Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Mawaru Penguindrum 11: Infelices coincidencias (o trágico destino)

This... is... SPARTA!

¡Ah, Ringo! Antes que te percataras de tus sentimientos necesitabas golpear a un muchacho que recién salía del hospital y que te había salvado el cogote en varias ocasiones. Estas chicas debían aprender una forma más adecuada para expresar su molestia contra algún hombre, como apenas sacudirlo o jalarle la oreja, aunque seguiría siendo injusto contra una persona que solo dijo la verdad. Sin embargo, antes de aceptar con sinceridad sus nuevos afectos, debe intentar por última vez cumplir su proyecto, como si, pese a todos sus padecimientos en el pasado, casi no hubiera ocurrido nada. Su desesperación la obliga a tomar medidas unilaterales, se vale de otras sustancias obtenidas de los anfibios, que simbolizan príncipes y princesas. No había incurrido antes en estas acciones porque era bastante asqueroso y tenía un lacayo que, de manera discreta, ha ido germinando sentimientos hacia ella, forjados por aventuras y cierta lealtad que, en poco tiempo, se concretó en una sólida relación, todavía entorpecida por culpa de la terquedad.

¿Coincidencia o destino?  Aunque ambos términos pueden actuar separados, el primero puede ser usado como sustituto del segundo para los que creen en él,  ya que grandes coincidencias acumuladas una tras otra insinuarían la existencia de un plan orquestado por algún Ser Superior en posición de arquitecto. Pero desde una perspectiva escéptica, se podría argumentar que las coincidencias son apenas variables matemáticas, las mismas que, en otras circunstancias, serían consideradas como anomalías o rarezas, y que el azar también existe en la vida de los animales, los cuales, se supone, actúan de manera más instintiva. Una postura más estricta dentro de esta misma línea de pensamiento escéptico afirmaría que todos los días ocurren grandes coincidencias, pero la mayoría son situaciones insignificantes que solemos ignorar como hallar una moneda en la calle, de donde se deduce que es erróneo otorgarle a estas coincidencias una significación especial. Sin embargo, este razonamiento puede funcionar a la inversa, si consideramos que los mayores eventos de nuestras vidas, al formar parte de un plan, adquieren una gran complejidad. Como los humanos son distintos a otras especies, deben recibir un tratamiento preferencial por parte de alguna entidad o poder superior. Los personajes de Mawaru Penguindrum se guían por la noción de destino predeterminado, apliándolo con el concepto de reencarnación. Personalmente no creo en ella, pero al referirme a este término aludiré estrictamente en la interpretación que figura en la serie. Ringo creía que ser la reencarnación de su hermana significaba que llevaba también con ella los sentimientos de su vida pasada, por lo cual, no necesitaría iniciar un romance con su persona amada, ya que este se había desarrollado anteriormente: solo haría  falta despertarlo de nuevo. Pero ello arrastra varias preguntas. ¿Si Momoka volviera a vivir realmente hubiera querido continuar con su historia o hubiera elegido empezar de nuevo? ¿Además, su amante ahora tiene una vida feliz: sería justo arruinarlo? Existen varios relatos que tratan exactamente este tema. En estas condiciones, que renazca el romance y que lazos anteriores se reconstruyan no son ideas que todos compartan, y en el caso de Rin siempre se trató más de reconstruir el pasado tratando repetirlo. Después que Shoma, quien literalmente era su sirviente por su carácter fácil de manipular, la dejara a su propia suerte, Rin se valió de un afrodisíaco que ella sola podría haber preparado, utilizando alguna otra especie anfibia inventada. Era otro más de sus métodos inesperados y poco eficientes, debidos a sus inestables resultados: lo hizo en un momento emocionalmente sensible por los recientes acontecimientos y tuvo suerte que su hechizo no se volviera contra ella cuando el instinto reproductivo del maestro entrara en estado de máxima exacerbación. A pesar de mi favoritismo por la pareja Sho x Rin, debo dar un paso al costado, meramente por prudencia, por algunos puntos desfavorables. Ante todo, cuando Rin pide que Tokikago deje a Tabuki por su comportamiento eufórico, una mujer como la rubia (una actriz experimentada) sabrá interpretar de inmediato el comportamiento enloquecido del sensei, así como tener las palabras correctas para afectar a una muchacha. Entonces cuando Ringo se da cuenta de su enamoramiento por Sho, este percatamiento sería efecto de una confusión instigada por Tokikago: conocemos la conciencia de Rin como la de ningún otro personaje y no escuchamos nada que demostrara este afecto o aprecio. El día del hospital habría sido la excepción si ignoramos la culpa que sentía. Sin embargo, a favor de esta relación podemos mencionar que los sentimientos de Rin fueron forjados por una intensa convivencia y extraordinarias pruebas que no enfrentó con nadie más que el muchacho: eso debe provocar, al menos, un crush.

La revelación de la semana fue que los hermanos y Ringo cumplían años en la misma fecha y que Shoma se responsabilice de la muerte de Momoka, pues en 20 de marzo de 1995 ocurrió un ataque terrorista con gas sarín en la plataforma 12 del Metro de Tokyo. Es casi seguro que fue durante ese incidente cuando Momoka falleció. Pero como los gemelos eran recién nacidos, no pueden tener ninguna culpa objetiva de la tragedia como sería una negligencia o un acto doloso, por lo tanto, la culpa que Sho asume (por su hermano aunque es posible también que Kan no concuerde, siendo mas lógico), toda culpa que el muchacho se atribuye, sería nada más que subjetiva: estar relacionado con los hechos, pero no como el causante de la muerte de Momoka, y siendo una culpa subjetiva es frágil en su argumentación. El mundo simplemente ignora verdaderos casos de responsabilidad directa, por ejemplo, las industrias del tabaco y las armas, que técnicamente ofrecen los medios a las personas para poder matarse pero no son culpabilizadas, ya que sus productos por sí solos no pueden causar daño sin la decisión directa de alguien. Además, si empezamos a citar los productos industriales que causan la muerte, sería una lista interminable e injusta porque ignoraría la falta de intención dolosa y que tragedias ocurren por fuerzas incontrolables en circunstancias inimaginables. Respecto de la idea de reencarnación, surge un impedimento y es la gran duda si un alma podría tomar el cuerpo de un feto en estado avanzado de desarrollo, pues la mayoría de las culturas sostiene que ocurre desde la concepción, obviando que lo mínimo necesario sería que Ringo hubiera nacido después del incidente. Nuestra princesa, que se había ausentando en los últimos episodios, debe conocer obviamente detalles sobre la vida de los participantes de este drama, en especial, siendo la primera vez que el Seizon Senryakuu es mencionado en relación con Sho y Ringo. Esperemos que apenas no sean palabras que suenan cool.

Por su parte, Natsume, en algunos aspectos puede parecerse a la Ringo que conocimos al comienzo: delirante al creer que tiene un destino predeterminado junto a su persona amada, con la diferencia clara de que Kanba tuvo un romance con ella que no terminó de la mejor manera. Más aun si notamos que, con apenas dieciséis años, Kanba tuvo cuatro relaciones, bastante impresionante a juzgar por la superlativa belleza de esas muchachas. Natsume siente placer al cazarlo porque es un desafío, debido a la resistencia que impone (como una persona entre pocas), a lo cual, sumamos sus antecedentes como pareja. Kanba posee algo digno de destacarse para haberla influenciado tanto al extremo de perseguirlo. De alguna forma, Kanba sabía que ella no sería peligrosa cuando fue a hablarle, porque al contrario de su compañero, lo único que tenía para enfrentarla era su rudeza y su conocimiento acerca de la chica. Pero, hablando del diario, al parecer Natsume solo consiguió adueñarse de la mitad. Su objetivo debe ser parecido al propósito de los Takakura, porque menciona a Mario con aprecio, siendo o no un pariente. Aunque Natsume solo retenga una parte del cuadernillo, por alguna razón fue extraño que Kanba dejara pasar esa oportunidad para tomarlo, pero sabiendo que no es impulsivo, debió afrontar el caso con una actitud más reflexiva. Esta parte del episodio abundó en rostros carentes de rasgos faciales: antes que errores de animación son una manera de resaltar una expresión seria y mantenerla estable, pues ante todo, es coherente con sus diseños. Entre otros detalles de animación, podemos mencionar, las aventuras de los enanos: Ni siendo acosado por Esmeralda —que refleja los deseos de su compañera—, Ichi jugando con sus gases (uffs, no pensé que igualarían otra escena repugnante, como la del primer sapo) y San-chan golpeando a Ichi por comerse los alimentos ajenos. Algún momento el glotón debería aprender a no tragarse cualquier cosa.

3 comentarios

  1. lnn

    Me parece que Ringo ya se percató de sus sentimientos por Shoma cuando se desprendió del adorado diario de su hermana para salvarlo. Recordemos que estando la vida de Himari en riesgo (y Ringo sabe esto muy bien, porque cuando le arrebató el sombrero se encontró con Himari positivamente muerta) se negó sistemáticamente a entregarlo, pero lo hizo inmediatamente cuando amenazaron a Shoma, aunque sabe Dios lo mucho que le costó.

    El que necesitó de dos rigurosas palizas de Ringo, de tres series de varios golpes cada una, para empezar a sospechar que Ringo siente algo por él fue Shoma. Qué lentos que somos los hombres (en el anime, claro).

    A estas alturas ya está más que probada la hipótesis de Davidfx acerca de la invulnerabilidad de la gente pingüino: en el transcurso de horas Shoma es atropellado (nos repitieron la escena para que no queden dudas de que efectivamente fue un golpe tremendo), nuevamente narcotizado, secuestrado y sometido y finalmente doblemente apaleado. Consecuencias: ninguna.

    Lo que nos lleva a la entrevista entre Natsume y Kanba. Natsume refiere una circunstancia de la dura vida de los pingüinos en la naturaleza: para alimentarse en el mar, deben abandonar la seguridad del hielo, donde están a salvo de las focas. Nadie quiere ser el primero en tentar la suerte, así que esperan pacientemente a que una desgraciada criatura pierda el equilibrio (los pingüinos son torpes para caminar) y al caer al mar se determine que las aguas estén libres de focas, o por el contrario, sea devorado por el depredador. Este sacrificio permite la salvación de los demás, que se van a nadar a otro lado.

    Kanba interpreta sin dudar que los pingüinos son Himari y Mario, y que uno debe ser sacrificado para salvar al otro; el diario de Momoka serviría a este propósito. Si llevamos este episodio 16 años atrás, el pingüino cero (el de Momoka) se sacrificó (o fue sacrificado) para que los pingüinos 1 y 2 (los de Kanba y Shoma) pudieran sobrevivir. Momoka con su pingüino hubiera sido invulnerable al gas sarín o a cualquier otra cosa, perdido su pingüino se quedó sin protección. Esto le da sentido al discurso de Kanba del cap 1 en cuanto a odiar el destino y acerca de las estrategias de supervivencia en el reino animal (los pingüinos en la naturaleza no sienten culpa por el compañero caído, pero sacrificar conscientemente a otro ser humano para salvarse uno es un asunto muy distinto) Perpetuar este sistema de sacrificar a alguien para salvar a otro puede ser ciertamente visto como una maldición, es lógico que Natsume pretenda que ya que los Takakura fueron en su momento los beneficiarios, ahora les toque sacrificarse.

    Cuando Himari “muerta” visita el mundo helado (el anexo de la biblioteca central), vuelve a la vida al rechazar el beso de Sanetoshi. Esto es representado como una caída desde el mundo helado (como los pingüinos en la naturaleza, cayendo del hielo al mar, donde tal vez los esperan las focas) Imágenes similares de Kanba y Shoma cayendo se muestran en el opening de la serie. Otra figura con el rostro cubierto que viste el mismo uniforme también se ve caer. Recordemos que Tabuki usó en su momento el mismo uniforme que los gemelos.

    El proyecto M de Momoka (M=maternidad), que hasta ahora yo entendía como una niña de 6 años pretendiendo extrañamente ser madre ella misma, puede referirse al nacimiento de Ringo como su “reemplazo” en su propia familia, y/o al nacimiento de los gemelos Takakura. Tal vez el saber que con su sacrificio salvaba dos vidas y además su lugar quedaba cubierto por Ringo, pudo incidir en hacer voluntario su sacrificio. Y de paso, llenar de culpa a Ringo y a los Takakura.

    28 septiembre 2011 en 12:37

  2. davidvfx

    Me dejo pensando las referencias que haces al ataque religioso de gas venenoso a los metros de Tokyo que coencide con las fechas de nacimiento de ringo y ¿Los hermanos? (¿son cuates ó gemelos?) Si es asi coencidirian la constante y sonante referencia al metro lugar de esta tragedia.

    No stoy seguro si veremos referencias a esta trajedia de la vida real por que ahorita los medios estan sensibles con estos temas.
    Bueno otro capilo que mete mas misterio que aclaraciones.

    28 septiembre 2011 en 12:45

  3. Paola

    Acabo de ver el 12…estoy hiperventilando!!!…espero ansiosa tu reseña ;).

    30 septiembre 2011 en 16:58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s