Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Nichijou 1: Selamat pagi

Slice-of-life épico

Nunca antes comerse el último pulpo de salchicha fue tan épico que cualquier shounen de acción o deportes queda corto ante la espectacularidad de un escurridizo trozo de wiener a pocas milésimas de propasar la regla de los tres segundos. Esta primera entrega de Nichijou bastó para acaramelar los ojos del amante del slice-of-life como género y reafirmar la fama de rey Midas adaptador que rodea a KyoAni. Quizá el referente más cercano para esta explosión randomística de humor escolar sea Azumanga Daioh!, sin embargo, este reciente estreno le imprime un salto cualitativo muy particular: la mezcla entre lo ordinario y lo extrordinario para crear la sensación de una cotidianeidad excepcional. En esta paradoja se encuentra el fundamento de la comedia: la vida común y corriente se encuentra de golpe con lo extraordinario y, en lugar de repelerse o crear un conflicto, dan lugar al delicioso absurdo.

Comenzaremos, como resulta obvio y casi obligatorio, por aquella escena que acaba de cosecharle a Nichijou su primer homerun de popularidad: la angustiosa gesta de Yuuko para capturar a la elusiva pieza de hot-dog. Mérito artístico para la combinación de recursos simples y sobredramatización aplicada a la comedia, lo interesante de este segmento es que apenas requiere traducción porque todo se concentra en la gestualidad y las exageraciones conceptuales que plantea. Ya habíamos escuchado sobre la “regla de los tres segundos” en Lucky*Star (luego Misao la descartaría cuando cayó al suelo su famoso meatball), pero Yuuko lleva esta legendaria norma de vida a niveles insospechados de disparate con una fórmula infalible: tomarse en serio hasta las últimas consecuencias un asunto nimio o estúpido. La genialidad radica en la conjunción de normalidad, ridiculez y random: mientras las muecas de Mio representan el sentido común de cualquier persona que encontraría asqueroso comerse un pedazo de carne que atravesó la cabellera de un punk pelopintado, los arrebatos de Yuuko añaden el sobredimensionamiento que transforma la lucha contra la gravedad en un asunto de vida o muerte, y el guante de Mai, salido de la nada y cuya función e intenciones ulteriores son dudosas (¿pensaba atrapar la salchicha?), debido a su inexplicable aparición y el perturbador peligro que parece implicar para Yuuko, sirve como condimento randomístico, el sinsentido que termina de rematar una situación demasiado común que gracias al comportamiento de los personajes se torna excepcional y heroica. Muchos compartimos la exclamación de epic win cuando Yuuko engulló el wiener, como si después de tantos segundos de angustia todo hubiese retornado a la calma y ciertamente las cosas nunca salieron de su cauce. El guante de catcher de Mai es un elemento sintomático que podría describir la atmósfera de Nichijou, su mundo pintoresco, extraño (jamás esas palabras me sonaron tan precisas): un chico que llega al colegio montado en una cabra, una chica que porta armas y las dispara campantemente sin matar a sus víctimas, estatuas de Buda como regalos de cumpleaños, una científica loca de ocho años, una androide con una enorme llave en la espalda, escolares con peinados estrambóticos. Pareciera que la estrategia de Nichijou consistiera en recoger las instancias de la vida común, ejecutadas por personajes excéntricos de manera singular, siempre bajo la exageración como norma.

Aunque gracias a su anómala indiferencia la meganekko Mai se ganó mi inmediata simpatía, Sasahara-senpai es también un caso de extravagancia folklórica, en especial, esas ínfulas falsas de aristócrata. El tipo ha construido en su mente su propia ficción de nobleza, pero la pone en escena de forma esperpéntica, pues aunque pretende actuar según las reglas de elegancia de un noble de casta, todos sus signos de hidalguía son risibles y opuestos a toda imagen de “hijo heredero” de rancia alcurnia. Comenzando porque es apenas un hijo de granjeros, un pobre petrimetre rural. Siguiendo porque su heredad ganadera son las cabras, una especie de ganado menor. Y finalmente, porque intenta humanizar a su caprino corcel poniéndole nombre. Sería un desperdicio compararlo con don Quijote porque Sasahara no tiene ideales caballerescos ni noblesse obligé, es simplemente un petulante de pueblo, además, tampoco está loco, solo tiene un ego desbocado como muchos aristócratas del anime, salvo que Koujirou es un wannabe que suple sus carencias con sus pobrezas transformándose en una especie de rey Momo sin súbditos. La única dispuesta a arrodillársele sería Mio, porque siendo el único personaje medianamente sensato, está -que sigan las paradojas- enceguecida por un romance ni correspondido ni declarado. Su alucinación con velo de novia esperando que Sasahara pasase a recogerla en un medio de un idílico camino montañés se arruina cuando el Koujirou de sus sueños dice algo tan incoherente como Happy New Year! provocando que Mio sucumba a un nosebleed potente como un surtidor. A diferencia de la tomboyesca, acelerada y sencilla Yuuko, Mio, con sus encantadoras coletas celestes cumple el papel de chica linda e inocente ni tonta ni demasiado inteligente, pero como ningún personaje está libre de defectos y las girly girls por excelencia deben ser enamoradizas e ilusas hasta la idiotez, para equilibrar la balanza de su sentido común, Mio es doblemente boba tratándose de amor. Las pavonerías de Sasahara también permiten introducir a Misato Tachibana quien no duda en fulminarlo con una pistola. Antes habíamos visto como las armas aparecen en manos de adolescentes de preparatoria sin conflictuar ni escandalizar a nadie tanto en el opening como en una corta secuencia entre Mai y su perro. A muchos podría resultarles chocante que Nichijou maneje a la broma este tema, pero las reacciones extremas son una característica de la serie: profesores y alumnos que encienden su cosmoenergía o sufren arrebatos de chi, explosiones que provocan lluvias de objetos, gritos y sobresaltos. Las armas serían otra forma de liberar ese potencial de energía dispuesta para la exageración. Podría prestarse a la polémica pero dentro del marco absurdo e ilógico de Nichijou, es totalmente coherente, pues la rareza es norma y la normalidad una excepción. Un mundo al revés, un carnaval donde las armas no matan (contrario a su funcionamiento normal).

Mio es la encarnación del moeblob, aunque para aclarar los términos, no empleo esta palabra en sentido peyorativo, sino descriptivo. Es menos infantil que Yuuko, pero más dulce y crédula. Sin embargo, me animaría a predecir que Nano, la robot, la supera en moe-ness pero no tuvo suficiente airtime esta ocasión para demostrar su enternecedor potencial. En nuestra reseña del episodio cero, sugerí que la historia de Nano era el máximo punto de extrañeza que caracteriza a la serie, combinado con el mayor grado de cotidianeidad. Una robot adolescente que, alerta de complejo Pinocchio, tiene sentimientos, voluntad, capacidad de aprendizaje, y desea parecerse más a los seres humanos porque no quiere ser vista como un bicho raro, debe lidiar con su propia naturaleza extraordinaria, es decir, contra su mismo aspecto pues carga en la espalda una enorme llave de cuerda. Vive en compañía de Hakase, la científica niña prodigio que la inventó y suele darle motivos descabellados para explicar cómo la construyó. Como advertíamos, asistimos a una conjunción de rarezas que comparten un mismo espacio dentro de una lógica igual de excepcional pero en situaciones comunes de la vida diaria como sentarse a tomar un vaso de leche. Como el resplandeciente chi de Yuuko en la escena del wiener, se subvierten los tópicos de otro género, la ciencia-ficción, para neutralizarlos con la incoherencia. Nano es el segundo mejor motivo para quedarse prendado de Nichijou y si acierto en mis pronósticos, su popularidad trepará como la espuma gracias a la interacción con la lolitesca profesora Hakase. Su bondad a pesar de la torpeza configuran a la perfecta protagonista de slice-of-life. Desde luego, en el apartado de animación no caben reproches e incluso KyoAni vuelve a acertar con un espectacular opening.

7 comentarios

  1. Benjammmin

    Yay! ya esta disponible el episodio #2!!!! Esta cosa es de locos!

    10 abril 2011 en 17:53

  2. Xyedoensis

    Ya vi los 3 episodios, y me ha gustado mucho, tiene la mezcla perfecta entre un muy buen humor surrealista y cotidianidad, y ademas no tiene sin sentidos tipo Pani Poni Dash!, sino que se mantiene dentro de su propia lógica.

    11 abril 2011 en 00:02

  3. Juan Mario

    Cute girls doing cute things, pero esta vez con un toque surrealista, muy interesante realmente.

    11 abril 2011 en 09:33

    • Benjammmin

      No taaan “cute” como las de A-channel… pero si harto surrealista (como el corto donde aparece la muerte, jajaja)

      11 abril 2011 en 11:03

  4. davidvfx

    No cabe ninguna que la serie fue una gran sorpresa, ya que despues del simpatico OVA que fue regalado en su ultimo tomo recopilatorio, y ya entiendo porque lo dieron como regalo, lo mejor ya lo tenian apartado para la trasmicion televisiva.

    Y otra vez en tus analisis rebasas mi persecíon detras del guíon.

    Pero no comentastes nada sobre las ínquietudes y el complejo que demostro Nano al tener pensamientos como “me gustaria ser mas humana”, “soy un robot sin ninguna funcion especial”, ”no creas que soy un robot por esta llave en mi espalda”, “¿solo para eso es la llave? ¿No hay nada mas que haga?”, ”quiteme esa llave por favor”; entre otras muestra; creo que talvez estamos ante un personaje mas complejo de lo que parece.

    Nano muestra una contradicion existensial para ella mísma quíere ocultar desesperamente que esuu robot, a un para los gatos; y quiere que todo vestiguio fisico de su cuerpo lo mas rapido posible por uno de los complejos mas comunes de la juventud: el Miedo al Rechazo social. ¡Pero! Igual ella desea ser Especial ya que lamenta ser un Robot sin ninguna cualidad especial, mostrando otro deseo del ser humano: poder distingirnos como unicos y el reconocimiento de los demas por esa misma destincion, como lo seria cantar, ser atleticos, ser artista, ser la mas bonita, ó el mas listo. Lo que hace caer en una nueva contradicion ya que en su forma de ser y pensar es la mas humana de todos los personajes, ya que los demas personajes estan muy locos.

    Como es de suponer nano no tíene mucho tiempo de haber “nacidó” , si tomamos la edad de la pequeña profesora, ya que denota falta de comopresion en actitudes y constumbres algo informales. Como por ejemplo: engañar a un niño con el truco del postre y la medicina y de pasada intrepetarlo mal en la practica. Que nos dice esto al Nacer la profesora le introdujo conocimientos amplios para una persona de edad mayor y como conducirse en la sociedad, pero sacado ”del libro” o de una fuente de datos donde diga como es nuestro mundo y sociedad formalmente, por eso Nano entiende de a primeras acciones como buenas costumbres y modales, valor nutricinales de los alimentos, cuidados a los niños y su atencion medica…. Pero la vemos como una AirHeat cuando se le enseña algo que este fuera de los datos formales de nuestra sociedad, como el ejemplo de la medicina y el postre.

    Nano a un que no la aparenta esta en el proceso de aprendisaje de la vidad en los axpecto mas informales y emocionales que esten ausente en la enciclopedia britanica que le dio la profesora… Ya no dire nada de mis sospecha de que la niña genio la creo para remplazar el elemento maternal que carece ese ambiente por alguna razon que no an dicho.

    11 abril 2011 en 12:11

  5. Benjammmin

    Sinceramente, cuando Nano dijo “quitame esa llave por favor”, mas que darme risa, me dio muchisima pena, en serio. Claro que con lo del dedo USB, volvi a revolcarme de la risa

    11 abril 2011 en 19:47

  6. - Test Type -

    La sensación de extrañeza ante una serie de características similares debe ser inevitable aún para alguien nacido y criado bajo la influencia de la cultura japonesa… O al menos hasta no ver Dr. Slump.

    28 abril 2011 en 03:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s