Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Hourou Musuko 9: Prueba de Fuego

Una pequeña gran mudanza en el ambiente

Episodio muy movido por la variedad de eventos importantes e intrigantes, ya sea en detalles pequeños como el descaro de Yoshino por pedirle permiso a Anna para salir con Nitori, y la sopresa de Dori que finalmente le dará la chispa definitiva para que Nitori tome el paso más importante hasta ahora respecto de cómo enfrentar los prejuicios. Se podrá objetar que no era el momento adecuado pero entonces ¿cuál sería? Además de tener una recompensa tan grande como disfrutar de sus días de juventud siendo tal y como realmente es, fue un gran acto de valor, sabía dónde se estaba metiendo y los problemas que le traería y aún así lo hizo. Bastante sorprendente para un jovencito debilucho.

Antes que todo, tenemos a Yoshino pidiendo permiso a Anna para salir con su novio: cosa sorprendente, pues rompe los esquemas de una relación oficial como la de Anna y Nitori, donde solo ellos tendrían estos privilegios exclusivos porque para eso se hacen novios. Una tercera persona solo jugaría el rol de amante para uno de los involucrados. Sin embargo, Anna es una chica moderna que separa muy bien lo que es amistad y romance, lo que es seguro o no. Tiene una alta autoestima, así que no siente celos: del mismo modo, tiene confianza en que ninguno de los dos vaya a hacer algo indebido, cosa que, aunque ocurriera, podría no afectarle tanto porque -como dijimos anteriormente- la relación que ambos tienen es superficial, comparado a lo que esperaríamos realmente de noviazgos entre personas de esa edad, oficial y concreta. No realizan tantas demostraciones de afecto como sí notamos con Yoshino y Nitori: esto es un detalle importante porque tanto la práctica que Nitori realizó con Mako (donde se ve haciendo bella pareja con Yoshino), así como su tropiezo sobre el pecho de Yoshino, delatan una tensión emocional muy fuerte comparada con la relación de Nitori con Anna, aunque esta ha venido enfriandose en el curso de los demás eventos. Uno de los más importantes en este episodio fue que, por fin, Yoshino decidiera vestir el uniforme masculino, hecho tan simple que no debería causar ningún problema excepto que esto posee un significado profundo para ella: sus deseos concretos de convertirse al género opuesto. Esta transformación es opuesta a la arquetípica figura de la tomboy, que lo hace por gustos y preferencias, pero sin sentirse aprisionados en sus cuerpos. Sucede distinto en el caso de las personas con disforia de género, quienes se sienten aprisionados en un cuerpo que no concuerda con su mente. Aunque existan muchas variables culturales y médicas, Hourou Musuko nos presenta un caso más típico alejado por ahora de cuestiones biológicas, como el caso que nos presento Level E en sus episodios 8-9, que seguro requieren una documentación casi enciclopédica. Pero al final Yoshino se esconde en las sombras de Chi cuando es cuestionada por venir con ese uniforme, puesto que Chi es una rebelde sin saberlo y vistió ese atuendo con gran naturalidad. Chi es afectiva como pocas así como expresiva y emocionante: de ella se puede esperar todo, al contrario de Yoshino que mantuvo una muy postura muy gris. Por ahora se contentará con tener a Chi como excusa pero en algún momento dirá que lo hace por plena voluntad sin ser la copia de otros, como dejó aparentar esta vez: de todos modos, la moda femenina no considera rara a una chica vestida de esta manera. Tal vez una combinación tan apática, pero más por su falta de brillo: una mujer con pantalones no es visto como raro, incluso es visto como erótico en diversas ocasiones, pero en otras culturas esto sería un caso fatal por tener pensamientos más primitivos.

Luego tenemos a Dori que, sin saber, fue un arrocero en la cita de los protagonistas, aunque debíamos jalarle la oreja a Nitori por no buscar un momento para salir con él, rompiendo un momento agradable que Yoshino esperaba tener. Al final, recibió una sorpresa al saber que Yuki es una transexual. Su actitud algo prejuiciosa puede perdonarse por esta ocasión, ya que es comprensible en un niñato, aunque se equivoca al llamar a Yuki como hombre. No lo es más porque cumplió los términos que incluso la ley establece para convertirse en una mujer oficialmente: estas condiciones podrán cambiar a medida que la tecnología médica se vuelva más eficaz, al punto que algún día cambiar de género será habitual como tener un automóvil, quizá en cuerpos biónicos pero no nos extendamos demasiado: además, Yuki es totalmente preciosa y es muy adorable saber que tiene un marido que la conoce y la acompaña desde secundaria. Hubiera sido lindo que profundizaran su historia. Por fortuna, sabe lidiar con chicos como Dori que, de repente, descubren más sobre ella: fácilmente después eliminó sus pocos prejuicios para poder ver a Nitori como chica, al concluir que algunos hombres pueden verse tan bonitos, tanto que en varias ocasiones la belleza de un trap debe llamarse bishoujo por su grado de delicadeza estética.

Curiosamente la escena en la habitación tuvo una gran tensión erótica: estaban solos, recámara cerrada, el sol iluminaba el lugar. Sumemos el toque de Dori a la peluca de Nitori. Era una escena fabricada para el espectador, porque los presentes parecían alejados (Nitori no se sonrojó como se esperaría). El comentario final de Dori fue la chispa para despertar sus deseos adormecidos: ahí estaba alguien que parecía apoyarle sin ser del circulo íntimo de amigos que tenía, la oportunidad de vivir sus días de estudiante feliz, siendo una chica (hasta realizar mayores procedimientos) parecía mas abierta que nunca. Claro que Yoshino buscó un puerto seguro y residía en Chi, que puede hablar de manera centrada cuando está dispuesta, aunque resultó un poco decepcionante que no dijera algo más de los problemas y los prejuicios que enfrentaría, sin dar un claro gesto de apoyo, pero estaba sobre una escala más importante. Para Nitori, al contrario de la parte femenina, el ámbito de Moda no está tan elaborado como para poder refugiarse, además de tener más exigencias como corresponden a un chico, aún cuando nuestro protagonista no desee más ser un varón. No es algo que logre imponerse ahora, especialmente por una personalidad tan imponente y ruda como la de Chiba. Se puede decir que no era hora de que Nitori fuera al colegio vestido como desea, pero entonces ¿cuál sería el mejor momento? Es algo muy personal, principalmente cuando consideramos el premio de vivir su juventud plenamente. Si no lo hiciera, podría arrepentirse por haber perdido ese precioso tiempo que podía haber pasado con sus amigos. Sufrirá la hostilidad de mucha gente, pero es algo que casi toda persona “distinta a lo habitual” experimentará, por cuestiones físicas y de sexualidad, pero habrá también gente que no querrán huir y enfrentarán a la sociedad como son, porque del mismo modo que el mundo es frio y cruel, puede mostrarse también cálido y amable, y Nitori estaba dispuesto a pelear por ello. En otros mangas, como Prunus Girl, para citar otro relato sobre crossdressing, la protagonista, Aikawa Kizuna (la menciono en femenino porque es habitual en este género) desde el comienzo revela a su clase que es un chico, lo que no afecta su convivencia porque es una persona muy carismática que aplasta cualquier prejuicio con que intenten oponérsele. Lastimosamente, Nitori no posee esas cualidades y acaba recibiendo un golpe fuerte que conoceremos el próximo episodio porque esta vez solo se quedó en el resumen de Mako al viento.

2 comentarios

  1. lnn

    Saori le arregla el cuello de la camisa a Yoshino, como en la famosa escena del moño en Maria-sama ga Miteru

    23 marzo 2011 en 10:09

  2. Tomoya

    Tal vez se habrá dejado llevar por lo que le dijeron, pero enorme fue la valentía de Nitorin en esta situación.
    Takastsuki y Nitori intentan tener una evolución de su gusto en paralelo. La 1era lo logra, sin embargo las consecuencias para Nitorin son de ser llevado a la enfermería según el final del capítulo. Nos deja la interrogante de por qué a ella se le permitió y a él no… tal vez una respuesta algo fácil de responder, pero que mezclaría y pondría sobra la mesa conceptos conservadores y liberales frente a frente.

    Gran episodio y buena reseña!

    28 marzo 2011 en 00:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s