Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Amagami SS+ 1: NTR

She's Got the Look

La mayor parte de la ficción romántica trata del periodo de conquista. Dependiendo del medio donde se relate (literario, cinematográfico, novelístico, etc.), esto podría variar entre unos minutos hasta cientos de capítulos con incontables idas y vueltas hasta una conclusión definitiva. En cambio, será bastante raro encontrarnos con historias amorosas que giren sobre la vida de una pareja establecida.  La franquicia Amagami SS es un caso excepcional entre las adaptaciones de novelas visuales al popularizar el formato denominado ómnibus, que dedica una desenlace romántico por arco en casi todos los casos (si no fuera por una infame excepción donde los resultados variaron) estableciéndola como la serie romántica más popular de 2010. No llegó a erigirse como la mejor por sus continuos altibajos,  sin embargo, resultó una experiencia muy interesante y harto promisoria por las posibilidades en las cuales podía embarcarse el relato. Esta nueva temporada, Amagami SS+ no pretende ampliar el repertorio con nuevas chicas que esperen su turno para debutar, sino apostando por las aventuras que supone mantener una relación y salvar los obstáculos en el camino.

Tsubasa Ayatsuji, la principal heroína de la franquicia, es quien detenta el perfil más complejo al mostrar una doble faceta: la pública (dócil y amable) y la privada (agresiva y dominante), dos aspectos extremos que sugeriría algún trastorno psicológico. La respuesta era simple y nada inusual: podemos comparar a Ayatsuji-san con una moneda: dos caras diferentes que pertenecen al mismo objeto. Haciendo un paralelo con las facetas activa y pasiva de Ayatsuji, ambas son igualmente reales, pasando por alto la posibilidad de que la Tsubasa agresiva fuera la original o preponderante. No llega a concebirse como tsundere pues el rostro mostrado con frecuencia es el lado gentil. Tampoco yandere porque no se descontrola. En realidad, Ayatsuji seguiría un tipo de conducta que muchos compartimos de manera más atenuada y sin incurrir en extremos, por ejemplo, cuando nos comportamos diferentes en la intimidad de nuestros hogares que en nuestros puestos de trabajo, donde las condiciones son habitualmente más represivas y no existe tanta confianza. En la primera serie, Junichi no tuvo solo que aceptar esas dos fases contradictorias, sino también aprender a quererlas, de lo contrario, se generaría una situación conflictiva por sentirse cómodo solamente con una parte de la personalidad de Tsubasa. Los dos amantes deben actuar con naturalidad, como siempre han hecho, no como Ayatsuji había decidido cerca del final de su arco. Su ruta también se caracterizó por conducir al epílogo más conclusivo, con la pareja protagónica formando una familia, un punto más elevado que el desenlace de Haruka Morishima. Con estos datos, debemos suponer por adelantado que cualquier percance que tuviese la pareja fue solucionado antes de casarse, la pregunta es cómo. Su noviazgo difiere de la relación occidental donde el afecto se demuestra efectuando diferentes gestos de cariño. Además, en otras latitudes, su nivel de intimidad sería más profundo, al punto que suena inocente que Junichi fantasee con su novia lavándole la espalda o trate con engaños de sacarle fotos seductoras. La razón para este tipo de narrativa no sería únicamente cultural, sino que la historia se concentre en el conflicto principal, evitando que el morbo nos distraiga del objetivo primordial. El tiempo que dispone la serie es reducido, por tanto, no sería recomendable dedicarle tiempo a demasiadas escenas de intenso fanservice arriesgándose a estropear la historia. La relación amorosa debe producir el disfrute por sí misma.

El nuevo tema del arco de Ayatsuji trata sobre las elecciones para presidente del Consejo Estudiantil. Aunque, de lejos, Tsubasa luzca como la candidata más competente para efectuar esas tareas administrativas y capaz de organizar un festival mientras lidia con su vida amorosa y convierte en aliados a sus otrora enemigos, las elecciones constituyen todo un ejercicio cívico cuando son emprendidas con seriedad, una enseñanza para los alumnos acerca de cómo deberán ejercer sus derechos y la tácticas envueltas en estos procesos. De hecho, no siempre gana el mejor candidato, en particular, cuando hablamos de electores adolescentes, fáciles de influenciar por el morbo, que será la estrategia a utilizar por las amigas de Sae Nakata para promocionarla, alcanzando un buen ranking, aunque estos resultados preliminares sean solo un panorama inicial hasta que la presión lleve a los alumnos a votar con mayor responsabilidad. Se puede cuestionar que solo hubiera un candidato masculino entre tres bishoujos, siendo además el primero a caer rotundamente. Este fenómeno se debe a que Amagami, como la mayoría de las novelas visuales escolares, trata de albergar las máximas variantes románticas y eso incluye a las seitokaichou. Además, el protagonista debe ser el único individuo masculino que participe activamente en conquistar estos altos mando. El lead masculino no debe tener competencia dejando esos duelos a sus pretendientes. Amagami había esquivado esta tendencia (que las chicas compitan por el protagonista de forma implícita o explicita), lo que constituyó una ventaja cualitativa para la obra. Este nueve arco incluye esta temática, sin motivos emocionales reales sino como parte de la batalla electoral. Es habitual que los partidos políticos se ataquen mutuamente, una falta de consideración a los electores, pues deberían transmitir confianza a los electores. Actuando con estas triquiñuelas casi confirman que no serían capaces de ganar unos comicios sin rebajarse en lugar de destacar sus logros o propuestas. La señorita Kurosawa, principal rival electoral de Ayatsuji, tendría más experiencia política debido a su familia. Eso sirve tanto para lo positivo como lo negativo: nominar a Junichi como su vicepresidente no buscaba solamente insinuar una confesión, como sugirió Kaoru, sino plantearle un desafío directo a Tsubasa, tratando de afectarla en sus emociones, sabiendo que su lado agresivo podría llevarla a cometer errores a favor de Kurosawa. La subestimó demasiado, ya que la representante de clase es demasiado astuta y tiene tal vez el mayor apoyo de sus compañeros entre todos los candidatos.

El punto débil de Ayatsuji es, sin duda, Junichi, por obvios motivos. Siendo este su primer noviazgo, será propenso a cometer errores tornándolo un objetivo ideal para los propósitos de Kurosawa, cuya intención es quebrar a la protagonista. Esto demostraría su incapacidad de conseguir popularidad de manera justa. La parte fetichista del arco recae en el netorare (NTR) que, en términos sencillos, significa traición: una situación que demuestra no solo la inmoralidad de Kurosawa como cierta incompetencia de Junichi para lidiar con estas situaciones. No hay duda: recibir una confesión incluso estando comprometido, resulta agradable para el ego. De todas formas, le faltó intuición para percibir que la confesión era apenas una estrategia política, incapacitado para reaccionar cuando siente unos pechos rozándolo y frotándole. Esta treta podría volverse en contra del tramposo si los electores supieran que Kurosawa se ligó con alguien comprometido, causándoles repulsa. Es una consecuencia que podría esperarse dependiendo de cómo Ayatsuji reaccione a la ambigua escena in fraganti: guiada por su inteligencia e instinto podría descubrir las verdaderas intenciones de Kurosawa. Aquí reside una desventaja del epílogo pues anuncia que se mantendrán juntos en el futuro disminuyendo la tensión provocada por esta situación, a lo cual favorece el corto tiempo disponible: la conclusión debe ser rápida y sastifactoria.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s