Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

K-ON!! 19. Ayer Julieta denunciaba a Romeo…

Blablablablablá blablá: ya no sabe a pecado...

Cuentan los rumores que nuestro retorno sería incompleto sin bloggear esta serie fetiche del moe-ness. Sin embargo, nunca sospeché que acabaría comentando tamaña apología al yuri asolapado: desde homoerotismo teatral, pasando por conatos de besos robados y tentativas de sometimiento carnal, el festival escolar (parte 1) se convierte en contexto para la explosión del lesbianismo liminar. Esta es la historia secreta de K-ON!! episodio 19: Shakespeare-moe-kyun! (incluye mutilación de ganado, carne de mamut, pijamadas y una réplica de la Piedra Rosetta).

Durante mi ausencia, se estrenó el nuevo opening “Utauyo MIRACLE”, interpretado por Yui-senpai (Aki Toyosaki) que días atrás salió al mercado en versión full lenght. Lo considero superior a sus antecesores: no cuesta engancharse de inmediato con una canción que alcanza su clímax con esa superposición de coros después de un veloz increscendo. Su acelerado videoclip recupera lo mejor del espíritu Afterschool Teatime a pesar de carecer del esmerado detallismo técnico del video de “GO! GO! MANIAC”, aunque tratándose de un opening de K-ON!, queda garantizada una calidad de animación impecable, la única diferencia es el grado de pirotecnia visual. La virtud del nuevo clip estriba en su composición que entrelaza varios leit motifs: la presentación del grupo, el ensayo de una coreografía, una suerte de concierto improvisado en el aula con presencia de las célebres extras del salón 3-2, y diversos correteos del quinteto. Estas cuatro líneas se combinan de manera recurrente hasta el delicioso remate que consiste en abrazar a los cuatro personajes secundarios (Sawako-sensei, Ui-chan, Jun-chan y Nodoka). Canción e imágenes se conjugan (por ejemplo, utilizando la secuencia del concierto para la parte más intensa del coro) con un ensamblaje espectacular a pesar del veloz bombardeo de cuadros. Además, los pocos segundos de Ritsu-sama aporreando su batería exhiben una magnífica fluidez y precisión.

Las obras de teatro son otro tópico tradicional del anime estudiantil. Desde dramas románticos (la puesta en escena de Carmen en Strawberry Panic!), pasando por melodramas (CLANNAD, Hitohira), hasta comedias de absurdo (School Rumble), la estructura argumental se recicla ajustándose al perfil genérico de cada serie. Su atractivo radica en enfrentar a los protagonistas al encargo de transformarse, entiéndase, a asumir otra identidad, pues actuar consiste en “personificar”. Esta situación provee al espectador de cierto fan-service pues observa a sus personajes favoritos disfrazarse y comportarse de manera distinta a quienes son. El yuri convencional lo emplea también como mecanismo para introducir de contrabando el travestismo femenino, como ocurre aquí con Mio-tan, aunque ocurre lo inverso con Ritsu-sama, reivindicada en su calidad de sexy tomboy. Finalmente, las obras teatrales de escuela suelen acarrear cierto contenido metaficcional (como “relato dentro del relato”): en K-ON!! funciona a manera de ambiguo paralelo con la realidad (la ficción traduce o simula una situación real), pues, al parecer, todas las compañeras de Mio-tan y Ritsu-sama las imaginan como pareja, en sentido romántico. Antes de abordar algunos temas sin orden cronológico, una última precisión, que considero trascendental: esta chica Shizuka Kinoshita es demasiado linda (su mechón de costado solo intensifica el potencial moe), tanto que opaca a Himeko Tachibana, Eri Taki o Youko Sasaki (fangirl de Mio-tan). Según mi humilde criterio, ellas forman el cuarteto ideal que merecería estelarizar el ansiado spin-off de las “extras” de K-ON!! Ahora: me parece injusto que Himeko pasara de candidata para Romeo a pintora de decorados. Cuando menos el papel de Mercutio, ¿no?

Mugi-oujosama adapta el clásico shakespeareano a sabiendas de la fantasía homoerótica que sugiere entre las fangirls la popular dupla Mio-x-Ricchan y aunque sea despistada e inocente, la tecladista sabe reconocer a leguas una situación digna de yuri-googles, además de parecerle maravilloso “si ambas consienten”. Por tanto, si sumamos un elenco escogido por criterios yuricráticos y una libretista open-mind con tendencias sublimantes, es lógico sospechar del subtexto que acompaña esta versión de Romeo y Julieta. No recuerdo un capítulo de K-ON!! donde la sugestividad lésbica se empleara de manera tan abundante y desde distintas aristas. Para comenzar, se reitera el mecanismo del teatro como espacio metatextual de inversión. La obra donde “actúan” los personajes es un mundo al revés donde los caracteres sufren un giro de 180°, lo cual, en materia sexual, o mejor dicho, representación de género, supone alterar los polos de sujeto activo/sujeto pasivo, pues Ritsu-sama debe negarse a sí misma para interpretar a Julieta y Mio-tan necesita añadirle algo a su personalidad para convertirse en Romeo. La naturaleza carnavalesca de K-ON! favorece este trastocamiento, aprovechándolo como fuente de humor: cuando la obra teatral es tomada en serio (digamos, en una serie dramática), ocurre lo contrario, es decir, se refuerzan los polos. Otro aspecto a resaltar en el entramado metatextual es cómo la actuación, la ficción, colma las expectativas del público sobre la realidad. Mio-tan y Ritsu-sama son obligadas a participar de un juego de espejos donde se satisface una “fantasía” del espectador. Sin embargo, la artificialidad del momento es subvertida y ridiculizada cuando, momentos antes de su conmovedor abrazo, ambas estuvieron a punto de reírse de los nervios anulando (y negando) el contagio emocional entre teatro y vida.

Una característica notable de K-ON! como summa culminante de la estética moe es la insistencia de trasladar situaciones cotidianas y traducirlas a un código nutrido de tópicos narrativos y arquetipos usuales en las series school-life. El festival cultural es un cronotopo recurrente (aunque cambie de nombre): mezcla de talent’s show y kermesse, es un evento privilegiado para desplegar un argumento. Primero, porque es un momento extra-ordinario (fuera del orden común y corriente, no rutinario); en segundo lugar, porque se corresponde parcialmente con la definición bajtiniana de “carnaval(esco)”, es decir, una situación limitada temporal y espacialmente, donde los miembros de una comunidad están liberados de sus funciones normales y ocupan otras, burlescas, divertidas, estrafalarias (como disfrazarse de trogloditas). Sin embargo, continúa anclado en la cotidianeidad porque, muy aparte del ambiente festivo, las estudiantes se reparten una serie de tareas y responsabilidades que representan también un “simulacro” de trabajo. K-ON!! embellece incluso aquello considerado oscuro, marginal o desagradable, recubriéndolo de rostros encantadores que dotan de dimensiones moestáticas, por ejemplo, al tenebroso club de ocultismo, cuyas actividades bajo penumbra (nadie consideraría “kawaii” una ponencia sobre mutilación de ganado) son “domesticadas”, edulcoradas, es decir, vueltas adorables, ergo, inofensivas, una travesura. Ocurre cuando las chicas del Keionbu encuentran a las simpáticas frikis meganekko del ocultismo preparando su maqueta con muñecos de vacas y platillos voladores. El tema pierde toda seriedad cuando se reduce a ovnis de juguete colgando de hilos. El círculo se cierra cuando nuestras protagonistas transan amistad con las ocultólogas a pesar de interesarse en temas diferentes borrando siquiera la sospecha de marginalidad. Reina una armonía estética cuyo fundamento es la alegría que transmite el quinteto. Como nota aparte, su exposición acerca de la celebérrima Piedra Rosetta demuestra que la mejor manera de transmitir la egiptología y el esoterismo es empleando una pareja de atractivas kuuderes como voceras. De nuevo, K-ON! recubre de fórmulas arquetípicas embellecedoras allí donde un club de ocultismo real solo tendría nerds malolientes y gangosos. El mensaje es claro: el frikismo no solo es inocuo, sino también hermoso y deseable.

Retomando el hilo del yuri, que floreció a borbotones esta semana, parecen haberse definido con mayor claridad las posiciones de Yui-senpai y Azu-nyan en su intrincada relación. Ambas perspectivas fueron descritas en este episodio: la senpai tomando la iniciativa y ejerciendo el cortejo con insistencia, vale decir, arrinconando a su presa; mientras la kouhai opone una falsa y tsunderesca resistencia pues, en secreto, no puede dejar de pensar (y preocuparse) por su perseverante senpai. Esta dinámica se arrastra desde la primera temporada: Yui-senpai es una adoradora confesa de las cosas lindas y Azu-nyan es la definición personificada del sustantivo “lindura”. Yui-senpai propone, Azu-nyan dispone, pero ninguna renuncia a participar del juego. Este elemento está ausente en el manga, donde Azu-nyan siente una atracción más profunda por Mio-tan. El giro canónico impuesto por los guionistas del anime es obvio si recordamos que prescindieron de adaptar el episodio donde la kouhai le prepara chocolates a la bajista zurda por San Valentín, pues sería incompatible con la nueva versión donde YuiAzu (las guitarristas, vaya coincidencia) forman el binomio romántico por excelencia y basta este capítulo para demostrarlo. Yui-senpai no solamente le propone a Azu-nyan besarse delante del resto del Keionbu, sino que después, en evidente insinuación y aprovechando las connotaciones eróticas inherentes a “no quedarse dormido”, le guiña el ojo diciéndole: “Te mantendré despierta toda la noche, gatita”. Horas después, intentará tocarle la espalda y abrazarla por sorpresa. En conclusión, este sumario de pruebas consistentes indican que Yui-senpai ya se decidió definitivamente a seguir la ruta del lirio, en otras palabras, a volverse una lesbiana die-hard por Azu-nyan. En apariencia, la minina rechaza los acercamientos coquetos de la dojikko pero sus pensamientos en solitario delatan una dependencia emotiva por cuanto diga o haga la vocalista. La rutina básica de boke y tsukkomi es traducido en términos de erotismo moe (una tsundere cerebral contra una seductora/acosadora torpe).

Desde luego, hablamos del virginal universo de K-ON!! donde esta clase de avances eróticos permanecen para siempre en el terreno de la ambigüedad humorística: el yuri  no tiene relevancia dramática, solo sirve como gag en un microcosmos cerrado casi exclusivamente femenino, donde los hombres no participan (ergo, el deseo heterosexual tampoco es puesto en escena). Por tanto, la tensión lésbica que (quizá) existe entre ambos personajes carece de desarrollo porque esto significaría tomarlo en serio. El jugueteo con los límites del homoerotismo funciona justamente porque se mantiene en el limbo de lo incompleto. No ocultaré que YuiAzu me parece la pareja “semi-canónica” más interesante por cuán antagónicas y complementarias son sus componentes, y porque desafía el canon original del manga. Azu-nyan acude a ver Romeo y Julieta, pero de inmediato su subconsciente toma control de su perspectiva cual maquinita freudiana y termina fijándose solo en la actuación de Yui-senpai. Sus comentarios son sarcásticos, sin embargo, mientras el resto disfruta la obra ella está pendiente de la actriz que interpreta ¡a un árbol! La resistencia tsunderesca de Azu-nyan suele ser vulnerada siempre por la dulzura de Yui-senpai (véanse los episodios 9 y 16). Después de la sonrisa que dirige al mirar su rostro dormido y babeante, me animaría a afirmar que el muro acabó por derrumbarse, aunque Azu-nyan prefiera guardar en reserva sus sentimientos y seguir cumpliendo su rol de chica modesta. Y porque, reitero, el entramado cómico requiere salvaguardar la preciosa ambigüedad que genera tantas especulaciones, shippings, doujins, fanfics, fanart y retroalimenta el interés en la serie.

Para la próxima semana Houkago Teatime retorna a los escenarios. Espero que colmen mis austeras expectativas con, mínimo, dos canciones, pues ahora tendrán tiempo de sobra. Además de “U&I”, que espero sea otro éxito del moe-rock, me gustaría que interpretasen un fragmento de “Curry nocchi rice”, aunque los ensayos señalan que podrían repetir su tradicional “Fuwa fuwa time”.

12 comentarios

  1. YAY! jajajajaja
    Ay Dios….mira que si me he reido viendo el capítulo, me he reido el doble leyendo la redacción! o.ó jaja me encanta. Gracias por la revisión n.n (Estaba esperando este episodio desde que lo lei del manga TOT)

    14 agosto 2010 en 00:43

  2. Hablando del OP, cuando las chicas van a abrazar a Sawa-chan, Tsumugi es la primera en hacerlo xD

    14 agosto 2010 en 03:50

  3. cataliz

    uff tuve que leer tu informe con las letras muy grandes (se me perdió mis lentes T,T) .
    estuvo buenisimo el capitulo y junto con tu comentario elevó mi nivel de risas XD

    *Sobre el OP aparte del abrazo hacia Sawa-chan no hay que olvidar también del beso de elefante de Yui hacia los cachetes de Nodoka; se ve gracioso >3<

    14 agosto 2010 en 07:11

  4. Hideki

    Como se lo extrañaba señor!!!!!

    sin duda un capitulo precioso!!! (su analisis es, sin dudas, una delicia literaria)

    me gustaria saber su opinion con respecto al nuevo ED, yo estoy encantado con esa melodia…. y el video es impresionante…. aunque la vestimenta de las chicas es un poco comun en comparacion, por ejemplo, con el primero y el segundo….

    14 agosto 2010 en 17:35

  5. @Shini_SH
    Yo también estaba esperando ver cómo solucionaban el tema de las voces: Ritsu-sama continúa hablando como lady incluso fuera de escena… parece que se metió mucho en el personaje.

    @El-Digivice
    Tsumugi ya enfiló sus baterías yuri hacia Azu-nyan y Ritsu-sama. Lo de Sawa-chan viene desde la primera temporada. Pero parece que no hay “mutuo consentimiento”.

    @cataliz
    No pierdas los lentes!!
    Sobre el beso de Yui-senpai: a Nodoka le busca el cachete, pero cuando se trata de Azu-nyan, se lanza directo a otro lado.

    @Hideki
    Sobre el ED hablaremos en la reseña del capítulo 20. A mí también me encanta la canción.

    14 agosto 2010 en 19:49

  6. @Hideki
    Creo, en mi humilde opinión xD, que la única vestimenta que salió del grado de convencionalidad, es la del primer ending es más hasta no se me hacía extraño verlas así, la “inocencia” que guardan se les seguía notando vestidas con aquellos trajes, a partir del segundo y tercero yo si senti que por el contrario los trajes dejaron de ser comunes o.o Hasta para ellas, se ven geniales y Ritsu en el tercero sale AWESOME. TOT

    14 agosto 2010 en 20:13

  7. ojou yea!

    gracias

    15 agosto 2010 en 04:22

  8. danyami

    YO no veo K-ON, pero por lo q dices de este capitulo, voy a descargarlo para cuanto yuri tiene.

    15 agosto 2010 en 07:47

  9. Finalmente escribo en la entrada!!

    Por lo que veo los productores del anime barajan una relación entre las guitarras y desplazar a Mio con Ritsu… por una parte creo que Mio cae mejor como pareja yuri de Azu-nyan por cómo se complementan en personalidad, ambas son responsables y hasta cierto punto maduras.

    Ahora bien, ¿qué diferencias hay con el manga, suponiendo de partida que las extras no existen en el manga? No he leido el manga, pero me imagino que no está la historia de Romeo y Julieta tal como la hemos visto.

    Si bien estuvo entretenido en el punto de la obra en que Ritsu y Mio debieron intercambiar roles, bueno espero más dinamismo, ojalá que para el 20 con el concierto se reinvindiquen!!

    15 agosto 2010 en 10:01

    • Quien muestra más cambios entre manga y anime es Yui-senpai: en la adaptación animada, gana más habilidades con la guitarra y a pesar de sus descuidos, la gente reconoce que es buena. En el manga, por el contrario, parecería que nunca evoluciona. Punto a favor de KyoAni. Acerca de las parejas yuri, creo que tanto para kakifly como para KyoAni la dupla canónica es Mio-x-Ricchan. Me imagino que cuando vieron la mejor manera de trasladarlo al anime, la atracción de Azu-nyan por Mio-tan quedó fuera de lugar así que gradualmente han ido acercándola más a Yui-senpai (esta es otra diferencia: en el manga, la dueña de Gitah no acosa tanto a Azu-nyan, quien tampoco se muestra tan tsundere). En remplazo de la kouhai, Jun-chan ocupa su puesto como fangirl de Mio-tan (esto tampoco aparece en el manga). Creo que a partir de jugarse por parejas fijas, los adaptadores fueron moviendo piezas y al final incluso se comieron definitivamente un capítulo del manga (el mencionado episodio de los chocolates de San Valentín) porque era muy “Azusa-x-Mio”, es decir, incompatible con YuiAzu. Por el contrario, en el anime se inventan un capítulo dedicado a esta pareja (cuando Yui-senpai quiere agradar a la anciana y forma con Azu-nyan un dúo de guitarras). Al parecer el enfoque de los guionistas del anime es distinto al original y estos aspectos yuri influenciaron mucho a la hora de aplicar cambios.

      Otras diferencias: el anime viene adaptando casi todo el material del manga salvo dos cosas: los exámenes donde Yui-senpai saca notas más altas que todas y cuando Ui-chan ayuda a Azu-nyan a hacer chocolates. Algunos temas fueron simplemente cambiados de orden a otro más conveniente. Por ejemplo, el entrenamiento de Mio-tan en el restaurante de maids es un episodio aislado y suelto en el manga, mientras que el anime le otorga un lugar más justificado en el arco del festival. La obra de tearto nunca se muestra escenificada. Azu-nyan pasa una tarde con Mugi-oujosama pero no ocurre lo mismo con sus otras senpais. El live house, el concierto de Death devil y las alucinaciones de Azu-nyan son 100% obra de KyoAni, como también fue la maratón escolar. Las extras no figuraron siquiera en la imaginación de kakifly. Hay otros detalles menores pero creo que estos cambios fueron sustanciales.

      15 agosto 2010 en 14:33

  10. Kion

    Mmm… eso es verdad, pero en el mencionado capitulo de los chocolates es verdad que fue muy AzusaxMio, pero eso queda en segundo plano cuando miras detalladamente-me lo lei varias veces jeje-.
    En una escena dada Azusa medita hacerca de si a su admirada Mio-sempai le gustan los dulces y luego trata de averiguarlo preguntandoselo lo mas discreto posible,como si fuera algo sin importancia. Esto quedo en la ruina ya que Yui-sempai hizo un escandalo con su guitarra-extrañamente estaba practicando- a mitad de la pregunta de Azusa, haciendo que Azusa le gritara a Yui “Eres muy ruidosa! Baja el volumen! Estamos hablando de algo importante!!!”. Punto para Mio
    Al final del capitulo le entrega los dulces a las chicas, quedando satisfecha puesto que su Mio-sempai disfruto de los dulces,Yui-sempai entra en escena dandole a Azusa un regalo del dia blanco(cita requerida)-un caramelito, que aunque pequeño es dulce como la miel(exageracion requerida jeje)-. Azu-nyan responde “Es muy pronto”, Ritsu ” Es muy barato”. Hubiera sido perfecto si Azu-nyan no hubiera pisado “una mina”, segun Ritsu-dono.
    Aunque al final del dia Azusa piensa en Mio-sempai, el ultimo pensamiento se lo roba Yui-sempai-“Azunyan es increible!” segun el recuerdo de la kouhai-.
    En el manga Azusa recurrentemente piensa en Yui-sempai, de algun modo algo la inquieta sobre ella, convirtiendose Yui en el centro de su atencion por excelencia. Esto se demuestra mucho en el manga Re-start! de K-on! -estoy siendo injusto lo se, pues esto es informacion nueva…yo escribiendo casi un año y medio despues-.
    En uno de los capitulos finales de K-on!-antes de los examenes- Yui dice que “olvido algo”, abrazando asi a Azusa quien estaba totalmente desprevenida- quizas es el abrazo mas lindo… y largo que Yui le da a Azusa en el manga,dura cuatro paneles-, Azu-nyan, aunque afirma “yo queria que olvidaras esto” no se resiste al abrazo.
    Algo que cambiaron al final es que Azusa le pide a Yui que no se gradue, solo a ella. Mientras que en el anime, la cosa es al reves, aunque Yui es la que acapara toda la atencion.
    Es gracioso e interesante como KyoAni teje paralelismos con el manga. Haciendo que el la broma del novio de Ritsu en el manga se convirtiera en una mala pasada para Ritsu en el anime y como las situaciones que son mas YuixAzusa no sean tan YuiAsu en el anime-el ejemplo mas notable es ese que mencione-.

    4 noviembre 2011 en 23:13

  11. Kion

    Mmm… eso es verdad, pero en el mencionado capitulo de los chocolates es verdad que fue muy AzusaxMio, pero eso queda en segundo plano cuando miras detalladamente-me lo lei varias veces jeje-.
    En una escena dada Azusa medita hacerca de si a su admirada Mio-sempai le gustan los dulces y luego trata de averiguarlo preguntandoselo lo mas discreto posible,como si fuera algo sin importancia. Esto quedo en la ruina ya que Yui-sempai hizo un escandalo con su guitarra-extrañamente estaba practicando- a mitad de la pregunta de Azusa, haciendo que Azusa le gritara a Yui “Eres muy ruidosa! Baja el volumen! Estamos hablando de algo importante!!!”. Punto para Mio
    Al final del capitulo le entrega los dulces a las chicas, quedando satisfecha puesto que su Mio-sempai disfruto de los dulces,Yui-sempai entra en escena dandole a Azusa un regalo del dia blanco(cita requerida)-un caramelito, que aunque pequeño es dulce como la miel(exageracion requerida jeje)-. Azu-nyan responde “Es muy pronto”, Ritsu ” Es muy barato”. Hubiera sido perfecto si Azu-nyan no hubiera pisado “una mina”, segun Ritsu-dono.
    Aunque al final del dia Azusa piensa en Mio-sempai, el ultimo pensamiento se lo roba Yui-sempai-“Azunyan es increible!” segun el recuerdo de la kouhai-.
    En el manga Azusa recurrentemente piensa en Yui-sempai, de algun modo algo la inquieta sobre ella, convirtiendose Yui en el centro de su atencion por excelencia. Esto se demuestra mucho en el manga Re-start! de K-on! -estoy siendo injusto lo se, pues esto es informacion nueva…yo escribiendo casi un año y medio despues-.
    En uno de los capitulos finales de K-on!-antes de los examenes- Yui dice que “olvido algo”, abrazando asi a Azusa quien estaba totalmente desprevenida- quizas es el abrazo mas lindo… y largo que Yui le da a Azusa en el manga,dura cuatro paneles-, Azu-nyan, aunque afirma “yo queria que olvidaras esto” no se resiste al abrazo.
    Algo que cambiaron al final es que Azusa le pide a Yui que no se gradue, solo a ella. Mientras que en el anime, la cosa es al reves, aunque Yui es la que acapara toda la atencion.
    Es gracioso e interesante como KyoAni teje paralelismos con el manga. Haciendo que el la broma del novio de Ritsu en el manga se convirtiera en una mala pasada para Ritsu en el anime y como las situaciones que son mas YuixAzusa no sean tan YuiAzu en el anime-el ejemplo mas notable es ese que mencione-.

    4 noviembre 2011 en 23:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s