Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Shinryaku!? Ika Musume 2: Reina Calamar

Un reinado de maids

Calamarcita no habrá podido coronarse como reina del mar por la presencia de las ballenas y los tiburones, pero nada impide que su imperio pueda iniciar como un pequeño territorio para extenderse hasta lo inimaginable: hoy una escuela primaria y mañana (o pasado mañana) el mundo. Ya tiene ventaja al ganarse fácilmente el aprecio de los niños, que enseguida se subordinan a ella aceptándola como onee-chan y adoptando sus motivaciones fervorosamente. Este carisma compensa su carencia de habilidades en varios aspectos relevantes para llevar a cabo una conquista, en particular, cuando pisa un campo de fútbol, allí donde los mayores gigantes deportivos dejaron su impronta ante la afición, la cefalópodo es increíblemente descordinada, sin embargo, el apoyo que recibe de sus compañeros de misión le proporciona una gran sastifacción y le obsequia un empate con sabor a victoria, pero sin sabor a helados.

Ika no necesitaría educación escolar ya que ha demostrado ser una genio en matemáticas usando un sistema de cálculos todavía no interpretado por el hombre, pero siendo tan adepta a socializar, busca siempre nuevos sitios para acrecentar su grupo de amigos/aliados, aunque sean temporales, para comprobar que funcionan sus planes de invasión. Los niños son fáciles de motivar con dichas ideas y suficiente entusiasmo, por ello, cuando Ika invoca un grito de batalla en revancha por el mar, obtiene su apoyo instantáneo, desplazando a la profesora de su posición privilegiada por algunas horas. Su éxito podría haberle permitido a la enana emprender más misiones aparte de solamente juntar basura (aunque le habría servido para ahorrarse trabajo ese día), si no hubiera tropezado con el desafío del fútbol, porque Ika-chan podrá ser muy carismática y atraer al público, pero le falta concentración para preservar esos logros y sus planes siquiera lleguen a dar sus primeros pasos hacia sus aspiraciones de nivel global. Su habilidad con los pies es nula. Cuando se refiere a patear un balón, Eiko obtendría mejores resultados. Pese a esto, sus tentáculos podrían haberla convertido en una de las mayores goleras de la historia puesto que en el campo solo se permite usar los pies, el pecho y la cabeza para los más hábiles, pero en el arco todo tipo de defensa está permitida y no sería un problema para la FIFA porque técnicamente estaría usando una parte de su cuerpo y tener ventaja genética no es trampa, es tener suerte. Es una pena que no haya intentando más veces en esa posición y asustarse con la primera bola y flojear por miedo no es recomendable para ningún invasor: esta actitud es responsable de la mitad de sus fracasos cuando se topa con Chizuru. Sus aliados se prestan a compensar esas debilidades e incluso ser los verdaderos comandantes inspirados por una simpática líder que disfrutaría de semejante adoración. El retador de turno podría parecer otro de esos mocosos problemáticos, pero solamente era un niño insolente que llegó a un acuerdo con el resto para dejar el partido en empate a cambio de que ambas partes estuvieran en paz para alegrar a su nueva oneechan. Ika tuvo un debut poco victorios en este nuevo deporte, pero esperando que, si en el futuro se topa con juegos donde sus miembros extras serían útiles, podría alcanzar más días de gloria. No obstante, se revelan sus debilidades como líder, porque no fue capaz de mantener la lealtad de su nuevo ejército frente a los “incentivos” traídos por la antigua líder de sus compañeros: una derrota a más para su colección.

Interpretar un papel puede hacer que afloren habilidades nunca antes vistas por conformismo o falta de perspectiva, pero las posibilidades que se descubren son extraordinarias, tanto como tener un objeto que aunque sea inofensivo (bueno, dependiendo de la mano de quién), llena al sujeto confianza y seguridad surgiendo con ello una nueva persona. En el caso de Nagisa, su miedo a la reina calamar proviene de creer que la enana controlará el mundo y es la única que realmente lo cree, por lo cual, Ika siente un cierto apoyo por parte de ella incluso cuando solo sirva para alegrar su ego. Nagisa se aleja un poco de su arquetipo de chica tomboyesca, valiente y ruda, para mostrarse como una muchacha asustadiza, pero con algunos ajustes esa valentía puede emerger de forma caballerosa con la intención de sastifacer a la clientela femenina frente a la amenazar de ver al restaurante llenarse de testosterona y, en consecuencia, de poca estética. Aparte de las chicas que  creen ver un chico guapo, sin duda, habrían clientes que conociendo su género por frecuentar el sitio seguirían la actuación por razones semejantes a los musicales estilo Takarazuka. En el caso de la tímida Ayumi, su confianza surge de forma inocente, sin tener conocimiento, al usar una manopla metálica por obsequio de Chizuru, que hace que la clientela masculina atraída por una maid que les saludara como es debido, se comporten correctos y educados al encontrar esa herramienta asesina. Ayumi solo sonríe alegre al notar una reacción que interpreta como respetuosa por parte de sus clientes, sin percatarse de que su gesto sutil los intimida. Nadie sale del restaurante pues creen que sería un riesgo ofender a la maid, una reacción similar a la que provoca Yachiyo apenas cargando su katana en Working! Como ocurre en estas ocasiones, Ika, la empleada habitual, se siente desplazada porque ella solía ser la atracción aunque los clientes la vieran como una niña en cosplay antes que una criatura con tentáculos reales, puesto que la mayoría de clientes razonan de manera simple, no fantasiosa. La confianza de estas chicas se esfumó rápidamente, ya que solo fue necesario el comentario del padre de Ayumi para darse cuenta de que no actuaban como ellas mismas sino interpretando un papel, un teatro donde un alter ego ocupaba sus cuerpos. Para algunas personas, esto sería suficiente por los resultados gratificatorios que brinda, pero para una muchacha como Nagisa, sería apenas una farsa aunque en un mundo ordenado ambas partes podrían convivir. Mientras tanto, Ika reintentaba recuperar su reino, pero los únicos vasallos incondicionales son un amor no correspondido y científicos locos con dudosas intenciones, por lo cual ella prefiere guardar su actuación de reina para tiempos mejores y no necesitar siempre esa clase de seguidores.

La participación de Sanae debería ser una prioridad si pretenden mantener cautiva a una parte del público que ve la serie por su contenido yuri, aunque fuera en una situación no tan yuriesca como es el tema de las dietas, pero para su mala suerte, soportar el calor para perder líquido puede engañar a la balanza pero no mejorar las proporciones físicas, ya que el agua perdida se recupera tan pronto cuando nos hidratamos. Esta discusión lleva a un detalle intrigante que daría pistas acerca del origen de Ika y la explicación sobre sus habilidades. Al pesarse por primera vez, ella llegó a los 100 kg., que alivió a Chizuru: como las mujeres respecto de este asunto, vigilaba su propio peso para evitar resultados disgustantes y encontrar que la chica calamar alcanzaba un peso extraordinario le daba las falsas esperanzas de una falla técnica en la balanza. Sin embargo, debía mantener en secreto esta preocupación para no quitarle su aspecto imponente, aunque sonrojada se nota más guapa, casi un obsequio pues es la primera vez que sucede. La explicación de las variaciones de peso de Ika viene de sus pulseras que regulan su masa dotando de fuerza a sus tentáculos por motivos mecánicos. No obstante, estas pulseras lucen muy tecnológicas para ser parte de un organismo natural: motivo para dudar si Ika fuera de verdad una especie terrícola -y más por la forma como lo explicó, con términos bastante técnicos para una chiquilla torpe en palabras. Son datos para considerar en futuras especulaciones. Pero de nuevo, valerse de esa pulsera para querer bajar su peso debe afectar apenas los números de la balanza, no las proporciones por que la cintura todavía mantendría su medida. La pulsera de Ika de una forma influencia la gravedad para hacerla más ligera o pesada, pero este asunto podría discutirse en otra ocasión porque ahora las chicas deben ayudir a la pequeña a salir del hoyo por llegar al peso máximo de 20 toneladas y es una suerte que no superara ese límite porque entonces sí hubiera afectado a la corteza terrestre.

3 comentarios

  1. davidvfx

    Creo que lo del poder controlar el peso tiene sentido y ademas me quito la duda del video PV de ika musme que salio antes de estrenarse esta segunda temporada donde se eleva volando junto a las gaviotas. solo que lo hacia sin estender los tentaculos, curioso me recordo mucho a Shio-chan de Azumanga Daioh

    12 octubre 2011 en 19:22

    • Siiiii! Yo tengo un wallpaper de Chiyo y Osaka volando, y me encanta!
      Y debieron darle más airtime a Azumi…

      14 octubre 2011 en 19:42

  2. Patricio Metal God

    Otra serie de animé que me encanta,junto con
    Kodomo no jikan y Moetan!

    16 agosto 2012 en 03:17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s