Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Bakuman II 14: Efecto mariposa

Por culpa de un silencio

Takagi quiso ahorrarse problemas ocultándole a Miyoshi sus llamadas a Aoki. Estas en realidad no tenían nada de malo, ya que se contactaban por motivos profesionales. De esta manera, todo comenzó a desmoronarse. Además de hacerse la victima, empezó a pensar que era Miyoshi quien tenía que disculparse. Este entrampamiento no afectó solamente a Takagi, sino también a su amigo Mashiro, que sufrió un duro golpe en su relación. Lo que había empezado como un error por omisión, terminó en un tremendo problema de confianza y engaños. Las relaciones amorosas requieren de sinceridad, para que ambos puedan confiar en el otro y alcanzar la felicidad en pareja.

Un poco de historia. Después de recuperarse Mashiro, el dúo comenzó a publicar en la revista nuevamente, pero el escenario se modificó de forma drástica, pues las condiciones que se encontraban antes del hiato se habían vuelto adversas por cuestiones internas y externas. Lo primero que aparece en escena es la competencia directa. A diferencia de antes, cuando tenían el monopolio de las historias de misterio, al regresar, se encontraron con otro mangaka trabajando en el mismo registro. Esta coincidencia produjo que el público objetivo se dividiera y provocó que el dúo protagonista perdiera bastante fuerza. Luego sobrevino el problema de la falta de continuidad: una historia de misterio necesita mantener al lector con un ambiente que sea proclive a desarrollar el relato de manera adecuada y esta progresión lleva tiempo, el mismo que perdieron durante su ausencia. Estaban corriendo contrarreloj para poder impulsar la narración, pero finalmente fueron vencidos al no verse capaces de conquistar aquello que no lograron distinguir anteriormente, cuando tenían éxito. Dado que ellos ignoraban qué los hacia populares (aquello que hacia a los lectores marcar el nombre de su manga en la papeleta) al final fue imposible recuperarse. El fracaso era patente, ya era momento de cancelar algunos mangas y el suyo estaba dentro de esta lista. La respuesta era obvia. La obra a la que habían dedicado tanto tiempo, terminaba de forma apresurada. El tiempo de recriminaciones había culminado: puesto que es complicado intentar mejorar un producto condenado a cesar, lo único que queda es entretenerse, creando una obra para ellos. Esa cancelación resultaba incluso agradable: librarse del peso de capitanear un barco que viene hundiéndose es bastante tranquilizador. Aprovecharon estas últimas entregas para experimentar con el manga, llevarlo al absurdo y darle un final presuroso. Fue así como ensayaron en mayor proporción con el humor. Aunque fue corto, les sirvió para adquirir un conocimiento que los ayudaría más adelante.

Entre más tiempo se pasen lamentando el fracaso, más tiempo perderán para recuperarse y volver a empezar. Teniendo esto en mente, el dueto Ashirogi-muto se lanzó de nuevo a la experimentación, considerando varias alternativas. Incluso llegaron a pelearse con su editor porque su visión del trabajo era totalmente incompatible. La incapacidad de ponerse de acuerdo originó discusiones en muchos aspectos. Incluso contemplaron la posibilidad de publicar un one-shot con sus posibles trabajos: comedia o historia seria, ambas eran sus dos opciones. Todo parecía indicar que tratarían de publicar un drama, donde ambos se desempeñan con más fuerza, pero luego de pelear tanto tiempo con el obstinado de Miura, al final, terminaron cediendo frente al editor, aunque habían muchas cosas que influyeron durante este trayecto. Miura muchas veces ha demostrado ser un tipo ineficiente para comandar esta clase de proyectos. En numerosas ocasiones ha mostrado falta de experiencia, cometiendo el mismo error una y otra vez. En contados casos se ha puesto a trabajar en serio por el proyecto, ya que las corazonadas eran su argumento para imponer su punto de vista. Debido a su corta experiencia en el rubro, aun no dispone de las herramientas necesarias para afrontar estas crisis. Pese a todo, continuarán avocándose a la comedia: aunque habían diseñado la idea original por obligación, decidieron empezar con otra desde cero y desarrollar una historia simple, que agradara a un público más joven, ya que sus historias previas tenían como lector promedio a chicos de 17 en adelante, pero ahora apuntan a otro sector, de muchachos de 14. En este momento se encuentran ultimando detalles referentes a la concepción de los personajes y puliendo la historia, agregando elementos extras. En cuanto esté listo el trabajo, tendrán que competir con Aoki en la next. Será la mejor estrategia para ingresar nuevamente en la Jump.

El silencio puede decir mucho o ceder espacio a muchas interpretaciones. En su relación sentimental, Takagi nunca ha puesto mucho de sí dejando que Miyoshi llevara siempre sobre sus espaldas la responsabilidad de mantenerla viva. Ella es consciente de que muchas veces no podrán hablarse, ni estar juntos en pareja. Se lo habían advertido desde un principio: el manga estaría por encima de ella, que no se hiciera demasiadas expectativas. Por alguna razón, aunque su noviazgo había iniciado gracias a un error, funcionaba bien. Sin embargo, existen límites para una actitud displicente, por más esfuerzo que le dedique Miyoshi, si Takagi no habla con ella, omite muchos detalles, la ignora y, por último, le adjudica la culpa de todo el embrollo, sinceramente, este muchacho está ganándose a pulso que lo dejen. Actualmente, esta pareja tiene un futuro muy lóbrego, sin tomar en cuenta un posible duelo entre contrincantes. Por otro lado, Aoki ha estado enamorándose lentamente de Takagi después de haber compartido una charla íntima con un hombre por primera vez en su vida. Esta situación ha originado en ella sentimientos insospechados. Además, Mashiro y Miho también andan en problemas de comunicación, desencadenados por el pleito de Takagi y Miyoshi. Aunque se habían propuesto mejorar este aspecto, conversar antes de callar, y pese a las fuertes bases de su relación, todavía quedan por resolver muchos inconvenientes estructurales que provocan que cada cierto tiempo sufran algún tambaleo. Miho se enteró de la relación que sostuvo su madre con el tío de Mashiro y sabe perfectamente que Mashiro está al tanto del tema. Dos relaciones se encuentran al borde del abismo y toda esta desgracia surge de un error por omisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s