Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Premios Serious&moe 2011 (Parte I)

ACTUALIZADO: MEJOR OST

Bienvenidos a nuestra IIª edición de los Premios Serious&moe, que galardona, según criterio del editor, a los mejores exponentes del anime en veintiocho categorías. Para evitar malentendidos, explicaré el procedimiento que conduce a la elección de cada ganador. Todo veredicto es entera responsabilidad del administrador del blog y responde a sus criterios particulares. Sin embargo, al momento de formarse un juicio, se consulta la opinión de los lectores como información referencial, pues sus argumentos podrían influir o ayudar al editor en casos donde persista la duda. Cada rubro contaba -como mínimo- con cinco nominados: sus méritos, en muchos casos tan parejos, hacen ardua la misión de reflexionar y emitir un fallo. Haber alcanzado esta fase implica considerar todas estas series, personajes y canciones mis “favoritos” para cada sección. Estas preferencias tornan más complicado -aunque también más divertido- tomar una determinación que satisfaga mis conceptos de justicia. Ninguna premiación está exenta de polémica porque su carácter es excluyente (un único triunfador entre decenas de opciones), pero la discrepancia constituye su mayor encanto.

Antes de iniciar la “ceremonia”, les recuerdo la mecánica del post: los premios se irán publicando de manera secuencial a partir de 14:30 h Lima-Bogotá, 13:30 México, 20:30 h Europa Central. Cada noventa minutos, la entrada se actualizará revelando una nueva categoría, indicada con letras rojas.

Mejor canción de ending

Tercer puesto: “secret base ~Kimi ga Kureta Mono (10 years after ver.)” por Zone, para Ano hi Mita Hana no Namae Bokutachi wa Mada Shiranai.
Segundo puesto: “Magia”, por Kalafina, para Puella Magi Madoka Magica.
Ganadora: “High High High”, por Kasarinchu, para Usagi Drop.

Mientras los opening tienen como propósito construir para el espectador una versión in a nutshell del argumento, el sistema de personajes y la tonalidad del relato, un ending está obligado a crear una atmósfera emotiva que enhebre el final del episodio con las expectativas sembradas alrededor del próximo capítulo. Puede servir para relajar al espectador, como también para incrementar la tensión o provocar melancolía. En cuanto a funcionalidad, las tres canciones premiadas compaginaron con sus respectivas series generando el ambiente preciso para coronar un cierre o prolongar la intriga. El espíritu conmovedor y nostálgico, de infancia atesorada y dolorosa esperanza, que trasmite “secret base” nos recuerda la frustración, el trauma pero también el anhelo de reconciliación que recorre AnoHana. Sin “Magia”, cada cliffhanger para las puellae magi hubiera sido menos tenebroso y perturbador. La interpretación de Kalafina es una invitación a penetrar en esa oscuridad asfixiante. “High high high” es un himno de alegría, digno de una serie enternecedora y realista como Usagi Drop. Escuchándola podemos imaginar el camino empinado pero luminoso de aprendizaje en pareja para padre e hija, pero también ayuda al público a dejarse envolver en una sensación de paz y realización, de sosiego y optimismo. Una canción simple, pero maravillosa que permite soñar, por aunque sea un instante, que la vida es un poco más bella. Solo lamento que quedaran fuera del podio temas tan halagadores para el oído como la versión de “Down by the Salley Gardens” para Fractale o la alentadora balada “For you”, de Rie Fu para Hourou Musuko.

Mejor video para ending

Tercer puesto: Nichijou ED1v2 (“Zzz (Bossa nova version)”, por Sayaka Sasaki).
Segundo puesto: Usagi Drop (“High high high”, por Kasarinchu).
Ganador:  Denpa Onna to Seishun Otoko (“Ruru”, por Etsuko Yakushimaru).

Como cabe esperar, es bastante reducida la oferta de videoclips para endings que trasciendan la consabida fórmula de imágenes estáticas desplazándose lentamente como rollos. Pocos estudios se arriesgan en invertir pues encuentran poco rentable ese minuto y medio. K-ON! demostró que podía conquistarse los charts con música para endings, pero una cuantiosa porción del éxito de “Don’t say lazy!” provino del admirable despliegue estético contenido en su video. KyoAni prolonga esta senda (iniciada con Suzumiya Haruhi) rodeando a las protagonistas de Nichijou con un universo colorido de figuras abstractas o simbólicas que configuran un detonante paseo por la sensibilidad de Yukko y Nano, describiendo su carácter ingenuo e ilusionado, que retoma con su extraña combinación de quietud y rareza la mezcla del humor cotidiano fundado en constante paradoja con lo extraordinario. Usagi Drop también apuesta por el travelling de imágenes yuxtapuestas sin conexión narrativa sino semiótica, desde una perspectiva del niño que crece jugando, trazando una alegoría de la niñez en tránsito con referentes cargados de ternura en un bombardeo de colores pálidos que recuerdan los dibujos del kindergarten o los murales que adornan las recámaras infantiles. Ambos clips comparten una suerte de inserción onírica adecuada a la despedida en horario nocturno: ingresar en el subconsciente del personaje mientras duerme o irnos a descansar en sus sueños, función que remata con maestría el hermoso ending de Denpa Onna, aprovechando en su esplendor la belleza de Erio Touwa, sumergiéndonos en su caja de sorpresas, invadidos por juguetones platillos voladores que simbolizan sus ansias por superar esta vida de aburrimiento mediante la sorpresa perpetua. Participamos de un descenso nostálgico que representa su frustración al descubrir su soledad sin respuestas y termina con una explosión de luces perfectas para deslumbrarnos con una prima electromagnética recuperada y dispuesta a continuar husmeando entre las estrellas. Pese a la acumulación de secuencias que parecen delinear emociones antes que argumentos, subyace, escondido, un pequeño relato de fantasía visual, de derroche pictórico, alrededor de su estrafalaria pero cándida protagonista por cuya subjetividad somos cautivados.

BONUS TRACK: MEJOR INSERT SONG

SEIZON SENRYAKU!!!!!!!!

Ganadora: “Rock over Japan”, por Triple H para Mawaru Penguindrum.

Mantuve esta categoría en reserva porque no recordaba otra capaz de hacerle competencia: ninguna ha logrado asociarse tanto a una escena específica y ajustarse con precisión demencial a su contenido alucinante. La estrategia de supervivencia es básicamente la Princesa del Cristal portándose autoritaria y engreída, Shoma cayendo por un agujero infinito y toda la escenografía de delirio cibernético vibrando al ritmo de este cover del ochentero éxito de ARB traducido del rock más desmelenado al j-pop más pegajoso. Como todo en Mawaru Penguindrum, incluso las alusiones musicales encierran una cadena de significados sugestivos: “Rock over Japan” le ofrece al mundo alternativo creado a despecho de la dama del sombrero una plasticidad sonora, una identidad propia que anuncia la suspensión de las leyes del mundo corriente. Entramos a otra dimensión donde prima la voluntad de una provocativa dictadora. El rock celebra los impulsos, las emociones más primarias, la sensualidad, el cuerpo: todo ese amasijo de insinuaciones late y despierta cuando escuchamos “Rock over Japan” coreado por Hikari, Hibari y Himari, como si un fuego primitivo se encendiera advirtiéndonos que emergen las pulsiones dormidas. En Mawaru Penguindrum, se convierte de inmediato en cántico de guerra, preámbulo para las descabelladas misiones en busca del objeto más preciado y misterioso, y antecedido por una exclamación épica grabada en la perplejidad del público.

MEJOR OST

Ganadora: Yuki Kajiura, por Puella Magi Madoka Magica.

Repetiré lo comentado en 2010 respecto del soundtrack de So.Ra.No.Wo.To: una gran banda sonora de anime debe parecerse a un disco de música para ópera. Debes disfrutar escucharlo sin necesidad de recordar la serie: debe remitirnos al goce más cristalino de su pureza musical. Muchas piezas del magistral score compuesto por Kajiura merecen oírse como música clásica (y pienso en “Credens justitiam”, “Sis puella magica”, “Puella in somnio”, “Scaena felix”) por su capacidad de trasmutar con armonías o disonancias un cúmulo de sensaciones y solazarnos con su complejidad coral. La mezcla de instrumentos genera en el escucha esa sensación de parálisis, pánico, oscuridad, extravío, como si Kajiura quisiera traducir en sonidos el ingreso a las abigarradas y caóticas barreras de una bruja. Pero también nos invita a contagiarnos del heroísmo idealista de Mami o reencontrarnos con la caminata despreocupada de las tres amigas rumbo al colegio. Puella Magi Madoka Magica gana, gracias al fascinante acompañamiento sinfónico de Kajiura una identidad propia que delinea su desarrollo narrativo marcando los picos de intensidad dramática con una tonalidad solemne, muy honda. No encuentro un soundtrack que iguale en magnificencia sonora ni tampoco en adecuación al espíritu del relato a este totalizante complejo musical. Para demostrarlo, basta con recoger una composición tan contundente como “Salve terrae magicae” (que reconoceremos porque servía de cortina para los previews): bajo la simplicidad instrumental (una flauta, guitarras y percusión) se esconde una desconcertante madeja de notas que se entrecruzan como si entráramos en un bosque seductor pero confuso, un laberinto que engaña y atrapa, como las palabras engañosas de Kyuubey. Sus reminiscencias célticas aluden a tiempos medievales, al adormecido recuerdo de los druidas, como si advirtiera la presencia amenazante de una violenta verdad, oculta tras un follaje de estímulos. La serie consiguió engatusarnos quebrando nuestras previsiones como público para superarlas y elevarlas al máximo: parte de ese encantamiento hipnótico se debe a esta partitura magistral.

7 comentarios

  1. nvsmp

    Hermosa selección de endings, jeje, primer comentario mío en este blog aunque lo voy leyendo hace tiempo.
    Me gustó mucho ese estiilo del ending de Denpa Onna to Seishun Otoko, muy “Erio Touwa” sin lugar a dudas, me relaja mucho y definitivamente da una muy artística interiorización en el personaje de Erio, su curioso mundillo en su cabeza y sus sueños. Me gusta ese tono ensoñador de la canción (además de la gran belleza de Erio gracias a las grandes habilidades de Buruki).
    Aún recuerdo como de lo que parecía un maho shoujo normalillo de Shaft, se mandaron tremendo giro de tuerca con la decapitación de Mami y seguido esa “Magia” de Kalafina (además que ya lo habían tocado en el inicio), bastante oscuro y desesperante la lenta destrucción de las pobres chicas de Puella Magi Madoka Magica, después de todo solo eran chicas muy jóvenes sin la fortaleza que la edad y experiencia trae, sometidas a esa presión y soledad. Por eso excelente canción (lástima que aún no me he visto Usagi Drop, la tengo pendiente, a ver un día de estos…)

    29 diciembre 2011 en 18:24

  2. Música juega un papel realmente importante en una producción, sea el formato que se elija para exponer la historia. A mí también me parece que la selección es adecuada con respecto a los endings de este año…

    29 diciembre 2011 en 20:00

  3. SHIBIRERU DA NE!
    Esperaba que mi Penguindrum ganara un galardon ya que se segunda mitad tenia temas semanales para cada semana volviendose una experiencia auditiva excecional, con temas como esto me arriesgo a decir que la musica japonesa estaria entre las mejores, con mucho animo y entusiasmo

    29 diciembre 2011 en 20:22

  4. No puedo dejar de pensar que Secret Base debió quedarse con el galardón, pero que este entre las finales es suficiente.

    29 diciembre 2011 en 22:04

  5. lnn

    El alucinante seizon senryaku de la Princesa de Cristal sin dudas se merece un premio, aunque la categoría debió ser elegida haciendo énfasis en el impacto visual, ¿no? … mejor insert video, mejor transformación, mejor princesa desquiciada gritando ¡¡¡imagineeee!!! o algo así.

    Estrictamente como “insert song” me gusta más el Grey Wednesday del episodio 9

    30 diciembre 2011 en 10:13

  6. Benjammmin

    Pasado un buen tiempo vuelvo a postear algo…
    Estoy de acuerdo con Merry, “Secret base” para mí fue y es de lo mejor. Creanlo o no, cada vez que la escucho me hace llorar; ese tema ha traspasado las fronteras de su serie y se ha vuelto parte integral de mis recuerdos. Si cabe un comentario desatinado, High high High es buena, pero más me gustó Sweet drops
    Este año me perdí mucho musicalmente, siento que no le he dado tanta atención a los op y ed como en años pasados; pero con los premios S&M (S&M? hmm donde he visto eso antes…) ayuda mucho

    30 diciembre 2011 en 22:28

  7. rolo2k

    Me da gusto saber que mis series favoritas están ganado galardones y se encuentran en los primeros lugares, como “high, high, high” que con ese aire de ternura y melancolía cerraba cada eoisodio de Usagui drop; “Magic” también está estaba entre mis favoritas,al igual que el ending de Denpa Onna gracias al preciosimo visual de Shaft; solo me sorprendió que galardonaran la canción opening de Denpa Onna pues me parecía un poco estridente pero a juzgar por el análisis de la letra igual es merecedora.
    Poro otro lado, también opino que el OST de PMMM es merecedora del premio pues solo su banda sonora es evocadora, ya lo ilustraban señalando el tema de Mami, ya inseparable de ella.
    Con respecto a “Mawaru Penguindrum” (espero haberla escrito bien) estoy en deuda, al igual que con “Ano Hana”, “Yuru Yuri” “Milki Holmes” “No. 6” y otras series más, como por ejemplo las magníficamente reseñadas por Fortuna87 como “C THe money of soul” o “Fate/Zero” que espero poder ir develando poco a poco.

    31 diciembre 2011 en 12:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s