Me pregunto por qué desear un ‘milagro’ por una felicidad tan normal es demasiado para las personas (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, día quince, escenario Fate, El sótano de la iglesia).

La ilusión, la búsqueda de los magos soñada por Irisviel mientras se acercaba al final de su vida. Sus preocupaciones tomaron el aspecto de una pesadilla mientras se desbarataba en el olvido como una víctima más de la guerra por el Grial:

Había dolor. Había humillación, y había arrepentimiento, odio y pérdida. Derramamiento de sangre y una tierra desolada. Traición y venganza. Habiendo dedicado todo y aún sin recibir nada a cambio — era un ciclo costoso que no cosechaba recompensa… Estaba recontando la historia de un clan que había sellado todo lo que poseía dentro de un castillo en lo profundo de invierno. Y aquí finalmente recordó — lo que ella estaba mirando hacia abajo era la peregrinación de miles de años de la familia Einzbern por el Santo Grial. La Juzteaze original y las muñecas femeninas modeladas después de ella… Eran homúnculos, falsos seres vivientes. Fueron humanoides desechables, creados con el arte secreto de la alquimia y usados para cumplir un deseo inalcanzable… Esta perdida y confusa historia del clan Einzbern, fue escrita con su sangre y lágrimas usadas como tinta,  sus huesos rotos y las puntas de sus dedos congelados fueron sus plumas… Todos los homúnculos fueron fabricados pensando en la ‘Dama del Invierno’, usándola a ella como su modelo. Por lo tanto, comparten el mismo dolor… Había un deseo triste que sólo Irisviel poseía de todas sus innumerables hermanas y no podía compartir con nadie más — y eso era el amor maternal… Fuera de las muchas generaciones de homúnculos, ella había sido la primera en dar a luz a un niño de su vientre. Fuera de todas las de su tipo, sólo a ella le habían dado un amor por su hija. Pero aún así, el destino que llevaba era igual de lamentable. Ilyasviel von Einzbern era el siguiente Recipiente del Grial, y también una parte mecánica arrastrada por el engranaje de miles de años de delirio y terquedad. Este grillete no se rompería hasta que alguien reclame la victoria. La Tercera Magia, el Toque del Cielo — ese logro era la única salvación. Muchos sonidos se precipitaron hacia Irisviel. Ella coreaba con sus innumerables hermanas. El Santo Grial – Por favor, otorga el Santo Grial en mis manos. En lo profundo del bosque, donde los homúnculos usados fueron descartados, la montaña de cadáveres compuesta por sus parientes, gritaban. Esos podridos, rostros infestados de gusanos se superponen con el rostro joven y pequeño de Ilya, y emiten esos dolorosos sonidos… Disipa todas las penas y ahuyenta todas las preocupaciones. Pronto, ella recibiría el poder para cumplir los deseos y se convertirá en el omnipotente recipiente concede deseos que podía realizar todo… (Fate/Zero,Vol. IV, Acto XV, Quinta parte).

Ah, que lamentos aquellos que se alzaban hacia el cielo, queriendo acabar con el sufrimiento. Ilya, la hija perdida de los Einzbern, su destino ya estaba sellado: en Fate, morirá un año de acabada la guerra (la primera gran derrota de Shirou y la razón por la que se volverá el Espíritu Heroico Archer/Emiya, también explica por qué en su batalla contra Berserker nunca se atreve a atacarla directamente). En Unlimited Blade Works será asesinada y en Heaven’s Feel se sacrificará para sellar el milagro anhelado por su abuelo Acht…

Una respuesta

  1. Kei

    Al terminar de leer esto me dejo un sentimiento de melancolía pero igual te quedo muy bien resaltando los puntos mas destacados del personaje, la vida de Iri fue realmente triste y trágica al final su mayor deseo no estuvo ni cerca de cumplirse, Ilya no pude liberarse de destino y ver por todo lo que pasara para ser el recipiente del grial y la master de Berserker es triste.

    La verdad ninguna de las 3 heroína de F/SN son de mi agrado, solo madre e hija Einzbern son las que se llevaron todo mi aprecio, terminaron siendo mis favoritas en todo lo relacionado a fate pero a todo esto recién me entero que van a sacar en anime el spin-off de Prisma Ilya al menos hay ya pueden vivir juntas y mejor con Kiritsugu y Shirou no me esparaba eso pero me alegra en gran parte.

    15 febrero 2013 en 23:58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s