Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Mawaru Penguindrum 9: Triple- H

Himari Day

Si esta serie le debía airtime a Himari, esta oportunidad lo compensó en grande luciéndola en momentos fantásticos, con esa estantería infinita de libros y sorpresivas revelaciones sobre un pasado inundado de promesas y sueños rotos por la tragedia. Se introduce a un andrógino bishounen y su histórica biblioteca de textos acerca de Himari, situaciones que recuerdan a The Book of Bantorra, una serie que trataba de bibliotecarios que protegían libros cuyo contenido revelaban la vida de personas fallecidas. En este caso son libros que revelan sucesos relativos a Himari y una podeosa amistad que podría haber sobrevivido al futuro de no haber sido por decisiones apresuradas por el dolor y la culpa, recuerdos que al final poco importan cuando su mente no guarda memoria sobre lo que vio o experimentó manteniéndola ignorante de la magia a su alrededor y reservándola para cuando su destino empiece a exigirle que actúe. Aunque que sea del género opuesto, puedo ver a Watase como descendiente espiritual de la chica revolucionaria, trasladado al nivel técnico actual y en una versión genderswap mas interesada en leer la historia que en combates de caballeros, pero con la intención de conquistar a una reina que ya tiene su destino enlazado con su alma gemela.

Por un tiempo se podría creer que Himari ocupaba el lugar de doncella en peligro. Si así fuera el caso, definitivamente no necesitaría mucho más caracterización ni tiempo en pantalla; pero sirviendo como mínimo de vehículo para otra existencia, es necesario darle al menos material para especular por qué fue elegida o responder si acaso todo se debió al azar. Volvemos al día en el acuario donde nuestros pingüinos habían sido vistos por primera vez y ocurren los primeros hechos fantásticos, narrados durante un sueño. Se diría que el libro que buscaba es un auténtico título de una historia infantil ya olvidada por el tiempo, pues lo más cercano a “El súper anfibio que salvó a Tokio” que puedo mencionar actualmente es Keroro Gunso pero aquí tenemos a otros enanos como compañeros, entre los cuales, la correspondiente a Himari tuvo una conexión instantánea para hablarle y interactuar con ella como un ser inteligible y no solamente como un bicho raro que se distinguía de las demás aves por su forma redondeada y cierto detalle que denotaba su feminidad. Este evento también muestra como Himari suele obviar las anomalías que suceden a su alrededor como aparecer de repente en una biblioteca. Podría ser efecto del sueño, pero como ella tampoco parece haberse enterado nada sobre Nadine, podría tratarse de alteraciones perceptivas propias de su condición mental, afectada por sus antecedentes y su enfermedad, fuera de que simplemente sus hermanos no le cuenten lo que sucede. Las pop idol de corta duración son populares en todo el globo y en Japón incluso se profesionalizó de manera bastante particular ( tenemos a Idolm@ster esta temporada tratando el tema): la joven Himari deseaba serlo junto con sus amigas cuyos nombres se diferencian por una única letra: Hikari y Hibari, una coincidencia tan grande que no puede ser obra de la casualidad, sino del destino que para unirlas urde una promesa: alcanzar los mismos sueños, como anuncian los diversos programas de talentos infantiles/juveniles que encontramos en televisión y en que la mayoría de las veces no serían más que un recuerdo pasajero cuya importancia dependerá de cada individuo. Esos programas ignoran los detalles de la vida de sus participantes porque sus intenciones superan la intención de un minuto de fama. Nuestras historias son caprichosas debido a su diversidad de matices, entre ellas, la tragedia. El reproche de Himari a su madre no sería sino un típico momento de engreimiento infantil que tenemos todos a lo largo de nuestra niñez, cuando somos menos racionales.  Pero de esos instantes se fabrican varias tragedias y es que convierten momentos incómodos tornándolos gigantes. Mamá nunca culpa a Himari de nada porque su amor de madre es superior a cualquier cicatriz y daría su vida por su hija. Me recuerda cierto cuento de un comediante brasileño: un hijo roba el corazón de su madre, pero en su huida, se tropieza y caen en un barranco. El corazón de su madre le pregunta: “¿Te lastimaste, hijo?” Resume espléndidamente el significado del amor maternal en los mejores casos y también en el pasado de Himari. Sin embargo, la sensación de culpa brota por sí sola, tuviese o no responsabilidad y bajo ese peso, nuestra joven no podía proseguir el camino de sus sueños porque para ella le había costado demasiado caro, un ser querido. Para sorpresa de Himari, sus amigas la querían incondicionalmente y antes que su promesa estaba su amistad y harían cualquier cosa por ella. La escena con el pescado  lo ilustra bien porque, a pesar de que no matasen al pez por sadismo, era una escena violenta.

Le creo a Himari cuando dice que no desprecia a sus amigas, ya que en aquel momento se ofrecieron a sacrificar algo tan valioso como un sueño, pero no evita que sufra cierto incomodo al verlas pues involucra demasiados sentimientos encontrados e interpretarlos es ácido. Respondiendo la pregunta de Watase: ¿por qué algo tan cruel ocurrió con una chica tan buena como Himari? Como dije anteriormente, el mundo muchas veces no ofrece un por qué ocurren las cosas sino cómo las cosas ocurren, porque desde una perspectiva materialista, la mayoría de las tragedias no tienen explicación, son caprichos del azar. Como el forense Grissom dijo una vez “No busques explicación racional a un acontecimiento irracional”. Desde la visión mágica de Mawaru Penguindrum, todo lo que sucedió con Himari sirvió de alguna manera para enseñarle, probarle o asegurarla de seguir el destino al cual estaba sujeta. ¿Quién es la persona preciada a quien está predestinada la muchacha? Muchos queremos que los sentimientos de Kanba hacia su hermana sean recíprocos, pero los recuerdos de Himari se oponen a ello. Si la silueta de su persona señalada correspondiera con la figura de su hermano no necesitarían esconderlo, ya que no seria una revelación que mereciese esconderse del público. Tampoco puede ser Shoma porque su voz es otra: ¿sería entonces un tercero desconocido? Eso si no se trata de Watase, pues fue él quien le recordó esa promesa y quiso besarla. O es apenas un intermediario galán que disfruta coquetear mientras lanza datos ambiguos. Entre otros detalles que podemos extraer, se encuentra el día en que conoció esa persona: ella debía estar en un refugio contra tifones por la forma que las figuras humanas se sentaban y aglomeraban y sabiendo que son frecuentes en Japón, no niega totalmente que su alma gemela sea uno de sus hermanos, pero abre más posibilidades. El significado de las manzanas, más allá del significado propio que le otorga la serie, se vincula con la pasión del amor, como tambien el fruto prohibido. Conjugando esos significados podemos suponer que su destino junto a su alma gemela estaría caracterizada por un amor prohibido. El libro que Himari buscaba todavía no fue escrito, por lo cual no puede leerse aunque sí planear lo que se escribirá y completar la biblioteca de su historia, ya que es espacio que necesitarían las vidas más ricas.

Sabemos ahora que Blue y Red, las hadas que veíamos en varios sitios, principalmente dando mensajes en la estación, fueron las amigas de Himari con quienes comparte un traje semejante, aunque el de Nadine posee más detalles, pues ella es una reina y necesita destacarse entre ellas. A cada respuesta, Mawaru Penguindrum añade más preguntas que deben mantenerse sin respuesta por ahora. Por eso mismo la amnesia de Himari respecto de los sucesos que vivió, ya que si recordara podría contárselo a sus hermanos revelando más secretos y por el momento, no lo desean. Puede incluso que Nadine no sea otra existencia, sino una parte de Himari más agresiva, que quiere cumplir sus deseos de cualquier forma. Este episodio fue una pausa de las aventuras de Ringo y Shouma, que estaban por terminar de todos modos: la llamada que recibió Himari daría a entender que Sho está vivo todavía pero eso puede cambiar en cualquier momento ya que también informa que está en el hospital. Si de alguna forma lograra levantarse, no hubiera querido preocuparla. Por algún milagro, oportuno o no, Sho podrá salvarse, pero no espero que se vuelva común porque le restaría impacto a estas escenas. Anteriormente se lee veía en situaciones que exigían una resistencia superior al estándar humano, como que Ringo no quemara sus manos al tomar la olla caliente o que Kanba se recuperara pronto en el evento del camión. El mundo de Mawaru Penguindrum permite que los personajes sean más resistentes a los daños, pero eso tiene un límite y no todo puede ser sanado, caso contrario, la cicatriz de su madre no existiría, Himari no sentiría culpa y la historia sería otra.

Una respuesta

  1. davidvfx

    …………. ep que plantea mas dudas que respuestas, si este marco un nuevo arco y una nueva perspectiva me imagino que estamos antes mas de 13 ep (un alegria!!!) pero no creo que el arco manejado se Souma y Ringo se en vano, creo que esto seran arcos de distinta perspectiva para forma un gran cuadro,… lo que si mne sorprendio es que hay respuetas en el pasado que el presente o futuro…

    lo que si se te olvido mencionar es la misteriosa niña con con un gorro parecido al de himari… pero con la gran diferencia de que tiene una corona y el himari no lo tiene.

    15 septiembre 2011 en 20:53

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s