Tu pasaporte en español para disfrutar de un fuwa fuwa time intelectual

Mi presidente es un dibujo: política y animé

Es hora del cambio

Random Time ha propuesto a sus lectores una curiosa encuesta que valdría la pena comentar. El blogger nos pregunta “¿Por qué personaje de animé votarías en una elección presidencial?” En realidad, la web está repleta de sondeos similares (del tipo “Who is your waifu/husbando?”), e incluso los SaiMoe podrían concebirse como una especie de sufragio “universal” (salvo J-Saimoe que restringe demasiado el ingreso) cuyo propósito sería elegir a la reina de la temporada mediante métodos que intentan simular la praxis democrática (con fandoms en lugar “partidos”, black-horses, batacazos, etc). Sin embargo, la propuesta de Random Time y su ingenioso blogger -chileno, según declara- sería, hasta la fecha, la única en pretender compaginar las simpatías por personajes de ficción con preferencias políticas. Aunque discrepo un poco acerca de la lista de candidatos a disposición, si tomáramos en serio una circunstancia que parecería humorística o banal, ¿sería lo mismo confiarle los destinos de nuestras naciones -en especial, para la mayoría de nosotros hispanohablantes provenientes de países con altos índices de subdesarrollo- a Lelouch Lamperouge, a Mio Akiyama o a Tomoyo Sakagami? Si mañana debiéramos confrontarnos a la balota de votaciones y debiéramos dirimir entre Haruhi Suzumiya y Konata Izumi, ¿a cuál identificaríamos como el “mal menor”? Para ayudarlos a tomar una decisión compatible con las tendencias del electorado, me permitiré identificar a algunos personajes moe con sus respectivas cercanías partidarias. Pero ya saben, cada pueblo tiene el gobierno que merece (aunque a veces este axioma sea demasiado abusivo).

toloveru07-06

La derecha (ultra-)conservadora: Yui Kotegawa (To Love-Ru). Para quienes creen que los valores, la moral, la familia y las buenas costumbres son más importantes que la libre expresión del individuo, la candidata ideal para representarlos sería la delegada del Comité de Moral Pública, una verdadera dama de hierro al estilo de la recordada Margaret Thatcher. El programa social de Kotegawa es draconiano: mano dura contra el crimen, aunque deba recortarse por momentos las libertades esenciales; rígida defensa de las leyes por encima de los hombres; y, por tanto, represión al desborde popular, mínima tolerancia a los reclamos de las minorías y reducción de los programas de asistencia.

shimako-toudouLa democracia cristiana: Shimako Toudou (Marimite). También conservadores, pero menos inflexibles, quizá porque se amparan en encíclicas papales e intentan coligar su discurso católico de solidaridad y templanza con sus convicciones derechistas. ¿Quién mejor que la flor y nata del colegio Lillian para encabezar su candidatura? Shimako insiste también en valores, pero de manera gaseosa e idealista, siempre y cuando nadie corra por los pasillos ni arrugue sus faldas de pliegues bien planchados. Propone mayor apertura al asistencialismo mediante un pacto entre los sectores dirigentes (onee-sama) y proletarios (imouto) para evitar, mediante el intervencionismo moderado, que el “sucio capitalismo” invada sus inmaculados corazones.

minamotoEl liberalismo: Chikaru Minamoto (Strawberry Panic!). Quienes alientan un gobierno mínimo, desprejuiciado, dispuesto a ampliar las libertades políticas y económicas, y defienden la libre asociación, la espontaneidad y la iniciativa privada, encontrarán una candidata ideal en la Presidenta del Consejo del Colegio LeRim, una chica con experiencia en la administración y visión gerencial. Entre sus propuestas sociales se cuentan la defensa plena de la libertad de expresión, el aliento a la pequeña y mediana empresa (en especial, clubes estudiantiles con menos de cinco integrantes) y la legalización del matrimonio gay, además de privatizar el gimnasio, la biblioteca, la parroquia, la laguna, la residencia Strawberry y los baños de la escuela.

CLANNAD - 16 - Large 07El ecologismo: Tomoyo Sakagami (CLANNAD). Aunque no puede revertirse los daños causados por la industria al ecosistema, el lema de Tomoyo es “pensar globalmente, actuar localmente”. Basados en una doctrina comunitarista, los partidos verdes abogan por un mejor entendimiento entre el desarrollo y la naturaleza, asumiendo que debe dejarse un legado para las generaciones futuras. El programa de gobierno de Tomoyo tendrá como punto simbólico la defensa de los consabidos árboles de cerezo y la revisión de los contratos de construcción de fábricas, departamentos o restaurantes de las zonas aledañas exigiendo a las empresas la debida cuota de responsabilidad social.

hina-ftwEl socialismo: Hinagiku Katsura (Hayate no Gotoku!). Los socialistas o social-demócratas han venido moderando y actualizando su discurso, de forma que, siendo antes un poco rojos, ahora son rosados. Una chica de cabello rosa, con dones de mando y preocupada por su comunidad, proveniente de la clase media, representaría a la perfección los ideales colectivistas de un gran sector de las masas. El plan de gobierno de Hinagiku consiste en contener la expansión desmesurada de los intereses del empresariado mercantilista (la Superintendente del colegio, por ejemplo) y reconducir la inversión al bienestar social de su comunidad. Mientras tanto, nos convencerá de subirnos los impuestos y simulará ser revolucionaria por breves instantes, pero luego volverá a calmarse. Así de tsundere es el socialismo.

KallenLa extrema izquierda: Kallen Stadtfeld Kouzuki (Code GEASS). ¿Tu idea de política es armar jaleo, organizar una huelga porque subieron el precio de la remolacha, cometer algún inocente atentado, fabricar bombas molotov y fundar comités de lucha? ¿Te sientes asfixiado por el sistema, las corporaciones, el imperialismo? Tu candidata es Kallen, una mujer discriminada, pero indómita que resiste a la explotación. Su discurso es esencial y carece de plan de gobierno, salvo dinamitar y aplastar lo que otros construyeron. Derrocar a la dictadura es el objetivo primordial, aunque se sospecha que después impodrán a otro tiranuelo al estilo Lelouch.

haruhi-3

El autoritarismo populista: Haruhi Suzumiya. No es derecha ni izquierda, porque al final, si votas por Haruhi, es porque eres masoquista, te encanta el azote, el abuso, la desinformación, la intimidación (pregúntenle al Presidente del Club de Informática) y que otros decidan por ti. Al final, devendrá en una suerte de teocracia (el haruhiismo). Mejor dicho, ¿qué sentido tiene votar por Haruhi? Ella no se presentaría a los comicios. Montaría un golpe de Estado y tomaría el poder.

4 comentarios

  1. Pingback: Parece que “Endless Eight” sera literalmente… endless « It's Random Time!

  2. exelente articulo! no conosco a todas las candidatas pero,votaria por tomoyo o por chikaru pero jamas por haruhi eso es como no votar.

    26 junio 2009 en 16:55

  3. El socialismo es Tsundere xD
    Pues ninguna opcion me convence pero es interesante el analisis que hace

    1 julio 2009 en 19:28

  4. Haruhi es lo que se requiere en LatAm, una mano dura que ponga las cosas en orden.

    Rpta del blogger: Ahora que lo mencionas, olvidaba que la diferencia entre Yui (la derecha) y Haruhi (el autoritarismo) es que Yui es una celosa defensora de la ley, pero para Haruhi ella es la ley.

    3 julio 2009 en 03:49

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s