Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Angel Beats! 4: Strike, Yui-nyan~

Esta chica debió morir por sobredosis de Red Bull

Ahora comprendo la aversión de Yurippe hacia la imbecilidad de Hinata. Castigar a niñas lindas aplicándoles llaves de lucha libre no ayuda nada a hacerte popular con el sexo opuesto. Hubo béisbol, una desaparición frustrada e inesperadas risas malévolas. Este capítulo marcó el debut de Tenshi como coach.

Era previsible la incorporación de Yui al elenco protagónico, como anunciaban los trailers y porque desperdiciar tamaña personalidad, traviesa y espontánea hasta chirriarte los tímpanos, sería un pecado imperdonable después de demostrar sus cualidades para sustituir a Iwasawa en Girls Dead Monster durante el opening, dedicado a resaltar su magnífica imagen de loli hiperactiva con cola de diablesa; por desgracia, el clip alternativo de «My Soul, Your Souls» donde derrocha su simpatía pelirrosada, estuvo compuesto por paneos a imágenes estáticas de perfecta factura (ideales para un wallpaper), pero insuficientes para imaginarnos a Yui encabezando la formación de GirlsDeMo. Me refiero al estilo de performance, alejado del «cool beauty» de Iwasawa: según sus groupies, la pequeña suele realizar actuaciones callejeras, por tanto, las sospechas de convertir la rock band en grupo de idols es infundada. Sin embargo, Yui podría suministrarle un matiz kawaii metamorfoseando el rock-pop gracias a sus indudables cualidades moe: pocas chicas consiguen ejecutar un memorable «nyan~». A algunos lectores les molestará, pero admitámoslo, esta reciente captura del espacio rockero por parte de la estética moe, fundada supuestamente en las antípodas, es legado indiscutible de Houkago Teatime: reivindicar el mito del cuarteto o quinteto de chicas lindas que tocan sus propios instrumentos y componen sus propias canciones desbarató el encanto del formato «idol», tipo teen-pop. En tiempos de crisis, la mercadería derivada se torna primordial y lanzar un opening o inserted songs atractivos bajo la fachada de un grupo ficticio puede asegurar un primer lugar en los charts locales. Obviando su fallido intento por convencer a Yurippe y la plana mayor del SSS, donde acabó ahorcada por el cable del micrófono, Yui-nyan hizo olvidar la ausencia de Iwasawa e impuso un ritmo entre alocado y sarcástico al humor de Angel Beats! El carisma presencial de la guitarrista es insustituible en concierto, pero en veintitrés minutos, la locuaz Yui, una kouhai capaz de atestarle patadas giratorias a sus senpai, demostró que no ingresa de suplente, sino a implantar su personalidad. Agradecemos el exceso de cafeína (culpa del malhadado café Key que venden las máquinas expendedoras) por mantenerla hyper las veinticuatro horas.

El estreno en primera división de Yui-nyan coincidió con un capítulo anómalo en comparación a los tres anteriores. Agradezco este descanso conceptual porque las reseñas precedentes me resultaron densas para redactar por la complejidad de temas especulativos y teológicos que comentar. Además, los episodios de béisbol son un clásico inagotable del relleno. Cada serie parodia o aprovecha las circunstancias del juego según sus intereses narrativos, aunque existe una característica común: los personajes actúan de forma excepcional, sea cambiando de personalidad o exagerando sus rasgos más grotescos. Imposible hallar mejor contexto humorístico para situar como protagonistas a Yui y Hinata, dos figuras de orientación cómica que terminan mostrando ciertos destellos de cordura, en especial, cuando se trata de reconocer a un idiota (aho). La dinámica entre ambos es divertida, aunque la escasa inteligencia que despliegan casi siempre acaba resolviéndose en slapstick o chistes físicos, como el gag recurrente de Hinata escarmentando a su subordinada con llaves quebrantahuesos. La comedia relegó a segundo plano el trasfondo dramático e incluso lo ridiculiza cuando Yui, sin pretenderlo, «salva» a Hinata de desaparecer al impedirle atrapar una pelota y redimirse de sus errores del pasado cuando (se infiere) buscó refugio del fracaso deportivo en las drogas. La premisa del episodio es burlesca: Yurippe obliga a sus camaradas a «intervenir» el torneo escolar de béisbol de manera subversiva, entiéndase, participando sin haberse inscrito, retando a otros equipos para eliminarlos y clasificar en su reemplazo. A menos que nuestra anti-Haruhi considere este acto como guerrilla deportiva, le encuentro inconsecuente: el Escuadrón ganaría prestigio zurrándose en las normas, pero sería insuficiente para inspirar una rebelión como Iwasawa estuvo a segundos de provocar. Quizá pretendiera provocar a Tenshi (okey, la Presidenta del Consejo) burlándose de la institucionalidad, pero entonces, ¿no hubiese convenido que encabezara y dirigiese su propia selección de cuadros del SSS para saldar su bronca con el supuesto Ángel? Desde la platea es sencillo reírse como megalómana después de saborear un orgasmo de maldad. Tanta algarabía por adelantado colmó la paciencia de Tenshi que salió a encararlos acompañada por su amanerado vicepresidente (¡qué desagradables estos sobones que se alucinan elegantes!) y dispuesta a derrotarlos como entrenadora del equipo oficial del colegio. Yui-nyan no se deja amedrentar.

Jornada dura para Hinata, pues decide tomarse en serio la competencia y reclutar a los miembros con mejores condiciones atléticas entre los rebeldes, pero llega tarde, cuando Takamatsu y Takeyama ya convocaron a los únicos miembros cuerdos, y deberá recurrir al intratable de Noda, a Shiina que lleva semanas sosteniendo una escoba sobre su dedo índice derecho, y tres non player characters admiradoras de Yui-nyan. La búsqueda de jugadores se convierte en cacería de aho. Para empeorar, los ánimos del equipo son pésimos y Noda traslada su odio por Otonashi al campo, pero consiguen ganar valiéndose de maniobras heterodoxas. Los animadores se esforzaron por recrear un excelente día soleado con magníficos patrones de nubes. Estas circunstancias emotivas irán erigiendo el contexto donde emerge el adormecido pico melodramático o lacrimógeno, infaltable en Angel Beats!: al enfrentar a la escuadra comandada por Tenshi, Hinata recuerda su oportunidad perdida en vida, su deuda pendiente. El ambiente reproduce con exactitud ese momento y la excitación del triunfo se transforma en escalofríos que preludian su desaparición, por tanto, es probable que quien presienta sus últimos momentos en el limbo muestre esta clase de señales. Al parecer, Otonashi, que usualmente se manifestaba poco comprometido con la causa rebelde, se esforzará por impedir más despedidas imprevistas. Sin dudas, reacciona por amistad, pero su propósito revela que ha asimilado el discurso de Yurippe que considera negativa la desaparición (implique despertar, reencarnación, purificación, etc.): si creyera la contrario, hubiese alentado a Hinata a liberarse del lastre o karma y admitir la redención. El humor desinfló la tensión de manera abrupta pero entretenida gracias a la salvadora llave rompecuellos de Yui. Del relato de Hinata, podemos extraer una hipotética constante general: los personajes aseguran haber sufrido muertes trágicas, pero siempre parece faltar una pieza determinante en sus testimonios. Yurippe no revela las circunstancias de su deceso, Iwasawa estuvo en coma, Hinata no recuerda los sucesos con exactitud: estamos obligados a confiar en sus declaraciones, carecemos de otras fuentes fiables, sin embargo, ni siquiera ellos poseen pruebas factibles de su fallecimiento real.

En términos globales, un episodio diferente para variar el ritmo y reposar del bombardeo de información adscribible a los primeros capítulos, cuya función primordial es configurar el universo narrativo, sus leyes y expectativas y sembrar focos de tensión en el espectador. Habiendo aprendido las líneas básicas y conocido el carácter de los personajes, la serie puede darse el lujo de caricaturizarlos y burlarse del hecho luctuoso por excelencia. Habíamos advertido semanas atrás acerca del tratamiento original, entre dos extremos (uno cómico, otro elegíaco), que asignaba Angel Beats! al tema de la muerte. Un mismo episodio puede transitar de la sublimidad al ridículo (o viceversa), pues respecto del pasado, las experiencias son traumáticas e injustamente dolorosas, pero un presente sin muerte perpetua desensibiliza a quienes presencian un espectáculo antes lúgubre y ahora risible. Los personajes se encuentran empantanados en esa paradoja, por tanto (salvo Yurippe, dado su grado de resentimiento), susceptibles de desaparecer en cuanto se reencuentran y reconcilian con su pasado. La clave del giro humorístico es Yui, en concreto, su encantador diseño: sus accesorios de vestuario de dispar combinación con su personalidad buscan fundar una nueva clase de fetiche, la underground moe. Aparte de la vivaz colita, fíjense en las correas que utiliza como cintas para sus trenzas y los brazaletes en forma de grillete con eslabones de cadena. Si antes critiqué a NaGa por el pobrísimo diseño de Yurippe, la exótica apariencia de Yui-nyan me robó el corazón y aguardo con impaciencia sus próximas excentricidades.

3 comentarios

  1. Sertorio

    Los episodios de béisbol, tienen un merito impresionante: como hacer que el segundo deporte más coñazo jamás creado, sea divertido. (El más coñazo es el cricket claro)

    Pese a que en líneas generales estoy de acuerdo con todo. No creo que Otonashi tratara de salvar de la desaparición a Hinata, por que no creyera en que fuera a ir a un lugar mejor. Es decir no creo que pensara por un segundo en paraísos, karmas, reencarnaciones o salidas del coma, sino en perder para siempre a su único amigo, pues hasta ahora es el único con quien ha fraguado una relación de amistad, pese a las sospechas de Otonashi sobre las verdaderas intenciones de Hinata, ambos se ven el uno al otro como una persona a la que se pueden abrir.

    Cuando un buen amigo se va (y en este caso seria para siempre en todos los sentidos) estas jodido ya se vaya a rotular tierras en Siberia, o ha vivir su propio cuento de hadas.
    Ami modo de ver ese fue el verdadero motor de Otonashi, un punto egoísta, pero una muestra de afecto.

    Por otro lado a mi también me relaja que de vez en vez haya un capitulo de relax… mucho mejor eso que alargar con paja los arcos argumentales propiamente dichos.
    Podría poner mil ejemplos, pero eso seria otra discusión.

    27 abril 2010 en 15:37

  2. - Test Type -

    Aviso:

    Las apreciaciones siguientes seguro ya habrán sido deducidas por muchos, pero… ¡¿qué rayos?! Por la diversión xD.

    Dicho lo anterior, entonces procedo con los desvaríos. Conspiranoia Mode: ON

    A grandes rasgos considero a Yui como el exacto opuesto de Tenshi tanto en estética como en personalidad:

    1.- El cabello de Yui es un cálido rosa de tonalidad oscura, mientras el de Tenshi es un frío azul cielo cercano al blanco absoluto.

    2.- El diseño visual de Yui es una obvia referencia a la imagen icónica del Diablo, mientras Teshi, quien de momento no presenta rasgos físicos comparables con la representación clásica de ángel (obviando el OP, por supuesto), si se le atribuyen en cambio los propósitos y funciones de uno.

    3.- Yui es una extrovertida y enérgica loli que no vacila en expresar su sentir mediante su aguda voz, mientras Tenshi, como buena dandere, es un personaje en extremo reservado que solo habla cuando le es absolutamente necesario, haciendo uso de un tono vocal sin matices emocionales.

    4.- Durante la primera versión del OP pudimos observar y escuchar la interpretación de Tenshi con el piano, instrumento solista con regular presencia en composiciones de música clásica que, a su vez, esta asociada con la bellas artes y por tanto con las supuestas manifestaciones de lo divino; mientras en la segunda versión, apreciamos imágenes de Yui tocando la guitarra eléctrica, instrumento moderno esencial para la composición de música rock y sus derivados, que por desgracia, debido a su estridente y potente sonido, ha sido (y sigue siendo) asociado con expresiones demoníacas.

    5.- Durante su episodio debut, Yui se encargo de pegar los carteles promocionales sobre la presentación de Girls Dead Monster, para ser retirados posteriormente por Tenshi (al menos uno, precisamente el ultimo en haber sido pegado por la groupie).

    6.- El significado simbólico de los grilletes en las muñecas de Yui contrasta con el que recae sobre las alas que Tenshi despliega durante el opening en su primera versión, es decir, sometimiento y opresión frente a libertad y plenitud.

    Si bien es cierto que las comparaciones anteriores sean solo coincidencias originadas a consecuencia de la imaginación condicionada del staff creativo gracias a la temática de la obra, el misterio inherente a la misma por parte de las interrogantes ya planteadas, hace que la paranoia trabaje tiempo extra, otorgando así a tales curiosidades la posibilidad de un propósito oculto. En este caso, el incentivo para sospechar de cosas en apariencia triviales no fue su coincidentalidad, sino más bien lo que esta pudieran estar sugiriendo: http://img156.imageshack.us/img156/4900/whatif.jpg (en inglés).

    Por último, recordemos detenidamente a aquella tiernísima e hilarante diablilla… ¿no dicen que el Diablo se presenta de formas atractivas?: http://img88.imageshack.us/img88/3860/yuinyan.gif

    Conspiranoia Time: OFF

    P.D. Si, ya sé que las imágenes pude integrarlas en el comentario, pero no lo hice para ganar puntos en suspenso xD.

    1 mayo 2010 en 12:22

  3. Kevin-kun

    Si Yui-nyan es el diablo, ME VOY AL INFIERNO xD.
    Yui es uno de los pocos personajes de los cuales me he vuelto adicto :S, y no le veo nada de maligna, solo veo gente paranoica que en vez de disfrutar Angel Beats! se pone a buscarle puntos débiles, pero ni modo…

    17 noviembre 2010 en 02:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s