Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ao no Exorcist 1: Mi hijo demoníaco

Mi "Padre" fue genial

El diablo es uno de los villanos más utilizados por la ficción. Desde un contratista elegante y sostificado hasta un monstruo violento y cruel, como profesa la tradición católica. Pero se torna interesante cuando de alguna forma los demonios se mezclan con la raza humana y tienen descendencia, dando como fruto un individuo que mediante su heroísmo trate de contradecir su posible naturaleza destructiva y, de manera desapercibida, demuestre que es más humano de lo que algunos piensen, aunque al final la historia enseña que humanos no son tan diferentes a los engendros que tanto temen. Blue Exorcist (como también es llamado) trata el tema del hijo de Satán, que alejándose de la imagen del monstruo diabólico, será el que más lucha contra ellos.

Aunque la extensa Beelzebub también se basa en el mismo tema, hay que distinguirlo porque lo usa de manera más caricaturizada. Su genero principal es la comedia. En cambio, Blue Exorcist tratará de su forma shounen, narrará una trayectoria de heroísmo o tal vez de anti-heroísmo. Para comprobarlo, debemos fijarnos en nuestro protagonista: Rin Okamura será el muchacho rebelde, impulsivo que como resultado de su impulsividad, termina siendo irresponsable con sus deberes aunque no tenga intenciones viles. Sin embargo, su personalidad lo lleva a meterse en peleas y tener una relación tormentosa con su Padre. Podemos perdonarlo porque es amable, le importan los demas y puede incluso bromear de su condición. Obviamente, estas cualidades parecen poco frente a su responsable y centrado hermano gemelo, Yukio, que tiene un gran futuro comparado a Rin, aunque sea fácil de notar que en la capilla donde vivió sea el más querido porque ser exactamente tan llamativo, sentimental y ambiguo. Curioso, pero las cualidades pueden encajar con la de un antihéroe que sigue sus normas, buscando la solución que más le conviene, no la mejor solución como haría un héroe. En esta temporada tenemos una serie como Tiger & Bunny donde Kotesu se comporta como un héroe algo a la antigua para quien proteger a los demas es lo más importante, no tanto el espectáculo televisivo que se les monta. Aunque resulte un personaje torpe, es buen ejemplo de lo que es un héroe casi ideal, mientras que Rin, pese a no tener intenciones egoístas, es empujado por sus actos impulsivos hasta la línea del antihéroe. Su ascendencia demoníaca debe influir en su personalidad, pero su lado humano es lo que lleva a tratar de mejorar y salir adelante.

El padre de Rin, Shiro, aún sabiendo del futuro de su hijo, se esforzó para que, en sus propias palabras, Rin se convirtiera en un adulto independiente, teniendo la esperanza de que no llegara el día en que descubriera su identidad. A pesar de ello, al final se tratara de un pensamiento demasiado optimista. Sin embargo, nunca despreció a Rin y su actitud cómica de religioso pervertido y cool con él era una de las formas para establecer una conexión, cosa que Satán no podría. Cuando veo una obra en que se menciona que “monstruos” con forma humana no son humano, pienso si acaso alguien no puede ser ambas cosas, tanto en el sentido positivo o negativo de la palabra. Sabemos que llamamos monstruos a personas que han hecho actos abominables, tanto que los individuos bondadosos de la ficción llamados monstruos no deberían ser nombrados de esa manera. Es el caso de Rin: a pesar de que, para diferenciarlo de un humano ordinario o incluso excepcional, se mencionó que en verdad se trataba de un demonio, semántica e interpretativamente, estos conceptos se pueden aplicar a individuos ordinarios en las ocasiones donde sea funcional.

Por otra parte, Ao no Exorcist hará de los exorcismos una forma nueva de shounen: peleas más físicas y discursos que tienden más a la parte moral de las personas, no basándose tanto en las oraciones y rezos católicos. Incluso podrá verse que otros exorcisas serán mucho más extravagantes y jóvenes que los de las películas, aunque podrán compartir el hecho de que están acompañados con una música de acción al estilo bíblico. Hablando ahora de una parte mas relacionada al manga, A-1 Pictures apuesta por una serie de 24 episodios, lo que es tiempo suficiente para desarrollar personajes y un clímax adecuado ya que, siendo un shounen de ritmo lento, la desventaja al parecer es que el manga es corto en episodios (25 capítulos hasta le fecha aunque sean capítulos voluminosos). Esto me inclina a pensar que tendremos un camino original, distinto al manga en algún punto. Por ultimo una curiosidad: algunos habrán sentido que oyendo las conversaciones entre Rin y Shirou, escuchaban a Accelerator y Kirara de Toaru Majutsu no Index, pues se tratan de los mismos seiyuu.

Una respuesta

  1. es muy buenisima en verdad porque blue exorcist me enseño ser fuerte en verdad n.n y me alegro por eso n.n yo amo a los chicos y shiro igual porque el fue un gran padre de yukio y rin pero cuando satan lo tomo del cuerpo el dio la vida a su hijo para que el hijo de satan no se lo llevara asi que shiro fue un buen papa para los dos enserio.

    31 mayo 2014 en 01:22

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s