Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Gertrud Barkhorn o psicoanálisis del tsunderismo siscon

A enfriar la cabeza

El tsunderismo es un arquetipo de comportamiento exclusivo y originario del anime, pues define incluso los rasgos secundarios de un molde de personaje (la tsundere). Desde el medioevo, la ficción de Occidente había desarrollado un modelo similar, bajo el esquema taming of the shrew o “doma de la bravía”, sin embargo, sus correlatos ideológicos son distintos. La mujer brava era una anomalía indeseable que debía corregirse. En cambio, en cuanto objeto de deseo, la dualidad o bipolaridad en la conducta tsunderística es percibida bajo una óptica positiva porque el lado tsun existe para resaltar el lado dere. Suele sostenerse que, dada la tensión psicológica inherente al tipo de personaje, las tsundere son, pese a su proliferación indiscriminada, las heroínas idóneas para introducir un conflicto sentimental. El caso de Gertrud Barkhorn es ilustrativo porque permite analizar la aplicación del formato fuera del contexto love comedy y afectado por las características del “nuevo yuri” (1). En Strike Witches, existe shipping homoerótico y relaciones sentimentales entre los personajes, pero la intencionalidad del relato (a donde se dirige su conclusión) es bélica, no amorosa; mejor dicho, no pretende narrar la formación de una pareja, no obstante, esa función secundaria del elemento romántico no evita que juegue con la ambigua línea entre amistad, enamoramiento, deseo y demás afectos. Otros rasgos son importantes para describir a Barkhorn. El primero, los grados de moeficación de la serie: en principio, cada personaje representa una versión feminizada de cierto ace de la aviación de la Segunda Guerra Mundial (y del avión que pilotaban, cuando usan los strikers); pero además, reciben los caracteres estereotípicos adjudicados por el saber popular a determinadas idiosincracias nacionales, traducidas a los arquetipos del moe-ness. Por ejemplo, si Francia (o Galia) está asociada a la finura aristocrática dieciochesca, a Perrine le corresponde el papel de oujo-sama pretenciosa. En cuanto a Gertrud, las ideas preconcebidas sobre los alemanes se dividen en tres para distribuirle a Erica el papel de loca traviesa pero eficiente (la bizarra apertura mental de los europeos), a Minna la imagen de liderazgo maternal (la onee-sama), mientras que Trude encarna el terco y obsesivo celo germánico por valores restrictivos como el orden y la responsabilidad. Esta línea de conducta suele limitar, ponerle trancas al libre despliegue de la espontaneidad emocional, pero cuando fracasa deriva en manifestaciones coléricas y dictatoriales. Es represiva, pues pretende refrenar los impulsos que tienden al caos e instintos de placer o diversión, presentes en toda psiquis humana, para anteponer la disciplina del superyó. El amor o los sentimientos se consideran obstáculos irracionales que deben apartarse u ocupar un papel inferior. Al adaptarse a los patrones del moe-ness, se aplica el modelo tsundere que coincide con el factor represivo bajo su modalidad de tomboy renegona y cabeza caliente que detesta perder y nunca muestra una pizca de lindura o femineidad. Por ejemplo, en dos episodios, no tiene reparos ni pudor en bajarse los calzones (la frontera final en Strike Witches) si lo exige el cumplimiento del deber.

Oktoberfest

El segundo punto en consideración es el sistema de emparejamientos que elabora la serie: Barkhorn comparte habitación con Erica Hartmann a modo de binomio de opuestos complementarios y entre ambas media una amistad incondicional, un extraño equilibrio disparejo entre las extravagantes pornos alemanas y el conservadurismo de Otto van Bismark. No obstante, se plantea también otro cuadro de relaciones alrededor de Yoshika, la protagonista. Su presencia permite convertir a una soldado obstinada en tsundere, pues Miyafuji, como elemento humanizador y representante de cierta perspectiva idealista que explota el relato, busca enternecer, emblandecer, sentimentalizar a sus compañeras haciendo que afloren sus afectos con mayor sinceridad, quebrando las barreras emotivas y construyendo en la base una suerte de utopía del entendimiento universal. La mayoría son huesos duros de roer, pero Barkhorn es quizá su desafío más arduo, pues respecto de Yoshika, Gertrud tiene motivos extra para mostrarse hostil. Hacia Erica, el nivel de tsunderismo es casi nulo, pero frente a Miyafuji es over 9000, señal de atracción reprimida, de un componente que amenaza la imagen que Trude ha diseñado sobre su “deber ser”, donde no cabe lugar para sentimientos superfluos, solo para la milicia. Pero reprimir significa esconder: la tsundere es sensible, posee un intenso núcleo de afectividad y dulzura, la faceta deredere, que debe ocultarse del espacio público porque la conciencia privilegia la fortaleza emocional y considera al amor una debilidad. Las tsunderes son mujeres que aspiran a parecer fuertes (y suelen serlo en variados aspectos), por tanto, no pueden permitirse el menor asomo de flaqueza y tratan de oponer una máscara como escudo hacia cualquier forma de sensación intranquilizadora. El propósito de mantenerlo todo bajo control se asienta no sobre convencimientos, sino como un escape, una evasión ante la duda. Ciertos especialistas tratarían de rastrear una explicación en el trasfondo, los antecedentes de la persona. Caso curioso, eso ocurre con Barkhorn, pues, si buscamos el origen de su tsunderismo en algún trauma del pasado, nos encontramos con Chris, su hermanita menor: herida de gravedad durante la guerra, la niña salió del coma y se encuentra recuperándose. Algunos personajes, como Marseille, la acusan de tener “complejo de hermana”, pues es capaz de someterse a cualquier prueba o humillación por llevarle alegría a su imouto. Aunque resulte abusivo llamarla siscon, la adoración de Barkhorn por Chris deja de manifiesto algunas asociaciones en su subconsciente que adquieren una interpretación distinta cuando advertimos que Strike Witches se desarrolla en un espacio de femineidad casi absoluta (en especial, su segunda temporada). Para Barkhorn, su hermana representa ese filón de pureza, belleza y ternura al cual ella renuncia. Es objeto de deseo en cuanto simboliza una aspiración estética. Se malinterpreta la sustancia con los efectos: Gertrude se siente atraída por aquello que Chris significa en su universo mental, pues ella también personifica su intimidad, su identidad “en privado”, fuera del rostro en público que tanto se esmera por mantener en los cuarteles. No poder afirmar que fuese esa su “verdadera personalidad”, pues ambas lo son, en dimensiones distintas.

Sie liebt dich

Sin embargo, cuando nos enteramos que Yoshika guarda una similitud sorprendente con la imouto, entramos de lleno en la dinámica yuri, porque Miyafuji sería la encarnación de lo simbólico. Chris estaba asociada a un conjunto de valores que, dada la veneración de Trude, son intocables, no obstante, Yoshika, una novata, una inferior en rango, sería como la manifestación mundana de esas ideas. Gertrude no puede tolerar dos cosas: que exista una doble de su hermana, quien ocupa un lugar sacrosanto, pues ello implicaría perder parte de la exclusividad de su universo personal; y que sienta una inevitable curiosidad por ella, porque según su visión consciente de la vida, los sentimientos son un estorbo para trabajar y estaría traicionando su código de conducta. Al emprenderlas contra Yoshika al inicio de Strike Witches, Barkhorn manifiesta su talante de tsundere, un rasgo que nunca llega a desarrollarse del todo en anime, pero que adquirió cierta canonicidad y aceptación entre los fans. Se trata, sin embargo, de un tsunderismo siscon indirecto, pues no llega a concretarse sobre el objeto original, sino sobre otra figura que tiene un matiz más concreto, como Yoshika. Al respecto, en los comentarios particulares de cada personaje sobre sus colegas, Gertrud expresa lo siguiente: “Miyafuji? Hm, well, she looks a lot like Chris. No! I mean, Chris is more beautiful! But… How should I put it, the atmosphere around her is quite similar. It’s like I got another little sister or something… Yeah, that doesn’t sound too bad.” (2). Ello confirma dos cosas: que Barkhorn identifica a ambas chicas y que traslada el título de imouto a Miyafuji.

Me hubiese gustado publicar este artículo ayer, para invitar a quienes tuvieran un código de Saimoe a votar por Trude, pero servirá como celebración por su triunfo en primera ronda sobre Shiori. Pensaba escribir un microartículo de 300 palabras aproximadamente por cada introducción de jornada en el torneo, pero mi fascinación por el personaje me venció y terminé redactando una reseña. Felicidades a los fans de Barkhorn y ahora, a ordenar su habitación todo el mundo.

Notas
(1) Acerca de la nouvelle vague del yuri, tracé sus características en la reseña de Yuru Yuri 5.
(2) Pueden consultarse en Strike Witches Wiki, donde incluso se encuentran traducidos algunos CDs de drama.

4 comentarios

  1. danyami

    Te falto poner algo sobre su relacion con Charlotte, pues en esta S2 se ha ampliado mucho, y tambien hay mucho shipping de esa posible pareja.

    21 agosto 2011 en 11:56

  2. Mas que con Erica o Miyafuji, esta la tercera y es Charlote que se complementan en el sentido de chica disciplinada y la libertina aunque no haya tanto tsunderismo entre ellas sino mas tensión sexual gracias al episodio 4 de la segunda temporada, ya que se acercan mas en cargos y edad.

    21 agosto 2011 en 18:16

  3. La unica serie donde solo hay personajes femeninos como protagonistas que me ha gustado son: Hatsukoi Ilimited y Railgun. No me llama la atencion ni K-ON ni Madoka ni Strike Witch, aunque este informe me parecio interesantisimo.

    Podrias escribir uno así de Dennpa Ona o Yumekui Merry?

    22 agosto 2011 en 13:39

  4. Mami Aeru

    pues trude es un gran personaje (como todos en SW) sinceramente no la vi como tsundere hasta la segunda vez que vi SW aun así pienso que su futuro esta con Erica y no con Yoshika me parece una relación mas posible.

    21 febrero 2012 en 00:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s