Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Dantalian no Shoka 1: La búsqueda del conocimiento

Solo... Conocimiento

Me preocupaba que, debido a cuánto tiempo bloguístico le dedicaré a Saimoe estos meses, nadie se encargara de reseñar esta serie: Xerxkun se ofreció como voluntario y ahora, con este artículo, debuta como colaborador y se incorpora al equipo de Serious Moe Business.

En el principio existía la nada, así Dios creó los cielos y la tierra. 
Y la tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Génesis 1: 1-2.

La nada, principio y fin inevitable, tanto en la rama teológica como en la rama científica,  “nada” aquella que ha dado lugar a su contraposición  existencial, el “Todo”.  Y el conocimiento que se encuentra impregnado intrínsecamente en la “nada” es un misterio aun mayor. De esta manera comienza Dantalian no Shoka, una serie de novelas ligeras llevadas al anime por los estudios Gainax de la mano de Yutaka Uemura.

Antes de proseguir quiero hacer un pequeño paréntesis para expresar ciertos temores, de una u otra manera fundamentados en lo que he visto hasta ahora, y sé que para muchos no será una gran revelación lo que les voy a nombrar, es más, ha sido tema de varias discusiones, porque como ya habrán notado la protagonista de esta serie es una Gothloli…  Uno de los estereotipos más utilizados, no solo en historias con cierto contexto histórico, sino que además ha sido utilizada en series con diversos contextos y temáticas. Las hay de todas las formas y para todos los gustos, entre las más recientes podemos encontrar a Kuroneko (Oreimo) y a Victorique (Gosick). Las imágenes publicitarias presentadas por parte de Gainax dejaron entrever un parecido (bastante grande para muchos) entre Gosick y lo que sería Dantalian, en especial entre sus protagonistas femeninas Dalian y Victorique, pero luego de asistir al primer capítulo de Dantalian, podemos observar que las diferencias empiezan a saltar a simple vista: por el lado de nuestras protagonistas, notamos que Dalian es una persona mucho más accesible y no es el típico personaje tsundere que está tratando como un “idiota” a su compañero. Por otro lado, y para demarcar aun más la diferencia entre estas dos series, tenemos a los protagonistas masculinos: podemos afirmar que Huey es lo opuesto a Kujou, un personaje que mejora el equilibrio en la serie. Con esto ya podemos hacernos la idea de que la historia no girara únicamente en torno a Dalian, ya que por lo que escuchamos decir a la heroína, sumado al contexto histórico y ciertas imágenes que aparecen a lo largo de la serie, creo que Huey puede darnos un par de sorpresas.

“Qué esperas obtener de aquellos que buscas con tanto ahínco. ¿Acaso no te pareció más valioso el camino que recorriste para llegar hasta aquí, que lo que has encontrado?, ¿qué pasará con la incertidumbre que alberga tu corazón ante lo que te espera?, ¿crees que serás capaz de aceptar la carga que ello conlleva? ”

Luego de pasar por el breve paréntesis, lo mejor sería darle un breve espacio al contexto histórico de la serie, el cual no es muy difícil de deducir: entre finales del siglo XIX y la primera mitad del XX, poco después del desarrollo de una guerra, que por los comentarios que Dalian le hace Huey y la serie de imágenes presentadas, podría tratarse de la Primera Guerra Mundial, en una Inglaterra que si bien fue una de las causantes del conflicto, también fue una de la que se vio menos perjudicada, por lo menos en el aspecto material. Económicamente los daños fueron un poco mayores, pero en realidad nada preocupante. Ahora, aprovecharé para retomar las palabras del inicio, “El todo” y “La nada”, porque de esta manera da inicio Dantalian, y -me permito decirlo- haberlo hecho de otra manera hubiese sido perder uno de los detalles más importantes, es uno de aquellos detalles que pueden generar un sinfín de disputas alrededor de sus significados, pero creo que uno de los más evidentes es la rivalidad que ha existido entre ciencia y religión. Ningún lugar, la nada, vacío… ambas ramas han hecho uso de estos conceptos, aun así han sido incapaces de demostrarlos, pero ese es un claro ejemplo de que existen cosas mucho más allá de lo que el hombre puede ver, percibir o demostrar y Huey parece “haber encontrado dónde se encuentra ese lugar”, aunque para aquel momento él es tan solo un niño, y no parece estar consciente de lo que tiene frente a su ser. Luego de la fortuna de aquel efímero hallazgo, y del transcurrir de un tiempo, Huey mucho más maduro que en aquel entonces, recibe una carta diciéndole que ha heredado una vasta colección de libros. Pero eso no es todo, el destino parece confabular a su favor de esta manera: su abuelo también le ha dejado como nuevo guardián de una biblioteca mística que posee conocimientos demoníacos. Aquel casual acercamiento que tuvo de pequeño se ve empañado ante las cadenas del Destino, aun así, todavía inconsciente de lo que le espera, y dejándose llevar por la curiosidad innata de los seres humanos decide ir a su encuentro predestinado.

Tal vez en un principio la Fortuna le haya sonreído a nuestro protagonista, pero el Destino se ensaña en mostrarnos de diversas formas nuestra incapacidad para manejarlo, se entreteje de maneras tan extrañas que no logramos entenderlo, y nos pone en escenas tan bizarras que se hacen incompresibles para la razón. Esa es la situación que vive Huey al llegar a casa de su abuelo y no encontrar nada en las estanterías del estudio. Aquella es la primera prueba a la que se ve enfrentado, pero a la vez la menos significativa, porque al igual que en Hansel y Gretel, Dalian había dejado migajas a lo largo del camino para que Huey pudiera seguirlas. Este es simplemente el preludio, una sencilla prueba de observación, para medir las capacidades de Huey, aun así, todo el tema relacionado con el conocimiento parece ser bastante amplio como para medirlo de una manera cuantitativa. Un par de observaciones que el joven le hace a Dalian demuestran que ha heredado esa cualidad de su abuelo. Una vez más el Destino juega sus cartas y ni el conocimiento escapa del Destino. Según los filósofos empíricos, todo el conocimiento se iba adquiriendo por medio de la experiencia, y si todas nuestras experiencias ya están predeterminadas, lo más lógico sería pensar que en algún lugar ya está definido el conocimiento que vamos a adquirir a lo largo de nuestra vida. Pero el hombre como ser racional (el hombre ya trae una serie conocimientos preconcebidos) y que así mismo desconfía de sus experiencias, encuentra una manera de “burlar”, o cuando menos crea la efímera ilusión que burla su destino por medio de su razón, que su pensamiento fue libre de cualquier predeterminación o así lo quiere creer aquel hombre que tiene que elegir.

Dalian, nuestro ser racionalista y libre, ahora tiene ante sí a Huey, el empirista que ha llegado hasta allí guiado por su destino, una relación alumno-maestro a la que se hará alusión mencionando el nombre del gran alquimista, Paracelso.

-Estoy listo a recorrerlo contigo, aunque debamos caminar muchos años. Déjame cruzar el desierto. Déjame divisar siquiera de lejos la tierra prometida, aunque los astros no me dejen pisarla. Quiero una prueba antes de emprender el camino.
-¿Cuándo? -dijo con inquietud Paracelso.
-Ahora mismo -dijo con brusca decisión el discípulo.
Habían empezado hablando en latín; ahora, en alemán.
El muchacho elevó en el aire la rosa.
-Es fama -dijo- que puedes quemar una rosa y hacerla resurgir de la ceniza, por obra de tu arte. Déjame ser testigo de ese prodigio. Eso te pido, y te daré después mi vida entera.
-Eres muy crédulo -dijo el maestro- No he menester de la credulidad; exijo la fe.
El otro insistió.
-Precisamente porque no soy crédulo quiero ver con mis ojos la aniquilación y la resurrección de la rosa
.”

La Rosa de Paracelso, Jorge Luis Borges

En el cuento de Borges, a quien parecía gustarle escribir sobre temas de misticismo, entre otros, podemos ver la necesidad del empirista de comprobar todo. Aunque existen excepciones a toda regla, no existe nada perfecto y Huey parece ser uno de esos casos, pues en lugar de mostrar su escepticismo, decide creer en algo que no puede ver y así avanzar hacia lo desconocido. Este mundo es una nueva posibilidad, y esa nueva posibilidad es Dalian, quien es la puerta a la biblioteca, el mundo desconocido que contiene el conocimiento. Huey ha pasado su prueba más importante, ha demostrado su valor y su actitud, parece que ha heredado todas la cualidades de su abuelo, y no logra escapar de su Destino, aquel renuente Destino: aquellas irrompibles cadenas lo han arrastrado a lo que andaba buscando, parece ser un precio justo, una predisposición para aceptar nuestro Destino. Ahora se ha convertido en el Kagimori (guardián de la llave), pero lo más importante que ha demostrado es su aptitud: ahora es digno de acceder a ese conocimiento mágico. “El mundo dentro de la calabaza” ahora es suyo, pero también tiene voluntad propia. Y así es como empieza el camino de Huey por este nuevo mundo, aun tiene mucho que aprender, es como un pequeño que empieza a descubrir lo que le rodea, y la mejor manera de apreciarlo es con el gensho (o libro fantasma) que le habían robado a su abuelo, un libro de figuras, una lectura infantil, adecuada para el momento. De esta manera, Dalian se convierte en su guía y él en su guardián.

No quería dejar sin mencionar este último tema: enmarcar un poco el contenido del “Grimorio, Liber de Nymphis” de Paracelso. Si bien es cierto que corresponde al título de una de las obras del famoso alquimista suizo, su contenido es totalmente diferente al escrito por este. El texto leído por Huey es una clara referencia al vínculo existente entre Paracelso-Religión o Religión-conocimiento que se presentó durante la Edad Media, y de dónde surge gran parte del material de esta historia, como la mención de los grimorios o libros de magia, libros oscuros, conocimiento demoníaco… de esa misma forma, el Sheol, una de las primeras representaciones judeocristianas del Hades (tanto dios como lugar) donde termina todo lo que muere, pero no lo podemos devolver a la nada. Platón lo llamaría el mundo de las ideas… Seres mutables con deseos de eternidad, seres finitos con sentimientos de destrucción, orgullosos de lo que conocemos, temerosos ante lo que desconocemos…. Al final, simplemente humanos.

7 comentarios

  1. Batou

    Muy buen serie promete mucho esperemos que cumpla creo que es un apuesta segura
    Buena reseña

    21 julio 2011 en 21:21

  2. Batou

    PD: punto para Gainax

    21 julio 2011 en 21:22

  3. Gainax tiene deseos de revivir sus antiguos días de gloria: las reflexiones de filosofía existencial, teología y psicoanálisis catapultaron el estudio a la fama. Por otro lado los filósofos empiristas a los cuales te refieres negaron toda posibilidad de conocimientos metafísico, basándose en el conocimiento por los sentidos, llegando incluso al escepticismo, a la negación de todo conocimiento posible del mundo, a menos que se tratara de las funciones del pensamiento mismo. Por otro lado, si vemos en la determinación del destino una combinatoria de posibilidades de realización – tal y como la planteo Borges en la Biblioteca de Babel – estamos hablando de otra cosa, allí el destino surge del agotamiento de las posibilidades de combinación, de la repetición de series finitas. Un libro puede contener la vida de cualquiera, pero el encuentro con ese libro se hace imposible… con respecto a Paracelso, el gran alquimista renacentista se convierte en el símbolo, el coincidentia oppositorum que reúne a la magia y la ciencia en uno sólo.

    22 julio 2011 en 08:26

  4. Estoy de acuerdo con lo que dices de Gainax, fue un estudio que llego a la fama por este tipo de producciones, ahora bien, en cuanto a la parte de los empiristas, me referia a que Huey no acepta nada que no pueda “Experimentar” por medio de sus sentidos, ya que cuando Dalian habla del mundo dentro de la calabaza el le dice que es solo un cuento de hadas, y acepta el legado de su abuelo gracias a los extraños acontencimientos en la casa del Sr. Conrad, en cuanto a lo que escribi, es mas una critica desde la perspectiva de la “metafisica razonable”. Ahora, tenia planeado usar a borges y la biblioteca de babel para el proximo capitulo “La biblioteca es el mundo… El universo que otros llaman biblioteca”, de todas formas era solo una minima parte del siguiente episodio.

    Ahora, con respecto a parecelso, ademas de ser un simbolo que reune magia – ciencia, tambien es el primero en tener aceptacion por parte de la iglesia, por lo cual su papel en este primer capitulo esta presente en todos los aspectos.

    22 julio 2011 en 22:06

    • La biblioteca infinita que se encuentra dentro de una niña, la biblioteca llena de miles de conocimientos… me pregunto si a este ritmo esa niña se convertirá en una especie de Alep, un libro en constante crecimiento, que nunca tendrá un fin y, quizás, con el tiempo, un principio. Creo que una serie donde el mundo esta compuesto por libros, el mundo como libro, como lectura, puede tener implicaciones místicas bastante profundas, esos cuentos de hada que nuestro protagonista parece conocer, están a punto de convertirse en realidades materiales, realidades que el pensamiento veía como simples desarrollos representativos. Es interesante que la historia se desarrolle en el período de entre guerras (si es que se trata de una época un poco posterior a la Primera Guerra Mundial), donde precisamente los grandes principios de la ciencia y la representación artística sufren una grave crisis. En cierta forma, esa razón que pretendía borrar del mundo la especulación metafísica, abandonar el hombre al materialismo, choca de frente con los horrores de la guerra mecanizada, crisis que se manifiesta durante todo este período con el crecimiento de un irracionalismo cada vez más fuerte. Parece que los demonios de los libros están a punto de entrar en el mundo humano una vez más…

      23 julio 2011 en 07:55

  5. konopikyu

    Huey para mi es el atractivo de la serie en lo que se refiere a personajes, Dalian a pesar de no representar igualitariamente a otras similares, no deja de ser un cliche y en mi opinion con cierta muestra de vacio. Ademas el diseño no posee nada particularmente atrayende, por el momento ella es en si misma el punto fuerte y debil de la serie.

    Es un mundo riesgoso y habra que ver si Gainax logra convertirlo en algo interesante, tiene partes muy bien elaboradas pero otras gozan de inacabado. No puedo evitar cuestionar los fondos, no tengo idea de como se llame la tecnica en estos momentos pero es bastante notorio que se componen de imagenes sometidas a algun tipo de filtro para lograr un efecto mas pictorico. Esa apariencia entre inacabada y brusca no me parece que este justificada, claramente es un atajo para lograr una animacion en corto tiempo ademas te da la impresion de que quieren cubrir cosas que quiza no quedaron tan bien. No puedo darle muchos puntos por eso.

    Debo decir que entre su protagonista y los minutos dedicados a la narracion del Grimorio pintando con un buen acierto de imagenes entre alas de mariposas, vestigios de guerras y recuerdos, me ha cautivado. Si al menos no fallan con esto me tendran enganchada.

    23 julio 2011 en 10:46

  6. Queria mencionar primero la diferencia entre Gosick y esta serie.
    Gosick relega el topico magico a una segundo plano del podria ser, la mayoria de los hechos ocurridos son explicados de forma racional a traves de leyes cientificas palpables, por lo cual la magia solo se toma como parte del cuento que se quiere desmenuzar, a diferencia de esta que es magica fantasiosa, que nos muestra desde el primer capitulo la existencia de la magia interactuando con los protagonistas, por mi me encantan las historias que mezclan hechos de realidad fantasiosa, que mezcla estos dos elementos como se ve en la serie.

    Lo otro es la capacidad magica de los libros, lo relacione con Index, aunque muchas veces se olvida Index tiene una biblioteca de libros en su interior y los libros en si son artefactos magicos que simplemente son canalizados por los seres humanos, como concluye desde Index, tambien influye el factor humano ya que los libros sin interaccion humana no produciran ningun cambio pero si interactuan pueden ser causantes de grandes cambios, como los escritos de la ilustracion que produjo una revolucion en todos el mundo para cumplir los ideales de estos libros, es el lenguaje y su interpretacion lo que produce los cambios no las palabras escritas.

    23 julio 2011 en 16:51

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s