Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ben-to 2: Lobos y jabalís

La comida siempre sabe mejor acompañados

Una filosofía difundida entre los atletas que se dedican a deportes de pelea es comportarse como leones dentro del ring, pero como corderos fuera del cuadrilátero. Ese espíritu de lucha necesita un espacio para canalizarse ante personas aptas para enfrentarse a estos desafíos, pues los luchadores profesionales también desean llevar vidas pacíficas y cómodas, porque vivir como un buscapleitos es elegir una existencia corta y fatigosa, en particular si no cuentan con el descanso y el debido entrenamiento requerido para que el cuerpo sobrelleve esas exigencias. Incluso para la lucha no profesional es común establecer reglas, que dictaminan cómo se pelea limpiamente, por motivos de honor o porque los participantes desean volver sanos a casa. Los peleadores de Ben-to tendrán razones parecidas para alejarse de la pelea callejera desenfrenada: hay un código de conducta que les permite regresar a competir al día siguiente y, en caso incurran en indisciplina, no podrán retornar.

Reglas del combate por el bento a mitad de precio:

-Mantener la paz hasta que el bento con descuento aparezca.
-Respetar al dueño que coloca los rótulos de precio.
-El primero en tomar el bento es el vencedor y no debe perseguírsele con la intención de arrebatárselo.
-Agradecer por la comida ganada.

Como mencionábamos anteriormente, el valor del bento radica en que obtenerlo es toda una victoria dentro de la subcultura creada alrededor de los supermercados. Este tipo de competiciones está también presente en otras esferas, como el mundo del hip hop. Los juegos fueron creados para sustituir de forma simbólica a las guerras, sin sufrir las consecuencias de estas. Se establece una tradición de la lucha del bento: el club de Yarizui quiere perpetuarla, ya que inmediatamente forzó a Satou a inscribirse a pesar de cuán manipulable es el muchacho. Cuando él y Hana aceptaron formar parte estaban cometiendo un error porque, a pesar del honor y orgullo que implica pelear por estos premios, es técnicamente demasiado esfuerzo por tan poca recompensa (y encima, todavía deben pagarla). Un honor que solo algunos pueden experimentar sin sentirse estúpidos, considerando que varios aspectos que podrían argumentarse como puntos a favor funcionan de manera contraria, por ejemplo, pelear por un objeto raro (entiéndase, estos manjares) es un gran privilegio, al mismo tiempo que suena superficial pues estarían masacrándose por “cosas baratas”. Los luchadores deben reconocer estos contrariedades y mantenerse firmes en sus convicciones. El honor no vale mucho si no se disfruta y si no estás dispuesto a digerir sus consecuencias. Una mirada nihilista al asunto incluso rechazaría que el honor importa, cuando hay otros aspectos de la vida más valiosos. Los personajes de Ben-to son jóvenes y fáciles de entusiasmar con discursos sobre la dignidad, orgullo y respeto. Gracias a ello, hay normas que deben obedecer cuando se disponen a entrar en combate. En caso contrario, merecerían un castigo por tramposos y por ensuciar una batalla justa. Este reglamento debe haber sido establecido hace bastante tiempo para que los clientes que no participan del caos estén alejados durante la lucha. Esto también explicaría que Hana conozca a algunos luchadores, incluso por sus apodos (el Monje, el Barbudo, la Pechugona sin rostro), siendo el más influyente el Mago (ex-miembro del club de Sen). Estos le comunican las instrucciones al chico nuevo, lo felicitan por tomar esa decisión y lo aceptan como rival.

Satou y Hana tienen algunos puntos en común. Ambos son cortos de pensamiento, no pueden argumentar por ellos mismos y entran al club casi sin pensar. Satou fue convencido por recibir el masaje de senos de Yarizui, mientras que Hana es arrastrada por la corriente sin oponer resistencia. Es comprensible que ambos compartieran juntos tanto tiempo en pantalla. Por lo general, en otras situaciones, esta circunstancia indicaría romance, en especial, tomando en cuenta la escena donde comparten “su cena” usando los mismos palitos. Para algunos, se interpreta como un beso indirecto. Entonces interviene la representante bishoujo, Ume, interponiendo entre ambos su atracción romántica por Hana. Es territorialista y violenta como suelen actuar las amigas de infancia: la rivalidad por una chica la excluiría del harén de Satou, porque no le interesa como prospecto amoroso, ni siquiera como objetivo amical, sino como un oponente romántico, en condiciones similares a sus contrincantes por el bento. Sin embargo, Ume luce más imponente y, al parecer, físicamente más poderosa que los individuos del mercado. Su tema musical es un ritmo indígena que hace referencia a su agresividad con mucha elegancia. Es una de las pocas chicas cerradamente yuri que recuerdo en una serie harem (Ran en R-15 sería otra, este mismo año). Puesto que el objetivo de esta clase de relatos es aumentar el número de féminas y no reducirlas, es probable que intenten ampliar el público interesado. Satou continúa demostrando que tiene poca memoria al olvidar que no debía inmiscuir a la meganekko en estos combates por mandato de Ume, aunque la responsabilidad la tendría Yarizui que, aunque sabía que Hana era una airhead y una debilucha, la incluyó en su club. Esto podría explicarse por ese tópico que aparece en varios anime acerca de la cantidad mínima de miembros que debe afiliar un club para que sean válidos. La Bruja de Hielo estaría desesperada por mantener vivo su club. Aunque tenga celos, Ume sería la única que se preocupa por su amiga: no quiere verla peleando por una causa tan superficial. Sabe que Hana solo participa por emoción imprudente. En su contra juega que Hana es –obviamente- una de las principales chicas relacionadas a Satou por orden de encuentro. Lo triste para el público que gusta del yuri es que reduciría bastante los momentos tiernos entre las chicas. Ojalá la bishoujo mantenga a su gata bajo mayor cuidado.

¿Cuál es la intención del muchacho que observa esas palizas de Ume a Satou?

 

Trazando más paralelos con la competencia por el alimento en el mundo animal, los peleadores son llamados lobos y los dueños del mercado son denominados dioses, pues ellos tienen el poder para darle un valor simbólico a los manjares. Pero como en la naturaleza son abundantes las batallas entre especies, debe haber algún individuo que se anteponga a los lobos, otro rival con características más fuertes. Esa criatura sería la señora a la cual llaman Jabalí, pues incluso siendo estos animales generalmente herbívoros, pueden alimentarse de lo mismo que los lobos, pero son más corpulentos y poseen mejores armas que un lobo solitario, como sería la chica sin rostro que trató de detenerla pero no logra derrotarla. “El Jabalí” es apenas una cliente que ignora las reglas por no participar del mismo código. En las jaurías de lobos, estos tienen derecho a comer primero dependiendo de su jerarquía, pero otra especie bien puede robarle sus alimentos pasando por alto sus reglas. Por otra parte, también se encuentran los lobos que roban a otras jaurías, despreciándolas, de manera semejante al batallón “Tormentas” que también desconoce las reglas. Mientras no están en combate, se presentan como compañeros, pero Satou prefiere no escuchar sus consejos, sino a otra leyenda de ese submundo, que le recomienda no darle privilegio a esos tramposos deshonestos.

Las peleas son divertidas, pero esta ocasión pecaron de inconveniencia argumental. Un día antes, Satou era incapaz de repartir un golpe certero, pero en su último arranque pudo vencer a peleadores experimentados y consigue algo todavía más raro: es frecuente que algunos héroes adquieran esas habilidades de repente, pero deben pagar como precio de verosimilitud y coherencia, que esas cualidades se trasladen a otros campos. La comida para estos peleadores sabe mejor después de una pelea, sensación que podemos compartir al cenar después de un arduo día de trabajo.

2 comentarios

  1. davidvfx

    igual me quede WTF! al ver que de repente da tres acertados golpes a luchadores teoricamente experimentados ya que consiguieron Bento en anterior epauncon bruja de hielo presente, eso demuestra capacidad, pero eltioinutil le da de tortas delanoche ala mañana, vamos acaso la meganeko que repatia tortas graciosamente (nunca se me olvidaran sus gritos de batallaaltirar golpes en pleno combate) tambien hiba tener un power up si no hubiera faltadopor que la raptaron?

    aquihay cosas ras que pondrian en riesgo mi seguimientoa la serie espero mas que no habusen de cliches inexplicables

    21 octubre 2011 en 02:12

  2. Yo también coincido con la opinión de davidfx, poner de la noche a la mañana a un pelele como Satou a la altura de peleadores experimentados resulta muy poco creíble, aún si manejamos la idea de que el muchacho posee algún “talento oculto” (como lo insinúa Yarizui), lo cual considero un error en la historia tomando en cuenta que apenas vamos por el segundo episodio. De cualquier manera seguiré con esta serie a ver si las cosas mejoran, pues hay muchos detalles que aún me causan curiosidad y espero se sigan develando, aparte que los combates son entretenidos.

    8 noviembre 2011 en 19:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s