Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ao no Exorcist 2: Mi verdadero padre

¡Que en paz descanses!

Nacido como demonio, criado como humano. A pesar de que había declarado que los términos demonio y humano no eran exactamente excluyentes, por la diversidad de personas en el mundo, en este episodio hay que tomarlos como identidades separadas para comprender los sentimientos de Rin en las circunstancias que atraviesa. La palabra demonio se emplea exclusivamente para referirse a la maldad. Rin fue un niño problemático, demonizado por terceros, pero humanizado por su padre que lo protegió sabiendo que su comportamiento no se debía a la crueldad innata. Lo apoyó y amó sin prejuicios teniendo la esperanza de que escaparía a su destino y defendió a su hijo hasta sus últimas fuerzas, acciones que motivarán al protagonista para que demuestre que puede crear su propio futuro.

Por ahora puedo afirmar que el contenido adaptado del manga fue bastante mejorado, dando una mayor caracterización a los personajes principales, así como elaborando con más detalle el primer combate. Tal es el caso del primer demonio contra quien el protagonista demostró una variedad mayor de sus poderes y los demás sacerdotes tuvieron su momento de gloria peleando una batalla más física y enérgica. Siendo un shounen, debe  mostrar “el poder de Dios” en forma de acción para transmitir la emoción a su público que deseará contemplar más actos que palabras, aunque podrían combinar ambas formas para crear un ambiente épico. Además, cuenta la gracia de ver a estos individuos que transmiten una imagen de monotonía y tranquilidad, de repente empezar a intercambiar puñetazos, escupir fuego y usar armas balísticas, ya que es una visión atractiva por la combinación de elementos tan diferentes. Sucede lo mismo en Toaru Majutsu no Index, donde, en vez de caballeros con armaduras, Touma enfrenta a un ejercito de monjas porque resulta más exótico y curioso, e incluso gracioso; sin embargo, en Ao no Exorcist, como el combate se realizó en una iglesia, destacaron simbolismos como el fuego que purifica y los hongos que significan podredumbre para diferenciar a ambos lados en contienda. Respecto de la caracterización, debemos recordar cómo un protagonista de shounen debe, a lo largo de su trayectoria, tener una faceta imponente e intimidante cuando necesita pelear en serio, pero también, para los momentos de ocio o humor, debe ser cómico, torpe, incluso payaso, porque la sensación final debe ser juvenil, una etapa donde ambos extremos pueden mezclarse con más frecuencia.

Mientras la intención de Satán al tener un heredero seríaa que este pudiera viajar entre los dos mundos sin las desventajas de apoderarse de un cuerpo, el asunto más importante que envuelve su participación sería su paternidad sobre Rin. Sin embargo dejando de lado el aspecto puramente biológico, es fácil descartarlo de esa posición, no por verlo como un individuo maligno según la tradición cristiana, sino porque es el villano de la serie. Como muchos recuerdan, los demonios fueron humanizados en diversas obras, mostrando afecto hacia sus herederos, aunque sea en un plano mayormente cómico como en Beelzebub, en la serie Reaper o en la película Little Nicky (aunque aquí, hay una diferencia: la madre del protagonista era un ángel). En Ao no Exorcist, Rin le serviría a Satán como una pieza apenas para lograr sus objetivos, tanto que su revelación como padre lo hizo en forma burlesca y despreciativa. Es cuando Fujimoto demuestra por qué es el verdadero padre de Rin, ignorando los prejuicios sobre él, porque tuvo una historia a su lado y lo amó como era, deseando su bienestar hasta el final y sacrificándose al tener su cuerpo poseído. Sus sentimientos de padre fueron el combustible para vencer a Satán en esta ocasión.

Rin acabó, no despidiéndose de su padre, sino teniendo un descargo emocional, injusto si sucede contra la persona que más lo apreció. Pero remarco que no fue una actitud por maldad, sino un acto impulsivo de todo joven, tanto que la bofetada de Shiro lo despertó de su ira. Al fin, no hubo disculpas dejando un gusto amargo porque sus últimas palabras se hubieran escuchado en una discusión. Esto se sumará al deseo de venganza como principal motivo para proponerse eliminar a Satán. No serán las causas más puras pero no buscamos a un héroe ejemplar, sino uno más humano y menos idealista. La ironía no solo está en el caso de Rin, del hijo de Satán desea matar al Demonio, sino también en el extravagante exorcista Pheles Mephisto, que solo por su nombre ya es sospechoso: es alguien que, a grandes rasgos, parece estar del lado del héroe -digamos- aunque de una forma aparentemente más antiheroica, ya que muestra malicia y se mantuvo sonriendo en el velorio de su supuesto amigo. Frente a él, Rin rechaza sus opciones, que, simplicándolas, serían matar o morir para demandar convertirse en uno de ellos. Motivo de risas, pero resulta alguien que podrá ser una gran ayuda en sus luchas por lo que vale la pena arriesgarse a convertir a Rin en un exorcista, dando la oportunidad a nuestro protagonista para exponer si es acaso un demonio-humano o un humano-demonio, que aunque a primera vista parezcan iguales, guardan significados distintos. Por ahora, me reservo la explicación.

Una respuesta

  1. Konopikyu

    La serie toma un buen camino, y sera cosa mia pero… la direccion no recuerda un poco a la de Full Metal Alchemist???

    A mi lo que me gusta es que utilizan los elementos del cristianismo pero sin crear una atmosfera de critica o de ofensa, mas bien pasa un plano casi mitilogico, claro en oriente la cosas cambia, pero igual me alegra poder verla desde su mundo de fantasia sin sentirme incomoda por los elementos que utiliza (creo en Dios pero no en la religion).

    Que por cierto, el mundo de Dios, angeles o el bien se ha eliminado dejando solo dos, lo que me hace verla desde un punto mas humanista pues parece ser que el bien recide en el mundo de los humanos en sus acciones y sentimientos, casi como si el bien en si fuera algo tan poco comun y raro que no tiene lo suficiente para llenar una dimension, eso es un poco triste.

    Esta para mi sera la mejor serie de la temparada, pues es la que reune la mayor cantidad de publico con una muy buena forma de contar la historia en medio de una excelente animacion y personajes carismaticos facilmente identificables. Claro a mi me encanta AnoHana pero concuerdo en que abarca menos publico.

    3 mayo 2011 en 04:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s