Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Otome Youkai Zakuro 10-11: Agemaki pagará su deuda

Encontré mi amor en un árbol, literalmente

El pasado de Zakuro era la mayor incógnita que la serie reservaba, fue revelado en estos episodios mostrando que su madre, Tsukuhane, estaba atrapada en una cultura arcaica donde una valiosa doncella debe tener hijos de un poderoso jefe de una aldea. Los conflictos culturales, por los que siempre destacó la serie, se potencian aquí al mostrar el pensamiento sexista que afectó a Tsukuhane, demostrando quién es el verdadero villano que actuó bajo alfombras todo el tiempo: el teniente Hanadante que se releva con su verdadero nombre, Omodaka.

Lo que parecía un mero episodio de festival cultural, donde se muestra la convivencia pasiva entre youkai y humanos,  resultó en un secuestro que respondería amplias incógnitas. Antes era necesario que Agemaki creara un terreno para una posible confesión futura, aunque este intento terminara en fracaso. El rubio no pensó que  siendo Zakuro tan temperamental, no debía tomarle la mano como indicativo de que le diría algo importante, ya que para una tsundere esto es temible. Una mejor alternativa hubiera sido una confesión en una de las noches en que la chica se deleite viendo el cielo; sin embargo, es un detalle mísero ya que lo importante fue conocer el pasado de Zakuro. Todo mínimo detalle de la trama se dirigía hacia ella, mientras los demás personajes tuvieron un desarrollo menor como figuras de apoyo, pero sobre Zakuro recaía los mayores conflictos. Omodaka neutralizó cualquier sospecha sobre él, principalmente por no actuar de manera rara, pero mostrando que tiene mucha presencia para controlar una aldea y la que hasta entonces parecía la villana principal, la Viuda Negra, fue inferiorizada y convertida en una subordinada. Incluso el aparente  control que tenía sobre Byakuroko fue anulado con una mera gentileza de Zakuro, aunque los encantos de Omodaka sean mayores por lo que cualquier simpatía que Zakuro consiguió fue reprimida ahora en pos de que Byakuroko acepte ser dama de honor en un matrimonio con tono incestuoso ya que Zakuro y Omodaka comparten la misma madre, aunque la serie en ningún momento mencione que son hermanos, tal vez para silenciar el incesto. Detalle estético es el uso de máscaras como objeto intimidatorio que permite que el agresor pueda enfrentar a su víctima sin exhibir su inseguridad y cualquier otra emoción que les resultara desfavorable para sus intenciones.

Lady Tsukuhane tuvo el infortunio de pertenecer a una clase que la obligaba a procrear, un sistema primitivo donde las mujeres solo existen para tener hijos. Mientras se encontraba entre las clases más bajas, alejadas de estas costumbres egocéntricas, mostraba de forma cómica su lado torpe y adorable, actuando sin dramatismos al caer del árbol que Enaga derribaba. Por un lado, Enaga, el verdadero amor de Tsukuhane se mostraba como un humano común sin poderes youkai, por lo que ahora es complicado encajar la explicación que Kushitmasu sobre las mujeres embarazadas, secuestradas para introducirles un espíritu: puede que la propia Tsukuhane sea una youkai de alguna clase pese a su aspecto llamativo, o la alternativa que no me gusta es que fuera una mentira de Kushitmasu. De todos modos, pese a que Tsukuhane realiza un acto deshonroso para su aldea, no era totalmente dispensable ya que por algún motivo Omodaka mantuvo a su madre en forma inerte: sería alguna señal de que le guarda afecto. Aún cuando se hubiera portado cruelmente con ella, mórbidas son sus intenciones de tener descendencia con su media-hermana con el objetivo de tener herederos fuertes, como si se tratara de un caso menor el jugar a Mengele. Ahora Agemaki debe actuar y dejar el ranking de los mas débiles del grupo: nunca mostró mucho para qué sirvió su entrenamiento militar, pero no tiene gran apoyo, está fuertemente determinado y es casi seguro que nos sorprenda con algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s