Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Dantalian no Shoka 3: Conocimiento absoluto

Recopilando el conocimiento

En tan poco tiempo que llevo, parece que no he podido mantener regularidad en mis publicaciones, se me presentaron inconvenientes al principio, y como dijo Fortuna 87, retomar esta clase de series es bastante complicado… Pero no es imposible, tampoco crean que he dejado de escribir: simplemente estaba esperando el momento para publicar. Ya tengo escritas las reseñas hasta el capitulo 9, pero iré publicando una al día para hacer mas fácil su asimilación.

“[…]Como todos los hombres de la Biblioteca, he viajado en mi juventud; he peregrinado en busca de un libro, acaso del catálogo de catálogos; ahora que mis ojos casi no pueden descifrar lo que escribo, me preparo a morir a unas pocas leguas del hexágono en que nací. Muerto, no faltarán manos piadosas que me tiren por la baranda; mi sepultura será el aire insondable; mi cuerpo se hundirá largamente y se corromperá y disolverá en el viento engendrado por la caída, que es infinita. Yo afirmo que la Biblioteca es interminable. Los idealistas arguyen que las salas hexagonales son una forma necesaria del espacio absoluto o, por lo menos, de nuestra intuición del espacio. Razonan que es inconcebible una sala triangular o pentagonal. (Los místicos pretenden que el éxtasis les revela una cámara circular con un gran libro circular de lomo continuo, que da toda la vuelta de las paredes; pero su testimonio es sospechoso; sus palabras, oscuras. Ese libro cíclico es Dios.) Básteme, por ahora, repetir el dictamen clásico: La Biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono, cuya circunferencia es inaccesible […]”

Jorge Luis Borges – La Biblioteca de Babel (Fragmento)

Como hemos podido apreciar hasta ahora, la historia de Dantalian gira en torno al conocimiento. Quizá parezca la más obvia de todas las cosas, ya que la traducción literal de su nombre es “La biblioteca mística de Dantalian”, pero siempre nos encontramos en el camino una que otra sorpresa, y más si de lo que estamos hablando son series animadas japonesas, pues bien, precisamente Dantalian es una de esas series que en su desarrollo abarca muchos temas, por lo general relacionados al misticismo, pero en esta ocasión nos hablan de conocimiento puro, desde las cosas más básicas hasta los arquetipos más complejos de los que jamás hemos escuchado hablar, y he aquí una de las cosas más interesantes: en cuanto a nuestra naturaleza humana se referiere  (es nuestra “ambicion” el siempre querer más acerca de algo y el conocimiento no es la excepción), el hombre parecer ser insaciable en cada uno de los campos que le generan placer (y atención que la palabra placer encierra muchas cosas mas que el “simple” placer sensorial o sexual como muchos piensan). El conocimiento ha sido una de las cosas que el hombre ha anhelado poseer, pero como consecuencia de su temporalidad, cada individuo a podido recolectar pequeños fragmentos de este, que parece ser mas numeroso que los granos de arena en una playa o estrellas en el firmamento.

Haré una pausa en este momento. Esta ocasión no haré aclaraciones de ninguna índole, más bien, haré un par de observaciones personales: no son más que cosas triviales, pero aun así también merecen un espacio. Lo más peculiar ha sido la “evolución” que han tenido los personajes secundarios. Comenzamos hablando de los personajes de un libro que toman forma en el plano físico, luego pasamos a la abominación creada por el hombre, el golem, que como lo dice Dalian, es similar a un feto, a un bebe humano, y en este capitulo tenemos a un grupo de niños, que en la segunda parte de nuestra historia serán cambiados por adultos, para terminar viendo cómo concluye el ciclo de la vida. Ahora, y volveré a repetirlo, esta es una opinión personal, por lo tanto está influida por mis gustos personales, asi que lo más lógico es que carezca de “neutralidad” (usaré este término aunque sea ampliamente discutible): he tratado bastante bien a Huey hasta este punto, no por simple capricho, sino porque rompe con una serie de tendencias que caracterizan a la mayoría de personajes masculinos en anime; sin embargo, estoy en desacuerdo con su diseño. Aquellos que hayan leído los pocos capítulos del manga pueden confirmar esta observación: en esa versión, se aprecia un dibujo más “agresivo”, un Huey que demuestra más agallas, que no luce tan pacífico como sucede en el anime. Además, esperaba que conservaran los colores de su vestimenta, en lugar de cambiárselos y hacerlo quedar como un idiota (y con lo que acabo de escribir un montón de fujoshi han de querer mi cabeza). Ya entiendo por qué Dalian insiste en llamarlo así.

Luego de una intervención personal, es hora de seguir el análisis de una manera más objetiva, y es que tener un conocimiento absoluto puede ser una gran tentación para la gran mayoría, pero también puede llegar a ser una increíble maldición. Me recuerda a Sherlock Holmes, el famoso detective creado por Sir Arthur Conan Doyle, un genio detectivesco que, durante una de sus aventuras, nos explica la encrucijada a la cual nos enfrentamos respecto del conocimiento: ¿es mejor tener un amplio conocimiento acerca de todas las cosas existentes e inexistentes en el universo, o es mejor tener un compendio pragmático de conocimientos? Ciertamente la respuesta de Holmes a su asistente es que prefiere un conocimiento pragmático, pero los que hemos leído las aventuras de Holmes sabemos que sus conocimientos prácticos, aun estando lejos de un absoluto, eran abundantes y diversificados en múltiples campos. No obstante, ¿cuál sería nuestra respuesta actual a esta interrogante, ahora que tenemos la “Biblioteca de Babel” o su “antítesis”, aquel libro infinito en la palma de nuestras manos? Nosotros vivimos en la era de la tecnología, en la cual tenemos a nuestra disponibilidad cantidades impresionantes de conocimiento, en la que tan solo nos basta con escribir un par de palabras y hacer clic para encontrar lo que buscamos. Por eso, si bien antes quien tenía el conocimiento, tenia el poder; en la era actual podríamos decir que quien controla la información, controla el conocimiento y controla el mundo. Parece que a esta frivolidad se ve enfrentado el mundo moderno, y no me encuentro en contra de la tecnología, tampoco estoy diciendo que esta sea mala, o que no la utilicemos, es más, como ya lo mencionaba, es una fuente muy valiosa, en cuanto este a disposición del hombre y no que el hombre este a disposición de la máquina. De la misma manera, exaltará a aquellos que aun prefieren comprar un libro y sentirlo entre sus manos. Los libros siguen siendo una de mis mayores fuentes de conocimiento (de nuevo, sin desmerecer a la tecnología). Como dice Dalian, sumergirse en los libros es una sensación incomparable. Para concluir con esta pequeña reflexión acerca de la modernidad,  lo mejor es buscar puntos de equilibrio, darle el uso adecuado a nuestras herramientas y no poner nuestra subjetividad a merced de nuestros medios.

LA REINA DE LO INIMAGINABLE

Una de las cosas mas interesantes de la “información boca a boca” también llamada chismes o rumores, es la capacidad que tiene para hacer que pensemos lo impensable, nos dejemos llevar por la belleza de las palabras, por lo emocionante de la historia y perdemos de vista el horizonte. Nos dejamos engañar por lo que parecen ser hechos y terminamos buscando cosas que no existen. Nuestros antagonistas en la segunda parte de la historia son la muestra más clara: están buscando a la Reina de la Noche: no es ninguna bailarina exótica, hago la aclaración, para que luego no vayan a empezar los rumores, pero tampoco es un libro, como lo pensaban aquellos vándalos que irrumpieron en casa de Lord Disward. Era simple y llanamente un cactus, pero ojalá en verdad fuera un simple cactus. Si hay ocasiones en las cuales las cosas adquieren un gran valor para ciertas personas y no vale nada para otras (también conocido como objetos con valor sentimental), en esta ocasión es todo lo contrario, el término “libro” no es capaz de envolver los misterios que se tejen alrededor de este misterioso cactus por el cual el abuelo de Huey pagó una gran suma de dinero. Una extraña planta, con una flor en forma de paginas, con un texto desconocido escrito en ellas, del cual solo se pueden hacer especulaciones, pues los pocos desafortunados que han leído tan misterioso “libro”, también se han convertido en la comida de aquella criatura.

Y, de nuevo, tenemos el que -al parecer- está volviéndose el axioma de Dantalian no Shoka: la curiosodad. Nadie puede luchar contra ella, por más que lo intentemos. Siempre parece que caemos presos de nuestra curiosidad, aun así, no quiere decir que esta sea perniciosa, por el contrario: muchos de los descubrimientos de los que hoy hace alarde la humanidad se dieron gracias a la curiosidad y persistencia. Debo aplaudir, para finalizar, esos últimos minutos, cuando todo ha concluido y nuestros personajes pacíficamente toman el té. Una vez más, Huey demuestra la incapacidad de los hombres para comprender a las mujeres, sin embargo, por su parte, ellas se encargan de dificultar la tarea de los hombres al intentar ser más discretas y más sutiles en la forma de expresar sus sentimientos y decir las cosas (creo que esto último se complica más si la mujer en cuestión es una gothloli tsundere como Dalian), pero de una u otra manera, en ciertas ocasiones, como si fuera por arte de magia, ellas logran comprenderse a la perfección, lo cual queda en evidencia si observamos la facilidad con la que Camila descifra a Dalian desde su primer encuentro, y cómo es capaz de entender a qué, o mejor dicho a quién, se refería cuando dice “Se lo merecen por dañar a mi favorito”.

5 comentarios

  1. Facilmente, tus review son los mejores de la serie, ya que lo apronfundizas en el tema literario y mas mistico, mientras los demas pasan por cima de esos detalles.

    17 septiembre 2011 en 20:50

  2. No sabes cuanto esperaba esto. En cuanto a la nota aclaratoria, yo también estoy en las mismas, entonces ya somos dos y quizás tres… Por otra parte estoy de acuerdo con tus comentarios del principio, me gusta más el diseño de Huey en el manga, me parece más serio y fuerte, con más presencia, supongo que las actuales tendencias del anime tienen problemas para representar esta clase de personajes y tratarlos de héroes centrales, normalmente terminan siendo personajes secundarios con caracteres que se suavizan en la medida en que se conocen. Por otro lado, la biblioteca juega con lo inimaginable, todo es posible y todo se encuentra en el fondo de los libros que multiplican la realidad en ramificaciones geométricas. Un mundo donde los susurros se dispersan por el universo llevando a los oídos incautos las la información que puede cumplir sus ambiciones y deseos…

    17 septiembre 2011 en 20:55

  3. ele-ene-ene

    Cuando originalmente vi el capítulo, la quietud de esos chicos autoconfinados en su aula oscura me pareció de lo más inquietante, sentía como una amenaza en sus extrañas sonrisas porque en su situación no veía motivo de alegría. Al mismo tiempo su inmovilidad me daba algo de lástima, porque no estaba conforme con la filosofía pesimista de que el Conocimiento Absoluto es paralizador. Como ejemplo: el conocimiento pragmático le puede enseñar a un hombre a volar, pero el Conocimiento Absoluto le hace entender que no tiene importancia a dónde vuele, sus problemas irán con él y estará igual que al principio (o algo parecido, en ése sentido). Tu reseña me hizo repasar a Borges, a riesgo de ser reiterativo sumo otro de sus conceptos al que ya citaste:

    “Entonces ocurrió lo que no puedo olvidar ni comunicar. Ocurrió la unión con la divinidad, con el universo (no sé si estas palabras difieren). El éxtasis no repite sus símbolos: hay quien ha visto a Dios en un resplandor, hay quien lo ha percibido en una espada o en los círculos de una rosa. Yo vi una Rueda altísima, que no estaba delante de mis ojos, ni detrás, ni a los lados, sino en todas partes, a un tiempo. Esa Rueda estaba hecha de agua, pero también de fuego, y era (aunque se veía el borde) infinita. Entretejidas, la formaban todas las cosas que serán, que son y que fueron, y yo era una de las hebras de esa trama total, y Pedro de Alvarado, que me dio tormento, era otra. Ahí estaban las causas y los efectos, y me bastaba ver esa Rueda para entenderlo todo, sin fin. ¡Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir!”

    “Quien ha entrevisto el universo, quien ha entrevisto los ardientes designios del universo, no puede pensar en un hombre, en sus triviales dichas o desventuras, aunque ese hombre sea él. Ese hombre ha sido él, y ahora no le importa. Qué le importa la suerte de aquel otro, qué le importa la nación de aquel otro, si él, ahora, es nadie. Por eso no pronuncio la fórmula, por eso dejo que me olviden los días, acostado en la oscuridad.”

    (Jorge Luis Borges, La escritura del Dios)

    17 septiembre 2011 en 23:02

  4. Creo que seguiré dándole importancia al diseño de los personales, como dijo fortuna87, parece ser que la animación actual tiene ciertos problemas con representar a esos protagonistas con carácter, y he de suponer que la mayoría de los que leemos manga, notamos esas “ligeras” diferencias de diseño.

    Ahora, estoy totalmente de acuerdo con el comentario de ele-ene-ene, es mas, en el capitulo Dalian y Camila llegan a la misma conclusión, las personas que han sido enmarcadas como grandes personajes en la historia de la humanidad, lo han logrado, mas que por la cantidad de conocimiento, es por los paradigmas que se atreven a romper, por su persistencia al defender sus ideas… y por que no decirlo, gracias a que no poseen un conocimiento absoluto.

    18 septiembre 2011 en 10:47

  5. Creo que el problema del conocimiento absoluto es el nihilismo implícito que lleva, el sabio, el asceta, se retira del para alcanzar la iluminación. Se hartan del mundo, de la gente, de intentar entender la red de sus vidas, prefieren la soledad que su sabiduría les proporciona, en el fondo descubren un vacío infinito que les devuelve la mirada…

    18 septiembre 2011 en 12:22

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s