Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Ore no Imouto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai 4-5: Siscalypse Now!

"Onii-chan no ecchi" (o algo similar)

El grave peligro de convivir a diario con una hermana menor hermosa y ligeramente inmersa en referentes de perversidad es acabar por convertirte sin remedio en siscon. Por desgracia, para Kyousuke, la vida comienza a parecerse demasiado al eroge perfecto para cualquier masoquista incestuoso, con hartas desventajas y exceso de “bad ends”. Entre ellos, deteriorar su antes descolorida pero estandarizada imagen pública para salvar a su imouto del descrédito social asumiendo, con desprendimiento varonil, el papel de mártir. Ahora, además de humillarse ante su padre, deberá ganarse el odio de Ayase quien, de admirarlo, pasó a detestarlo y considerarlo -injustamente- un asqueroso hentai, aunque quizá se vislumbre una esperanza…

Ayase será, sin dudas, el personaje más complicado de interpretar esta temporada, pues continúo dudando de la pertinencia de permitirle a Kirino reconciliarse con una amiga de mentalidad abstrusa, madurez superficial y una escala de valores y prioridades bastante confusa. Al comienzo, creí que jugaría otra clase de papel, por ejemplo, entrometerse en la relación de creciente wincest de Kirino y Kyousuke, atrayendo al “mentiroso onii-chan” al lado oscuro de la normalidad. Siendo sinceros, ¿cuántos muchachos de preparatoria morirían por tener una novia modelo, aunque fuera menor por tres años?… ¡para un otaku eso potenciaría el atractivo lolitesco echándole fuel al fetiche imouto! (por ello, aplicando el razonamiento erogamer, Kirino ordenó a Kyousuke mantenerse alejado de sus pubertas amigas, aunque interpretarlo como celos preventivos de hermana enamorada también es plausible). Luego de la falsa “confesión” del muchacho haciéndose pasar por un repugnante siscon obsesionado con los mangas eróticos por el deseo impropio hacia su hermanita menor, Ayase reacciona con asco, escandalizada y rebajando a nuestro héroe (porque esto es GARness, no Gundam) a corruptor de jovencitas y fuente de toda la Maldad (y no parece fingir su enojo), por tanto, me cuesta creer que todavía siente atracción por Kyousuke. Sin embargo, de inmediato, leemos el sms que envía donde se sugiere que habría descubierto la mentira y agradece al onii-chan su colaboración. La ambigüedad del mensaje permite quizá elucubrar que Kyousuke sirvió como válvula de escape para aliviar su conflicto respecto del hobby de Kirino. Sin embargo, este detalle no agota la complejidad de Ayase, un personaje que alcanza picos de simpatía y antipatía demasiado elevados. Aunque asegura preocuparse por el bienestar mental de su mejor amiga, un gesto de admirable buena voluntad, su obstinación por conocer la verdad alcanza extremos enfermizos, neuróticos, como si Kirino le hubiese autorizado controlar su vida. La premisa del argumento central de Ayase es moralmente válida: una amiga de verdad debe evitar que sus amigas “pudran su corazón y pierdan su humanidad”. Sin embargo, el desarrollo es improcedente porque el motivo que justificaría su irrupción de manera autoritaria en la vida ajena es incorrecto: los eroge no convierten a nadie en violador. El anime, manga, videojuegos y demás productos derivados tampoco representan un peligro inmediato. La mayoría de seres humanos está capacitado para distinguir realidad y ficción, y practica ese maravilloso switch llamado suspension of disbelief.

En concreto, cuando participamos de un juego de video que obliga al jugador a identificarse con un alter-ego, debemos aceptar transitoriamente como válidas las reglas que impone ese universo ficticio. Incluso llegamos a comprometer nuestros sentimientos y alcanzar cierto grado de euforia, pero solo quienes padecen de algún desbalance cognitivo (no necesariamente psicopático) confunden ese mundo autónomo con la realidad cotidiana. Esos instantes de suspensión forman parte del fuero privado de cada sujeto y no requieren justificarse ante el Estado ni la sociedad por gozarlos mientras su disfrute no comprometa la libertad de otros individuos. Existen eroge que jamás jugaría (entre ellos, los fronterizamente lolicon que tanto le fascinan a Kirino) y otros que califican como obras maestras, en particular, algunas visual novels con contenido erótico ocasional. Sin embargo, me subleva cuando el poder institucionalizado (los gobiernos) o las falsas conciencias de la mayoría, la “opinión pública”, el cuerpo social, etc. pretenden legislar sobre qué rayos ocurre al interior de mis calzoncillos. OreImo vuelve a atinarle con exactitud al quid del asunto: los medios de comunicación, como voceros del prejuicio, corren el riesgo de fundamentar opiniones sesgadas sobre materias que ignoran provocando, además de presión sobre los individuos (como la sufre Kirino que se aplica una injusta autocensura), una corriente de odio e intrusión abusiva sobre la vida privada. Todo ello converge sobre los ciudadanos como Ayase, pedestres y acríticos. La muchacha establece una equivalencia entre otaku y delincuente a partir de enfoques distorsionados que conducen a la discriminación. Cuando leemos en algún blog de noticias sobre anime que en determinado país se pretende legislar la censura de series televisivas, OVAs hentai, eroge o manga, como ocurrió en Australia, Inglaterra o algunas ciudades de Japón, solemos creer que nace del oportunismo de cierto sector político que busca acarrearse los votos del electorado más conservador, pero este detalle es apenas la punta del iceberg. Según OreImo, el problema yace en una cultura que parece convalidar la intrusión desvergonzada de la esfera pública sobre la privada y donde todos los individuos se erigen en censores del resto reprimiendo el libre ejercicio de su libertad (Ayase condiciona a Kirino a elegir entre ella y su hobby, so… what??, eso es chantaje emocional), renunciando al diálogo y la comprensión (Ayase no concede: pretende “curar” a su amiga). El verdadero cáncer contra las libertades, según OreImo, no son nuestros gobiernos, sino los mismos sujetos, nuestros vecinos y amigos, capaces de negarnos el habla si nuestro pasatiempo les disgusta.

Hubiese preferido dedicarle un párrafo extra al NatsuComi, pues meses aunque se trata con brevedad la temática del doujin, los círculos amateurs, las reglas, etc., como ocurre en la primera temporada de Nogizaka Haruka no Himitsu, se traza una utopía, menos idealista, pero estéticamente embellecedora del entorno otaku. Los aficionados al manga no serán gente “normal” bajo el estándar restrictivo que impera actualmente, sin embargo, reclaman mediante estas representaciones una consideración igualitaria. Lo resalto porque, mientras Ayase, autodenominada amiga íntima de Kirino y “quien la conoce mejor”, no solo es incapaz de aceptar sus preferencias, sino también de juzgar como válidos solo aquellos aspectos que ella considera positivos (es decir, construyendo de forma arbitraria una imagen de Kirino sin defectos e intentando imponérsela con engreimientos), es decir, mientras esa supuesta mejor amiga se decide a ignorar a la Kirino auténtica, sus recién conocidas Saori y Kuroneko la aceptan como persona aguantando sus aires de reina, sus desplantes y su tsunderismo amical, e incluso se esfuerzan para que consiga el videojuego exclusivo y hacerle pasar una tarde maravillosa sin importarles siquiera su identidad oficial (les basta con llamarla Kiririn). La serie formula un intencionado contraste entre la hipocresía de la identidad pública y la autenticidad, la espontenidad del sujeto liberado de absurdas obligaciones sociales. Para finalizar, respecto del subtexto incestuoso que aflora con mayor intensidad, Kyousuke ironiza sobre este deseo prohibido con cierto descaro, como si brotara de manera inconsciente. Las reacciones tsuntsun de Kirino responderían a esa misma necesidad de reprimir un impulso que canaliza mediante los eroge de hermanitas. Sin embargo, durante la última discusión, cuando la imouto knockea a su onii-chan con un puntapié a la entrepierna, le reprocha que actúe recién como un hermano mayor cuando “You’ve left me alone for so long”. Al parecer, en alguna época, quizá cuando Kyousuke entró en la pubertad, fueron distanciándose y Kirino resintió el haber perdido al cómplice de sus días de infancia. Esa sensación de abandono habría emergido con su rabia delatando cuánto extraña la intimidad con su hermano.

9 comentarios

  1. rin kagamine de vocaloid ?_? esto me recuerda una [ex] novi?? amiga y su hermanito y a otra amiga y su hermano xD jeje
    espero que salgan mas capitulos esta muy interesante

    4 noviembre 2010 en 16:10

  2. oooh!! porcierto ya esta el trailer del episodio 6

    4 noviembre 2010 en 16:23

  3. davidvfx

    muy interesante serie se me hace lo mejor de la temporada en drmas juveniles, no como sora que esta por los suelos con esos resets.

    por cierto recomiendo mucho leer el manga, si quieren solo hasta donde va el anime por que el manga maneja muchas cosas visualmente de forma distintas y algunas situaciones pueden ser mas intuitivas… aun que eso si son mas MOE como su titulo dice mi hermana pequeña no puede ser tan MOE

    4 noviembre 2010 en 22:25

  4. Spidey_87

    Hey serious, excelente post, como siempre. He tenido últimamente la impresión, y deseaba cuestionarte esto, ¿has hecho estudios o te ineteresa la psicología? Tu estilo de análisis y uso de formas discrusivas sólo me lleva a pensar en estudios en psicología, filosofía o algo por el estilo. En todo caso, felicidades por el blog, esta excelente.

    5 noviembre 2010 en 00:38

    • Hola, gracias por tus palabras. La satisfacción del lector nos anima a continuar reseñando.
      Respecto de mi profesión, te comento que soy crítico literario de carrera (estudié Literatura y actualmente curso un Máster). Sin embargo, hoy en día, el trabajo del crítico no se limita a interpretar textos escritos, sino también instancias audiovisuales, convirtiendo la ciencia literaria en una ciencia del discurso. Para basar sus análisis, el crítico debe formarse en teoría, por ello, durante sus estudios, es obligatorio conocer las distintas corrientes teóricas, muchas de ellas interdisciplinarias, y que conjugan filosofía, psicología, antropología, historia del arte, etc. Esto no significa que conozcamos por completo estas ramas del conocimiento, sino solo aquellos aspectos referidos a la estética y la cultura. Por ejemplo, la aplicación del psicoanálisis para comentar personajes o simbologías. Además, con el tiempo, el crítico encuentra su camino y decide dedicarse a un segmento literario en particular: alguna época, algún movimiento o escuela, o alguna temática (hay de todo: desde gente dedicada a la literatura medieval, el Siglo de Oro, el cine clásico, el cómic, la ópera, el neoclasicismo, la ciencia ficción, etc.)

      5 noviembre 2010 en 02:04

  5. Sertorio

    Siempre es un placer leer críticas tan completas.
    Yo sinceramente creo a Ayase, sencillamente ve algo que no le gusta, y decide buscarse un culpable ajeno, y el que pasaba por ahí, es nuestro abnegado héroe, que de bueno es tonto vaya. No quiere reconocer la “culpa” de su amiga, y acusa en diversas ocasiones al hermano como si esta tuviera algo que ver con todo eso.
    Kyousuke, demostrando tener más paciencia que Kyon-kun acepta ser el receptor de todo el desprecio, golpes, e insultos, que deberían ir dirigidos a su hermana, así como toda la rabia que su hermana debería dirigir contra cualquiera menos el.
    No se lo que seguirá aguantando, porque tras el ultimo capitulo se coloco en la frontera entre la abnegación heroica, y los “sin sangre”.
    En tanto a la manida escusa de Kirino, sobre si su hermano le había dejado sola, me temo que no pasara de ser un “casus belli” más rebuscado y ruin que el despacho de Ems, y que para nada justificara años de hacerle el vacío, y todo lo que le hace pasar desde que descubrió su “oscuro secreto”.
    Aceptar la legitimidad de las acciones de Kirino, a escala humana, es aceptar, a escala nacional o estatal la guerra y el aislacionismo entre estados, por el primer incidente diplomático, fronterizo, o comercial…
    En realidad es algo aun más enfermizo, porque las criaturas, a diferencia de los estados, pasan por edades y grados de madurez, y tienes que aceptar con normalidad que tu hermano tres años mayor se distancie de ti, como hecho natural, mientras que aceptar que un gobierno amigo permita que quemen los camiones (españoles) de fruta (española) en la frontera, es menos justificable.
    Cuidado con justificar a Kirino, porque esos nipones son maestros ala hora de presentar una escena dramática: música… un gran desarrollo artístico…y una acción puntual que apenas trascienden se convierte, gracias al arte que transforma lo prosaico en lo lírico, en el Juicio de Paris (me refiero a la manzana no a la capital de Francia)

    5 noviembre 2010 en 11:55

  6. mijogo

    Yo pensaba que todas las acciones temerarias que a tomado el protagonistas , habian sido dañinas para el y beneficiosas para su imouto , pero no es asi , como mostro este capitulo , lo de Ayase se arreglo rapidamente , pero lo del papa me llamo la atencion , despues de hacerle la pregunta para pedirle un consejo , durante la discusion con Ayase , el tiene un flashback , conversando con el papa diciendole que el habia investigado y mostrandole to eso, lo importante fue el acto , el padre se involucro mas con sus hijos y esta apareciendo la comunicacion , algo que no existia antes a mi parecer dentro de la familia , porque nadie sabia de los demas integrantes de esta.

    7 noviembre 2010 en 01:20

  7. kriina

    hola una re pregunta qe capitulo es donde el hermano de kirino la toca haci? es q creo q me saltie un capitulo porq no lo vi :S desde muchas gracias ! por cierto la magina esta muy buena >w<!

    2 marzo 2011 en 01:14

    • El episodio 4, que trata de la visita de las amigas de Kirino y del Natsucomi. En el quinto se desarrolla el incidente Ayase.

      2 marzo 2011 en 09:54

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s