Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Bakuman II 19-20: No hay vuelta atrás

Determinación, la mejor aliada para esos duros momentos

Aunque debería ser el momento más feliz en la vida para Takagi, el muchacho se encuentra a punto de sobrepasar sus límites de tensión. Cada capítulo que deba desarrollar le entraña más sufrimiento. Ser desarraigados de su hábitat está pasándole la cuenta. Por otro lado, a Mashiro también le frustra que su manga no obtenga los resultados que esperaba. Aunque no dudan de su estabilidad dentro de la revista, están lejos de producir un éxito y Nizuma les propina una paliza. Si desean mejorar su situación, tendrán que decidirse a hacerlo cuanto antes, pues aunque Nizuma se halla en una posición asequible, es cosa de tiempo que alcance la consagración. La apuesta que aceptan ambos es bastante arriesgada, pero necesaria.

Takagi fue entrenado con férrea disciplina para participar en un evento que marcaría su vida futura. Antiguamente, el matrimonio duraba para siempre. En la actualidad, esto ha cambiado, muchas personas se separan porque concluyeron una etapa, sin embargo, quedarse juntos hasta la muerte sigue siendo una posibilidad. Takagi es llevado frente a los padres de Miyoshi, exhibido como un trofeo de guerra. Entonces, se enteran de algunos sucesos del pasado. El tío de Mashiro dejó tras de sí muchos secretos, que fueron descubriéndose a medida que avanzaba el tiempo. Hasta ahora, lo único que conocemos sobre el difunto mangaka proviene de algunos relatos de Mashiro y de las cartas dirigidas a la madre de Miho, pero estas fuentes solo ofrecen una visión bastante sesgada sobre su persona: los recuerdos de un niño son imprecisos porque sus memorias están impregnadas por una concepción infantil de la realidad, atribuyéndole a cierta gente características erróneas. Por otro lado, las cartas solo revelan una pequeña dimensión de un individuo, que intenta mostrar su mejor rostro, obviando sus defectos y temores. Estos textos no develan parte importante de su personalidad, sin embargo, la versión del padre de Miyoshi podría acercarse más a la descripción del sujeto real, porque fueron mejores amigos. Nadie podría llegar a conocerlo mejor, pues tuvo el privilegio de acceder a la zona más recóndita de sus pensamientos, de observarlo actuar con naturalidad, manifestando sus imperfecciones y debilidades. Gracias a este testimonio, nos enteramos que, cuando tenía la edad de Mashiro, su tío era un tipo incluso más tímido e ingenuo, quizá porque eran otras épocas, y nos informamos sobre las razones que provocaron el fracaso de su historia de amor. Mashiro evitó ese futuro porque tiene una relación mucho más estrecha con Miho que el vínculo entre su tío y la señora Azuki. No obstante, todavía quedan algunas incógnitas, como cuáles fueron los motivos de su muerte, los sucesos que acompañaron su deceso, que todavía nos intrigan.

Miyoshi ha sido, hasta ahora, una chica excelente. Desde un principio ha apoyado a Takagi en su proyecto personal, se ha ido transformando en una pieza fundamental en el estudio, ya que le otorga su toque femenino, como también los apoya con el trabajo y ha celebrado junto a ellos sus triunfos. Ha llorado sus derrotas y se ha convertido en amiga indispensable de los dos mangaka. Sin embargo, esta relación tuvo un inicio bastante frágil, debido a que surgió de una serie de accidentes y malos entendidos. Los chicos se hicieron pareja para enmendar el error y comprobar si eran compatibles. A medida que pasaba el tiempo, fueron estrechando sus emociones, hasta convertirse en una verdadera pareja que comparte sus sentimientos. Takagi necesitaba un empujón para tomar la decisión de casarse: ordenó sus emociones y fue capaz de dar el gran paso. El matrimonio es un hecho, Miyoshi dejó de lado su aspecto poco delicado vistiendo un precioso traje blanco para transformarse en la señora Takagi y formar una familia con el joven mangaka. Akito tendrá que asumir esas nuevas responsabilidades: la libertad económica que disfruta un soltero lo puede impulsar a intentar arriesgadas maniobras con tal de conseguir sus objetivos, pero la tarea de sostener a una familia no le permitirá estos excesos. Por eso, el editor en jefe se lo pregunta a Takagi, pues conoce cuán arduo es el peso que debe cargar sobre sus hombros. Ahora goza de cierta estabilidad, una situación ideal para fundar un hogar, pero si Akito aceptaba cambiar de manga, significa que tiene realmente unas posibilidades muy altas de alcanzar el éxito, ya que sería estúpido intentarlo con una probabilidad cercana a cero. Tiene que contar con suficiente confianza para convencerlo de haber tomado la decisión correcta: quizás estas nuevas vibras llenen de felicidad a ese departamento que comienzan a construir, ya que el ambiente en días previos había sido bastante lúgubre.

La frustración de no poder lograr las metas que se han propuesto está empezando a generar inseguridad sobre su trabajo. Cada día son bombardeados por comentarios negativos acerca de su obra, críticas que los han llevado a cuestionar el manga que producen, pues no lo encuentran capaz de competir contra ninguno en cuestión de calidad, aunque sea viable, ya que puede mantenerse relativamente estable en el tiempo. Sin embargo, podría no mejorar y terminará quedándose detrás del resto, una circunstancia que Nizuma les refriega por el rostro porque cuenta con dos mangas exitosos. Incluso es invitado a programas de televisión, ganándose el cariño de los lectores. Por otra parte, resulta muy difícil que lo alcancen yendo más lento. Mashiro se cuestiona su presente y hace algo que hubiera parecido imposible en el pasado: recurrir a Miho en caso de dudas. Anteriormente, ambos habían atravesado muchísimos problemas debido a la falta de comunicación: esta eventualidad confirma que pueden sostener una relación más sólida, ahorrándose muchos problemas en el futuro. Mashiro opta por finalizar el manga: al menos no se demoraron en decidirse, ya que no llevaban tanto tiempo trabajando en él. Cuentan con algo de tiempo para desarrollar otra historia gracias a la rapidez para percatarse de que no marchaban en la dirección indicada. Necesitarán de toda su creatividad y talento para poder diseñar otra historia: al parecer, ellos decidirán qué camino emprender, ya que Miura había sido una piedra en el zapato para ambos. La apuesta es muy cuantiosa, tienen mucho que perder, pero están satisfechos con haber aceptado el reto: ese era su anhelo cuando entraron en la industria del manga. Ojalá el resultado sea sorprendente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s