Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Otome Youkai Zakuro 12-13 (FINAL): ¡Es maravilloso hacer nuevos seres queridos!

Por el poder de Grayskull...

Presenciamos un final de serie con muchos giros inesperados, habilidades reveladas y confesiones de amor, aunque Agemaki no logró del todo su objetivo de salvar a Zakuro; sin embargo, fue mejor la función del trabajo en equipo, lo que ofrece una mayor imagen de unión, de reconciliaciones, de enemigos volviéndose compañeros, aunque también de tragedias que sirven para crear nuevos caminos para sus vidas, mientras los protagonistas eligen entre sincerar sus emociones o reservárselos para ellos mismos.

La separación momentánea de Agemaki del grupo significaba que, aunque tuvieran el mismo objetivo, su batalla debería ser la mas importante y personal, por su conexión con Zakuro, mientras el resto del grupo lograba esquivar lo que sería una lucha trágica, donde los zorros blancos pedían que fueran muertos, ya que siendo manipulados, no tenían cómo oponerse al poder que los controlaba. No obstante, fueron torpes los maestros invocadores al estar al alcance del personal de Asuntos Espirituales, que al final lució correctamente sus habilidades de combate. Incluso Ganryu que era el más débil del ranking demostró que podía sostener una pelea, claro, siempre que no envolviera monstruos gigantes. Las luchas estuvieron muy bien animadas, tanto en los confrontamientos con espadas o las ramas mágicas que poseen las chicas: este tipo de combates sin grandes despliegues de luz y energía se han vuelto escasos, solo series como Koihime Musuo las rescatan, pues el público joven en promedio parece divertirse más con propuestas más energéticas o vistosas, no es en vano que hasta comedias como Tantei Opera Milky Holmes tuvo un final muy al estilo Dragon Ball Z. Hanadate realmente tenía una insastifaccion que provenía de su infancia (vivir alejado de su madre y creer que Tsukuhane prefería estar con su amante), rencor que fue envuelto por una apariencia fría, pero capaz de esconderse como un bufón frente a sus enemigos. Sin embargo, sus sentimientos contradictorios persisten hasta que es forzado a enfrentarlos. Mientras Byakuroku entendía por qué sus -hace poco- enemigos estaban dispuestos a ayudarla, su hermana corría en la línea de la locura por querer mostrar ser mejor que su gemela y por un control homoerótico que ejercía Bangui sobre ella, que estaba movida por el odio de haber sido rechazada y menospreciada por Hanadate. La ironía para Dandai es que la viuda negra devora a su pareja. La muerte de Dandai fue la única entre personajes algo relevantes que presentó la serie, era uno de los varios  sucesos que indicaban un final no exactamente cerrado, pero sino conclusivo y dejando un mínimo de cabos sueltos. Agemaki aunque no salvó del todo a Zakuro cumplió la importante función de despertarla con su confesión, ya que la youkai era la más fuerte que además podía liberar mayores poderes que mismo todo el equipo junto no podía conseguir. Además, la fuerza de Rangui no había aumentado tanto para que Zakuro sola no pudiera exterminarla.

La única razón que motivaba a Byakuroku a continuar viviendo y actuando era su hermana. Ahora, sin su hermana, la libertad no significa mucho. Ser vasalla de un tranquilizado Hanadate es lo único que podía justificar su existencia. La desintegración del ministerio de Asuntos Espirituales, aunque no resultó permanente, era una buena forma para obligar a los personajes a confesarse. Siendo del mero romance formal entre Riken y Susukihotaru, una confesión supondría que no volverán a verse y un adiós permanente, por lo que los sentimientos no revelados se convertirían en una excusa para reencontrarse. La de Ganryu y las gemelas fue más infantil, pues ocurre en un ambiente más relajado y sin lágrimas. Y la de Zakuro y Agemaki inició cómicamente dando la impresión de que no habría confesión, pero acabaron oficializando sus sentimientos con un beso. No obstante, Zakuro debió pensar que no se verían más, por lo que no tendría que reconocer de nuevo sus afectos y podía incluso superarlos, pero ahora que debe confrontarlo diariamente, incluso sus palabras tratan de sobrevolar los hechos “menos importantes”. Si no fuera por los niños, hubieran pasado al recuerdo sin mayores problemas. Y con la convivencia pacífica entre youkai y humanos, Otome Youkai Zakuro culmina este otoño 2010 con calificación positiva. Fue un shoujo competente gracias a su hermoso tratamiento gráfico y sus personajes entrañables. Merece dársele una oportunidad para verlo con detenimiento porque será una sabrosa experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s