Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Bakuman II 5-6: Obsesión fatal

Sigue así

El éxito se puede transformar en una droga que obnubila nuestros sentidos, haciéndonos dependientes de su consecución. Sus efectos sobre nosotros disminuyen a través del tiempo, esforzándonos cada vez más para conseguir ese sentimiento de júbilo, para considerarnos satisfechos; sin embargo, siempre hay un límite: el fisiológico, debido a que el cuerpo humano tiene un tope máximo para su esfuerzo. Cuando lo sobrepasamos, nuestro organismo se manifiesta porque no puede más. Por eso, la persona tiende a abandonar el proceso para cuidar su integridad, pero esta droga se impone sobre nuestro razonamiento y nos empuja a la obsesión de conseguir de nuevo y en mayor cantidad el placer del triunfo, dejando de lado la racionalidad y actuando de acuerdo a nuestras emociones. Debido a ello, personalmente, encontré bastante fuerte el contenido de estos episodios.

El camino que escogieron -seguir con su manga-, parece ser el correcto. Después de su pésima partida, Ashirogi-muto parece haberse consolidado con su obra, incluso llegando a empatar con Nizuma en tercer lugar. Capítulo a capítulo iban satisfaciendo a sus fans y ganándose a nuevo dentro del público de la revista gracias su carácter tan peculiar, ya que la historia que iban desarrollando ambos mangakas se diferenciaba totalmente de las otras historias que publicaba ese medio, llenando un hueco dentro de las exigencias de los lectores. Este éxito resulta inesperado para ellos: no entienden el por qué de este triunfo. Como había dicho, Miura es un novato como editor, por lo cual, no sabe explicar este suceso, pero aplica una ley: si todo va bien, entonces nada hay que cambiar, aunque quisieron agregarle valor a la obra incluyéndole otras características, por lo cual Akito comienza a investigar diferentes tipos de series para enriquecer la suya. Su primer intento es la comedia: ya se habían olvidado del fantasma de la cancelación, ahora solo pensaban en cómo volverse más populares dentro de la revista. Manejar el éxito es seguramente una de las tareas más difíciles debido a que silencia nuestra racionalidad en cierta forma. La autosatisfacción nubla nuestro juicio y llega a transformarse en una droga. Los chicos se hallaban en el peor momento para enfrentarse a esta circunstancia. El primer aspecto que los perjudica es su juventud, su poca experiencia. No están preparados para este escenario y este desconocimiento los lleva a cometer errores, como no saber medir las prioridades, ni evaluar qué cosas son más importantes que otras. Darle valor a nuestros objetivos nos ayuda a jerarquizar y no desperdiciar energías en temas de poca importancia. También entra en juego la terquedad de Mashiro, que no es capaz de medirse cuando se compromete con algo, se exige cada vez más. Dentro del joven mangaka está naciendo y desarrollándose una voracidad por conseguir mejores resultados: siempre ha sido muy duro consigo mismo.

Para nosotros, los occidentales debe ser mucho más fuerte la escena de Mashiro desmayándose, aunque existen sujetos del tipo workaholic dentro de nuestras sociedades. El concepto de trabajo en exceso no está bien considerado entre nosotros, de ahí las miles de historias moralistas que vemos en nuestros cines sobre lo perjudicial de dedicarse con demasiada intensidad al trabajo, sin embargo, es Japón la conducta laboral se ve de otra forma. Es normal encontrar a tipos esforzándose en demasía dentro de sus centros de trabajo, perdiendo tiempo con su familia o momentos de ocio. De acuerdo a mi impresión, el tiempo de ocio es algo sagrado, ayuda a despejar y desarrollar otras áreas del ser humano, permite la exploración y crecimiento personal, por lo cual enfocarse a desarrollar una sola tarea es contraproducente, debido a que el ser humano se va transformando lentamente en una máquina capaz de desarrollar una sola tarea, perdiendo el juicio de lo justo e injusto. Es aquí donde las decisiones se nublan y comienza a darse una serie de elecciones que conducen a un lento hundimiento, a una vorágine de errores. Mashiro comienza llevando su cuerpo al límite de su tolerancia natural. Pasa por alto muchos de los elementos que lo mantienen sano, como es la alimentación y el sueño. Se obsesiona con este trabajo hasta límites inhumanos, hasta tener una cierta cercanía con la muerte en este trabajo, una situación cotidiana donde cualquiera se imaginaría encontrarse lejos de esa eventualidad, ya que un mangaka no es como un periodista en una zona de guerra, para quien morir tiene una alta probabilidad. Es por esto que estar dibujando en un estudio es lo más lejano de ese escenario, pero llegan al mismo resultado: la posibilidad de la muerte, aunque para el periodista es una cuestión de azar (una bala o un secuestro), en cambio Mashiro se fue metiendo gradualmente en un abismo, su cuerpo le fue advirtiendo del riesgo en que se iba metiendo.

Las prioridades de Mashiro estuvieron entreveradas durante este episodio. Lo más importante y primordial que son su vida y su integridad, fueron desplazadas, tomando como premisa que los jóvenes tienen la tendencia de sentir que la muerte es algo lejano. Con esto en mente, llegan al límite de poner en riesgo su existencia. A veces es útil poner las cosas en perspectiva y proyectarse, saber qué aspectos de la vida son más importantes y darse cuenta que aun se cuenta con mucho tiempo de sobra para consolidarse. No es necesario andar siempre a máxima velocidad en cada segundo de nuestra vida. Tomarse un tiempo para pensar y analizar nuestra posición nos ayuda a reconsiderar algunos puntos: Mashiro ha trabajado frenéticamente durante todo este tiempo, desde que comenzó a dibujar, tan alocadamente que ha dejado de preguntarse acerca de sí mismo. Mashiro como individuo ha desaparecido: la única acepción de persona que tiene es su función de mangaka. A veces sobresale su faceta de chico enamorado, pero son tan pocas que terminan siendo despreciables. Después de su colapso, esto se agudiza, debido a que en momentos tan serios como estos, sigue insistiendo en colocar sobre sí este papel de mangaka. Lo que habría sido una forma de cambiar de opinión acabó siendo un motivo que lo impulsa todavía más: la visita de Azuki, que en un principio serviría para poner a Mashiro nuevamente sobre un cable a tierra, se convirtió en otra razón para perseguir sus ambiciones. Luego del incidente de la fotografía, Azuki se libera de su posición que le impedía acercarse a Mashiro. La promesa no necesariamente debía cumplirse al pie de la letra, como había sido su posición durante la primera parte del anime, pero ahora es él quien radicaliza su posición y no toma en consideración a Azuki, ya que la pregunta que le hizo la muchacha, acerca de abandonar por un momento el manga, Mashiro la responde ratificando su posición y la exime de responsabilidades por su obstinación. Al final, ella acepta de una manera bastante extraña, formando parte de su locura. La presentación de Azuki al resto del elenco fue bastante repentina: casi nadie, aparte de Takagi y Miyoshi, la conocía, ni su madre, ni el editor, ni tampoco sus compañeros de trabajo. La asistente de Ashirogi-muto tuvo una corta esperanza con el chico: nunca sería rival para Azuki. Quizás con esta presentación los demás actores conocerán una de las motivaciones del muchacho. De verdad, estoy muy intrigado por cómo se resolverá todo esto. Mashiro no está capacitado para seguir adelante, aunque él insista. Ya llegó a un punto de no retorno y se está provocando un grave daño, por lo cual entre más pronto deje de actuar así, menor será el perjuicio sobre su persona.

Una respuesta

  1. Black Link

    Este arco de porquería casi hizo que abandonara el Manga.

    13 diciembre 2011 en 17:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s