Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

A-Channel 9: Vampiresa

Traga estas calorías por mí

Me pregunto cómo las chicas, en días de frío, pueden dejar sus piernas desnudas. Se supone que abrazarlas para darles calor sería un gesto romántico de parte de sus parejas.  La llegada del otoño indica en nuestra escala de tiempo, que ha transcurrido un mínimo de nueve meses por lo que nos acercamos al primer aniversario de formación de nuestro grupo. Con festejos como Halloween están discretamente celebrando esta unión que revela el crecimiento sentimental de sus integrantes y, para Tooru, será el único tipo de “desarrollo” que tendrá en mucho tiempo (es broma, posible le llegue el estirón algún día). Es curioso cómo un peluche raro hecho por Run motivó al final que tuvieran una fiesta de Día de Brujas que termina convirtiéndose en algo más simple: una merienda que sobrevivió a diversos percances.

¿Quién es este pokémon? (refiriéndome al peluche que confeccionó Run). Por la plática entre Nagi y Tooru, podría tratarse de una ardilla, aunque con algo más de imaginación diría que es un oso. Además, que Run le regalara uno más pequeño a Tooru no se debe al favoritismo: supongo que usó un pensamiento analógico: como Tooru es más pequeña que Nagi, le correspondería un peluche de menor tamaño; pero es gracioso ver el dibujo de la cebra de Run y recordar que muchas veces no lográbamos dibujar algo simple. En fin, este episodio tuvo mucho tiempo al aire con Nagi y Tooru juntas: la intención de este raro emparejamiento es dar la sensación de gran intimidad entre las chicas sin desconsiderar sus lazos preferenciales, pero sí fortificando los demás duetos entras las posibles y diversas combinaciones. Cuando las chicas se unen puedo notar una semejanza de cuando ambas compraron la revista que tenia la modelo con el rostro de Yuuko, que supongo sea ecchi, porque dudo que vayan a permitirles comprar algo más subido de tono. La semejanza está en que ambas se encuentran bastante interesadas en su físico, ya sea por motivos eróticos o simplemente de inspiración de querer tener un cuerpo atractivo. Pero lo importante es la variedad estética que deben mostrar las series de esta especie. Aunque los conocidos de Tooru sepan su edad, no evita que la traten de manera infantil porque es común entre los seres humanos querer y proteger a las criaturas más monas y los comerciantes manifiestan esta preferencia regalándole obsequios y, como posteriormente supimos, Tooru sucesivamente regala a dulces a los niños, pero como desea mostrar una apariencia ruda, trata de esconder ese acto. Cuando sus compañeras la halagan, se abruma por ser más infantil de lo que desea. Me alegra que tuviera la iniciativa de llevar alguna golosina a la merienda con las demás ya que, por un momento, creí que sería lo suficientemente caradura para asistir solo para comer sin contribuir nada, actitud solo comprensible entre los niños de primaria, pero su decisión de llevar algo muestra su lado amable.

Noto un paralelismo con Yuuko y su tocaya de Nichijou, y es que ambas son las “víctimas’’ favoritas de sus series con la diferencia de que nuestra Yuuko es inocente por las consecuencias de sus actos mientras que la nueva baka-girl se mete líos por ser imprudente. Los infortunios de nuestra Yuuko en esta ocasión fueron ocasionados, en primer lugar, por el tropiezo de Run con la masa, y eso que trabajaron tanto en hacerla superando los desafíos de romper los huevos en la borda de la bandeja: los grandes profesionales pueden romperlos con las dos manos, pero Run es apenas una aficionada que, para más inri, tiene una idea de justicia que, aunque podríamos calificar de correcta, aporta soluciones erróneas, aunque la gracia vino de ahí, ya que no se espera que alguien se voltee masa enseguida de haber perdido otra. El humor provino del acontecimiento inesperado que ocurre de pronto y que todo el esfuerzo de evitar una tragedia sea en vano, que el problema aumente al final. Pero como todo ocurre de manera inocente, acaba siendo una experiencia simpática. El segundo infortunio de Yuuko fue encontrar a Tooru y Nagi solo con su toalla mientras estas le recitaban la revista ecchi, creando un ambiente fanvicero: supongo que a Yuuko le gustó la revista porque veía una versión adulta de ella misma, una visión de su futuro. A pesar de que la fiesta se trataba del Halloween, solo Tooru se puso a tono con el carácter de la fiesta llevando su capa que le daba una apariencia vampiresca. El capítulo trató de acercar a las chicas con menor contacto para luego restablecerlas con sus respectivos pares: por otra parte, Nagi debería adoptar el hábito de hacer ejercicio. Tendría resultados más sastifactorios y de esa forma podría disfrutar sus golosinas: solo veamos el caso de Tooru, a quien ni la más calorica de las golosinas puede cambiarla.

3 comentarios

  1. Snif, este episodio echó por tierra mi teoría sobre la inocencia de las chicas… Tengan la edad que tengan, hay que tener un lado “maleado” para comprar asi porque sí una revista de esas… Y ya a las claras se ve la atracción de Tohru por Run.
    Las ocurrencias de esta entrega me resultaron el doble de jocosas en el manga, osea, el epi estuvo muy bueno, pero el manga es mucho mejor. Por ejemplo, la escena de Run, Yuuko y el bowl se sucede con tanta rapidez en el manga que pareciera estar ocurriendo en tiempo real, sin el delay que le imprimieron en el anime, y que para mi, le quitó algo de la gracia del percance. Aún así, la performance de Tohru y de su seiyuu es demasiado moe, me encanta.

    11 junio 2011 en 20:21

  2. Krated-R

    buena reseña este capitulo me gusto en realidad me gustan los animes de la vida normal de la personas y este es interesante cada una de la personalidad de ellas. el muñeco que regala Run a Nagi parece significar que es el animal favorito de Nagi una ardilla aunque en realidad me parece un zorro, en al cocina se demuestra otra vez la torpeza e inocencia de Run al romper los huevos y al tirarle el batido de huevo en la cabeza de Yuuko y quedando sin ingredientes al Run pensar una solución a su torpeza echándose ella también un batido de huevo. Tooru salvo el día con todas cosas que le regalaron cuando paso por las tiendas con Nagi, después ir a la librería y encontrar ese libro erótico con al cara de la protagonista parecida a Yuuko pero creo que no tuvo ninguna relevancia en el episodio, después el final todas celebrando halloween lastima que no se disfrazaron pero bueno al menos se revelo que Run siente empatia por los chicos y que no siempre va internar atacarlos con un bate y gracias por su reseña estuvo buena.

    12 junio 2011 en 02:37

  3. Batou

    Me encanto el ero manga con la cara de yuko la rompio jaja
    Obiamente habia que comprarlo jijijijiji

    15 junio 2011 en 22:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s