Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Amagami SS 26: Miya Final Turn

Ore no Imouto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai

Amagami fue el anime de romance más popular del año pasado, en especial, por popularizar la estructura de “una chica por arco” donde se centraba la acción del protagonista sobre cada chica del elenco por cuatro episodios concluyendo o no en pareja. Cada arco prácticamente constituía su propio mundo, donde se modificaban las relaciones entre los personajes, así como la personalidad de su protagonista, que variaba de tonos, desde un conquistador bastante hábil con sus discursos épicos hasta un chiquillo torpe e inepto. Sin embargo, debía dedicarse un episodio especial a la chica que tuvo la relación más extensa con Junichi, su coqueta imouto Miya, cuya simpatía y carisma rivalizaba con varias de las chicas del elenco estelar, aunque tal vez, para decepción de algunos, este capítulo especial no se trata de una última ruta romántica, sino de un día de stalker curiosa.

Al contrario del resto de series harem, Amagami tuvo la simple pero eficaz idea de hacer que cada chica tuviera una oportunidad para obtener su good end. De esta manera, los fans de cada chica podrían disfrutarlas en todo su esplendor, pues debemos recordar que el anime no está concebido solamente para conseguir nuevos fans, sino también para agradar a la fanaticada de las visual novels. Tal vez para algunos espectadores, esto no tenga tanto sentido cuando se tiene un protagonista tan voluble como en esta serie, pero también en otros harem donde el lead es un debilucho. Una de las razones por la cual el género es popular reside en mostrar que incluso un individuo sin muchas cualidades puede conseguir grandes conquistas a base de buen corazón, de forma que el espectador puede visualizarse e identificarse. Esto debe funcionar mejor con el público nipón, no tanto occidental, donde el romance es tratado de otra manera, por ejemplo, pedir una cita no implica directamente un noviazgo como ocurre con frecuencia en el anime. En el caso de Junichi, a simple vista es muy ordinario, en particular a los ojos de su hermana, que está acostumbrada a verlo como un vago sin habilidades sobresalientes. Sin embargo, estando en un ambiente familiar, es común que un muchacho no se comporte igual a como haría en el colegio, mucho menos si está en búsqueda de pareja y, sobre todo, en este punto donde la fase de conquista requiere el mayor esfuerzo y donde se trata de remarcar los puntos positivos. La convivencia posterior hará que las fallas de las personas se adapte a las relaciones y quizá podrá mantenerse estable. Se aplica mejor en romances con drama ligero como Amagami, sin embargo, este episodio es dedicado a Miya en una fase cómica en mayor parte del episodio y concluye con un toque tierno. La intención de este episodio extra es sastifacer la adoración hacia las imouto, tanto por sus expresiones kawaii (Nii-nii en el caso de Miya) como por su preocupación de hermana menor por su hermano. Además, la imouto no llega a los extremos del estereotipo, no es inocente ni tsundere, ni siquiera es término medio: la diferencia de edad con Junichi tampoco es tan grande, es muy centrada y sociable. Si la ocasión exige que ayude a su hermano, lo hace, pero en caso que no, no se entromete y continua con sus propios asuntos que giraban alrededor de sus amistades, Sae y Ai.

Por otro lado, estas diferencias no evitan que observemos algunos rasgos compatibles con las conquistas, como la búsqueda de la madre del gato en una noche fria, con nevada, cuando casi todos los arcos concluían en una condición similar por desarrollarse en fechas navideñas, asi como un discurso sentimental por parte de Junichi que demuestra cuánto le importa su hermana y, por último un hecho de contacto físico que se podría considerar erógeno, es decir, la mordida en el cuello en tono cómico pero compatible a las escenas fetichistas de los arcos correspondientes a las heroínas, como el beso detrás de las rodillas, en el ombligo, entre otros. Cabe preguntarnos si estos detalles se dirigen a crear un ambiente favorable a la insunuación del incesto. Habría que considerar la casualidad de que durante la emisión de su segunda mitad, coincidió en la temporada de otoño con la morbosa Yosuga no Sora. Las bases de un sentimiento similar estuvieron presentes con mayor intensidad en el arco de Haruka donde se Miya se mostraba celosa, dato que desapareció posteriormente. Desde luego, dependiendo del multiverso que Amagami creó, esto podía ser una posibilidad real y, en otras, inconcebible, pero lo que me lleva a afirmar que se trata solo de un sentimiento fraternal en el episodio de Miya es la presencia de la última chica que aparece inesperadamente al final de la serie, Risa, indicando que estamos en su “universo” donde Junichi socializaba con una amplia gama de chicas siendo Risa la que barrió con sus competidoras sin que Junichi se diera cuenta. Aunque no resulta un personaje odioso, egoísta tal vez, pero perdonable porque su actitud la redime al final y abriga sentimientos sinceros hacia el protagonista, genera curiosidad algunos detalles como que sea amiga de Miya y que la imouto no se diera cuenta de la indirecta cuando Risa le sugiere llamarla Nee-nee, un claro signo de que deseaba convertirse en su hermana por unión con Junichi.

La propia Miya es bastante popular, pues un muchacho se le confiesa de repente, pero me rehúso a creer que la juventud japonesa es tan torpe para saltarse las etapas de las citas. Muy aparte, este encuentro sirvió para que Miya notara que las personas no quieren estar solas para siempre, salvando excepciones, claro, y que su hermano, a pesar de todos sus defectos, sigue siendo una buena persona, que conociéndolo mejor resulta alguien muy amable y servicial. La escena de camino a casa fue excelente porque simplificaba lo que las demás chicas vieron en Junichi durante el periodo de acercamiento: un muchacho bastante adorable (excepto cuando discute torpemente con su hermana sobre sus posibilidades boys-love o cuando comparte revistas con su amigo). Ahora solo falta comprobar si esta estructura de arcos románticos independientes tendrá influencia sobre futuras obras y se volverá un modelo habitual. Aunque los resultados varían, me parece más agradable que las chicas tengan su propia ruta victoriosa que incluya un epílogo alentador, antes que verlas peleando por el mismo tiempo. Al menos, visualmente no resulta sobrecargado.

3 comentarios

  1. >Todas reciben sus good end

    Delicious Rihokofags tears.

    8 mayo 2011 en 20:38

  2. Mira, no he visto ni la serie, ni este episodio, pero me parece muy objetiva tu reseña, sobre todo al mostrar a la imouto (por lo leído) tal y como es, solo una imouto. Me parece curioso que una serie de romances incluya un episodio para mostrar a la que menos posibilidades tiene de iniciar un “romance” con el protagonista, aunque me corrijo después de leer el argumento de Yosuga no Sora. Ya que al parecer Amagami no va por la misma línea, suena interesante mostrar ese afecto e interes “fraternal” de una hermana menor por su hermano. Aquí en Latinoamérica quizás no todos los hermanos nos llevemos bien con nuestras imoutos, pero cuando sí es así, en realidad puedes sentir que planteamientos como el propuesto en este episodio no son tan raros, incluyendo eso del juego de morderle el cuello. Y eso de los celos tampoco es tan descabellado, ya que una buena hermana de veras estaría preocupada por el destino de su hermano si este anduviera por ahí con alguien que no es de su completo agrado. Si se trata de cariño sin una pizca de malicia, las hermanas pueden ser las mejores amigas. Ah, extraño a mi hermana…

    8 mayo 2011 en 20:59

  3. Batou

    Me gusto este caìtulo y toda la serie muy buen reseña

    9 mayo 2011 en 13:46

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s