Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Tantei Opera Milky Holmes Dai-Ni-Maku 9-10: La caja de Pandora

Se han metido en un serio problema

Las chicas parecen tener el espíritu para lograr convertirse nuevamente en detectives de elite; sin embargo, todo comenzó por un accidente. Descubrir que el grupo con el cual se habían metido en problemas eran, en realidad, delincuentes, fue una mera casualidad, pero les sirvió la estrategia de Cordelia, ya que los disfraces fueron útiles para ocultar sus papeles como detectives, y por ello, los ladrones fueron tras ella sin pensarlo dos veces. Sin embargo, cada vez que logran un éxito relativo, tienen que arruinarlo al siguiente paso. Para colmo, lo hicieron con un objeto totalmente catastrófico: la caja de Pandora era una pertenencia del pariente de Sheryl, que resguardaba las peores desgracias que existen: los toys de los ladrones. Según cuenta la leyenda, estas son flores envenenadas, encargadas de esparcir el mal, tanto así que las chicas deberán enfrentar, finalmente, un grave problema.

Aunque fuese noble el gesto de revivir la Academia por su propia cuenta, las Milky Holmes no son las personas más indicadas para enseñarles a otros las habilidades detectivescas, ni siquiera inventándolas, por la simple razón de que carecen de semejantes cualidades, aunque Cordelia parecía tener algo de razón con su clase de camuflaje, pues, en ciertas ocasiones, los detectives necesitan infiltrarse en las vísceras del crimen para conocer a las verdaderas mentes malhechoras que planean cada fechoría, ya que comúnmente los que cometen los delitos son los rangos más bajos de las organizaciones, mientras los más altos solo se encargan de dirigir y manejar el dinero. Además, también les sirve para conocer al mundo delincuencial, porque actuar como ellos les ayudaría a reconocer el modus operandi del crimen organizado. El detective debe ser capaz de adelantarse en los hechos al forajido para poder capturarlo. Por otro lado, las chicas del Genius 3, se estaban tomando un merecido descanso, pues todos los días tienen que aguantar a Kokoro-chan, pero su asueto se vería interrumpido por el plan de Akechi que explota la única habilidad que detentan actualmente las Milky Holmes: ser una molestia. Ingenuamente, las chicas detective le hacen caso y se encargan de tornarle el feriado imposible a las policías, aunque accidentalmente estas travesuras le servirían de mucho a las desafortunadas Milky Holmes, pues eran muy cuestionadas últimamente y no tenían como demostrar su valor como detectives. Por ello, capturar a esa banda de ladrones sería un regalo caído del cielo. De esta manera, podrían sentirse detectives de nuevo, juntando nuevos ánimos para seguir con su reivindicación, que tanto tiempo y comprensión les ha costado. Hasta este momento no habían obtenido nada, así que les tocara comenzar desde cero, sin el auspicio social de la escuela: tendrán que auto-promocionarse ellas mismas.

 

Las Genius 3 disfrutaban de su día de descanso: no tenían que trabajar y se dedicaron a mostrarnos sus otras facetas. Veamos primero cuales eran sus papeles dentro del grupo: Tsugiko y Hirano se encargaban de la acción, ya que en muchas ocasiones es necesario entrar en batalla y las dos se manejan muy bien en este campo. Tsugiko utiliza la estrategia del largo alcance, ya que sus pistolas le sirven para mantener una cierta distancia de su oponente; por otro lado, Hirano aprovecha su entrenamiento en artes marciales para derrotar a sus enemigos en el mano a mano. Mientras tanto, Saku ocupa otra posición, pues es quien maneja la información: por eso, siempre la vemos con algún dispositivo inteligente o una laptop para acceder a la data con mayor facilidad. Quizás sienta una cercanía con Saku debido a la carrera universitaria que sigo: como soy estudiante de informática, conozco los usos que se les puede dar a las tecnologías de la información, que no ofrecen información a priori, pues en un principio están llenas de datos sin manejar, que deben ser procesadas. Por ejemplo, para reconocer a los ladrones, Saku debió ingresar sus rostros y, a través de algún algoritmo, los puede identificar dentro de una base de datos: poder contar con la información es fundamental y ello ha decido la victoria o la derrota en muchas guerras. Pero, como era su día libre, las chicas se dedicaron a otras cosas. Por un lado, Tsugiko se mostró como una persona amable, utilizando su tiempo de relax para trabajar a beneficio de una señora que no podía moverse. Sin embargo, en ciertas ocasiones, esta faceta generosa puede ser mal aprovechada, como cuando Saku la presionó para que se pusiera el traje de mahou shoujo. Por otra parte, se encontraba Hirano, que parece estar siempre rodeada de hombres, debido a que practica judo en el dojo, así que, para equilibrar las cosas, tiene una afición por los trajes de gothic lolita para resaltar su lado femenino. Más interesante fue la rutina de Saku, ya que, al despertar, lo primero que necesita es su dulce. Según se sugiere, es una gran coleccionista: posee una gran variedad de chupetes y están muy ordenados, aunque eso no le impide comérselos, pues sufre de cierta adicción a los caramelos, la cual intentó combatir acudiendo a un grupo de rehabilitación. Pese a ello, no podía separarse ni un solo rato del lolipop, ya que es altamente adicta y sufre con su abstinencia, aunque esta separación solo dure un segundo. Por otro lado, también nos mostró su habilidad en el mahjong, con movimientos dignos de Saki (les anuncio que la estaré reseñando durante la temporada de primavera): estaba destrozando a sus rivales, pero aparecen las Milky Holmes para arruinarle su juego perfecto, obteniendo esas fichas por dos motivos posibles: primero, porque son tan idiotas que las reglas ni siquiera puedan aplicarse a ellas, por lo cual lo ilógico puede volverse lógico frente a sus ojos, creando cosas imposibles; o segundo, porque realmente intentaron hacer trampa, pero su desconocimiento del juego las llevó a realizar jugadas imposibles para las reglas del mahjong. Al final, si sacas a las Genius 3 de su trabajo, se pueden ver cosas muy interesantes.

Si nos guiamos por las primeras palabras del narrador al principio de cada episodio, los toys son deterministas en sí mismos, ya que en su naturaleza, pueden ser buenos o malos, así que los papeles de ladrón y villanos estarían predefinidos incluso antes de que el sujeto naciera. Bajo esta misma lógica, se puede explicar por qué las Milky Holmes se dedican a este oficio, pues son descendientes de grandes detectives, su sangre definió cuál sería su camino. Pero esta deducción nos lleva a otro razonamiento: si es que el pariente de Sherly estuvo juntando los toys de muchos villanos, por lo cual esta ánfora se transforma en una verdadera caja de pandora (todos los males encerrados dentro de este pequeño recipiente), dejar escapar esta maldición no es cualquier error y, como siempre, las Milky Holmes caen en el juego, no dan un paso adelante sin retroceder tres, metiéndose en serios problemas con su adicto a la manteca de cerdo. Todo lo hacían para recuperar sus toys, aunque la razón es un poco tonta, ya que se acordaron de su existencia cuando querían entrar a un concurso. Valiéndose de su ingenuidad, fueron engañadas para mostrar la ubicación del legendario objeto, desatando el mayor desastre que podían imaginar: un poderoso villano que maneja miles de toys y que está siendo impulsado por la maldad de estos, aunque necesitó de un resentimiento inicial para comenzar con la catástrofe. ¿Podrán hacer algo las Milky Holmes con un escenario tan adverso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s