Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

N°6 – 2: Comienza la metamorfosis

Algo apesta en Dinamarca...

El control era un sueño y el despertar de este, la realidad. Todo posee un precio dentro de este espacio, mi conocimiento por libertad, mi cariño por sinceridad, mi familia por impunidad, mi vida por silencio y mi traición por mi voluntad. Lo que se creó de un ideal intachable comienza a mostrar sus manchas negras. Negrura que carcome dentro de campos verdes y risas de niños. No hay forma de olvidarla, su olor a muerte es inseparable. Ese cuerpo seco, viejo y marchito tiene un misterioso inquilino que ha pagado su precio por su nacimiento. Ese insecto quien también tenía una naturaleza intachable ahora se ha convertido en el símbolo de la atrocidad humana. ¿Cómo pudo alguien considerar semejante existencia? No es un arma de hierro, su material es invisible y retorcido. Creí haber pagado ya con mi castigo y ahora este bicho infernal se apodera de mí. No he tenido tiempo ni de decir adiós y ya he dejado de existir. Ahora por fin abro los ojos y con miedo contemplo lo asombroso de lo desconocido. Cuando dormido estaba y cuan doloroso es sentirse despierto…

Los paisajes siguen siendo los mismos, pero la vida de Shion ha tenido numerosos cambios. Ahora a sus 16 años se encuentra trabajando como un modesto vigilante del parque, ya no tiene acceso a una educación y su casa se encuentra situada en el lugar más modesto de la metrópoli. Su descenso de la cúspide de la pirámide hasta su base nos permite ver un lado más imperfecto del sistema de ideales del mundo futurista de N°6. Ahora reconocemos el grado de control tan represivo inherente al sistema donde da igual la edad que poseas, las leyes son las leyes e incumplirlas representa el más severo de los castigos para el transgresor y su familia. No hay forma de apelar siquiera a un valor tan humano como la misericordia o la bondad hacia el prójimo desvalido. De hecho interpretar este grado de nobleza como “lastima” se convierte en una agresión al espíritu de un niño de doce años. Una forma de dictadura con esta dureza casi tiránica no parece ser un problema para los habitantes, quienes la aceptan sin oponer la más mínima resistencia. No hay lucha física ni mental que cuestione el mecanismo, la gente de la ciudad sencillamente ha perdido la necesidad de pelear incluso por causas justas. Una domesticación del ser humano a semejante nivel es una ceguera de la que los hombres tuertos solo pueden aprovecharse en el silencio. Pero no hay cosa sobre la tierra que se oculte por siempre. La extraña muerte de un hombre trae consigo la evidencia de una profunda oscuridad que comienza a revelarse. Para el infortunio de nuestro protagonista, él será el testigo directo de estos esclarecedores y aterradores acontecimientos.

 La aparición oportuna de Nezumi nivela con una muy bien lograda secuencia de acción: hace ya bastante tiempo que no veía algo tan impresionante como entretenido. Y es que es fácil lograr con métodos fantasiosos algo impactante, pero hacer lo mismo con formas tradicionales y humanamente posibles es toda una proeza (y eso que no soy fan del género de acción). Te hace poder percibir más tácitamente la escena así como sentir un aprecio inigualable por el personaje. Los cambios físicos del Ratón de ojos grises son evidentes tanto como su gran habilidad para el espionaje e infiltración. Convertido en un rebelde no duda en causar estragos entre la fuerza policial para salvar a su amigo arriesgando su pellejo y su trabajo. Lo notable es que muy a pesar de la gran violencia que utiliza en ningún momento se cobra la vida de alguno de los guardias de seguridad. Una madurez que realza su carisma dejando relegado por instantes al personaje principal para lucirse con su indómita naturaleza. El momento del encuentro da muy poco tiempo al dialogo pero entre cada palabra se reafirma el sentimiento de hermandad que ambos personajes se profesan. Yo diría que el papel de Nezumi es convertirse en el hermano mayor de Shion educándolo y guiándolo hasta que puedan estar en igualdad de rangos. La forma en que logra calmarlo en el auto cuando está a punto de caer en depresión reafirma este enunciado. Duro pero sin perder su compostura le da con una sencilla oración la bofetada que necesita para traerlo de vuelta, apelando a la sobrevivencia por encima de cualquier procedimiento racional. De nuevo la confianza gana niveles impresionantes y su lazo ahora queda por completo sellado junto con su destino.

No obstante, no todo posee un aura gris. Aunque la tragedia se ve venir sobre la vida del protagonista, los diferentes momentos que componen su entorno actual, antes de su segunda tormenta, narran una forma de vivencia más empática con la clase media de la que la mayoría somos pertenecientes. El tener que trabajar para conseguir el sustento podría considerarse otra de sus desgracias, sin embargo, tanto para él como para su madre se convierte en un bálsamo para el alma. Sus esfuerzos no son obligaciones, en sus acciones se ve plasmada esa realización que antes no tenían. La mamá de Shion adquiere un nuevo rostro dentro de su panadería, ahora la vemos feliz y radiante. Alegría que viene también de un contacto humano constante a través de sus clientes. El trabajo y la responsabilidad es sin duda algo indispensable para ella. Para su hijo, estos aspectos tienen un tinte ligeramente diferente. No es en sí mismo cosa solo de trabajar lo que le brinda paz, sino el hecho de haberse librado de aquella carga que le representaba seguir lo instituido, ser el estudiante brillante llenos de logros y aplausos. Brindarse la posibilidad de un cambio, elegir y tomar una decisión es algo tan invaluable para este personaje que poco le pesa lo perdido. Ya no parece deseoso de nuevas experiencias aunque constantemente sobrepesa sus acciones pasadas dentro de sus pensamientos, pero sin ningún grado de remordimiento. El discurso utilizado parece en momentos glorificar a la clase obrera haciéndole ver sus cualidades por encima de las lujosas comodidades. Pero lejos de un planteamiento social de tal magnitud su enfoque corresponde a la acción de poder encontrar dentro de uno mismo la fuerza para vivir como se desea. Para alguien como Safu es difícil entender semejante planteamiento pues desde un inicio se sentía complacida por su estatus e intelecto superdotado. El sistema la alentaba y llenaba ese vacío de incomprensión causado por sus semejantes que la aislaban entre burlas y desinterés. Su actitud directa y carrasposa denota en realidad una gran necesidad afectiva transformada en soledad. Aunque sus palabras carecen de cariño o femineidad sus acciones emiten un amor incondicional hacia Shion. No tendrá un papel tan protagónico como Nezumi pero sin duda posee una gran importancia para la historia. Ella es ahora la representante del argumento que sustenta la efectividad del poder en una sociedad como N°6, así como un posible aliado en situaciones futuras.

La forma en que te van soltando las pistas para seguir con el misterio de N°6 es un enorme atractivo para el espectador. Te obliga a irte enganchando para poder especular sobre los posibles misterios o los significados de los mismos. La abeja que sale del cuerpo del compañero de trabajo de Shion justo después de morir me permite pensar en dos posibles teorías sobre su origen. Bien podría tratarse de un arma biológica  encargada de exterminar a la población más empobrecida, lo que justificaría por qué Nezumi fue trasladado al ayuntamiento desde el inicio. Para semejante empresa tendrían que tener conejillos de indias humanos que corroboren su efectividad. La otra suposición me lleva a pensar en el enunciado de Einstein donde el fin del mundo se asocia a la muerte de las abejas. Si fuese cierto entonces habría que buscar formas de crear este eslabón indispensable a toda costa y que valdría sacrificar a unos pocos por el bien de muchos. Las pistas están sobre la mesa, ahora solo queda esperar la inevitable secuencia de sucesos.

2 comentarios

  1. La utopía ha revelado que no es otra cosa que una sociedad cualquiera con un nivel de estratificación constituido alrededor de la libre competencia y desarrollo de los individuos. Si esta definición se asemeja a la actual sociedad capitalista o a al paraíso comunista no me parece de ningún modo salido de tono. Los individuos están encerrados en jaulas de hierro que determinan sus destinos, tanto la vida de Shion como la de Nezumi se encuentran condicionadas por una sociedad de control que alienta a quienes se encuentran en su centro y persigue a quienes permanecen al margen de sus proyectos. Las vidas de Shion y Nezumi cargan un profundo nihilismo, una desilusión que los lleva a la alienación (la no correspondencia entre sus ideales y la realidad) y que alimenta sus espíritus con una fuerza revolucionaria, llena de crítica al sistema y de desconfianza hacia la sociedad en la que viven con crudeza. Ellos llevan la semilla del descontento de tener que jurar lealtad todos los días a la ciudad, de permanecer como parias, de ser personas de segunda o hasta de tercera.

    En cuanto a mí, pienso que la brecha entre Shion y Safu puede volverse más grande mientras avanza la serie: Safu esta inserta dentro del sistema, es su prototipo, su encarnación, Shion deseaba desde el principio deshacer los lazos que lo ligaban a este tipo de orden, tal vez Safu siga su corazón en lugar de su intelecto que la hace incapaz de comunicarse con tacto con los demás. La forma en que se declaró frente a Shion fue bastante divertida pero cargada de emotividad afectiva. Por otro lado aun falta por ver como evoluciona la relación entre Shion y Nezumi, pues hasta la misma Safu quedó en segundo plano cuando Shion escuchó la voz de su antiguo compañero…

    20 julio 2011 en 13:29

  2. Casi pongo a Safu como posible enemigo, pero despues de analizarlo me di cuenta de que muy por encima de sus intereses Shion siempre le ha sabido sacar su lado humano, su corazon, asi que aventurandome a definirla un poco yo diria que a pesar de su inteligencia con respecto a Shion sus sentimientos siempre ganaran.

    Es que es muy dificil encontrar amigos, pero de los de verdad y sobretodo con los que puedas compartir ideales, valore y objetivos. A mi tambien me daria una gran alegria volverme a encontrar a alguien asi pero lo que la vida me ha dicho es que esas uniones no estan destinadas a durar demasiado. Es cuestion de hermandad mas que todo, encontrar un hermano de la vida. Si hubieran querido hacer algo mas tendrian que hacer algo mucho mas obvio pero si lo dejan a este nivel no tengo porque dudar sobre la heterosexualidad de ambos.

    21 julio 2011 en 14:00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s