Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Nichijou 4: Dominación total

Apáticamente sexy

Nuestra ingeniosa y desopilante meganekko, mente maestra de las bromas, burlas, jugarretas, engaños, inocentadas y tomaduras de pelo, señora del sarcasmo y las farsas, cabalga sin competencia rumbo al título de mejor personaje cómico de primavera. Quizá se entendería de maravillas con otro cuatroojos como Keima Katsuragi que también disfruta de subyugar con su sagacidad a sujetos menos dotados de cualidades intelectivas, por evitar llamarlos estúpidos, en buena onda, desde luego. Nadie podría calificarla de payasa porque su propósito no es divertir a otros, sino ejercitar su picardía riéndose de la ingenuidad de Yuuko. Mejor sería identificarla como una mujer de múltiples recursos y habilidades imprevisibles, entre ellas, su osadía para ponerle los pelos de punta a una amiga durante un examen. Solo le faltaba un toque de sensualidad para convertirse en la mujer perfecta. Hablan las imágenes: quiero una novia indiferente y con gafas.

KyoAni intenta apelar con su casting de seiyuu a la misma fórmula que rindiera frutos en K-ON!: actrices de voz con escaso recorrido en papeles protagónicos o casi debutantes, evitando a toda costa los grandes nombres. Yuuko es interpretada por Mariko Honda, cuyo rol más importante hasta ahora había sido la engreída presidenta Kurimu Sakurano en Seitokai no Ichizon. De la misma serie proviene la seiyuu de Mai, Mizusu Togashi, novata absoluta salvo su interpretación de Minatsu Shiina: ahora afronta un personaje nada tomboyesco, sino discreto en apariencia y carnavalesco en su comportamiento. La actriz encargada de Nano, Shizuka Furuya, acaba de dar el gran salto gracias a la robot con corazón maternal. Sin embargo, los motivos para prescindir de “celebridades” son distintos: en K-ON! se proyectaba el objetivo de crear desde cero una especie de grupo musical ficticio. En Nichijou, supongo, la intención sería prevenir toda clase de simpatía que no fuese inmanente a los personajes, es decir, que ningún fetichismo o fanboyismo por determinada actriz se interponga entre el espectador y la cotidianeidad que desea transmitir. El fenómeno de transferencia de simpatía entre seiyuu famosa y personaje es innegable y muchas veces dañino porque los fans suelen reflejar sobre determinado personaje a toda la trayectoria previa de la actriz. Para un slice-of-life es pesado porque el propósito transita por construir sea en normalidad o anormalidad una sensación de rutina o transcurso común y corriente del tiempo. En otras palabras, que aquellos personajes parezcan nuestros vecinos o que deseemos tener vecinos tan divertidos. Los elementos de ruptura en Nichijou son trascendentales para generar la impresión de una anarquía como norma dentro del colegio, pero un desorden rutinario, como si fuera común lo inusual y nadie se escandalizara porque Misato no solo lleve a clases equipos de armamento militar tan complicados y descomunales, sino cómo rayos logra cargarlos con naturalidad si no parece nada corpulenta. Cuando la profesora titubeante intenta amonestarla parece sorprenderse porque alguien introduzca al colegio armas de fuego, pero manifiesta menos sorpresa por una evidente rareza física (le preocupa más la moral de la escuela). Pero toda esa secuencia está plagada de desviaciones a lo ordinario, desde una profesora sin capacidad de controlar ninguna situación (Sasahara manejó siempre el hilo de la conversación y termina convirtiendo el intento de regaño en un agradecimiento a su cortesía) hasta un supuesto punk que realmente sufre de un estrafalario problema capilar: lo terrible para la maestra es que, aunque todos esos actos podrían calificarse como indisciplina, no existe malicia de parte de los alumnos. Ellos simplemente actúan de acuerdo a sus propias reglas en un territorio donde -salvo por los horarios de clase y exámenes- nadie parece respetar el reglamento escolar. Digo “parece” porque nadie cree estar actuando contra el espíritu de las leyes ni violando ningún código, sino todo lo contrario, Misato usa sus rocket-launcher para obligar a Sasahara a portarse bien, mientras que Koujirou no necesita preguntarse si acaso actúa mal porque se alucina un noble. Probablemente solo acató la sugerencia de la profesora porque mencionó que “no eran buenos modales”, un lenguaje (el charm) que Sasahara comparte. Más curioso resulta que, interpretando todos las normas a su antojo, consiguiesen convivir.

La escena de Nano y Hakase en el supermercado podría suscitar comentarios similares. En principio, porque nadie dentro del establecimiento se preocupa del acontecimiento más extra-ordinario (resaltando este último detalle: que trasciende lo común y corriente), es decir, la presencia no de un androide (porque esa sería una suposición posterior a la toma de conciencia del fenómeno), sino de una persona con una llave de cuerda gigantesca en la espalda. Nano-chan está diseñada con tanta meticulosidad y suma atención al detalle que, cual escultura de Pigmalión, puede confundir a cualquier observador que la considere humana. Por tanto, si acaso la viéramos en nuestro supermercado del barrio o nuestra versión hispanoamericana de convenience store, lo primero que deduciríamos es que alguna excéntrica está haciendo cierta clase de absurdo cosplay.  Y aunque muchos reaccionarían de forma de moderada, seguro en silencio -porque ¿qué derecho tenemos de criticar?-, cuando surge una imagen fuera de lo común, todos voltean a verla con sorpresa. Nano había manifestado ese temor en episodios anteriores (en especial, cuando le sugiere a la Profesora que retire la llave), pero -para satisfacción de quienes disfrutamos del absurdo en su máxima expresión- este comprensible desasosiego era, según parece, injustificado, porque incluso si sus vecinos supieran que Nano es una robot, tampoco manifestarían demasiado asombro. Estas escenas esclarecen el funcionamiento del humor en Nichijou, si acaso alguien todavía se pregunta por los mecanismos de la comedia randomística: el foco de atención usual (en nuestra Realidad) es desplazado por otro que consideraríamos secundario generando un efecto de ridículo. En suma, una inversión del mundo entre extremos: un gato que habla razona acerca de su papel como el hermano mayor en casa hasta que sus instintos gatunos lo traicionan. En cualquier escenario normal, la jerarquía sería la inversa: el científico por encima de la inteligencia artificial y este por encima del animal irracional. En Nichijou, lo carnavalesco genera una curiosa inversión: el gato parece más listo y sensato que Nano, quien recién aprende a interactuar con el mundo y desea volverse más humana, mientras que la robot, además de cuidar y alimentar, también cría a Hakase. Este orden transtornado no evita, sin embargo, que por ciertos instantes, aflore el auténtico. Sakamoto siempre será un gato y Nano se reconoce creación de la Profesora.

Hasta que arribamos al pináculo de gloria humorística de Mai. Existen meganekko deadpan que abandonan su habitual pasividad y, sin perder su flemático ritmo, dominan la escena con fórmulas no convencionales de comedia, es decir, una clase de atractivas ratonas de biblioteca que desafían los límites de su propia extravagancia para estremecer de estupefacción a los personajes y el público. Puede objetarse su caracter arquetípico, y tendrían razón, pero Mai añade un upgrade colosal: gracias a su sagacidad, ejerce un dominio absoluto sobre Yuuko, a quien maneja psicológicamente a su antojo aprovechándose de su ingenuidad, simpleza y escasez de neuronas. La dinámica es sencilla: chica cándida y atolondrada versus chica astuta y aguda. La segunda enreda a la primera con sus triquiñuelas hasta el borde de la desesperación cómica jugando con sus emociones. Puede hacerse de manera burda o mediante una batería de tomaduras de pelo bastante originales y encadenadas en un orgasmo de locura. La escena del examen es un clímax de situaciones alucinantes donde Mai pone a prueba su propia sangre fría para reírse a costa de Yuuko… y lo mejor de todo: sin siquiera sonreír. Por instantes, creí que presenciábamos alguna clase de sueño alucinado de Yuuko y pronto despertaría babeando sobre la hoja. Se junta la inteligencia y atrevimiento de Mai y la incapacidad de Yuuko por prestarle atención al examen como todos sus compañeros (esto nunca hubiese ocurrido con Mio, que cuando es requerida por su amiga, ni siquiera voltea y solo atina a prestarle el borrador). Mai corría el riesgo de ser atrapada, pero me niego a creer que dispusiera sus fichas al azar: ella planeó meticulosamente cada paso, incluso el sueño de la profesora y los movimientos de su compañera. Just according to keikaku. El truco de la peluca lo demuestra. Sin embargo, cuando creíamos que después de forzarla a confesar sus culpas, derrotarla veintitrés veces en vencidas y perturbarla durante un examen era suficiente demostración de supremacía, Mai, sin siquiera despeinarse, revolcó a Yuuko en sus redes para demostrarle quién manda en Nichijou: la arrastró como un estropajo entre la negación, la seducción, el rechazo, el falso guiño yuri y el desprecio por sus estúpidos chistes que nuestra genki girl no soportó semejante sobrecarga mental. No posee demasiados matices, pero la meganekko es suficiente buena actriz para engatusar a una idiota bonachona haciéndola caer en sus engaños burlescos con un sucesivo bombardeo de embustes sin soltar su omnipresente libro. Mai ha dejado de parecerme extraña, ahora es una total caja de sorpresas de donde puede surgir cualquier talento o excentricidad con una congruencia milagrosa, incluso cuando, dentro de su parsimonia, transmuta su moe-ness en sex-appeal.

8 comentarios

  1. Aaaarghh! lo siento muchísimo, decidí no ver esta serie hasta que termine, y luego verla toditita de principio a fin “sin cortes comerciales” en una super maratón de Nichijou. Pero me muero de ganas por verlaaa!!!! Nnnnnoooooooouuuuuuuu!
    Y por cierto, extraordinario screencap para la portada de este artículo

    1 mayo 2011 en 19:35

    • Solo Erio Touwa está impidiendo que me enamore de Mai. Los fanáticos de Saimoe ya deben estar armando sus quinielas.

      2 mayo 2011 en 02:12

      • Hmm, una Erio Touwa indiferente y con gafas? (fuuusión!)
        Ya tengo ganas de que llegue “mi primer” Saimoe. A ver si agarro la mecánica…

        2 mayo 2011 en 17:52

  2. lnn

    Será la influencia de Madoka, pero últimamente una mina no me impresiona si no dispone de potencia de fuego. Aunque en este cap la hayan interrumpido, Misato no me decepcionó y volvió a mostrar su arsenal.
    Sasahara parece Walpurgis, parece que nada de lo que le tiren le afecta.

    2 mayo 2011 en 11:49

  3. mijogo

    Creaste una duda existencial , Erio o Mai , dificil eleccion, creo que Mai es el personaje revelacion por sobre Erio, quizas Erio tenga un gran tratamiento argumental y sea linda pero la versatilidad de Mai no tiene limites, que sea capaz de transformar en comedia cada acto , cada expresion , es sublime, grande Mai, aun recuerdo cuando esta en el estante y realiza la escena de la pintura de la capilla sixtina, no me canso de Mai.

    2 mayo 2011 en 18:06

    • Nnnnnooooooooooooooooooooouuuuuuuuuuuuuuu!!!!
      Los spoilers me matan!!!!!!!!
      Quiero ver Nichijou!!!!!!!!

      2 mayo 2011 en 20:11

  4. davidvfx

    En esta serie y algo que pasaba por alto pero que “no me cadraba” en adsoluto…. y es en relacion a la AMISTA.

    DEsde la ova ya enendia que esta serie tendria un exageracion y distorcion de la realidad que no se ve comunmente en los SliceLife, lo que me sigo sin entender es la funcion de las nisñas dentro del circulo amistoso… tenemos a Yūko Aioi la ginke girl que pareciera hiba ser la que proporcionaria las llaves del caos y sugeteraia a bromas pesadas a sus amigas comolo es Tomo Takino en AzumangaDaioh ó Konata Izumi en LuckyStar, pero Yūko Aioi no funje realmente como la persona que representa el caos dentro de la serie en estos ultimos episodio realmente funje como la razon o cordura dentro de los personajes y es ella misma la que esta sujeta al caos y problemas de que Mio Naganohara y Mai Minakami (especialmente ella) ocasionan y hasta es victima de actitudes que la pobre Yuko no alcanza entender en compartamiento de ellas (nesesario ver ep 5 para entender este comentario)…. hasta episodio no se si Mai realmente quiere divertise con su amiga tratando de ser de convivir con Yuko o gusta de un mal intencionado sentido del humor gastandole bromas que estan muy cerca de ser pesadas (o ya lo son), pero se ve Yuko la amista vale mas que cualquier broma super salidad soportando y acetando con una sonrisa (o en llanto) por que nunca termina enojandose, caso contrario a Mio que reaciona ante cualquier cosa amenasadora con una misma respuesta, solo tengo alguna duda si Mai tiene algun resentimiento sobre Yuko ya que me es raro que solo a Yuko sea su victima prefrerida y nunca haga algo parecido a Mio… sospecho cierta actitud S en ella por que no es considencia que desde el ep 2 (hasta el 5) tenga esta tendencia hacia Yuko .

    Mencion especia al Periquito… Dios tambien le gusta tortuar a Yuko.

    con las chicas del labotario m e doy cuenta que sakamoto sera un caso perdido como padre adotivo ya que sera victima de su naturalesa gatuna. Nano por lo que veo es alguien que aprende rapido sobre la sociedad y en este episodio tubouna nueva leccion sobre “las compras impulsivas no traen nada bueno” ó “si no lo nesecitas no lo compres”

    Gran revelacion del chico Punketo, no es asi por que quiera Kamizama lo hiso asi (WTF!), y sere mal pensado pero la escena de su madre alarmandose al verlo “jugar” con su cabella la sensacion que me dio fue a una metafora de cuando los adolecentes son “cachados” haciendo algo no moralemnte acetado; por eso el susto de su madre y el espanto del joven moikano.

    3 mayo 2011 en 13:40

  5. - Test Type -

    El resultado de la dinámica entre Yuuko y Mai puede ser definido con el siguiente término: OWNED!

    15 mayo 2011 en 23:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s