Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Fate/Zero II 6: Entre las luces y las sombras: un antihéroe (Emiya Kiritsugu) (Segunda parte)

Salvar a alguien significa no salvar a otra persona, un superhéroe es en realidad egoísta.”
Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Fate, día uno, Entrenamiento

En mi primera reseña sobre Fate/Zero, señalé que el género épico (ver Fate/Zero 1-2: La apuesta del juego de los dioses) comienza a declinar con la aparición de la novela. Kiritsugu encarna al héroe moderno que pasa de la epopeya a la novela (sea visual o ligera). A diferencia del personaje clásico, es, pues, un anti-héroe que no regresa a casa para morir y encontrar la gloria y el honor (Iskander, Saber, Lancer, Gilgamesh, principalmente). Es más bien un individuo inestable que viaja, busca abrirse camino, conoce, aprende, se relaciona con otros de forma incompleta. La guerra entre los grandes poderes mágicos está en manos de un asesino que se debate entre la nostalgia, el deber y la redención. Este no es un héroe con superpoderes como los espíritus heroicos, que cargan con las leyendas de sus hazañas, ni tampoco es un luchador que sirva a un poder superior más allá de la comprensión como lo son los magos y los ejecutores. Más bien se trata de la sombra oscura que se tiñe de la agonía y se alimenta del dolor. Nace del malestar provocado por la violencia y de los muchos conflictos que se perpetuán: las masacres perpetradas por la Asociación de Magos y la Santa Iglesia, las investigaciones maléficas de los desertores y herejes, las plagas ocasionadas por los apóstoles muertos… Son otros tantos nombres para ese sufrimiento. Kiritsugu y Maiya, personajes sacados del film noir, son más cercanos a esas historias de asesinato que compuso Urobuchi al comienzo de su carrera, cuando dirigió y escribió Phantom of Inferno (en cierta forma Kiritsugu y Maiya son el reflejo de Ein y Zwei). Hay un paralelismo entre la nada autoanonadante de los fantasmas sin nombre, y la máquina que combate por cumplir un deseo imposible. En ambos finales, la suerte esta sellada y la lucha, por más que parezca necesaria, no conduce a ningún lugar, como si al final se hundiera cualquier promesa de esperanza. En esa penumbra que retira la calidez de su presentación, únicamente retumba la risa de la desesperación…

Historia de Caín (continuación)

“Si cometes el mal debido a tu odio al mal, al final todo lo que quedará será el mal. La furia y el odio que brotan de ahí, causarán nuevas guerras una vez más.”
Urobuchi Gen, Fate/Zero, Vol. III, Acto XI, Cuarta parte

“No es necesariamente correcto elegir el camino de tu vida solamente basado en tus talentos y habilidades. Las creencias y sentimientos de una persona vienen antes que los talentos… Si ellos consideran ‘qué necesita hacerse’ antes de considerar ‘Qué es lo que quiero hacer’ y sólo actúan de acuerdo a éstas reglas… no son más que máquinas”
Urobuchi Gen, Fate/Zero, Vol. IV, Intervalo: En algún momento, en algún lugar.

Salvar a alguien requiere que sacrifiques a alguien más. Así es como piensan los héroes, quienes están dispuestos a dar sus vidas o las de otra persona para poder proteger a los que no han muerto y estos puedan seguir viviendo. Suena romántico y justo, parece ser lo correcto y el modo ideal de proteger a los otros, pero no conocemos el alcance de esas palabras, que suenan tan bien al pronunciarse con elegancia. Hacer lo que tenemos que hacer, dejar de lado nuestras emociones y realizar lo correcto: qué discurso ético más incoherente. Kiritsugu podía disociarse de sus sentimientos, hasta tal extremo, que cometía actos atroces aun cuando la culpa lo carcomiera por dentro. Porque nadie puede entender la razón detrás de la eficiencia de la salvación. Es gracioso, pero Saber y Kiritsugu terminaron aislados por tomar las decisiones correctas a pesar de que, como nos recuerda Natalia, hacer lo correcto no es necesariamente bueno. Una máquina esta programada para tomar la decisión para la que fue programada y seguirá tomándola hasta que su programación falle. Recordemos que también Arturia era acusada de ser una máquina que impartía justicia sin mostrar emociones, y todos los héroes que ayudan a los demás antes que a sí mismos, tales como Kiritsugu, Shirou y Arturia, son considerados malos héroes.

Si el chico hubiera escuchado las suplicas de Shirley y tenido el valor para hundir la plateada espada corta en el pecho de la chica que más amo, entonces la presente tragedia no habría sucedido. Si hubiera hecho eso, aunque su corazón hubiese quedado hueco… muchas vidas no se habrían perdido (Fate/Zero, Vol. IV, Intervalo: En algún momento, en algún lugar).

Nunca más volvería a dudar, de ahora en adelante haría lo correcto. Quizás como una especie de broma oscura, este capítulo de Fate/Zero fue transmitido un día antes del día de las madres, una especie de recordatorio de lo ridículo e insalvable de ese hombre llamado Emiya. Natalia Kaminsky, una mercenaria que prosperaba a partir de las guerras secretas entre la Santa Iglesia y la Asociación de Magos, vendiendo crestas mágicas de los magos capturados por su propia mano. Mitad humana, mitad súcubo, cazadora y luchadora experta, su sangre mezclada le daba una ventaja: podía soportar, en su interior, el dolor provocado por ese veneno llamado prana. Violenta, letal. Al quedar huérfano y sin hogar, fue Natalia quien lo acogió en su hogar. “Te he tratado como si fueses mi madre. Siento que no estoy solo, y eso me hace feliz”, pensaba Kiritsugu. Ella también perdió su fuerza y vitalidad, en un momento en que su vida estaba condenada, sus últimas palabras fueron una despedida fugaz.

Por mucho tiempo, experimente la sangre y el mal olor por mi propia cuenta. Casi olvidaba el hecho que estaba completamente sola. Es por eso que… [es] como si fuésemos familia (Fate/Zero, Vol. IV, Intervalo: En algún momento, en algún lugar).

Para Kiritsugu era su madre, no obstante ningún milagro llegaría a preservar su vida. No permitiría que se repitiera la tragedia de la isla Arimago, porque ahora estaba dispuesto a vaciar la balanza. Natalia no podía ser salvada, y quienes sí podían ser salvados debían tener prioridad. Ella sobreviviría a costa de muchas otras vidas. Por eso, no era permitido que siguiera viva. En Fate, los héroes son

mitos, leyendas, fabulas, historias… Un héroe alcanza la inmortalidad en la mente de las personas después de su muerte, y se les concede otra forma de existencia. Seres humanos que consiguen milagros, salvan gente y logran grandes hazañas… son promovidos a espíritus heroicos después de sus muertes y se vuelven guardianes de la humanidad. No importa si existieron o no. El espíritu de las personas crea a los héroes. Las personas desean ‘que así deberían ser las cosas’, les dan forma y las hacen reales. La autenticidad es secundaria. Tienen forma tanto tiempo como sean famosas y se les tenga fe (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Prólogo, Primer día).

Originalmente él tenía fe, creía que, cuando llegará ese momento, alguien respondería al llamado. Y cuando su hermana cayó víctima del mal, no dejó de creer. Incluso cuando su madre también parecía insalvable, el aún guardaba esperanza en su corazón.

Todo por lo que rezaba era por tener a alguien que los salvara. El chico creía firmemente que debía haber alguien quien los pueda liberar de este terror de pesadilla… Alguien seguramente los va a salvar. Él mantenía repitiéndose eso a sí mismo (Fate/Zero, Vol. IV, Intervalo: En algún momento, en algún lugar).

Pero después de eso, ya no pudo creer más. Desde que la guerra por el Grial comenzó y la lucha se encarnizó, este hombre maldijo a los héroes del pasado que surgían de las sombras:

¿Ese tonto consiguió conquistar el mundo? (Fate/Zero, Vol. I, Acto IV, Primera parte)

declaró en tono burlón al observar al gran conquistador Iskander. Todo era una mentira, una mentira que lamentaba. En el mundo que iba a crear, no había espacio para esos seres en piel humana que caminaban al campo de batalla. Eran los culpables del mal que experimentaba la humanidad desde su nacimiento en esta tierra corrupta. En un largo monólogo, expone sus pensamientos, fumando con despreocupación ante los muertos.

La caballería no puede salvar al mundo. Fue así en las historias del pasado, y así será en el futuro. Esos tipos (los héroes) promovieron la idea de que hay una diferencia entre el bien y mal cuando se trata del método de pelear, y actúan en el campo de batalla como si tuvieran orgullo… ¿cuántos jóvenes crees que fueron engañados por la gloria de tal coraje y finalmente sangraron hasta sus muertes?… No importa en qué momento histórico nos encontremos, el campo de batalla siempre ha sido un verdadero infierno… no hay lugar para la esperanza. Lo que hay ahí, sólo es la fría desesperación y un pecado llamado victoria, construida sobre el dolor de los vencidos… Mientras la gente no se arrepienta y no lo considere como el tabú más malvado, entonces el infierno reaparecerá interminablemente en el mundo… Sin embargo, los humanos no se dan cuenta de esa verdad, no importa lo alto que levanten sus montañas de cadáveres. Eso es porque los valientes e intrépidos grandes héroes siempre han deslumbrado a los ojos de las multitudes con sus esplendidas leyendas heroicas. ¡Debido a las acciones nostálgicas de esos idiotas y su negativa a admitir que el derramamiento de sangre es por sí mismo malvado, la esencia de los humanos se ha quedado en el mismo lugar desde la Edad de Piedra!… Al final, matar es necesariamente malo (Fate/Zero, Vol. III, Acto XI, Cuarta parte).

Él no quería prestigio o gratitud… La ‘justicia’ le quitó a su padre, y ahora también le quitó a su madre, [y a su esposa e hija]. Todo lo que le dejó fue la sensación de sangre en sus manos. Incluso su derecho de recordarlos estaba también removido. Las personas que amó. Sus voces, sus rostros, ninguno de ellos puede volver. En lugar de eso, aparecerán una y otra vez en sus pesadillas… probablemente nunca lo perdonarán… Ese es… el precio por perseguir su ideal. Ahora, Kiritsugu ya no puede regresar. Lo que él busca desaparecerá con un simple momento de duda o incertidumbre. Si lo hace, entonces todos los precios que ha pagado, y todos los sacrificios, se convertirán en acciones sin valor. Seguramente seguirá el ideal en su corazón y aspirará a cumplirlo ¿mientras lo maldice y odia al mismo tiempo?… Él aceptará esa maldición. Él aceptará ésta furia… Si la crueldad que estas manos cargan es el límite para los humanos… Entonces dejará que quiten todas las lágrimas en el mundo (Fate/Zero,Vol. IV, Intervalo: En algún momento, en algún lugar).

Sus experiencias de acción independiente sin unirse a nadie, eran sorprendentemente pocas… ¿era porque  siempre sobrevivía al final?… pensó en ello, y sintió que había llevado una vida distante que no estaba conectada a la palabra ‘solo’. Podría también ser llamada una vida mucho más cruel que estar solo. Siempre había alguien junto a Kiritsugu. El único haciendo excusas durante todo este tiempo para matar o causar la muerte de esos ‘alguien’ era, una vez más, Kiritsugu… Para iniciar de esta manera, y para terminar de esta manera — esto tenía que ser el destino… Alguien como él, quién había perdido a tanta gente — tal absurdo era imperdonable (Fate/Zero, Vol. IV, Acto XV, Segunda parte).

Él fue traicionado por muchos. Y, al final, fue traicionado por la única cosa en la que creía: su ideal (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día nueve, Intervalo-historia de un caballero)

Los  anti-héroes

“No pensé acerca de que alguien estaba ahí para salvarme, sino de que la acción misma de salvar a alguien… era maravillosa y algo milagroso… La pregunta que siempre me he hecho. Quiero ser un superhéroe e intento ayudar a los otros. Sabía que había algo malo en eso, aunque no sabia qué… Sé que algo anda mal conmigo. No importa, porque querer ayudar a los demás no es incorrecto”
Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día trece, Tu enfermedad.

“Porque yo… salvaré al mundo.”
Urobuchi Gen, Fate/Zero, Vol. IV, Acto XVI, Octava parte.

“El héroe Emiya está condenado a ver el lado abyecto de quienes quiere salvar…  terminó odiando a los humanos por repetir sus conflictos. Y se odió a sí mismo por creer que los humanos son sagrados…”
Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día quince, Castillo Einzbern.

“Al final, nunca obtendrás nada por salvar a los otros. Es una vida falsa, en la que no podrás salvar ni a los demás ni a ti mismo.”
Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día diez.

“Los salvadores que llamamos antihéroes… un asesino que no tiene perdón… Seres cuya existencia misma es malvada, pero sus acciones salvan a la gente… tanto víctimas como victimarios…Un ideal creado con la intensión de borrar el pecado original. Piensa en ellos como en algo que nunca se volverá realidad: son sinónimo de la paz”
Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Heaven’s Feel, día cuatro, El comienzo de la Guerra del Santo Grial

Todo héroe lleva dentro de sí su propia perdición, no importa que tan noble sea, no importa que tan fuerte sea, cada héroe experimenta la tragedia como la caída en un abismo infinito. Solamente en la medida en que experimenta esa caída, es que un héroe puede ser considerado heroico. Son víctimas lanzadas al pozo negro de la noche para permitir a la humanidad seguir existiendo, mas su vida consumida por la traición (Diarmuid), la derrota (Arturia), la muerte (Iskander), la frustración (Gilgamesh), la locura (Gilles de Rais), el amor (Berserker), o el olvido (Assasin), es parte de esa vida que se hunde en la perpetua aniquilación. La armonía del mundo permanece, su coro no deja de resonar, mientras que los protagonistas retroceden de nuevo hacía su “regazo”, guiados por una especia de sentencia que declara que el individuo expía la culpa de ser un individuo por el hecho de caer de nuevo en el todo del que una vez brotó. En términos del Nasuverso es el regreso a la “Raíz” (根源, Akasha) que almacena y guarda los datos de lo que ha sucedido y sucederá. En el Trono de los Héroes, los grandes espíritus del pasado, el presente y el futuro permanecen calmados, mientras, en el mundo mortal, los anti-héroes se lanzan en una carrera desesperada por alcanzar la paz. Sería mejor que nunca hubieran existido, porque sus manos están manchadas de sangre, dejan su huella en la historia con una cola compuesta de sulfuro y un rastro rojo lleno de conmoción… Un héroe es alguien que realiza el bien al ayudar a los otros, pero la forma en que se realiza el bien (el medio) siempre es cuestionable con respecto al objetivo (el fin). Por lo tanto hay que entender la definición de héroe en un sentido amplio, por eso hay una contradicción que habita su existencia.

0) Contradicción cero: un héroe no puede salvarnos a todos:

Salvar a alguien significa no salvar a otro. Un superhéroe solo puede salvar a las personas que puede salvar. Es algo obvio; sin embargo, esa es la definición de un superhéroe… [Por ejemplo,] hay un ladrón que tomo rehenes, el ladrón intenta matar a los rehenes. Con métodos normales, habrá muchos rehenes que morirán. Incluso si usas un método milagroso para salvar a los rehenes, hay una persona que no puede ser salvada. Esa persona es, por supuesto, el ladrón del cual los rehenes fueron salvados… Es por eso por lo que incluso Dios no puede salvar a todo el mundo… (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Fate, día dos).

1) Primera contradicción: los héroes, que han alcanzado un gran reconocimiento, usan su poder para prevenir las catástrofes, pero los únicos que pueden causar la desgracia y la infelicidad de la humanidad son los mismos seres humanos.

Únicamente son convocados por ‘el mundo’ cuando aparece algo que lo amenaza. Armas usadas para destruir los factores dañinos… Son invocados en un infierno… Los humanos perecen por su propia mano. Entonces el proceso de destrucción debe ser el mismo…(Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día nueve, Intervalo-historia de un caballero).

El superhéroe que quieres ser no es otra cosa que un limpiador… Tus métodos no te permitirán revertir la tristeza de un desastre o la miseria de la muerte. Hay límites. Un superhéroe es alguien que llega cuando todo ya ha sucedido. No serás capaz de salvar a las personas que más deseas salvar (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Fate, día siete, Una persona diferente).

No salvan a las personas. Simplemente eliminan a quienes representan una amenaza, sin importarles si son buenas o malas. No salvan a la gente de la desesperación. Lo que hacen es eliminar a las personas que están desesperados para que otras sean felices (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, “día quince, Castillo Einzbern).

Los héroes que han vuelto a la vida por medio del Santo Grial, son egoístas y ególatras. Algunos nunca alzaron sus armas por el bien de los demás. Muchos de ellos simplemente son héroes por haber matado a muchos. Tampoco existen por el bien en sí, sino por las esperanzas que se depositó sobre ellos.

Incluso aquellos quienes odian a los humanos, y aquellos que los humanos odian son convocados como guardianes… (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día doce, Intervalo-Infinito).

‘Nos volvimos Espíritus Heroicos por nuestros logros y nos convertimos en una fuente de apoyo para la gente. ¿Pero de verdad crees que deseamos estar del lado de los humanos?’ Si son llamados Espíritus Heroicos deberían ser puros. Por eso pensé que estaban para proteger a las personas, pero ese no es lo que hacen muchos de los espíritus con los que me encontré. ‘Los Espíritus Heroicos no tienen voluntad… únicamente protegen a la gente. Somos invocados cuando hay problemas y desaparecemos cuando los hemos solucionado… Ni siquiera obtendríamos reconocimiento aún cuando salváramos el mundo… Como Espíritus Heroicos que se les ha dado cuerpo, recuperamos nuestra humanidad, junto con nuestros deseos y rencores. Por eso buscamos el Santo Grial… para cumplir nuestros deseos y permitirnos seguir existiendo como humanos, aunque sea por poco tiempo’ (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día seis, la definición de un héroe).

2) Segunda contradicción: las personas no pueden dar lo que tienen sin obtener nada a cambio. El bien hecho por el bien mismo es falso. Es como dinero que es lanzado a un pozo: jamás podrás recuperarlo. Molesta a los otros, quienes no pueden entenderlo.

La forma en que vives tu vida está de verdad distorsionada”, le dice Rin a Shirou, “es un error vivir pensando que los otros son más importantes que tú. No estoy hablando acerca de la opinión común de salvar a los otros para que así seamos amados. No seamos hipócritas, cada uno cree que es el más importante (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día trece, Tú enfermedad).

El poder solo existe para cumplir tus propios deseos. La compasión no es buena para los otros… todo se encontrará en perfecto balance debido a que regresará a ti. Uno recupera la energía que usó porque da vueltas en círculo para crear más energía. No hacerlo significa nunca recuperar lo perdido… si vives por los otros, estoy segura que terminarás por agotarte” (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día nueve, Intervalo-historia de un caballero).

¿Por qué razón peleaba y cuáles eran sus motivos? Nunca se los dijo a nadie… Por eso era sospechoso para la gente a su alrededor… Salvaba a la gente del peligro, pero no sabían porque lo hacía… Debería haber tenido una razón. Codicia, orgullo, egoísmo, lujuria, venganza o devoción. Razones tan simples como esas son fáciles de entender. Si él no tenía esa clase de objetivos, entonces un final terrible le esperaba… Su recompensa no… la recibía de las personas que salvaba, sino de la acción de salvar a otros… Un salvador impecable es un problema para todos, excepto para quienes salvó… Muchos lo consideraban un hipócrita y un idealista ciego (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día ocho, Intervalo).

Acéptalo. Nadie podrá ser salvado si intentas salvarlos a todos… Es hipócrita que pelees por los demás y no por ti mismo. Lo que buscas es la paz y no la victoria. Tal cosa no existe en ningún lugar del mundo… (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día seis, Abandona tus principios).

Porque siempre debe a haber un sacrificio. No hay modo de que algo pueda ser cambiado. Pensar de otro modo no es otra cosa que ser hipócrita. Un héroe es un héroe porque es capaz de cambiar el destino de alguien que va a morir, no se trata del número de personas que ha salvado, sino de que es capaz de realizar un milagro. Kiritsugu, Archer, Shirou o Avenger, por supuesto, no pueden hacer milagros…

Los anti-héroes de Fate

3) Tercera contradicción: un ideal solamente puede ser soñado, no realizado.

Un ideal es solamente un ideal. Tanto tiempo como te aferres a él, entrará en conflicto con la realidad y el abismo crecerá entre ambas. El camino que sigues es de esa clase. Un día  tendrás que darle la cara a la realidad y pagarás el precio por tus compromisos. Esa decisión tuya terminará quitándole la vida a mucha gente… No importa lo que hagas, siempre existirán personas que no pueden ser salvadas. Todo lo que puedes salvar con tu ideal es el ideal mismo (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Fate, día siete, Una persona diferente).

Necesitas una razón para pelear, pero no pueden ser ideales. Si peleas por un ideal… No hay manera de que salves a alguien… La salvación proporcionada por otros no es ninguna salvación. Una persona solamente puede ser salvada por su propia voluntad y acciones… Por esa razón, tu ideal es insignificante. Podrás cumplir tu deseo de salvar a alguien, mas no el deseo de salvarte a ti mismo” (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día diez).

4) Cuarta contradicción: el ideal de la paz perpetua está atravesado por un error lógico que lo hace inconsistente.

El combate es instintivo de la humanidad. Eliminarlo no es diferente a eliminar a los humanos. ¿Qué otra cosa podría ser más inútil? (Fate/Zero, Vol. IV, Acto XV, Tercera parte).

Si el Santo Grial garantiza cualquier deseo, no hay peor deseo que pedir la paz perpetua… Un mundo sin conflictos está muerto. Si las cosas no se mueven, lo único que les queda es pudrirse. (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Fate, día trece, El error de Tohsaka).

5) Quinta contradicción: el ideal mismo de salvar a alguien lleva dentro de sí su propia condena.

Regocíjate, joven. Tu deseo finalmente se hará realidad… Aun cuando no lo quieras, un superhéroe requiere de un villano para poder derrotarlo… El más grande deseo y el más horrible deseo son lo mismo… El deseo de proteger algo, es, al mismo tiempo, el deseo de que algo sea violentado (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día tres).

6) Sexta contradicción: para salvar a los demás, el que fue sacrificado (Angra Manyu, Archer, Kiritusugu) debe aceptar el odio del mundo; para realizar el bien, debe perpetrar el mal; para salvar a muchos, debe sacrificar a unos cuantos; para salvar a uno, debe sacrificar a muchos; para salvar a los otros, debe sacrificarse a sí mismo. ¿Qué es un anti-héroe?

“Lo opuesto a un héroe… Seres que las personas llaman sus salvadores, aún cuando ellos no quieran… un ejemplo sería un sacrificio. Incluso si el sacrificio es malvado, se convertirá en un héroe si todos en su pueblo son salvados por su sacrificio… Un héroe es creado por el sentimiento de respeto, gratitud  y culpa. No te puedes volver un anti-héroe por tales sentimientos… Existen pocos anti-héroes puros… Las personas olvidaran sus horripilantes acciones y las substituirán creyendo que fue una tragedia. Los héroes que murieron en la infamia, serán tratados como victimas con el transcurso del tiempo, y no como personas malvadas… A pesar de haber sido creados por la humanidad, no son parte de ella. Esta contradicción les permite ser ‘el enemigo del mundo’ exento de las limitaciones que restringen a los otros (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Heaven’s Feel, día cuatro, El comienzo de la Guerra del Santo Grial).

La humanidad no puede liberarse de la corrupción simplemente llevando una vida honesta y virtuosa. Desde que nacemos, hay maldad en nosotros. Sin embargo, puedes llevar a cabo ciertos rituales para separarte del mal… Es imposible lograr que todos hagan el bien, pero puedes probar que todos son buenos. Solo necesitas a una persona. Si ella carga con todos los males del mundo, por lo tanto, el resto no puede ser malvada… el objeto de odio de todos y, sin embargo, su salvador. Su existencia perdona el mal que llevan en su interior… (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Heaven’s Feel, día quince, La verdad- El antihéroe Avenger).

Los anti-héroes de Fate/ Stay Night y Fate/Zero son de la peor clase (TV-tropes los define como Tipo IV): aquellos que hacen pagar el mal con el mal, idealistas de alto vuelo que ayudan a los demás, no obstante descubren que su ideal es paradójico e irrealizable: todo por lo que pelearon es absolutamente nada. Sin embargo, el principal problema yace en la idea del sacrificio. No importa cuánto luchen, alguien va a morir por cualquier acción que se lleve a cabo. Por eso, querer ser un superhéroe es un sueño reservado para los niños: “Cuando era niño quería ser un super-héroe… Los héroes tienen un límite de tiempo, y se vuelve muy difícil llamarte a ti mismo uno cuando creces, desearía haberme dado cuenta antes”, murmuraba un viejo enfermo en una noche invernal.

Entonces yo tomaré tu lugar… Yo lo haré realidad (Kinoko Nasu, Fate/Stay Night, Unlimeted Blade Works, día cinco, Bonnie y Clyde)

dijo un niño que no sabía que su padre había muerto…

8 comentarios

  1. Angel

    Se agradece tu dedicación y esmero en la publicación de tus post.
    Saludos.

    16 mayo 2012 en 14:55

  2. Siempre estoy leyendo tus reseñas, hasta ahora me ha encantado Fate/Zero, sobre Kiritsugu, me encantaria ver un anime basado solamente en su vida, podria tener un desarrollo bastante interesante.

    El objetivo de Kiritsugu de ser un superheroe debe ser su castigo, desde la primera vez que debio tomar el pecado de otros para hacerlo propio, debio haber ensuciado su alma y tambien perdio su propio futuro, viendose a si mismo como un sacrificio, pero la vida le devuelve pequeños espacios de felicidad, pero ya ha hecho tanto mal a si mismo, que se vuelve a castigar poniendo sus manos sobre lo que el ama, terminando mas maldito de lo que estaba y se sigue hundiendo en el infierno en que quiere que se convierta su vida, al encontrarse indigno de ser tener una vida normal, al comenzar una guerra de un solo hombre, se debe estar dispuesto a abandonar todo, porque es un camino sin retorno, en donde facilmente se puede perder algo importante y se terminara perdiendo mas de lo que se quiera ganar.

    17 mayo 2012 en 14:33

    • En realidad Fate/Zero trata sobre la vida de Kiritsugu, especialmente los últimos dos capítulos, que narran la historia de cómo llegó a dónde esta ahora. Es por eso que Kiritsugu no quería que Shirou siguiera su camino y por eso le recomienda que no sea un mago, ni tampoco un héroe, ni tampoco le habla sobre el Santo Grial, porque lo termina considerando un fruto de discordia y se da cuenta que su camino es erróneo. Aunque no creas que la vida Shirou fue simple, pues muchos de los trozos de Fate/Stay Night que he usado en esta reseña son reflexiones y conflictos que tiene Shirou sobre sí mismo, lastima que muchos no fueron incluidos en la adaptación al anime. Al final, padre e hijo terminan siendo traicionados por sus ideales, o al menos eso es lo que pienso, y lo que no puede solucionar el primero, el segundo debe lidiar con eso (aunque Kinoko Nasu dice que el Shirou de la novela visual no es el que se convierte finalmente en el antihéroe Archer).

      Kiritsugu en realidad aplicó de un modo sistemático su filosofía de que para salvar a alguien debes sacrificar a otra persona y este camino es el de un anti-héroe (un sacrificio, de ahí que expuse esa comparación en la contradicción final). Tanto Archer/Emiya como Kiritsugu son iguales, terminan exterminando a cientos de personas por el bien de otros y terminan matando a más gente de la que salvan. En los últimos episodios sin duda esto quedará más claro. La esperanza de Kiritsugu yace en que con la muerte de su esposa pueda una vez más volver a ser humano y dejar de ser una máquina. Si hasta el momento toda su vida era un camino de muerte, a partir de su deseo por la paz perpetua su camino sería uno de vida, pero como ustedes ya saben eso nunca se hará realidad…

      17 mayo 2012 en 20:28

  3. Luis Manuel

    Los ideales no son realizados, pero en base a ellos puedes hacer cosas buenas y malas. Por ideales se han ido a guerras y por otros se han salvado naciones. Todo es relativo…

    16 marzo 2014 en 04:40

  4. Luis Manuel

    Además pienso que sin ideales la humanidad no hubiera llegado a ser levemente más civilizada que épocas anteriores.

    16 marzo 2014 en 04:42

  5. sen23

    shirou es un antiheroe?

    13 mayo 2014 en 18:19

  6. bryan

    Un héroe es para quien fue salvado o ayudado sea persona o nación, nadie puede salvar a todos sólo puede imponer su ideal y ganar enemigos o amigos el capricho del héroe, kiritsugu se da cuenta de tal realidad y que sólo un milagro algo sobrenatural podría cambiar el ciclo mientras el milagro ocurra impondrá su ideal a la fuerza y en contra de todo haciéndole saber a quienes se hacen llamar héroes su falsa y cruel realidad que son producto de la implacablimplacable naturaleza humana.

    4 mayo 2015 en 13:08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s