Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ano hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai 4-5: Cambio de hábito

¡No te vayas!

Quizá el aspecto más chocante de estos recientes episodios sea el travestismo ocasional de Yukiatsu, producto de su incapacidad de superar el trauma de infancia que implicó un punto de ruptura tanto para el joven Atsumu como para Jintan, a quien tanto desprecia. La situación se complica cuando advertimos que el travestimiento no es consecuencia de ningún transtorno de identidad sexual, sino que tiene como objetivo al interés romántico de Yukiatsu desde que tenía siete años, sentimiento que preserva incólume como una obsesión. Como espectador y analista, me carcome la duda por averiguar o suponer qué gana, qué satisfacción obtiene o qué consuelo percibe Yukiatsu al disfrazarse de la única chica que parece haber amado, a quien -para terminar de agravar el panorama- solo recuerda como una hiperactiva e inocente niña. Un cosplay lolitesco psicopatológico que crea una atmósfera perturbadora sobre el personaje.

No necesitábamos enterarnos de sus prácticas para convencernos de que algo retorcido ocurría en la mente de Yukiatsu: el muchacho venía recolectando objetos femeninos y guardaba en su armario un vestido blanco idéntico al que caracterizaba a Menma para calmar su melancolía oliéndolo. El gesto era preocupante y anticipaba cualquier arrebato de intemperancia o resentimiento. Además, era un síntoma estremecedor de cómo reprimía y arrinconaba sus pulsiones más oscuras, esforzándose por ofrecer a la sociedad una imagen que esta suele premiar, la careta del alumno aplicado, eficiente, saludable y solvente, que observa al resto desde arriba porque lo consideran maduro. Esa doble cara, diurna y nocturna, de Yukiatsu, complica el acercamiento al personaje: aunque Jintan acabó convertido en un neet sin ambiciones, su antiguo amigo tampoco logró superar por completo una muerte que también insiste en atribuirse y apenas se blindó escondiéndose en su fachada de perfección. Sin embargo, mientras la recolección de objetos que recuerden a la persona fallecida es una conducta corriente entre quienes se obsesionan con esta suerte de necrofilia romántica (la nostalgia requiere también de estímulos), disfrazarse del muerto y actuar como este para exhibirse o confundir a otra gente resulta incomprensible y exige un ejercicio de entendimiento. Trataré de elucubrar una respuesta, pero no siendo psicólogo, la mantengo en el terreno especulativo. En principio, aunque haya una larga y extendida tradición de travestismo (crossdressing) en manga y anime, englobada bajo el concepto de “trap”, la circunstancia que observamos en Ano Hana no pertenece ni pretende incluirse en este marco discursivo propio de la picaresca o la love-comedy con tendencias fanserviceras, pero tampoco es presentado de manera positiva o estéticamente sugestiva, sino como señal de degradación o turbulencia en la identidad de Yukiatsu que ha amasado una cantidad intolerable de rencor y desilusión. Descartada esta posibilidad, entramos en el terreno del melodrama: el travestismo sería la ruta de liberación extrema de un proceso emocional complejo que afecta la relación del personaje con sus semejantes. Es una forma de canalizar el odio. Yukiatsu no solo detestaba el liderazgo de Jintan cuando eran pequeños, sino que envidiaba su cercanía con Menma. Volvemos a la dinámica del deseo triangular o mediado: aunque le molestara el papel prominente de Yadomi en la pandilla, no desconocía ese prestigio e incluso continúa incomodándole y enervándolo durante su adolescencia. Pese al encono, Jintan representa para el subconsciente de Yukiatsu el modelo o mediador que dirige el deseo: él poseía y sigue poseyendo la atención de sus compañeros y la admiración de las muchachas. Lo agrade y lo enfrenta porque ambos pertenecen al mismo plano y apuntan al mismo objeto del deseo. No obstante, esta lucha solo existe en su cabeza, es unidireccional. El despeinado protagonista lo ignora hasta que Tsuruko induce a ambos a una confrontación, preocupada porque la atmósfera de tensa calma interfería con el sinceramiento.

Siendo honestos, Yukiatsu se esfuerza por hacer los méritos necesarios, imponerse a Jintan y “obtener” el objeto de deseo, es decir, el afecto de Menma. No obstante, la vida no es meritocrática, sino caprichosa y aleatoria. El ahínco no siempre es dignamente recompensado, en particular, cuando entran en juego los sentimientos. Yukiatsu se había confesado a Menma ese fatídico día y además de llevarle un lindo obsequio, le propuso que olvidara la malcriadez de Jintan, pero experimenta su primera decepción cuando esta prefiere correr en busca de Yadomi. ¿Por qué, si alguien actúa con franqueza y cortesía, no recibe el reconocimiento, mientras que otro, que desdeña y ofende con engreimientos, es recompensado con un cariño (en apariencia) injustamente concedido? ¿Por qué pierde si “hace las cosas bien”? Yukiatsu intenta por todos los medios destronar a Jintan en el terreno simbólico: si Yadomi era un líder de juguete, él decide convertirse en un verdadero emprendedor, competente en todas las áreas. Aunque logra su objetivo superficial, como Jintan se rehúsa a competir, podríamos sospechar que Yukiatsu considera su empeño ridiculizado. Impedido de declarar su victoria sobre alguien que rehuye a honrarlo como rival, encuentra otro flanco por donde deponer su influencia simbólica: reescribir la Historia. Jintan suele culparse por la muerte de Menma y aduce motivos que conducirían a juzgarlo solamente como un deudor moral (ella murió cuando Jintan le debía unas disculpas delante del grupo). Su comportamiento no originó ninguna desgracia (no mató ni propició el accidente), solo sería la chispa casual que desencadenó una serie de eventos lamentables. Jintan ha asimilado el fallecimiento, pero no consiguió nunca sanarse de la deuda espiritual. En cambio, Yukiatsu le ofreció a Menma palabras reconfortantes, intentó detenerla para que dejara de perseguir al ingrato y acabó por confesarle su amor. Su participación en la secuencia de eventos que acabó en tragedia no ejercería ningún cambio ni modificaría el curso original: ella seguiría corriendo con descuido, aún cuando la declaración haya afectado momentáneamente su pudor. Los actos de Yukiatsu no influyen sobre el resultado definitivo, a diferencia del “error” de Jintan. Sin embargo, después de una década, sostiene sin justificación alguna que tuvo la culpa decisiva. Aunque lo crea con auténtico fervor, en el fondo, trata de suplantar a su antagonista simbólico: no importa si la función donde deba sustituirlo sea amarga y aciaga, porque ello le permitirá legitimar su cercanía con Menma. Yukiatsu se engaña, pero esa mentira que alimentaría su esperanza, también lo hunde en la frustración porque Jintan continúa superándolo incluso en términos de culpabilidad: su condición de neet cuenta como penitencia inalcanzable, imposible para alguien incapaz de adjudicarse una culpa verdadera y efectiva. Para colmo, los eventos del reciente verano agudizaron el odio unilateral: ignoro si Yukiatsu reconoce como cierto el testimonio de Jintan, pero no tolera la idea de verse relegado de nuevo, que un holgazán sin talento vuelva a concitar el interés del grupo, que Menma continuase prefiriendo a ese despreciable pese a su estado de postración moral, que ella no retribuyese el cariño del único que preservó vivo su anhelo transformándolo en obsesión. Por ello, opta por desbaratar la versión de Jintan, sin importar que existiese una Menma fantasmal. A estas alturas, el deseo termina por corromperse y volverse egocéntrico: no trata de alcanzar el objeto inspirado en un sentimiento genuino de aprecio ni porque idolatre al objeto en sí, sino porque desea impedir que otros lo consigan. La tensión del sujeto se dirige hacia su rival, que acaba siendo el gran objetivo de sus pulsiones destructivas.

Pero Yukiatsu no sería el único personaje destacado estas semanas. Para una serie sostenida sobre el desarrollo en la personalidad de sus protagonistas y los conflictos que surgen a medida que vuelven a relacionarse con asiduidad, aunque haya una pareja protagónica indiscutible, pronto la estructura narrativa deberá derivar hacia formas más colectivas o corales sin abandonar los trazos individuales de cada integrante. La historia de los Super Peace Busters como equipo corre en paralelo con los desencuentros entre sus miembros o las contrariedades que aquejan su vida diaria signada por ese evento terrible que nadie olvida. Anaru sigue siendo el personaje más simpático por su mezcla paradójica de nobleza y debilidad. Tarde o temprano deberá romper esa nociva amistad con las bitches del salón que pudo derivar en fatalidad. Ese comportamiento frívolo solo se acomoda superficialmente a su identidad: aunque le encante vestirse bien y no ponga mucho tesón en sus estudios, tampoco parece esa clase de chicas que prioriza la diversión sobre sus propios valores y que aceptaría salir con cualquier petrimetre con dinero u oficinistas pervertidos que solamente buscan sexo a cambio de obsequios o licor. Es destacada durante dos escenas muy interesantes, la primera cuando ocupa el lugar de Menma y Jintan logra salvarla de caer por la ladera porque reeditaba el instante trágico y exponía la responsabilidad que el muchacho asume hacia sus amigos para evitar que otra desgracia similar vuelva a cernirse sobre el grupo y porque conoce el dolor de experimentar una larga penitencia. Ojalá Naruko sepa liberarse de su dependencia emocional y consiga imponerse a la sombra simbólica de Menma pues solo ella puede animar gradualmente a Jintan para reintegrarse a la sociedad y asimilar su hostilidad. Aunque nos simpatice la cándida fantasma, ella no pertenece a este plano y por justicia poética, los vivos deben decidir sobre “el más acá” sin intervención de ultratumba. La secuencia del conato de violación destaca por su finura para tratar un tema truculento y delinear mejor el carácter de Anaru diferenciándola del estereotipo que comienza a disgustarle. También facilita que Yukiatsu pueda lucir una actitud menos cretina o patética y defienda a la damisela en peligro. Su enojosa conversación en el tren culmina con la resignada conclusión de Atsumu de compartir el fracaso. Ambos están aquejados por la influencia de otras figuras que condicionan sus deseos y libran luchas desiguales porque al centro se encuentra un recuerdo.

4 comentarios

  1. Pues yo tengo una otra teoria, Yukiatsu queria de alguna forma sentir a Menma, y una forma de eso seria de alguna manera mas cercano a ella y con eso surgio su crossdresing e de esa forma sentir que eran uno, algo que va mas por la sensación que por una idea real, incluso puedo haber sentimientos eroticos ya que olfateaba su vestido

    18 mayo 2011 en 11:27

  2. Konopikyu

    Pues yo creo que un personaje como Yukiatsu era necesario para la historia, dada su capacidad de alterar notablemente los componentes de la historia. Igual al final de cuentas es bastante humano y logra romper un poco su apariencia rigida y sus ademanes odiosos, lo que indiscutiblemente lo hace mas del grupo, nada como compartir secretos turbios para aumentar el nivel de amistad.

    Naruko es sin duda la pareja de Jintan, porque como bien dices, es lo justo. Menma o debera desaparecer sasdisfecha o transformarse en algo menos invasivo. Aunque sigue siendo demasiado humana todavia, yo diria que si hubiera una sociedad formada por fantasmas ella seria la need de ese grupo, pues ella tambien se encierra volviendo y pegandose a quienes conocio en vida, lo que la deja fuera de su entorno.

    Lo triste y trascentende de superara las cosas es primero reconocer la verdad de los hechos y segundo aprender a desprenderse. Yo no se porque a los seres humanos nos cuesta tanto algo que en palabras suena tan simple, pero asi es, somos presa del dolor con tanta facilidad, aunque esto tambien nos muestra cierto grado de nobleza no deja de ser obstaculizante. Cuando eres niño eres muy suceptible, cosas que de adulto superas mejor son cosas que en la infancia no logran resolverse porque no se tenian las misma herramientas. Por eso el sentimiento de culpa es tan elevado en los personajes, aunque algunos lo lleven mejor que otros en apariencia.

    Yo creo que si Menma le hubiera dicho directamente a Yukiatsu que no o me gusta otra persona, supongo que el trauma no le hubiera llegado a esos niveles. Dejar algo inconcluso es la mejor manera de quedar atado a algo.

    20 mayo 2011 en 12:16

  3. davidvfx

    Uff! Llevo rato sin comentar asi que me actualizare lo mas rapido.

    Antes que nada benjammmmin en el topic anterior posteastes algo que me dejo pensando (“para mi la respuesta es porque la niña estaba enamorada de Jintan, así que sería lógico que acuda a él. El amor nunca muere, o como dijo Oscar Wilde”). Eso fue lo primero que se me ocurrio tambien y me puse a analizar la serie por que lo siento tan obio que creo que la “pista falsa” que engaña al lector de una novela de misterio.

    Con esto en mente creo que el “deseo” no es el unico místerio en la serie que sc nos revelara, ya que es posible que los ‘sentimientos’ de Menma sean otra gran revelacion de 180¤ (grados) .

    He notado ciertas ‘odmiciones’ por parte de Menma (ó mejor dicho por los guíonistas) que nos de la total seguridad de que Menma tuviera interes romantico por Jinta; hasta donde he visto desde niña hasta su puberta fantasmal juventud a mantenido el perfil de la mayoria de los niños de esa edad que es jugar, explorar, curiosar, imaginar, experimentar. Solo una pequeña fraccion en los grupos de infancia les surge esta inquietud influenciados por un ‘elemeto externo’ que siembra el deseo de ensueño del enamoramiento; este ‘elemeto externo’ son los cuentos de princesas & principes, novelas romanticas que desde tiempos antiguos han cumplido esta labor, en la actualidad se agregaron con los medios masivos modernos como: radio, cine, television (y el mas actual: internet) bombardea a los niños no solo del tema del romanticismo si no tambien de sexualidad mucho antes de que nuestros padres ó en la escuela nos hablen del tema.

    Como es el caso de Anaru que si recordaran hacen mencion (dos veces) que ella era quien les prestaba los ‘mangas’ a los amigos, lectura que parece continua en lg adolecencia ya que su cuarto hay un estante de ellos reservado para su posterior lectura. No era de extrañar que su ‘inquietu’ por Jinta naciera por algun shojo-manga y posterior de ver como Menma era mas apegada a su principe, la desesperacion le gano y ataco de la unica manera que un infante podria cuestionando a Jinta enfrente del del todo el grupo; tatica usada todavía por mucha gente mayor a un que nunca he visto que ayude, al reves empeora la situacion como lo fue.

    Jinta niega con la velocidad del rayo por ese mito clasico “no te vayan a pegar los piojos las niñas” pero al mirar a Menma su persecion ya habia cambíado influenciado por Anaru era inevitable ver a Menma con otros ojos. Tal ves las cosas a Anaru si le hubiera preguntado si a él le gustaba élla misma ya que hubiera funcíonado como “declaracion indirecta” é inplantar la idea en el, si no veamos el caso contrario de como la declaracion de Yukiatsu tu vo efecto inmediato en Menma, como dijo Seriusman: “…es recompensado con un cariño (en apariencia)…” con respecto a Menma preferio seguir a Jinta ya que mas que seguir a una amado parece mas que Menma se quiso salir de la situacion tan ruborizante en la que la puso Yukiatsu por que notaran la diferencia de expreciones de Menma a cuando Anaru hace su declaracion pone cara de “¿he?” y despues un “jijijiji” no por sonar mal pero fue casi a un “Meh~” en forma infantil é inocente, y por otro lado cuando Yukiatsu se lo dijo tipo efecto de sele subio la sangre caliente a la cabeza. a este punto podemos hacer varios supuestos como que Menma si le afecto la declaracion pero como Muchos dicen Menma pinesa primero en los demas antes que en ella y no hay cada momento se preocupa por los distanciamientos de sus amigos… con estos elemneto poemos suponer varias variantes en que nos ponen en duda de los sentimineto de Menma… hasta podemos suponer que Menma nunca tuvo sentimiento de enamoramientos ya que era muy nos los desarrollo antes.

    Yukiatsu es un personaje complejo y con respeto a que es lo que “busca ganar” con tal actividad nocturna nos es ninguna satisfacion si no la de autocastigarse ya que tiene algun sentimiento de culpa ya que ademas de resentir contra Jinta esta resentido contra el mismo tambien a a uno por su buena fortuna y el por no haber podido superarlo.

    Pero de entre en el ep. 5 se nota que sus esfuerzos no han pasao en valde ya que del grupo, de los que tiene cierto traumas los a superado mas rapida mente y reonocer culpas y virtudes, el ayudar a un amigo con problemas (Anaru con lo del ostigador sexual) y reconocer que abanadono a otros cuando lo nesecitaban (jinta en la platica del tren)… creo que en este misterio del “deseo” Jinta. Popo y Anaru estan perdidos y desfocados en el odjetivo por sus propios miedos, cuando Yukiatsu & Tsuruko se unan al grupo de busqueda del deseo las pistas se ordenaran ya que son los lentos odjetivos de escuadro de heroes.

    Con Tsuruko no se si lo han notado pero pareciera que esta niña no tuviera ningun problema con la separacion o trauma pero repasandola pienso que si y el cento es en Anaru, desde el intro estas dos de niñas eran muy apegadas una siempre con bosquejo de dibujo y la otra apegandose a ella por que Menma era demasiado brillante para seguir sus pasos (solo jinta podia) en la misma declaracion de Anaru estaba Tsuruko a alado de ella con la mirada seria… por un momento pense ” a deseguro tambien le gusta jinta y encara la situacion” (maldito jinta las quiere para ella LOL) pero no pareciera que Tsuruko es la tipica amiga que esta alado a su amiga apoyandolo por que Anaru ya dibio platicarle su dilema y problema… creo que Tsuruko enfrenta el problema parecido a Yukiatsu, ella esta resentida con Anaru por el camino que desidido como ela misma dice en los primeros ep donde le reclama el camino que siguio y que no merece mas su atencion o interes…. Tsuruko deseguro como Yukiatsu odia a Anaru y se odia a si misma por abandonarla… con su supuesto enparejamiento con Yukiatsu lo cuestiono mucho ya que de niños no se les vio hacercamiento el mas minimo, tal ves ello son el reflejo de la sociedad actual moderna japonesa ya que las relaciones no las dictamina el amor a primera vista o romanticismo clasico si no que dictamos esas desiciones con repecto a nuestro ambiente de trabajo o actividades donde elegimos la pareja despues de convivir laboralmente despues de tanto tiempo y concuerdan en interese comunes y casuales o tiene un proyecto de via similar dejando caer las cosas naturalmente, claro este tipo de cosas pueden ser desechas por las metas peronales ya que si uno decide irse a trabajar en cosas distintas y distantes en su proyecto personal ambos buscaran una pareja dentro de su nuevo ambiente….

    Popo creo que es el unico libre de pecado en esta historia y el que tiene mas ganas de ayudar y denota algo en Menma que es el cuestionarse ella misma por que no puede aparecer ante los que si desean verla y al recoerdar que gente la amo… parece que ellamisma no sabe la respuesta… la teoria de por que solo la ve Jinta sera por que menma le tiene mas confiansa ya que el era el Lider del grupo que podia cumplir cualquier odjetivo que se proponia la liga de heroes…. Popo parece que dio en el clavo con refencia al nirvana… ya que el “deseo” seria la meta… tal ves el titulo de la serie nos ayude un poco: el nombre de cierta flor… algo tan sencillo y no complicado desato toda una recion en cadena que trata trata de solucionar pesares del pasado, presente y futuro

    23 mayo 2011 en 14:18

  4. Konopikyu

    Estaba pensando que quiza Menma no sera el simbolo de el niño interno que todos llevamos dentro, porque en un desarrollo adecuado uno no mata a su niño interno o lo encierra, sencillamente lo deja corretear libremente por las memorias. Sin embargo la vida no es perfecta, socialmente hablando nos obligan a madurar cada vez mas rapido y por lo tanto duramos menos tiempo siendo niños. No sera una metafora a la niñez perdida? Y es que como bien dices Menma no crecio, sus pensamientos estan intactos desde aquel dia y no busca el romance (no busca crecer) tan solo recuperar lo que perdio, lo cual no es su vida, sino lo que sus amigos sepultaron en aquel amargo recuerdo, inocencia, confianza, esperanza, amistad y comprension.

    23 mayo 2011 en 15:15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s