Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Noir: Un lazo más negro que la misma oscuridad (Parte I)

“Noir… Es el nombre de un antiguo destino, dos doncellas que gobiernan la muerte, y cuyas negras manos protegen la paz de los recién nacidos.”
Yuumura Kirika

Noir no es una serie para todo público. Es el camino de dos asesinas a través del inframundo del crimen organizado, de sus conciencias pecadoras que han caído en desgracia. Cada episodio se encuentra lleno de asesinatos brutales, de muertes siniestras, de batallas épicas. Es una ballet armamentístico que convierte la muerte en la percusión del cañón de una pistola, un grito mortal que escupe la boca de un dragón en las lúgubres calles de las ciudades europeas y en los exóticos paisajes de tierras desoladas. Es la aventura narrada por dos caras que se miran y en sus negros ojos descienden al averno de sus pesadillas. Noir es la historia de un antiguo destino místico, de un secreto guardado por el tiempo, de un viejo epigrama que canta el fatalismo de dos rostros que escrutan sus miedos y recuerdos, es una peregrinación por los pecados de nuestras almas, acongojadas por su propio sufrimiento en escena. En ella se relata la caída en desgracia del espíritu de su estado de pureza. La narración empieza por un crimen fratricida: una niña levanta su arma en contra de una mujer bella, aprieta el gatillo que ciega la vida de su primera víctima. Dos niñas más contemplan la escena, una con pavor, la otra con satisfacción. Ese primer acto se plantea como el primer paso de las elegidas y la acción se desencadena años antes de que nuestras protagonistas siquiera se conocieran…

Ataud de Copelia,
las lagrimas derramadas se han secado ya,
la soledad sedienta de sangre.
El Ángel de la Muerte deja sentir el perfume de sus plumas.
En la ciudad donde el sol oscuro nunca se pone
todos se mueven
de un modo extraño.
No puedo ver al niño.
No podemos vernos aquí.
Dios es el único
q
ue nos puede salvar

                                     Ali Project, COPPELIA NO HITSUGI, Opening de Noir

Cuando decidí hacer esta serie de reseñas de Noir, quería incentivar al público a mirar uno de mis anime favoritos. Por un lado destruir un viejo prejuicio, por el otro responder a una pregunta: ¿qué es Noir? En primer lugar, invito a los lectores a desprenderse de una interpretación común: Noir no es, o únicamente no es, una serie yuri de acción con chicas con pistolas. Como muchos de los trabajos de Bee Train, tales como .hack//SIGN o Madlax, la historia es más complicada de lo que parece a simple vista. Maneja un sub-texto sutil que debe ser desmenuzado con amplios conocimientos sobre el tema específico: la teología, la filosofía, la sociología, el arte expresionista, la musicología. Hay que aguzar el ojo y desinhibir el oído. Sumergirse en esta historia significa bajar al crisol oscuro de las profundidades del alma humana. A diferencia de lo que muchos piensan, no considero que Noir sea menos mística y complicada que Madlax. De hecho, hay una pesada simbología existencialista que recubre la historia, y este post es un intento de hacer visible tal simbología. Les invito a que me acompañen por un estrecho pasadizo lleno de pecados.

Recuerdos del yuri:

“El lazo que nos une es de color negro… más negro que la brea, más negro que la noche, más negro que la misma oscuridad”
Mireille Bouquet

Desempolvando los viejos CD’s de hace una década, y debido sobretodo a la crisis acontecida en estos tiempos de reserva, he vuelto a mirar una de las series que más me ha gustado a lo largo de los años que llevo como aficionado: Noir. Tal vez me falle la memoria, pero creo que este fue mi primer encuentro con el yuri; había visto Sakura Card Captor o Sailor Moon, mas nunca identifique, durante mi niñez y mis épocas de colegial, alguna indicación de subtexto homo-erótico, e incluso homosexual, en ninguna serie antes. De cualquier forma, aunque vieja –la serie cumplió una década de su estreno el año pasado– sigue sorprendiéndome lo estilizado y hermoso de los combates, aun cuando muchas de esas técnicas hayan quedado caducas ante la animación computarizada o las nuevas técnicas de diseño. Sin embargo, Noir es uno de los anime con mejor arte estilístico de todos, un proyecto verdaderamente ambicioso que alcanzó su objetivo de convertirse en un clásico moderno de la animación japonesa. Siento una especie de reencuentro con un primer amor de hace mucho tiempo, un deseo de recordar lo que me había hechizado en mis dos asesinas favoritas. Como amante del cine negro y el expresionismo, creo que Noir reúne los requisitos necesarios para encajar en el llamado film noir, por lo demás bastante difuso, y que en una siguiente entrega analizaré con detalle (junto con el problema de la conciencia desdichada y la alienación del hombre en la sociedad). En ese sentido creo que nunca me cansaré de la belleza de la música de Yuki Kajiura o de lo intricado de las luchas secretas en las que participa el elenco. Antes  de comenzar cualquier crítica acerca de Noir, debo decir que no me siento autorizado para abordar el componente yuriesco de la serie. Creo que hay mejores reseñistas en este blog para hacer eso (Kitsu o Serious Man), o el mismo público puede colaborar con sus comentarios de modo más acertado que su servidor. Considero que las páginas de este doujin (Rosa Bouquet) explican mejor la relación afectiva entre los personajes de lo que yo podría hacerlo. Siendo sincero, no sé hasta qué punto haya una relación amorosa entre los personajes, pero comparto la mayoría de las opiniones de que Kirika y Mireille son la una para la otra, aunque por supuesto esto se insinúa más que llega a cumplirse de un modo físico, pues la conexión entre ambas es un lazo espiritual que las ata a los oscuros y tormentosos océanos del pecado. Al ser una de los famosos títulos de la trilogía de Bee Train de Girls with Guns, el componente lésbico es fuerte, pero muy ambiguo. Siendo la primera pareja yuri que identifiqué de modo consciente, pienso que me gustó mucho su relación, aunque la serie la deja más bien implícito dichos afectos. Casi todo lo que hacen puede ser interpretado como una entonación sáfica cantada en la isla de Lesbos: el hecho de que compartan la misma cama –incluso cuando están en una misión–, que Mireille matara a su único familiar (su tío Claude) por el bien de su compañera; Kirika clavando un tenedor en Chloe para proteger a su amiga de la furia de su perseguidora y dejando en casa una carta (de amor), y el hecho de que ambas hayan decidido continuar juntas después de lo sucedido cuando la serie termina, son algunos de los puntos fuertes que defienden esta tesis.

Estuve sola, Mireille, sola por mucho tiempo, no tenía nada, y eso me causaba miedo y dolor. Pero en realidad no estaba sola. Aunque me sorprendió enterarme de que Noir era un nombre para dos, mi corazón se regocijo… porque te encontré, y sabía que podía contar contigo y me sentí feliz, muy feliz, tan feliz que sentía ganas de cantar, porque yo… mi querida Mireille, yo… lo siento, simplemente no puedo expresar por escrito lo que siento. Gracias Mireille, gracias

escribe Kirika en la misiva que deja atrás para su amiga.

En cierta forma, Mireille actúa con Kirika como una especie de animal abandonado muy lindo que es recogido por una asesina con clase de buen corazón. Es un gato o un perro que es amado por una pequeña niña. Con solo ver los ojos tristes de Kirika, aunque sea la asesina más letal de la serie, te sientes dispuesto a abrazarla para consolarla. El símbolo de esa unión es la planta que Yuumura riega todos los días junto a la ventana de su apartamento, esa planta alimentada por el agua de la rutina y el sentimentalismo, de la convivencia con los rayos del sol y la luz, alimento cotidiano que preserva la vida y que es paralelo a las pruebas que ambas superan en su mutua relación. “Está bien que riegues las plantas, pero no olvides que igual se van a marchitar” (Bouquet). Mireille reconoce el valor de Kirika para sí misma al suplicarle que permanezca con vida y no la abandone en el clímax de su búsqueda personal. Lo que crea el complemento de una pareja sentimental que no es precisamente amorosa en un sentido melodramático. En las parejas románticas de la TV, ya se trate de una telenovela o del anime, predomina la angustia y el sufrimiento hacia el ser amado, que constituyen el principal atractivo de la narración, de lo contrario se quedaría sin trama, pues es ese sentimiento de angustia el que precipita la acción y permite la narración de la historia. Cuando se resuelvan los sentimientos amorosos de ambos respecto del otro, la trama se cierra y la historia termina. No obstante, la pareja que conforman Kirika y Mireille adopta el tono de una moe couplet, una pareja moe, que no experimenta drama, al menos en un primer momento, destacándose los aspectos positivos y sensuales de su relación. Paseando en la playa en auto y tomando un baño de sol en una casa veraniega, yendo de compras por las boutiques parisinas, eligiendo joyas, comprando pinceles y lienzos, recorriendo los bulevares de la ciudad de la moda, cenando en restaurantes costosos, comiendo helado de un modo sensual (nunca he visto en el anime un mejor modo de acabar con un cono que la forma en que Kirika hace bajar por su garganta ese beso frío del otoño). Lo que hace Noir mucho más escabrosa y accidentada, pues el primer capítulo abre la historia con Mireille haciendo las compras y volviendo a su apartamento en su scooter amarillo. A continuación abre su e-mail por razones de trabajo y toma té antes de ir a matar a alguien. O quizás es peor el hecho de que Mireille y Kirika coman juntas en un parque mientras preparan su estrategia para llevar a cabo muchos crímenes de sangre. Aunque parezca que su relación es tierna y quizá sería, está marcada por una promesa hecha desde el principio, y que reanudara su chirriante y horrible ruido en el momento en que la urdimbre empiece a desenvolverse con más fuerza. “Está bien, me uniré a ti… una vez que todo haya terminado, te mataré” (Mireille) “Estaré esperando ese momento” (Kirika). Al final cada uno de esos gestos de belleza se irán perdiendo y detrás de cada detalle de ternura y calma se podrán ver las tinieblas amenazadoras que lastiman a las personas. Noir, por supuesto, no hace que nuestra pareja protagónica no experimente las grietas y fisuras que unen su vínculo incontrovertido. Con el paso de los episodio este se va degenerando hasta que ambas se separan y toman bandos opuestos para celebrar el ritual de ascensión planeado por Altena. La serie comienza con una pregunta que se irá haciendo más fuerte mientras avanza: ¿matará Mireille a Kirika? Mireille acaba enredándose en una telaraña de negatividad, mientras se enfrenta a la posibilidad de matar a su amiga más cercana. Este destino arruinado por la soledad y el dolor del inframundo, causa una angustia terrible que termina en un llanto de tristeza cuando la rubia encuentra la carta que Kirika le deja debajo de la matera de la planta marchita y rota que solía cuidar su ex-compañera. En su apartamento arruinado por la interrupción de los Caballeros de París, Mireille contempla las tristes palabras que dicen adiós. Y siente que su destino se ha arruinado, al quedarse sola no importa cuánto luche. En esa disyuntiva se ve avocada a matar a Kirika o morir en sus manos consumida por la soledad. En este punto su relación afectiva alcanza su punto más álgido, preguntándonos si la promesa que ambas se hicieron en el primer episodio se cumplirá. Ese lazo que las une es la verdadera pregunta a responder con respecto a su afecto reciproco.

2 comentarios

  1. Nota del editor: Este artículo está paginado.
    Debido a su extensión (aprox. 4800 palabras), he decidido paginar (dividir en dos páginas) el artículo de fortuna87 para facilitar su descarga y lectura. Los links para cambiar de página se encuentran al final del post, debajo de los botones de redes sociales.
    La mayoría de internautas deben estar acostumbrados a esta práctica en otros sites, pero, siendo la primera vez que empleamos este recurso en Serious Moe Business, vale la pena la advertencia de todos modos.

    17 abril 2012 en 13:57

  2. ale

    quisiera que alguien me dijera q quedaron vivas =(

    2 enero 2013 en 08:28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s