Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Feliz cumpleaños, Yui-senpai

Eternally Eighteen

Hada perezosa que flojea en su tiempo libre, compositora de Gohan wa Okazu y U&I, pollo loco del K-ONbu, dueña y señora de Gitah, subcampeona de Saimoe 2009 y semifinalista de Korea BestMoe 2010, rostro de portada de la serie más exitosa (odiada e idolatrada) de la década, habilidosa usuaria del Perfect Pitch e imágen icónica de este blog desde sus inicios, Yui Hirasawa celebra su cumpleaños ficticio este sábado 27 de noviembre y Serious Moe Business se unirá a los festejos con la correspendiente reverencia hacia su moestática patrona. Para armar nuestro santuario particular, nada mejor que un repaso multimedia que incluya reseñas de episodios notables, música, sketches y demás recuerdos de ambas temporadas de K-ON! mientras continuamos esperando la anunciada película.

En la ficción, se supone que Yui-senpai acabó la preparatoria a los dieciocho años (el último año escolar acaba después de diciembre, por tanto, debió haber cumplido la mayoría de edad antes de graduarse), una situación corriente entre los adolescentes de Japón. Cuando la serie inicia, contaba con quince recién cumplidos, aunque la primera reseña que le dedicáramos en Serious Moe Business transcurriera después del recibimiento a las nuevas estudiantes. Allí nació nuestra devoción hacia la distraída guitarrista, tanto que obviamos referirnos a Azu-nyan:

En el mundo musical, es frecuente que los mayores introduzcan a los jóvenes en sustancias de alta toxicidad

Lo siento: no hablaré de Azusa inyectándole un plus de moe-ness a la serie ni tampoco cubriré de elogios a Mio como acostumbran algunas páginas ganadas por el fanboyismo más acérrimo. No, gracias. Dedicaremos la reseña a Yui saboreando con verdadero éxtasis sus primeras semanas como senpai, una labor ardua, que exige guiar a las novatas por el camino de perfección (los relajos de la hora del té), enseñarles a respetar la autoridad (poniéndoles apodos), domando sus emociones y amansando su espíritu para inculcarles la prudencia

Disculpen que exagere, pero estamos refiriéndonos a la chica tímida, torpe y sin ritmo, “the carefree fairy who does nothing in her spare time”, “All your sweets are belong to me”, Yui Hirasawa… y la llamaron “senpai” provocándole un orgasmo de burbujas luminiscentes: algo extraño ocurre en el mundo. Y cuando la recién llegada kouhai se atreva a intentar revolucionar el status quo y llamar al orden a sus superiores, Yui-senpai estará presta a domesticarla con abrazos y recordarle cómo funcionan las cosas en Sakurakou. Es función primordial de una buena senpai asegurar la armonía del orden jerárquico imponiendo su disciplina a las jóvenes inexpertas que pretenden ensayar con sus instrumentos en lugar de participar en la ceremonia del té. Yui-senpai sabe cómo persuadir a las menores e introducirlas en su mundo de placeres culinarios y rock & roll. (K-ON! 9: Yui-senpai).

De este episodio procede esta escena que creó un monstruo:

Gracias... TOTALES

El gesto simbólico, la entrega de posta entre maestra y discípula, ocurrió cuando Sawa-chan le confía su guitarra a Yui-senpai, y cuando luego, le cede su lugar en el escenario para domeñar a las masas con su fabuloso discurso populista (“This auditorium is OUR Budokan”). Entiendo que Mio-chan estimule los automatismos de varios fanáticos, pero admitan con honestidad que, haciendo rugir de emoción al público y conmoviéndolo con halagos, ninguna supera a Yui-senpai convirtiendo sus pequeñas disquisiciones en torno a sus alegrías y tristezas en fogonazos memorables que, cual encantador de serpientes, hipnotizan a la audiencia. Su retórica es elemental y melodramática, pero más efectiva que cualquier soflama política: no tiene miedo al monstruo, llega tarde al concierto para robarse el show con apenas unas frases e imponer su propia versión de “Fuwa fuwa time” con verdadera personalidad. (Reseña del episodio 12)

Yui-senpai también estuvo presente en nuestro post 200:

La nueva temporada nos trajo de vuelta a la randomística guitarrista:

El breve cambio de look de Yui-senpai también se recibe con alborozo, pero el prólogo sigue pareciéndome la secuencia más lograda por su inusitada sutileza inicial, su resolución cómica y el detalle de la tostada con mermelada, un obvio guiño de fácil identificación que indica que muchas cosas cambiaron y Yui-senpai es ahora una devota amante de la música, pero, en el fondo, continúa siendo la ingenua y bonachona dojikko de pensamientos dispersos y randomística conducta. El solo de guitarra que, paulatinamente, va asumiendo el sonido de Watashi no koi wa hotchkiss culmina con visos de ambigua comicidad pues el arrebato rockero de Yui-senpai puede calificarse de genial o ridículo, o quizá ambos. (K-ON!! 1: Have you seen the little piggy…?)

En realidad, la sección ferretería, donde la dueña de Gitah se desplaza con ingenuo ensimismamiento, está teñido tradicionalmente de cierta “masculinidad”: el moe-ness, ejercido en su máxima expresión, su esencia, transgrede nuestra noción de ese espacio mediante el ridículo y la ligereza, resemantizando sus elementos (una herramienta se convierte en juguete). Esta cúspide la alcanza Yui-senpai apelando al principio básico del humor moe en K-ON!!: el gesto. Se trata de un concepto compuesto de posición, movimiento y acto, que tendría un ejemplo de antología cuando nuestra protagonista se alucina sheriff con el desentornillador. Dos capítulos con incursiones a home centers en menos de seis meses (véase Hidamari Sketch) nos permite observar las posibilidades de situar a personajes con una percepción alocada, alternativa o inclasificable en un escenario sobrecargado de estímulos. Me pregunto qué harían juntas Yui-senpai y Miyako de compras en ACE. (K-ON!! 2: Money (That’s what I want).

Por entonces, se había convertido en prospecto de waifu:

Y hasta le apareció una rival:

Para refrescar su memoria, enumeremos las características más resaltantes de cada contendora, ambas candidatas de peso para próximos certámenes moe. Entre sus rasgos comunes destaca la torpeza, la ingenuidad y la espontaneidad con cierto aire infantil. Son traviesas y exageradas, peso inspiran diferentes tipos de ternura como distintos son también los perfiles de las bandas que encabezan como vocalistas principales y frontwomen. HTT está orientada hacia temas románticos y enternecedores, típicos de una soñadora mentalidad adolescente, pero no faltos de armonía y pegajosos ritmos. GirlDeMo tiene una vocación más hard y menos pop, de mayor proyección rítmica que melódica y aunque sus letras se sirvan de tópicos generales de desencuentro juvenil, en cuanto a calidad lírica (independiente del tema), el debate continúa abierto.

Durante nuestra segunda etapa, le dedicamos un banner:

Concederle “vida” (o “creer vivos”) a los objetos inanimados es usual en relatos de ficción y constituye el núcleo del juego entre los niños (e.g. muñecas, peluches, action figures), de donde se comprende su vinculación con Yui-senpai y su perpetuo razonamiento infantil, imaginativo, disperso y honesto. No significa que la dueña de Gitah sea incapaz de pensar como adulta, sino que mantiene encendidas la curiosidad y vivacidad de una estudiante de primaria, sin temor al ridículo que suele florecer en la adolescencia. Yui-senpai construye una identidad para su guitarra e incluso contagia a Mio-tan y Azu-nyan con chispazos de animismo: existe una larga brecha entre lamentar una magulladura en un objeto valioso y acariciarlo llamándolo por su nombre. Sin embargo, ni siquiera sus enemigos pueden dudar ahora del amor desmesurado de Yui-senpai por la música, que incluso sus recuerdos más atesorados giran alrededor de Gitah (semoc niar eht fI: 6 !!NO-K).

…a determinada edad, la sociedad nos fuerza a madurar sometiéndonos al rigor de sus reglamentos imponiéndonos la necesidad de trazarnos metas y descubrir nuestra vocación. La mayoría parece decidirse de inmediato, pero algunas personas avanzan según su propio ritmo, despacio, no porque sean incapaces de alcanzar su objetivo (muchos incluso llegan más lejos), sino porque los mecanismos que implanta el sistema, supuestamente imparciales, son incompatibles con sus personalidades y talentos. Yui-senpai siempre perteneció a este grupo pero (trazando paralelos con la tortuga de la famosa fábula de Esopo) continuó andando sin rendirse… Es cierto que Yui-senpai ha desarrollado una devoción hacia la guitarra, no exenta de talento y sincera en su abnegación, aquellas características que distinguen la auténtica vocación de cualquier trabajo cogido al azar. Como ninguna liebre, la tortuga Yui-chan ha hallado sin darse cuenta una pasión, pero todavía le faltan muchas millas por recorrer antes de lanzarse al ruedo con tamaña confianza. (K-ON!! 8: Tomorrow never knows).

…parecen haberse definido con mayor claridad las posiciones de Yui-senpai y Azu-nyan en su intrincada relación. Ambas perspectivas fueron descritas en este episodio: la senpai tomando la iniciativa y ejerciendo el cortejo con insistencia, vale decir, arrinconando a su presa; mientras la kouhai opone una falsa y tsunderesca resistencia pues, en secreto, no puede dejar de pensar (y preocuparse) por su perseverante senpai. Esta dinámica se arrastra desde la primera temporada: Yui-senpai es una adoradora confesa de las cosas lindas y Azu-nyan es la definición personificada del sustantivo “lindura”. Yui-senpai propone, Azu-nyan dispone, pero ninguna renuncia a participar del juego… YuiAzu (las guitarristas, vaya coincidencia) forman el binomio romántico por excelencia y basta este capítulo para demostrarlo. Yui-senpai no solamente le propone a Azu-nyan besarse delante del resto del Keionbu, sino que después, en evidente insinuación y aprovechando las connotaciones eróticas inherentes a “no quedarse dormido”, le guiña el ojo diciéndole: “Te mantendré despierta toda la noche, gatita”. (K-ON!! 19. Ayer Julieta denunciaba a Romeo…)

Budokan, siempre Budokan

Muchos compartirán la sorpresa de Azu-nyan, sin embargo, los últimos meses, merced al intenso regimen de lecturas, Yui-senpai adquirió un cuantioso bagaje letrado que expandió a través de aleatorias, fraccionarias y alocadas inmersiones al submundo más underground del arte de vanguardia, la patafísica, el surrealismo y sustancias adictivas (los pockies). Sus allegados advirtieron que frecuentó un círculo de teatro del absurdo, galerías, antros de metal (Sawa-chan es testigo) y performances de poesía. También se inició en política aunque se desinteresó de la Revolución porque exigía demasiado compromiso. Prefirió continuar sus exploraciones por el psicoanálisis y la escritura de Lewis Carroll. Cuando regresó al Keionbu después de ingresar a la Universidad, aunque su actitud despreocupada, típica de una airhead que fluctúa entre la vagancia y la hiperactividad, no manifestó ningún cambio, sus intereses creativos fueron tornándose más complejos, igualando a Mio-tan en su barroquismo lírico y dibujando ilustraciones incomprensibles que acompañaban los manuscritos de sus poemas. Esta producción corría el peligro de acabar chamuscándose en el incinerador de basura, pero la iniciativa de Ritsu-sama de desenterrarla del fondo de su carpeta salvó para la posteridad unos documentos de valor primordial para desentrañar el sentido de canciones abstrusas compuestas durante este corto período, como “Gohan wa Okazu”, cuyo alcance ideológico merece esclarecerse. (K-ON!! 23: The Pink Album).

Para acabar, un último pedido:

8 comentarios

  1. mijogo

    Yui fue la razon por la que K-ON! la vi completa, sus diferentes facetas me atrayeron a este radiante personaje, los miles de momentos agradables y de risa que dio , pago con creces el tiempo que le di , gracias Yui por existir.

    28 noviembre 2010 en 01:30

  2. Ya yo me preguntaba si habría post obligatorio hoy, me alegro de haber acertado!!! xD

    28 noviembre 2010 en 03:18

  3. awyn

    Me quito el sombrero ante ti, me a fascinado esta elegancia en la que has descrito a nuestra adorada guitarrista y vocalista de este keionbu que nos a hecho soñar muchas veces, con ser guitarristas únicos, que aun siendo torpes, hemos avanzado, o los que tienen una forma de ser parecida, o simplemente, aquellos que sentimos que esta figura animada nos levanta el animo y nos alegra con sus apariciones…

    Un gran recordartorio a esta chica, que no se olvidará nunca, muchos odiarán este anime, pero quién lo adora, sabe que este, es uno de estos animes que siempre te viene a la mente y jamás olvidas, es un anime en el que Yui-senpai está a la cabeza, y estamos orgullosos de ello. Gracias por hacer que este nuestro querido keionbu siga despierto, recordando cumpleaños y viejos momentos inolvidables…

    28 noviembre 2010 en 03:19

  4. awyn

    Y por último, como sugerencia y sincera petición personal, para el recuerdo de este gran anime, no estaría de más recordar el cumpleaños de las otras cuatro integrantes del grupo, para por lo menos, mantener viva esa llama llamada K-on cada cierto tiempo, nos llenaría bastante a muchos de nosotros, los que te leemos siempre…

    28 noviembre 2010 en 03:39

  5. Ningun Hater de K-on logra escribir ni la mitad de lo que logras escribir a su favor, larga vida y salud!

    28 noviembre 2010 en 05:09

    • Debo coincidir totalmente contigo xD

      29 noviembre 2010 en 03:14

  6. davidvfx

    FELIZ CUMPLE AÑOS YUI !!!!!!!!!!!!!!!!!

    29 noviembre 2010 en 19:03

  7. Sigue siendo genial leer todo esto a pesar del tiempo transcurrido…

    7 mayo 2013 en 01:16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s