Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Tantei Opera Milky Holmes Dai-Ni-Maku 1: Vamos a la granja

En ese momento, algo dentro de ella se destrozó

La virtud de utilizar la inteligencia para resolver casos difíciles. Esta debería ser la principal fortaleza de un detective; sin embargo, las Milky Holmes carecen totalmente de ingenio y capacidad de discernimiento. Así van actuando por la vida, desperdiciando energía en tonteras, aunque, pese a todo, siguen siendo felices en su ignorancia, e incluso logran obtener ventajas de las oportunidades que encuentran. Como reza el dicho, “si la vida te da limones, haz limonada”. Con esta premisa, este grupo de tiernas muchachas, relegadas socialmente, funda su propia comunidad agrícola autosuficiente. Pero… ¿cuál es el rol fundamental de Milky Holmes dentro de esta historia?, ¿será que la sangre es tan espesa, que obligatoriamente tendrán que volver a convertirse en detectives? De esta manera, comienza la segunda temporada de esta disparatada e hilarante serie, muchas veces random.

 El éxito de Tantei Opera Milky Holmes radica en su habilidad para generar alocadas situaciones usando como referentes a personajes serios de la Historia o la literatura: este proceso consiste en deformar al detective convencional -un tipo inteligente que logra reconstruir el mundo con el propósito de resolver un misterio- transformándolo en una loli cuyos mayores poderes son, primero, una cualidad sobrenatural que les ayuda a ganar en combate y, segundo, el potencial para enternecer al observador. Aunque solo uno de estos talentos les sirve para derrotar al enemigo, las dos son útiles para construir en el ambiente de la serie, ya que las Milky Holmes no serían nada sin sus encantos. Esta reconstrucción del género de misterio para llevarlo al plano de la comedia, es lo que atrae al público, puesto que el guión no contempla una historia demasiado densa. Es más, si en la serie se elabora algún tipo de argumento sólido, este tiene la tendencia de diluirse en el camino, por lo cual, no tendremos grandes finales, sino salidas rápidas con intensas dosis de comedia que rayarían en los estúpido e inverosímil. Disfrutar de Tantei Opera Milky Holmes no requiere de mucha concentración mental: tanto recordando detalles, como queriendo resolver el misterio que envuelve al relato, la serie trabaja con el aquí y ahora, no piensa en el próximo movimiento. Es así como va generando la masa crítica de humor, jugando con nuestra tolerancia al límite de los gags que bombardea sin descanso hacia nuestra pantalla. Además, no contento con eso, también desborda moe a raudales: los personajes están diseñados para atraer visualmente a los espectadores. Como resultado, al final del episodio, el público queda satisfecho con su infalible dosis semanal de comedia, pero no podemos obviar que la serie es capaz aportar un valor agregado, porque las protagonistas son puestas a prueba con difíciles situaciones. Las chicas han pasado por la humillación y la segregación, aunque todo quede oculto bajo la risa. Es casi una de las reglas básicas de la comedia reírse del prójimo, de sus problemas llevados al absurdo en una catarsis cómica, expuesta durante la mayor parte del relato.

Las Milky Holmes carecen de todas las habilidades que han distinguido a los detectives más geniales de la historia. En primer lugar, la inteligencia que permitía resolver el misterio y recomponer la escena. En Sheryl y compañía, brilla por su ausencia. Muchas veces son engañadas por tontos artilugios y son tan cándidas que tropiezan con la misma piedra en miles de ocasiones. Por ello, son objeto de burla para otros personajes, por ejemplo, Kokoro logra mantenerlas ocupadas en un juego que no tiene sentido o los ladrones –que, en cierta medida, son un poco más listos que la niña prodigio de la policía-, sin mencionar a Arsène, la antítesis del grupo. La Ladrona Caballerosa es fría y calculadora: maneja el contexto y los tiempos del relato. Henriette es la única capaz de reactivar al grupo de detectives. Que Milky Holmes lo logre por su propia cuenta es una hazaña imposible debido a su ineptitud para ejercer la autocrítica. Como grupo, son autosuficientes y, por lo menos, bastante unidas, aunque en muchas ocasiones, esto les impida hacer una comparación con el mundo exterior. Otra característica del detective ideal es la paciencia. Debe esperar a que el criminal cometa un error para descubrir su modus operandi. Pero las Milky Holmes son hiperkinéticas y atarantadas, son pocas las veces que se detienen a reflexionar: sus caídas al agua explican gráficamente esta predisposición. No controlan sus arrebatos, su vida se desarrolla en una eterna improvisación, que contradice otro punto fuerte de los detectives: su metodismo. La elaboración de escenarios conlleva una planificación que desembocará en la captura del malhechor. Sin ningún atributo digno de los grandes detectives, ¿cómo llegaron las Milky Holmes a escalar hasta el prestigio más alto? La respuesta es aprovechando una herencia genética. Explotaron al máximo su talento innato, los Toys, volviéndose totalmente dependiente de ellos e ignorando otras posibles habilidades, ahogando toda tentativa de convertirse en detectives integrales. En consecuencia, al perder sus Toys, cayeron en la nada, pues al carecer de habilidades para atrapar ladrones, no pueden ser consideradas detectives. Debido a esta necesidad, se supone que recuperar sus poderes se debería transformar en una cuestión de vida o muerte.

La chicas han perdido su rumbo. El aislamiento social ha calado fuerte. Después de haber sido las figuras más renombradas de su escuela, han pasado a volverse parias del sistema. Son separadas del resto de estudiantes para mostrarles su miseria y falta de valor. El trato humillante, agudizado por el recuerdo de la dignidad que habían alcanzado, se traduce en una fuerte caída en su reputación. Este resbalón pudo ser doloroso, pero las Milky Holmes se recuperaron: la exclusión social las condujo a convertirse en una comunidad casi aislada. Deben requerir del favor de la sociedad para conseguir un poco de dinero, haciendo trabajar a Elly de modelo o recolectando alimento como Sherlock. Incluso tienen una granja que les puede proveer de diferentes tipos de alimentos, satisfaciendo sus necesidades urgentes, para sobrevivir un día y pasar al siguiente. Pero, ¿dónde quedó la ambición de convertirse en detectives? No recuerdan nada, la escuela ya casi ha desaparecido de sus mentes. Henriette es quien tiene mayor interés en que retornen a la normalidad, pero a Sheryl y sus amigas no les interesa otra cosa que alimentarse a diario y permanecer juntas. Verlas felices siguiendo este estilo de vida enoja mucho a Arsène. No puede aguantar el perder unas rivales tan valiosas porque ella disfruta realizando espectaculares robos con la intención de superar a los demás. Se deleita de la emoción, no por los objetos, le fascina el riesgo que conlleva ser capturado, la dificultad de violar diferentes tipos de seguridad. Debe ser su fetiche el penetrar esos bastos sistemas complejos que ponen una y mil trabas para liberar el tesoro que esconden. Estas sensaciones le producen éxtasis. Es aquí donde las Milky Holmes ocupaban una función relevante en este intrincado sistema: si falta esta pieza, Arsène no podrá alcanzar el mismo clímax. Aunque al principio sea indirectamente, destruye los plantíos de estas granjeras para despertarlas de su letargo, aunque son mucho más peligrosas con sus aras, palas y regaderas que usando sus trajes de detectives. Esta delirante serie apenas comienza y promete arrancarnos muchas risas durante la temporada.

Una respuesta

  1. La Pared

    Me ha encantado la manera en como abordas esta serie ya que no solo te limitas a reseñar lo que paso en el capítulo en cuestión, si no que profundizas mas en cuanto a las motivaciones de los personajes y la manera en como se desenvuelven en el capitulo en cuestión. Espero que hagas lo mismo en los demás capítulos. Saludos.

    5 marzo 2012 en 17:58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s