Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ano hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai 7: El despertar de un nuevo héroe

Hear me roar!

Según fuentes confiables, Ano Hana solo tendrá once episodios, por tanto, me permitiré cierto retraso para comentar los episodios, aguardando su comprensión. El relato ha experimentado un giro después de conocerse el contenido del diario de Menma. Hasta ahora, el aspecto más encantador de Ano Hana era el sutil seguimiento de cómo evolucionaba las tensas relaciones entre ciertos personajes clave y al interior del grupo. Y aunque esta vertiente nunca se descuida, también existía en paralelo otra trama relacionada con lo “detectivesco”, pues reconstruye por fragmentos el pasado añadiendo, de forma paulatina, información pertinente para “recordar” el deseo de Menma. Yadomi ha conseguido atraer la confianza de su antigua pandilla, incluso de Yukiatsu, para recuperar las estampas de su niñez y rearmar el rompecabezas del evento traumático que explique la supuesta deuda que impide a Menma elevarse al nirvana (o cualquier escenario de tránsito espiritual). Esta línea parece cancelarse planteando un segundo desafío.

La delicia sensual de Naruko y los dilemas que confronta (la indefinición de su personalidad y el abusivo repudio por parte de una colectividad hipócrita) habían distraído mi atención lejos de nuestra adorable protagonista, Meiko Honma, quien encarna un conjunto de valores connotativos opuestos a Anaru: en efecto, ambas se encuentran en las antípodas, por ejemplo, del desarrollo corporal, pues, o Menma reaparece ante Jintan en una versión puberta (con menos edad que sus amigos) o manifiesta su presencia proyectando una imagen hipotética de cuánto hubiera crecido si hubiese sobrevivido hasta los diecisiete años, como si nunca se hubiese apartado del mundo “de los vivos”. En cualquier caso, subyace la noción de loli en sentido medianamente extensivo, es decir, un personaje femenino, sin importar su edad, que además de tener una apariencia infantil, actúe con candidez, entusiasmo, curiosidad y jovialidad dignos de un alma inocente y traviesa. Aunque esta Menma fantasmal comporta un misterio, no cabe duda sobre su alto grado de sacarosa, aunque solo bordea el límite del empalagamiento.  Sobre las alternativas arriba mencionadas, decidirse por alguna implica optar por determinada lectura acerca de la identidad de Meiko. Escojo la segunda, aunque postulando un desfase entre “cuerpo” (o imagen, esto sería una discusión aparte, porque según parece, Menma siente dolor físico, come, duerme, etc.) y mente: una niña de siete años que aparenta unos trece, pero quizá “tenga” diecisiete. La muerte le permite mantenerse libre del desencanto que minó la inocencia de sus viejos amigos, por ello, aunque haya “crecido”, su espíritu preserva ese estado impoluto de fascinación ante el mundo, de bondad indiscriminada, de absoluta fe. Las niñas eternas son un arquetipo de heroína que merecería su propio trademark, un nombre que la identifique, porque el lolitismo no siempre implica ternura. Su lógica de comportamiento es simple, pero conmovedora: cada instante que vivas debe conservar el asombro y la exultación del juego. Menma representa este filón utópico de ilusión, el ideal tan difícil de cumplir. Sin embargo, reducirla a mera portavoz de un concepto sería reducirla a la alegoría y negarle sus propios rasgos particulares, sus conflictos, sus desasosiegos existenciales. Habrán notado la cantidad de comillas que empleo para subrayar que ciertos términos requieren leerse de manera amplia o figurada porque definir la naturaleza del personaje es espinosa. Menos complicado es admitir su sublimidad, su belleza interior y exterior, sus maravillosos gestos. Como ocurre con Erio en Denpa Onna, se explota esas cualidades empáticas. Como nunca, la ausencia de Jintan en casa permite observar detalles inusitados de su carácter, la obliga a reaccionar y facilita su lucimiento independiente.

Sin embargo, Ano Hana, a través de Jintan, se encarga de descartar cualquier aura romántica en la presente relación de Yadomi y Menma, prefiriendo, con acierto, un vínculo de solidaridad amical y, por momentos, una hermandad donde queda claro quien cumple el papel de onii-chan preocupado por el bienestar de una revoltosa imouto, una labor de protector, pero también de vocero y valedor de su existencia ante personas incapaces de percibirla. Menma transmite esa sensación de calidez apacible, pero este atributo genera más enternecimiento que pasión. La vastedad del terreno afectivo puede confundirnos, en especial si nuestro idioma concentra demasiadas acepciones bajo la palabra “amor”. Entre caritas, philia y eros existen grandes diferencias, y Menma capta la dimensión más amical, aunque con una grande y profunda compenetración. Además, otra clase de sentimiento sería demasiado enrevesado: la pequeña está muerta, es inconcebible un romance con Jintan porque la atracción que conduce a formar una relación amorosa es asunto de los vivos. Ellos pueden casarse, formar familia, soñar un futuro. Esa función la cumple Anaru y durante segmentos claves de este episodio, la popular tsundere de coletas se despunta como compañera de ruta de Jintan. Al comienzo, el intercambio primero cómico (los accesorios de Naruko) y luego dramático (la preocupación de Yadomi porque dejara el colegio), aparte de acercarlos emocionalmente, se cierra con una clásica y lovehinesca girl over boy, esas caídas casuales que causan malentendidos y suelen ser signos inequívocos de un enamoramiento en proceso. Más adelante, cuando Jintan entre a trabajar en la tienda de videojuegos y anime (WORKING!! hace un cameo, quizá significativo, también me pareció ver un afiche de Hourou Musuko), el otrora protagonista apático dará las primeras muestras de su enorme salto este capítulo al encargarse de despejar la pesadumbre que ensombrecía el ánimo de Anaru. Ambos han sido medianamente desterrados, son ceros a la izquierda, pero pueden fundar en ese pequeño espacio su comunidad de dos, donde se sientan admitidos y comprendidos. La actitud de Jintan es épica, a pesar de cuán simple parezca: así se comportan los caballeros, sin recurrir al sopapo que merecían los atorrantes que hablaban pestes de Anjou. Gracias a ese gesto valiente y tras recuperar por completo la complicidad infantil, ambos vuelven a llamarse por sus apodos, rompiendo por completo la falsa formalidad que les había impuesto su tránsito a la adolescencia, es decir, quebrando una convención social que los alejaba.

Como indicábamos, la indagación alrededor del deseo abandona ligeramente su lugar como núcleo argumental, pues los pensamientos inmediatos de Menma confirmarían que lanzar el cohete sería su aspiración pendiente. En adelante, la serie se dispondría a narrar las dificultades que conlleva al grupo de sobrevivientes el cumplir este anhelo infantil en nombre de la amiga difunta. Primero, porque habiendo madurado, es probable que menguara su identificación hacia un propósito cuyos valores de fondo no conocen y cuya finalidad ulterior (elevar una plegaria para salvar a la madre de Yadomi) quedó estancada en el pasado. Segundo, por motivos prácticos: como pocos anime, en Ano Hana los adolescentes no tienen poder, están limitados en su capacidad de acción por condicionamientos reales, incluso se diría que carecen de mucha suerte. Además, existen leyes de verdad que someten su actividad al consentimiento adulto, que prohíbe sobrepasar ciertos márgenes. Tercero, porque no manejan dinero. Jintan pertenece a la clase media baja y entre el resto de muchachos solo Yukiatsu provendría de un sector mejor acomodado. Sin embargo, excepto Poppo que sobrevive de miloficios, todos son estudiantes. La sociedad tampoco permite que los adolescentes manipulen grandes cantidades de dinero: no pueden acceder a ningún empleo altamente remunerado e incluso algunos colegios no permiten a sus alumnos trabajar ni siquiera en puestos de part-time. Estos restricciones son verídicas: ocurren en la vida cotidiana del espectador y se reproduce el mismo grado de impotencia contrastable en la Realidad. Sin embargo, Jintan no se rinde, pese a ocultarle la verdad a su padre y correr el riesgo de exponerlo al escrutinio social. Finalmente, existiría un impedimento mayor, sugerido al acabar el episodio, cuando interviene la madre de Menma. Las traducciones difieren dependiendo del fansub, no obstante, la última frase continúa siendo intrigante. Según se deduce, la señora Honma se enteró del plan y estaría dispuesta a impedir su concreción, pero ¿con qué interés? En principio, cabría preguntarnos cómo supo que los SuperPeaceBusters proyectaban construir ese cohete no solo en honor a Menma, sino para hacerle un favor. ¿Acaso estaría enterada de la presencia de Meiko entre los vivos? Sin necesidad de conclusiones tan determinativas, con certeza, pudo deducirlo al leer su diario, la clave esencial para reconstruir el primer pilar del pasado. Pero continúa inquietando la afirmación final, porque tanto “What a joke!” (UTW) como “Es hora de tomarse las cosas en serio” (gg) entrañan las siguientes presunciones acerca de la participación de okaa-san:
1. Habría considerado o tendría pruebas acerca de la aparición fantasmática de Menma. La interpreta como una actitud bromista o traviesa de su hija. Por tanto, tendría como buena madre que invocar al orden;
2. La iniciativa de los amigos se juzga amenazante o, cuando menos, la señora cree, por alguna razón mantenida en secreto, que lanzar el cohete agravaría la situación o siempre, desde el principio, habría sido lo incorrecto. Una causa presumible sería que, como muchos familiares, prefiere preservar el status quo, vivir el duelo a su manera, sin intromisión de “personas ajenas”, aunque reconozca su buena voluntad; en consecuencia,
3. Según el razonamiento de mamá, nadie se encontraría calificado ni autorizado para reconducir a Menma, cualquiera fuese su destino. Si acaso su hija debe descansar definitivamente en paz (como querrían todas las madres), solamente ella, como progenitora y siendo la única que conoce los hechos en su totalidad, puede cancelar ese doloroso proceso. Este será el obstáculo más complicado para Jintan&co. porque torcer la voluntad materna respecto de sus hijos es trabajo arduo, exige una preparación psicológica lejana al despeinado y atribulado neet. El problema empeora cuando el freno es interpuesto por una madre afectuosa y devota.

No obstante, sobre la resolución del asunto del deseo pende una última objeción que se sostiene sobre varios argumentos: que Menma ha perdido la memoria y como testimoniante es poco confiable, pues podría haberse guiado por la emoción de haber recordado algo importante; que nadie ha consultado la parte más importante del diario, la referida al día anterior a la muerte de Meiko, aunque sería probable que tuviera el mismo tenor ingenuo de las entradas previas; y que nadie haya tomado en cuenta con énfasis que aquella mañana fue Menma quien convocó a sus amigos. El único que parece no acordarse de tamaño detalle es Jintan, por tanto, debemos suponer sin temor a equivocarnos, como Yukiatsu y Tsuruko (o Yukiatsuruko como dice Anaru, pues incluso sus amigos los perciben como pareja semi-oficial o como siameses), que Yadomi debía mantenerse al margen, pues se trataría de alguna sorpresa. Llegamos, entonces, a una situación paradójica, inclusive para Menma que parece recién tomar conciencia del esfuerzo de Jintan al atestiguarlo con sus propios ojos. Recuerdo que en El túnel de Ernesto Sábato se habla de cierta historia detectivesca donde el investigador descubre al final que el asesino era él mismo. Aquí podemos sustituir el crimen por las buenas obras: el benefactor se esmera por sacrificarse en nombre de otra persona y descubimos que el beneficiado era él mismo. Cumplir el sueño de Menma sería la excusa para una catarsis grupal, pero también para el evento de curación personal de quien más necesitaba esa alcanzar esa reconciliación con su propia identidad.

Postdata.- Estos últimos tres días el ritmo de posteo ha disminuido debido a dos circunstancias iRL: las elecciones presidenciales peruanas (que finalizaron después de una larga y pesada segunda vuelta) y mi cambio de proveedor de servicios de internet. Publicar desde una cabina es incómodo cuando tienes una veintena de niños al costado jugando en red.

5 comentarios

  1. Lamento que el primer comentario no tenga mucha relación con AnoHana, pero usando un poquito de empatía….
    TE ENTIENDO!!! Ya que vivimos en la misma ciudad, y con mi actual conexión no puedo bajar los episodios, tuve que acudir a estos curiosos lugares en los que lamentablemente la velocidad es horrorosa. La última vez (definitivamente esa fue la última) demoré 3 HORAS para bajar solamente 65mb. Sinceramente, espero que las cosas mejoren para ti, tal como lo espero para mi.
    Hablando de AnoHana, este epi fue algo frustrante, ya que me dejó en ascuas de si por fin dieron con el deseo de Menma, o es otra suposición.

    6 junio 2011 en 20:18

  2. Konopikyu

    Vaya mi esposo trabaja en un cafe internet! y con muchoooosss muchachos de colegio, asi que creo que tambien te comprendo, aunque aca la conexion no es tan mala, de hecho es bastante buena. Igual tranquilo que al menos lo que soy yo no me molesta esperar.

    Tengo una pequeña duda, porque segun el fansub que yo vi, no es la madre de Meiko la que se nego a fabricar el cohete sino su papa, al que todos le tenian miedo de pequeños. Y bueno yo ya vi el capitulo que sigue asi que me parece que tiene un poco mas de coherencia que sea el papa el que se opone pero si me equivoco me dicen.

    Lo del deseo yo diria que es un si y un no, es decir, para mi es muy logico que tenia que ver con la mama de Jintan, costantemente se ve su imagen en los recuerdos de Menma, por lo que yo diria que es el cohete, pero por otra parte creo que no todo lo que el deseo en si es o era a sido desvelado, supongo que sera parte del final pues decirlo antes le quitaria mucha fuerza.

    Y bueno definitivamente la pareja de Jintan es Anaru, creo que el episodio en donde recibe la reprimenda en el colegio era indispensable para lograr el grado de empatia, y es que el dolor puede ser un catalizador muy poderoso aunque a nadie le guste probarlo.

    A mi tambien me encanta la actitud de Jintan, es decir, que necesidad hay de estar fortaleciendo la hombria en cosas tan superficiales cuando bien puedes sacarla desde adentro y quedar como un verdadero heroe? y es que asi son los heroes reales, puede que no te salven de ser atropellada por un auto, pero sin duda se jugaran lo unico que tienen para sacarte del apuro, a si mismos.

    7 junio 2011 en 02:02

    • Hola a todos!
      Finalmente, mi cambio de proveedor (de movistar a Claro) no pudo realizarse por motivos administrativos y debí mantenerme con la Telefónica durante un tiempo más. Ahora estoy reconectado y poniéndome al día en los lanzamientos y las respuestas a los lectores. Hoy, por ejemplo, habrá cuatro reseñas publicadas (Ao no Exorcist, [C], Hanasaku Iroha y Nichijou). Les presento mis sentidas disculpas a todos quienes consultaron el blog en los últimos días y se llevaron una desagradable sorpresa pues esperaban leer algo sobre sus series favoritas.

      Sobre AnoHana, el asunto del deseo está en standby al menos durante este capítulo. Menma no parece estar segura ni siquiera de su propia condición. Pero también puede ser que estemos en la ruta correcta y solo quede pelear por hacer realidad ese sueño. La pareja canónica es Jintan-Anaru, pero siempre que Menma esté fuera del cuadro. Lo mismo vale para Yukiatsuruko. No significa que Meiko estorbe, sino que ambas parejas deben dar un paso hacia adelante una vez que todos los muchachos se liberen del trauma del pasado y curen sus heridas. Es probable que no veamos sino un acercamiento tibio, las bases de un romance entre Jintan y Anaru, pero nada más: la serie dejará ese asunto abierto.

      8 junio 2011 en 15:49

  3. davidvfx

    Hola Serius pue es bueno saber que estas en linea…

    Hay algo que quiero tocar sobre el Heroismo “unico” de Jinta y es que parece que Menma lo tiene Idolatrado como cuando era niña, sera por que en el limbo el tiempo no transcurre de la misma manera que en la terrenal… no estoy nada encontra de Jinta, hasta cierto punto me identifico ya que yo paso por momentos de “bajonenes” de animo y me encirro en mi cuarto por hasta dos dias corridos o me entra por apatias que me hacen renunciar hasta trabajos (y me sorprende la suerte que tengo de recuperarlos ó conseguir otros)… Pero encuentro algo irreal el solo reconocimiento de los esfuerzos (a medias) de Jinta y los demas personajes “bien gracias” por todo lo que hacen ya que encuentro que personajes como Popo que Menma lo unico que hace es inorarlo y hasta sentirse intimidada ante sus suplicas de que se manifieste, en lugar de reconocerle su fé y empeño de quere ayudarla.

    Popo me ha sorprendido, no duda en ningun momento, no tiene ningun trauma (no se le nota si es que lo tiene) y es que mantiene la chispa positiva que evita que la chispa se apague… se me hace increible que nadie del grupo le reconosca esto ni Anaru que esta siempre presente ante su motivacion que transpira, por Menma me sorprende que desde su fantasmagorica sombre solo reconosca a aJinta y a Popo ni un gracias, podemos entender esto talves si creemos que Menma como dije el tiempo se ha detenino para ella y Jinta siempre sera la inspiracion del grupo y lider del escuadron de heroes y al pobre Popo no pasara de ser un “sidekick” (el ayudante del heroe). he Igual Popo a pesar de ser el mas maduro tenga tanta humilda para con los demas, que casi rayaria en un complejo de inferioridad, al alabar a su siempre heroe de brigada de la niñes que es mas que obio que lo ha sobre pasado y es el el que cumple la fucion de entusiasmo empuje que Jinta representaba.

    Como dije nada contra jinta, me identifico con el personaje pero me hubiera gustado ver mas desarrollo en este aspeto a los demas peronajes… ya visto el ep 8 me gustaria comentar cosas mas pero esperare el tema

    8 junio 2011 en 20:16

  4. En serio te parece que Popo este tan poco valorado? Cierto no es un personaje principal y por eso no se le da quiza tanto enfoque, pero sin duda es un miembro indispensable, quien sabe que pasaria si no hubieses aparecido. Su importancia tiene y mucha, al menos yo como espectadora siempre lo he sentido asi.

    Por otra parte los personajes estan en un proceso en donde tienen que volver al pasado para finalmente curarse y avanzar. Me parece logico que todos saquen sus infantiles personalidades a relucier entre su perfil adolescente, es parte de un reencuentro, pues es imposible volver al pasado con otros medios. Yo veo todo muy bien equilibrado tanto en personajes principales como secundarios.

    9 junio 2011 en 01:23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s