Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Danshi Koukosei no Nichijou 1: Manly Men Do Manly Things

Nuestros héroes han llegado

Es un hecho importante y conocido que la mayor parte de los slice of life fundan su éxito en la presencia femenina de forma preferencial. Este predominio es mayormente relevante debido a las moexigencias actuales por atraer a un público sediento de estímulos estéticos. En ocasiones aparecerán historias que se llevan el gato al agua y donde la presencia masculina será preponderante. Esta es la propuesta de Danshi Koukosei no Nichijou, llevándonos al fantástico mundo cotidiano de un trío de muchachos ordinarios, con sus simples vidas comunes, sus bromas, sus descubrimientos, sus frikismos. De tiernos tendrán poco, de cute todavía menos, pero serán valientes caballeros que pelean contra mechas invasores.

La temporada anterior se estrenó otro exponente del slice of life masculino, Kimi to Boku, más centrado en el drama ligero y en el crecimiento de sus personajes, motivados fuertemente por sus experiencias compartidas en el pasado. En cambio, Danshi Koukusei no Nichijou es una comedia pura y surrealista, como su tocaya de Kyoto Animation. Su director, Shinji Takamatsu tiene dos antecedentes prestigiosos en comedia: la encantadora School Rumble y la legendaria Gintama, de la cual dirigió los primeros 100 episodios marcando el rumbo humorístico que los posteriores directores repetirían para las adaptaciones de ese gigante de Jump. La razón por la cual Gintama es una de mejores series cómicas en la actualidad es la habilidad para reunir dos extremos: el humor surreal, absurdo y caricaturesco, y el relato épico, que incluye variados conflictos y batallas. Este Nichijou masculino transpira su influencia en su empleo de parodias, monólogos, expresiones y reacciones. Como su  hermana mayor, Danshi Koukusei no Nichijou es protagonizado por un trío, Tadakuni, Hidenori y Yoshitake. Durante sus aventuras excéntricas, se repite el  mismo patrón de comportamiento que en Gintama, donde dos personajes discuten y actúan sin sentido alguno mientras el tercero remarca de forma desesperada sus incoherencias y sus errores, quejas que no son escuchadas y tampoco evita que participe. Esta función recae en Tadakuni en los dos primeros segmentos y luego Hidenori en otros dos. La escena paródica inicial con Tadakuni y los muchachos con un pan en la boca repite ese clásico cliché del anime que presagia los encuentros predestinados en la love comedy,  mientras el protagonista se apura para llegar al colegio, sin embargo, en este caso el personaje es sorprendido por sus amigos que desayunan mientras corren, seguida de una invasión de robots gigantes. Son sucesos que contradirían la narración de Tadakuni, que vive una vida normal en una ciudad normal según nuestros estándares, pero bajo los criterios surrealistas es coherente y natural. Los muchachos estudian en una rara representación de colegio masculino, no aislada de la sociedad urbana como sucede frecuentemente en otras series, donde incluso el contacto femenino es mínimo. Colegios marcados por su fuerte homogeneidad, lo que implica que sean habituales las representaciones de homoafectividad, que se manifiesta en el entrenamiento para conseguir una novia, un juego que tiene un tono bastante frívolo y teatral. Si alguien entrara de repente, ignorando los motivos, podría interpretarlo de manera inconveniente, aunque no llega a los niveles de una fantasía fuyoshi por las continuas interrupciones que pretendían incrementar el realismo de la situación y solamente conseguían disminuirlo. El despelote concluye con Tadakuno sujetando de la mano a su amigo y corriendo como un haría un héroe romántico para llevar a su enamorada al punto de confesión. Recordar que estudian en un colegio exclusivo para varones les trae disgusto porque su ensayo no tendría ningún resultado. Los muchachos son conscientes de términos como tsundere y osana-najimi asumiendo que perspectiva, respecto al romance, proviene del anime, de igual manera que lo entendemos nosotros los espectadores y de forma contraria a las series que ponen en escena esos arquetipos y raramente mencionan esos términos, porque se interpretaría como una ruptura de la cuarta pared.

Recurrir a la sexualidad como tema humorístico es usual en la actualidad debido a las exigencias del fanservice. Danshi Koukosei no Nichijou no puede valerse de este tópico de forma asidua porque los chicos no son material de fanservice para un público mayoritariamente masculino, a menos que asuman un papel femenino (trap). Hidenori y Yoshitake se preguntan cómo sería vestir una falda. En un drma como Hourou Musuko, travestirse sería una experiencia que conduce al descubrimiento de la identidad. Aquí, en cambio, solo se trata de curiosidad producida por el ocio. Sería una situación inconcebible para chicos que pretenden demostrar su masculinidad, pero en el momento, importaba más el morbo de experimentar. Los valores varoniles no importan a menos que sean conducidos por valores cómicos llevando a nuestros protagonistas a discutir vanidades de forma alocada y exagerada. Como el primer segmento, Tadakuni acaba siendo el principal afectado, el único que acepta travestirse cuando sus compañeros habían desistido en el último momento, provocando su enojo por haberlo traicionado y no atreverse a compartir una vergüenza que no dura mucho por los elogios que recibe, pues la falda sienta bien con su figura. Del mismo modo, aunque sus amigos no se disfrazaran, comparten la pena de haber sido descubiertos in fraganti. Usar un sostén, para un trap consumado, simboliza su dedicación para interpretar un rol masculino. Si Danshi Koukosei no Nichijou ocurriera en un colegio internado, podría darse el caso que los chicos más guapos se vistan de mujer para cubrir la ausencia femenina, como sucede en Princess Princess y en el manga Reversible (este último, una clara derivación de la primera). Tadakuni logra ganar un round con su historia de terror que literalmente consigue revolcarle el estómago a sus compañeros. Su historia resultó terrorífica porque era repugnante. Es una situación sarcástica, donde un defecto puede convertirse en una cualidad y, cuando es llevado en serio, se conoce como llevar la contraria. Nuestros muchachos son todos castos en un mundo donde la virginidad masculina es un defecto y objetivo de burla, por eso, los que desgraciadamente se encuentran en esa condición, se alían para enfrentar las adversidades, manteniéndose unidos por reglas y principios de forma quizás implícita, pero que obedecen de manera absoluta. Romperlas es una traición al grupo. La clase de Tadakuni sigue reglas de este tipo que interpretan la castidad como una virtud y salir con una chica es juzgado como una ofensa, porque incumplió los principios que mantenían a todos en unidad e igualdad. Ver a Tadakuni caminando junto a una chica es considerado un hecho sobrenatural, peor aún sujetarse las manos o un beso indirecto, pues implica un romance, una experiencia que ellos tal vez jamás experimenten. Su visión es exagerada como espectador, pues de antemano sabemos que habría una explicación sencilla, pero el segmento resulta cómico por el tono de combate que adquiere cuando convierten un defecto en fuente de poder. Motoharu conduce la embestida por ser el yankee de la clase, donde los delincuentes tienen fama de avezados, pero su conocimiento se resume a reconocer las señales de intimidad interpretándolos de forma cercana, pero inexacta, no desde una mirada adulta, porque se encuentra en la misma condición de castidad. Tadakuni ni se da cuenta por qué sus compañeros se reunieron delante de él, pues solo ayudaba a una chica a encontrar una estación, dejando a toda la clase jugando el papel de tontos al tomarlo tan en serio.

Si tuviera que elegir el mejor segmento seria el quinto, donde Tomokazu Sugita, seiyuu de Hidenori demuestra toda su experiencia en monólogos, como cuando interpretaba a Kyon en La melancolía de Haruhi Suzumiya, perfeccionado por las locuras en Gintama, tanto que sería difícil no verlo como un Gintoki joven y sin pelo plateado. Es otra escena que parodia los encuentros predestinados en las series de romance. El encuentro de Hidenori con esa bishoujo tenía todos los ingredientes para un gran instante de emotividad, la ribera un río, la puesta del sol y principalmente el viento. Incluso el detalle de tener un libro. Quien viera solo el ending pensaría que se tratara de otro melodrama juvenil, hasta la interrupción de Tadakuni. Hidenori no podía simplemente evadir la situación pues el viento genera expectativas respecto de sus palabras. Decirle cualquier cosa a la emocionada bishoujo sería insensible de su parte sabiendo que sastiface su fantasía y no quiere disgustarla. Su monólogo es desesperado, reconoce que soltar un discurso “romántico’’ o “cool’’ no queda bien con él, pero vendría acorde al momento, por más vergüenza que le produzca. Su primer rescatista intervino con un comentario apropiado al ambiente, pero vergonzoso por los mismos motivos, pues no debía entrar en el tema del viento mágico. Tadakuni es golpeado porque, al contrario de Yoshitake, fue su tonta intervención en esa atmósfera romántica la que arruinó la ilusión de la pobre bishoujo. Para ella, eran momentos fascinantes y aunque fueran pocas palabras, bastaron para que su rostro atraviese por distintas emociones y nnnggg… hasta que se revelan sus verdaderas intenciones y pasa por un adorable bochorno que remata su primera participación anónima en la vida ordinaria y sencilla de estos muchachos.

Una respuesta

  1. Ajajajajjaja, excelentes comentarios sobre un excelente capitulo de una excelente serie. Me parece interesante tu pagina, me seguire pasando por aqui,😉

    22 abril 2012 en 01:09

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s